¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Síndrome Post COVID: cuáles son las 5 preguntas que la ciencia aún debe responder

Publicada

on

  • Uno de cada 10 infectados tendría secuelas como trombosis, alteraciones en el corazón y problemas del sueño, entre otros. Se han descrito hasta 205 síntomas posteriores a la infección aguda

Le llaman Post COVID, COVID prolongado, o COVID largo, y es el trastorno de larga duración que puede surgir tras desarrollar la infección aguda por el coronavirus. Le afecta a grandes y a niños. “Los niños sí tienen COVID largo, sin duda”, dijo Anthony Fauci, el líder de la respuesta a la pandemia en los Estados Unidos. Hoy se estima que habría hasta 205 síntomas diferentes asociados al Post COVID.

Fatiga, tos seca, dificultad para respirar, dolores de cabeza y musculares están entre los síntomas más comunes del Post COVID. El equipo dirigido por Athena Akrami, neurocientífica del Colegio Universitario de Londres, encontró 205 síntomas en un estudio de más de 3.500 personas. Hacia el sexto mes, los más comunes eran “la fatiga, el malestar postesfuerzo y la disfunción cognitiva”. Esos síntomas fluctúan, y las personas suelen pasar por fases en las que se sienten mejor y días en los que vuelven a recaer.

En enero pasado, pasó a ser reconocido como una preocupación de salud pública. La Organización Mundial de la Salud revisó sus pautas sobre el tratamiento de la COVID-19 e incluyó la recomendación de que todos los pacientes deben tener acceso a la atención de seguimiento en caso del Post COVID.

Los organismos de financiamiento también le están prestando atención. El 23 de febrero, los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos anunciaron que dedicarían 1.150 millones de dólares en cuatro años a la investigación de la COVID larga. En el Reino Unido, el Instituto Nacional de Investigación Sanitaria (NIHR) anunció en febrero que invertiría 25,8 millones de dólares para financiar cuatro estudios sobre la COVID larga, y al mes siguiente lanzó otra ronda de financiación.

En abril pasado, la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), por instrucción del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Argentina, lanzó una convocatoria para que se generen redes de investigación de instituciones públicas y privadas para proyectos que estudien el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de las secuelas de la enfermedad. Las iniciativas seleccionadas recibirán financiamiento de hasta 10 millones de pesos cada una de un total de 75 millones de pesos.

Aquí van 5 de las preguntas que la ciencia tendrá que responder para atender mejor a millones de pacientes, y con la posibilidad de prevenir el impacto.

1- ¿Cuántas personas padecen el Post COVID?

Cada vez está más clara la prevalencia global del COVID largo, gracias a una serie de estudios, pero no se sabe con certeza quiénes tienen más riesgo y por qué sólo afecta a algunos. Los primeros trabajos se centraban en las personas que habían sido hospitalizadas por COVID-19 aguda. Ani Nalbandian, cardióloga del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y sus colegas recopilaron nueve de estos estudios para una revisión publicada el 22 de marzo. Descubrieron que entre el 32,6% y el 87,4% de los pacientes tuvieron al menos un síntoma que persistía después de varios meses.

Sin embargo, la mayoría de las personas con COVID-19 nunca están tan enfermas como para ser hospitalizadas. La mejor manera de evaluar la prevalencia de la COVID de larga duración es hacer un seguimiento de un grupo representativo de personas que hayan dado positivo en los testeos para COVID-19. La Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS) está siguiendo a más de 20.000 personas que han dado positivo desde abril de 2020. Hasta el momento, reportó que el 13,7% seguía informando de síntomas después de al menos 12 semanas.

De acuerdo al seguimiento en Inglaterra, más de una de cada 10 personas que se infectaron con el coronavirus han pasado a tener Post COVID. Si la prevalencia en el Reino Unido es aplicable a otros lugares, serían más de 16 millones de personas en todo el mundo que sufrirán el síndrome.

2- ¿Hay personas que están en mayor riesgo del Post COVID?

La enfermedad parece ser más frecuente en las mujeres que en los hombres. En el seguimiento que hace en el Reino Unido, el 23% de las mujeres y el 19% de los hombres seguían teniendo síntomas cinco semanas después de la infección. Rachael Evans, científica clínica de la Universidad de Leicester, comentó en la revista Nature: “Si eres hombre y contraes COVID, tienes más probabilidades de ir al hospital y de morir. Sin embargo, si sobrevives, en realidad son las mujeres las que tienen muchas más probabilidades de sufrir los síntomas continuos”.

También existe una distribución por edades. El Post COVID sería más frecuente en personas de mediana edad: la prevalencia era del 25,6% a las 5 semanas para quienes tenían entre 35 y 49 años en el registro del Reino Unido. Es menos común en personas más jóvenes y en personas mayores, aunque Evans afirma que este último hallazgo se debe probablemente a un “sesgo de supervivencia”, ya que muchas personas mayores que han tenido COVID-19 han fallecido.

También afecta a los chicos. En niños de 2 a 11 años, se estima que el 9,8% de los que dan positivo en el hisopado siguen teniendo síntomas después de al menos 5 semanas. Sin embargo, algunos profesionales médicos aún le restan importancia a la posibilidad de que los niños tengan el Post COVID.

3- ¿Qué pasa en el cuerpo humano para que el Post COVID se desarrolle?

Si alrededor del 10% de las personas infectadas por el coronavirus contraen el Post COVID como sugieren los datos del Reino Unido, aún hay incertidumbre sobre por qué ocurre. Aún no existe una explicación clara. Hasta ahora, se sabe que la etapa aguda termina cuando el paciente se recupera, pero hay evidencias de que fragmentos del virus, como las moléculas de proteínas, pueden persistir durante meses, en cuyo caso podrían alterar el organismo de alguna manera aunque no puedan infectar las células.

Otra posibilidad es que el Post COVID se deba a que el sistema inmune reacciona para controlar la infección por el coronavirus con una respuesta desmedida que termina dañando al mismo organismo. Es decir, podría ser una enfermedad autoinmune. Existen antecedentes de otras infecciones virales con secuelas, y la investigación científica tendría que demostrar esa hipótesis. También los datos preliminares sugieren que el Post COVID podría ser varios trastornos agrupados en uno solo.

El estudio PHOSP-COVID ya reclutó a más de 1.000 pacientes del Reino Unido y ha tomado muestras de sangre para buscar indicios de inflamación, problemas cardiovasculares y otros cambios. En Estados Unidos, Steven Deeks, investigador en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, reclutó 300 pacientes de COVID-19, a los que se ha hecho un seguimiento cada cuatro meses y han dado muestras de sangre y saliva. El equipo ha encontrado niveles alterados de citoquinas -moléculas que ayudan a regular las respuestas inmune- en la sangre de las personas que han padecido COVID-19. Una señal de que el sistema inmune podría estar desequilibrado.

Consultado por Infobae, Andrés Espejo, profesional del Servicio de Clínica Médica del Hospital Universitario Austral, señaló: “El Post COVID recién se está empezando a conocer. Aún no es clara la fisiopatología. Por ahora, es el conjunto de síntomas y signos que se desarrollan después de la infección aguda por el coronavirus. Seguramente el sistema inmune está involucrado en el mecanismo por el cual aparece el Post COVID, pero rotularla como enfermedad autoinmune no es posible hoy porque falta más investigación”.

4- ¿Hay alguna relación entre el Post COVID y otros síndromes post-infección?

Las enfermedades que persisten después de una infección están recopiladas en la literatura científica desde hace 100 años. Anthony Komaroff, médico de medicina interna de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, EE.UU., señaló durante un seminario web organizado por MEAction, una organización con sede en Santa Mónica (California) que trabaja para concienciar sobre la encefalitis miálgica, también conocida como síndrome de fatiga crónica. Las personas que padecen esta enfermedad debilitante se agotan incluso después de una actividad leve, además de experimentar otros síntomas como dolores de cabeza.

No es raro que una infección desencadene síntomas duraderos. Un estudio de 253 personas a las que se les diagnosticó ciertas infecciones víricas o bacterianas descubrió que, después de 6 meses, el 12% declaraba tener síntomas persistentes que incluían “fatiga incapacitante, dolor musculoesquelético, dificultades neurocognitivas y alteraciones del estado de ánimo “. Este porcentaje es similar a la prevalencia de Post COVID observada en el Reino Unido.

Para tener más comprensión del problema, se largó el estudio llamado DecodeME que pretende reclutar a 20.000 personas para encontrar los factores genéticos que contribuyen al síndrome de fatiga crónica. Con este trabajo, se espera aportar respuestas a personas que han tenido secuelas de diferentes infecciones.

5- ¿Cómo se puede ayudar a las personas con Post COVID?

En este momento, las opciones son bastante limitadas, porque el trastorno se conoce muy poco. Pero ya hay hospitales públicos y privados que han creado laboratorios o centros de seguimientos para las personas con Post COVID. En Alemania, una empresa llamada MEDIAN ha empezado a aceptar a personas con COVID larga en algunas de sus clínicas de rehabilitación privadas. En Inglaterra, el Servicio Nacional de Salud ha destinado 10 millones de libras esterlinas a una red de 69 clínicas que han empezado a evaluar y ayudar a las personas con esta enfermedad.

“Escuchamos al paciente y le preguntamos si tienen problemas de sueño. Porque puede ser el motivo del cansancio. A veces al ir a la consulta, el paciente puede entender que la tos puede durar un tiempo y encuentra contención y no tiene que volver a consultar”, dijo a Infobae días atrás la médica Elena Obieta, jefa del servicio de enfermedades transmisibles y emergentes de la Municipalidad de San Isidro y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología.

Ante cualquier síntoma después de pasar por la infección aguda del COVID-19, hoy se sugiere consultar al médico. El profesional de la salud preguntará sobre los síntomas y el impacto que tienen en la vida de la persona. Es posible que sugiera algunos estudios para conocer mejor los síntomas y descartar otras causas. Entre esos estudios, se puede incluir un análisis de sangre, comprobar la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y una radiografía de tórax, según la situación de cada paciente.

(Fuente: infobae)

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

El truco para dejar de ver un grupo en WhastApp

Publicada

on

Todos los días se envían millones de mensajes a través de WhatsApp. Esta app se ha convertido en la favorita para mantener comunicación a nivel personal o profesional. Entre las funciones más utilizadas está la creación de grupos que dan la oportunidad de enviar el mismo mensaje a diversas personas al mismo tiempo, lo que puede ahorrar mucho tiempo, y sobre todo, fomentar la conversación y participación entre las personas. Pero como no siempre queremos seguir recibiendo el contenido de algunos chats compartidos, te vamos a dar un truco para poder dejar de ver un grupo sin tener que salirte y herir sentimientos.

Si ya estás harto de los mensajes de buenos días que se envían cada día en tu grupo familiar, o de los chistes pesados que se hacen en tu grupo de excompañeros de la escuela no te preocupes, podrás silenciarlos de una manera sencilla y sin dejar huella para que nadie se ofenda, y mejor aún, sin que tengas que decir que fue un accidente y te vuelvan a incluir en la conversación.

Para silenciar un grupo lo único que tienes que hacer es abrir WhatsApp, ir al chat que te está molestando, da clic en los tres puntos que se ubican en la esquina superior derecha de tu pantalla y elige la opción Silenciar notificaciones, podrás elegir entre 8 horas, una semana o siempre. Selecciona la que te parezca mejor y listo.

Recuerda que puedes quitar esta opción volviendo a entrar al menú y eligiendo Mostrar notificaciones. Y si después de todo quieres saber qué es lo que está pasando en el grupo podrás ver todo de forma manual, es decir, ya no te aparecerán las ventanas emergentes, pero podrás entrar al chat siempre que quieras.

Y si quieres que el chat deje de aparecer estos son los pasos que debes seguir:

Ingresar al chat grupal de WhatsApp del que quieres salir.

Da clic en los tres puntos en la esquina.

Luego selecciona la opción que dice “Info. del grupo” y pulsa en silenciar las notificaciones Siempre.

Después, regresa y vuelve a ingresar a “Info. del grupo” solo que ahora entra en la opción de “Personalizar notificaciones” y ahí activa la ventana de Notificaciones personalizadas para que se ilumine la opción de “Notificaciones de Alta Prioridad” que deberás desactivar.

Tras esos pasos nunca volverás a ver notificaciones ni recibirás alertas. Además, la descarga de conversaciones quedará paralizada siempre y cuando no tengas activa la función para descargar automáticamente los archivos que recibes en tu celular.

Si además de eso lo que quieres es dejar de ver que están llegando mensajes, tienes que archivar el grupo, esto con la finalidad de que no vuelvas a ver lo que han escrito. Para ello abre WhatsApp y mantén presionado el chat que quieras eliminar, en la parte superior verás el ícono de un archivo con una flecha, da clic y quedará archivado por lo que dejarás de verlo en tu pestaña de Chats.

Para desarchivarlo desplázate hacia la parte inferior de la pestaña de Chats, da clic en Chats archivados y mantén presionado el chat que quieras volver a ver.

Finalmente, si tienes un celular Android puedes descargar la app GroupXiT desde la Play Store, cuando la abras te aparecerán todos los grupos de WhatsApp, selecciona el que no quieres mantener y pulsa “OK” para abandonarlo. Sin embargo, dado que se trata de aplicación ajena la app de mensajería te recomendamos tener mucho cuidado con los permisos que le das además de desinstalarla una vez que la hayas ocupado.

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Crean una bacteria sintética que resiste a los virus

Publicada

on

La revista Science publica esta semana un estudio que muestra el desarrollo pionero de una cepa sintética de E. coli para que sea ‘prácticamente invencible’ a la infección viral. Con ello, los autores han demostrado que la producción eficiente de proteínas que no existen en la naturaleza es posible

Investigadores del Consejo de Investigación Médica de Cambridge (Reino Unido) han creado, mediante ingeniería genética, una cepa sintética de E. coli en la que incluyeron varios aminoácidos no estándar. De esta manera, consiguieron que la bacteria sintética estuviera protegida de la infección viral.

Su trabajo, publicado esta semana en la revista Science, es uno de los primeros en diseñar proteínas utilizando no uno sino varios aminoácidos no canónicos (ncAA), es decir, cientos de moléculas que pueden encontrarse en la naturaleza o en el laboratorio pero que los organismos no usan de forma innata.

“La capacidad de generar proteínas de diseño utilizando múltiples ‘bloques de construcción’ no naturales desbloqueará innumerables aplicaciones, desde el desarrollo de nuevas bioterapias hasta biomateriales con propiedades innovadoras”, escriben Delila Jewel y Abhishek Chatterjee en un artículo relacionado.

Para que nos entendamos, en la naturaleza los sistemas biológicos utilizan 64 codones –cada uno de ellos es una secuencia de tres nucleótidos de ADN o ARN que corresponde a un aminoácido específico– para codificar la síntesis de proteínas.

Sin embargo, existen 64 tripletes distintos y hay solamente 20 aminoácidos canónicos o naturales diferentes, por lo que codones diferentes determinan el mismo aminoácido. A esto se le llama degeneración del código genético.

Los expertos consideran que eliminar ciertos codones y los ARN de transferencia que los leen del genoma, y sustituirlos por aminoácidos ncAA, puede permitir la creación de células sintéticas con propiedades que no se encuentran en la biología, como potentes resistencias virales y una mayor biosíntesis de nuevas proteínas.

No obstante, aunque se han codificado genéticamente cientos de ncAA diferentes en diversos ámbitos de la vida, hasta ahora el enfoque se había limitado en gran medida a la incorporación de un único aminoácido no canónico en un péptido.

Bacterias imbatibles a las infecciones virales

El nuevo trabajo de Science demuestra cómo es posible la incorporación específica de múltiples ncAAs distintos en proteínas utilizando una cepa sintética de E. coli. Así, equipo liderado por Jason Chin eliminó los ARN de transferencia y el factor de liberación 1 y creó células de esta bacteria que no leen varios codones.

Por ello, como los virus dependen de la capacidad de la célula huésped para leer todos los codones del genoma viral para reproducirse, las células de E. coli modificadas se volvieron completamente resistentes a una amplia variedad de virus.

Los especialistas de Cambridge reasignaron cada uno de estos codones a tres ncAA distintos y demostraron que “la síntesis eficiente de proteínas de diseño es, efectivamente, posible”.

“La reprogramación del código genético de esta bacteria crea una barrera lingüística que impide a los virus secuestrar la maquinaria celular para multiplicarse. Las bacterias resistentes a los virus nos pueden ayudar a producir biofármacos de forma más barata y fiable”, explica a SINC Daniel de la Torre, investigador español que trabaja con Chin.

“Al mismo tiempo, los espacios que quedan libres en el código genético se pueden reutilizar para codificar ´bloques de construcción´ que no se encuentran en la naturaleza. Podríamos convertir estas bacterias en fábricas renovables para producir nuevas clases de polímeros y desarrollar nuevos tipos de medicinas y materiales, como nuevos bioplásticos biodegradables. Esto nos puede ayudar a construir una bioeconomía circular”, concluye De la Torre.

(Fuente: SINC)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Desarrolla IPN bioestimulante para mejorar cultivos

Publicada

on

Se ha comprobado que mejora la calidad e incrementa el rendimiento hasta un 50 por ciento de cultivos como el maíz, sorgo, caña de azúcar y soya

Mediante la aplicación de técnicas tradicionales y herramientas moleculares de primera generación, científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un bioestimulante a partir de la bacteria Bacillus safensis, el cual se plantea como una alternativa viable para mejorar la producción agrícola de manera sustentable, ya que han comprobado que mejora la calidad e incrementa el rendimiento hasta un 50 por ciento de cultivos como el maíz, sorgo, caña de azúcar y soya.

La investigación se lleva a cabo en el Centro de Biotecnología Genómica (CBG), bajo la dirección del doctor Jesús Gerardo García Olivares, quien destacó que durante 15 años ha estudiado diversas bacterias del género Bacillus, sin embargo, enfocó sus estudios en Bacillus safensis porque además de generar hormonas para promover el crecimiento de las plantas, es capaz de formar esporas que ayudan a establecer el bioestimulante en el campo y a potenciar su producción en vida de anaquel.

El Maestro y Doctor en Ciencias con especialidad en Producción Agrícola precisó que, con el propósito de elaborar un producto económico, pero de alta calidad, obtuvieron la bacteria Bacillus safensis de aislamientos de cepas nativas de suelos calcáreos y con pH alcalino, representativos de Tamaulipas, y a partir de lixiviados de lombriz se generó un medio de cultivo, el cual se activó mediante una fuente de carbono, se le ajustó el pH y se esterilizó para elaborar un producto de alta calidad inocuo a las semillas y de costo accesible para los agricultores.

Detalló que durante la germinación el bioestimulante favorece el crecimiento de las raíces de la planta, lo cual se manifiesta en mayor altura y color y mejor fotosíntesis. “Cuando realizamos la evaluación de los efectos corroboramos que hubo una diferencia de media tonelada de rendimiento entre los cultivos que crecieron con y sin el producto biológico, lo cual es un aspecto relevante”, afirmó.

El investigador politécnico informó que por la aportación que representa para mejorar la producción agrícola de manera sustentable, la patente del producto biológico está en trámite. “Cuando tengamos el registro se transferirá la tecnología o se escalará a través de una biofábrica para ponerlo al alcance de los agricultores.

“Estamos convocando a las asociaciones de agricultores para escalar a nivel piloto el proyecto, se daría la asesoría técnica para hacer el licenciamiento y la transferencia de tecnología. Estamos hablando de que en nuestra región hay aproximadamente un millón de hectáreas, entonces para tener la capacidad de biofertilizar 200 mil bolsas de semillas requerimos de una empresa establecida que podemos incubar en el Politécnico, pero para cristalizar el proyecto solicitamos apoyo de los agricultores”, advirtió.

El doctor Jesús García enfatizó que la producción del producto es totalmente rentable y apuntó que el costo del tratamiento por costal de semilla sería de 80 a 100 pesos. “Su aplicación es muy sencilla, simplemente se coloca el saco de semilla en una lona y bastan 250 mililitros del producto para atomizarla, ahí mismo se revuelve y se deposita nuevamente en el costal. Por la forma en que esporula, Bacillus safensis no se muere con el sol, pero se debe evitar exponer a altas temperaturas la semilla inoculada.

Refirió que para realizar el proyecto han recibido financiamiento del IPN y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), tienen colaboración con las Universidades Autónomas de Nuevo León (UANL) y de Tamaulipas (UAT), del Instituto Tecnológico de Ciudad Victoria, de la Unidad Académica Multidisciplinaria Mante (UAMM), asimismo cuentan con el apoyo de la Unión Regional del Norte de Tamaulipas, la Unión de Cañeros del Sur del Estado y con las diversas asociaciones vinculadas a éstas, para realizar las pruebas de campo.

(Fuente: IPN)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.