¡Siguenos!

Internacional

Suman dos millones 34 mil pacientes con COVID-19 en el mundo

Publicada

on

Londres, 15 Abril 2020.- El número de casos de coronavirus en el mundo ya sobrepasó los dos millones, mientras que el número de muertes alcanzó los 133 mil 261, según los datos del conteo de la Universidad Johns Hopkins.

En total dos millones 34 mil 425 pacientes se han registrado con el coronavirus, en tiempos en que algunos países intentan relajar las medidas de confinamiento y otros debaten las fechas para reabrir la economía.

El país con un mayor número de casos y decesos es Estados Unidos que hasta ahora suma 619 mil 607 positivos y 27 mil 760 muertes, el estado de Nueva York es el epicentro de la enfermedad, donde hasta ahora han fallecido 11 mil 586 personas.

España e Italia siguen en la lista de los países más afectados con 177 mil 633 y 165 mil 155 positivos respectivamente, mientras en Italia se registraron más de 21 mil muertes y en España 18 mil 579 en total.

Como nuevas medidas preventivas el estado de Nueva York solicitó que los ciudadanos que salgan a las calles utilicen siempre cubrebocas que proteja nariz y boca, mientras que Vietnam lanzó un decreto para combatir notas falsas en sus medios locales al respecto de los contagios.

Algunos países han tomado la decisión de relajar algunas medidas de confinamiento, como Pakistán, Finlandia, la India en las zonas rurales, Alemania, Jordania e Irlanda del Norte, mientras Portugal anunció que ha logrado aplanar la curva de crecimiento de la enfermedad y Dinamarca permitió que los menores acudieran a la escuela.

Como medidas económicas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que le dará un fondo de emergencia como soporte a Níger y Burkina Faso, mientras los países del G20 aprobaron una pausa en el pago de deuda de los países pobres.

En cuanto al anuncio de Donald Trump sobre un freno a la entrega de recursos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) se pronunciaron en contra China y Alemania en conjunto con el resto de la Unión Europea.

Por su parte el director de la OMS Tedros Adhanom afirmó que la relación de la institución con Estados Unidos ha sido buena en el pasado y tiene confianza en que continuará de esta manera, también remarcó que espera que esto no interrumpa la lucha global contra el coronavirus, ya que el país da uno de los principales aportes a la institución.

En repetidas ocasiones el Adhanom ha llamado a que no se politice la crisis del coronavirus, aunque el intercambio de acusaciones entre China y Estados Unidos ha complicado el tratamiento del problema.

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Aumentan ciberataques contra desarrolladores de vacunas

Publicada

on

Los últimas afectados fueron los desarrolladores de la vacuna de AstraZeneca. Previamente, los empleados del fabricante de Oxford en el Reino Unido habían recibido correos electrónicos falsos con lucrativas ofertas de trabajo, informó la agencia de noticias Reuters a finales de noviembre. Los piratas informáticos habían empaquetado herramientas de ataque digitales en sus correos electrónicos con los que querían acceder a las computadoras de los desarrolladores de vacunas. Reuters, citando fuentes anónimas, informó que los métodos utilizados en el ataque apuntaban a Corea del Norte como el autor.

Las vacunas o fármacos contra el coronavirus son en este momento el diamante de la industria farmacéutica. Se han invertido y se están invirtiendo inmensos recursos en su desarrollo. El bienestar o la desgracia de las economías, de naciones enteras, dependen de estos productos. El precio se disparó en las bolsas de valores mundiales a principios de noviembre después de que los fabricantes de vacunas BioNTech y Pfizer anunciaran que el efecto protector de su vacuna habla por sí solo.

¿Alto nivel de amenaza?

No es de extrañar que algunos estén buscando un atajo en este momento y quieran beneficiarse de las investigaciones externas. Y el medio de elección para el espionaje industrial en la era digital es ahora el ciberataque.

En consecuencia, el presidente de la Oficina de Seguridad en Tecnología de la Información de Alemania (BSI, por su siglas en alemán), Arne Schönbohm, estima que la amenaza para las empresas farmacéuticas y los fabricantes de vacunas alemanas es alta. Schönbohm explicó a Deutsche Welle que la BSI se había enterado de varios ataques a empresas farmacéuticas e institutos de investigación o universidades. «Todavía existe el riesgo de ataques dirigidos contra las instituciones de investigación», advirtió el presidente de la BSI.

Como autoridad federal de seguridad cibernética, la BSI ha emitido advertencias a las empresas alemanas. También asesora a las empresas sobre cómo pueden protegerse a sí mismas, así como a sus proveedores y prestadores de servicios, de los ataques.

Serie de ciberataques

Todavía no se ha informado de ningún caso de un ciberataque exitoso contra una empresa farmacéutica en Alemania. Pero no solo el caso de AstraZeneca muestra lo peligrosa que es la situación. A mediados de noviembre, un alto directivo de Microsoft informó en un blog de la empresa sobre ciberataques a siete fabricantes de vacunas de renombre en Canadá, Francia, India, Corea del Sur y Estados Unidos. Un grupo de hackers de Rusia y dos de Corea del Norte fueron los autores de los ataques. Se dice que los tres grupos están en contacto con agencias gubernamentales.

En octubre, la empresa estadounidense de ciberseguridad Crowdstrike informó sobre ataques a laboratorios de vacunas japoneses. Se presume que los ataques provinieron de China.

En una declaración conjunta en julio, los servicios secretos de EE. UU., Canadá y Gran Bretaña responsabilizaron a los piratas informáticos rusos de los ataques a organizaciones involucradas en el desarrollo de vacunas. En el Centro Nacional de Seguridad Cibernética británico, NCSC, el grupo de piratería llamado APT 29 («advancedpersistentthreat”) se centró en el «robo de propiedad intelectual valiosa». APT 29, también conocido con el nombre de «Cozy Bear», funciona, según el NCSC, «con una cercana probabilidad» como parte del servicio secreto ruso.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, también se quejó de que era «completamente inaceptable que los servicios de inteligencia rusos estén apuntando a quienes están trabajando para combatir la pandemia de coronavirus». Por su parte, Rusia ha rechazado las acusaciones y ha dicho que son infundadas.

Al experto en ciberseguridad finlandés Mikko Hypponen básicamente no le sorprende el espionaje industrial en nombre del Estado. «La misión de los servicios secretos es proteger a sus países de ataques», dijo Hypponen en una entrevista con DW. «Así que no es sorprendente que los organismos de inteligencia estén tratando de obtener una ventaja que los ayude a defender a su nación contra una pandemia», agregó.

En ese sentido apunta también el informe más reciente de seguridad alemán: «Las potencias extranjeras utilizan todos los recursos y medios disponibles de acción encubierta contra la República Federal de Alemania para defender sus intereses». El mismo informe también dice: «Los servicios de inteligencia de Rusia y la República Popular de China en particular están desarrollando actividades de ciberespionaje contra las agencias alemanas». En el informe también se describe a «Cozy Bear» como «un grupo de atacantes rusos que ha estado activo por lo menos desde 2004, con víctimas en todo el mundo».

Sigue leyendo

Internacional

China rechaza que sea «la mayor amenaza para la democracia y la libertad en el mundo»

Publicada

on

El jefe de inteligencia de EE. UU. también había expresado que China «busca subordinar los derechos del individuo a la voluntad del Partido Comunista». Pekín reaccionó al decir que «dejen de difundir su virus político».

El jefe de inteligencia de Estados Unidos, John Ratcliffe, calificó el jueves a China como «la mayor amenaza para la democracia y la libertad en el mundo» desde la Segunda Guerra Mundial, una acusación que Pekín rechazó este viernes (04.12.2020).

«La República Popular China representa hoy en día la mayor amenaza para Estados Unidos y la mayor amenaza para la democracia y la libertad en el mundo desde la Segunda Guerra Mundial», escribió Ratcliffe en el diario estadounidense Wall Street Journal (WSJ).

Este viernes, la portavoz del ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, rechazó las acusaciones como «mentiras y rumores destinados a desacreditar a China».

«Esperamos que los funcionarios de Estados Unidos finalmente respeten los hechos y dejen de inventar y difundir su virus político», dijo.

En su artículo, Ratcliffe denunció el robo por parte de China de secretos comerciales y tecnología de defensa de Estados Unidos y acusó a Pekín de usar agentes para influenciar o socavar a los congresistas estadounidenses con objetivos económicos.

«Nuestro servicio de inteligencia muestra que Pekín lleva a cabo regularmente este tipo de operaciones de influencia en Estados Unidos», escribió. «Los líderes de China buscan subordinar los derechos del individuo a la voluntad del Partido Comunista Chino», añadió.

«China roba la propiedad intelectual de las empresas estadounidenses, replica la tecnología y luego reemplaza a las compañías estadounidenses en el mercado global», acusó.

Por otra parte, Washington anunció el jueves restricciones a los viajes a Estados Unidos de los miembros del Partido Comunista Chino. Según el Departamento de Estado, los miembros del partido en el poder en China son «hostiles a los valores estadounidenses» y llevan a cabo «actividades perjudiciales».

(Agencias AFP, AP, Reuters)

Sigue leyendo

Internacional

ONU: Gobernantes buscan una salida a la pandemia

Publicada

on

El presidente de la Asamblea General de la ONU inauguró el jueves la primera sesión especial del organismo dedicada al COVID-19, que calificó de momento histórico para forjar un camino hacia la salida de la pandemia, garantizando que todos en el mundo tengan acceso a vacunas y se movilicen los recursos financieros para “una recuperación inclusiva y resistente”.

Volkan Bozkir dijo que el mundo requiere de la ONU liderazgo y medidas frente “al mayor desafío que enfrenta nuestro mundo hoy”.

“Este no es el momento hacer acusaciones”, dijo. “Nos hemos reunido aquí para forjar un camino hacia adelante y poner fin al sufrimiento de los pueblos a los que servimos”.

Un centenar de jefes de estado o gobierno y varias decenas de ministros prevén hablar durante la sesión especial, que será principalmente virtual. Para empezar, Bozkir pidió a los embajadores y diplomáticos de los 193 países miembros, todos con mascarilla, que se pusieran de pie en silencioso homenaje a las 1,5 millones de personas que han muerto de COVID-19.

Dijo que la sesión es “una prueba para el multilateralismo” y que está claro lo que el mundo debe hacer: garantizar el acceso justo y equitativo a las vacunas contra el COVID-19, colaborar “para proteger los países más vulnerables”, garantizar recursos suficientes para una recuperación económica que supere los niveles prepandemia y asegurar que las medidas respeten los derechos humanos y no socaven las instituciones democráticas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que desde el comienzo de la crisis del COVID-19 a principios de año la Organización Mundial de la Salud proporcionó información y recomendaciones que deberían haber servido de base para una respuesta global coordinada. Desgraciadamente, no se aplicaron muchas de las recomendaciones y algunos países ignoraron o rechazaron la orientación.

“Y cuando los países siguen su propia dirección, el virus se va en todas las direcciones”, reiteró.

“Tras casi un año de iniciada la pandemia, enfrentamos una tragedia humana y una emergencia de salud pública, humanitaria y de desarrollo”, dijo Guterres. “Por primera vez desde 1945, el mudo entero enfrenta una amenaza común, independientemente de la nacionalidad, la etnicidad o la fe… El impacto social y económico de la pandemia es enorme y está creciendo”.

Si bien las vacunas estarían disponibles en las próximas semanas o meses, “una vacuna no puede deshacer el daño que se extenderá por años, incluso décadas”, enfatizó.

Mencionó el número creciente de personas que caen en la pobreza extrema, la amenaza de una hambruna inminente y la perspectiva de “la mayor recesión global en ocho décadas”.

(Agencia AP)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.