Connect with us

La Ciencia y Tecnología

Sin ViveconCiencia 2 mil jóvenes pierden oportunidad de innovar

Published

on

En los 5 años, participaron 10 mil 600 estudiantes de más de 250 instituciones públicas y privadas. Foto: Mariana Dolores.
  •  Conacyt otorgaba alrededor de 1 millón de pesos al año para realizar este concurso que hoy, deja sin tutela en innovación a miles de  jóvenes. 

Ciudad de México, 22 de febrero de 2020.- En promedio, 2 mil jóvenes participaban al año en el concurso ViveconCiencia, proyecto coordinado durante 4 años por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico para fomentar la participación de los universitarios con ideas para desarrollar soluciones prácticas a problemas cotidianos relacionados a las áreas de: Energía, Seguridad Alimentaria, Investigación Espacial, Migración, Salud Mental y Adicciones, Salud Pública y Medio Ambiente. Sin financiamiento, “el vive” como es conocido entre la población juvenil, frena las posibilidades de muchos jóvenes talentosos.
 
Este proyecto surgió en 2014 y concluyó en 2018. Durante estos años, el principal financiamiento era provisto por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) quien otorgaba alrededor de 1 millón de pesos anuales  y quien detuvo el flujo en 2019.
 
De acuerdo con Laura Villavicencio, responsable del proyecto, la innovación social juega un papel central en el contexto nacional actual porque permite crear estrategias para mejorar nuestra calidad de vida. Y ViveconCiencia es justamente una apuesta a la innovación social.
 
“La innovación social es la generación de un nuevo producto, proceso, servicio o modelo con impacto cuantificable, que es más sustentable o justo que lo existente, solucionando una problemática de interés público, y donde el valor generado es distribuido en la sociedad y la empodera”, explicó.
 
Así, el ViveconCiencia es más que un concurso: es la oportunidad de iniciar una exitosa trayectoria empresarial, académica, científica o en innovación social; constituye una estrategia nacional para fortalecer la cultura científica y tecnológica ciudadana. “Era la invitación a profesionistas del futuro para transformar a México, construir la sociedad del conocimiento y mejorar la calidad de vida de los mexicanos”, expuso Laura Villavicencio, responsable del proyecto.
 
Logros
En los cuatro años, participaron 10 mil 600 estudiantes de más de 250 instituciones públicas y privadas, se presentaron alrededor de 3 mil 600 propuestas y 21 de ellas, ganaron un primer lugar nacional. Los estados con más propuestas son: Veracruz, Querétaro, Puebla, Ciudad de México, Baja California, Sinaloa y Guanajuato.
 
Las instituciones que han ganado un primer lugar son 51 de entre las que destacan: El Tecnológico Nacional de México con 16 primeros lugares, las universidades autónomas de 12 estados, al igual que las Universidades Tecnológicas y Politécnicas; asimismo resalta el premio de la Universidad Autónoma Indígena de México. La UNAM ha alcanzado 4 premios y el resto corresponde a universidades privadas.
 
Historia
En seguimiento de la Agenda Ciudadana, se lanzó a nivel nacional en 2014 el primer concurso “ViveconCiencia”. Este programa arrancó con 17 instituciones convocantes y hasta 2018 participaron más de 40 instituciones, reconocidos como “Socios Estratégicos”, sin los cuales la promoción del concurso no habría sido posible.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Mexicana de la NASA comparte su historia en BOWLS 2020

Published

on

La ingeniera mexicana que apuntó a las estrellas y las alcanzó, hoy trabaja en la NASA y comparte su experiencia para inspirar a jóvenes

“Apunta hacia la luna; si fallas, al menos estarás entre las estrellas”, dijo alguna vez el célebre astronauta Neil Amstrong, ídolo de la mexicana Ali Guarneros, quien lleva diez años laborando en el Centro de Investigación Ames en la reconocida agencia estadounidense.

La ingeniera aeroespacial ofreció una plática inspiradora acerca de su historia y las lecciones que ha aprendido en el camino durante la octava edición del congreso Building Our World Leadership Summit (BOWLS), organizado por la asociación Dar Más por México del campus Santa Fe.

La mujer de 47 años, además de contagiar la pasión que siente por la ingeniería y el espacio, invitó a la audiencia a una profunda reflexión: “¿Cuál es el impacto en tí de tus huellas? ¿Y en tu comunidad, en tu familia o en tu país? Tú tienes el poder de definir su alcance”, dijo mientras mostraba una imagen de las huellas de Neil Amstrong en la Luna.

Guarneros ha participado en un sinfín de proyectos de la NASA. Desde el icónico lanzamiento de la nave SpaceX Dragon, hasta el desarrollo del sistema de despegue del satélite Kepler, cuya misión fue buscar planetas con características similares a la Tierra.

Ali, también ha diseñado robots destinados a la investigación y exploración científica de la Antártida.

Kenia Adame, estudiante de Mercadotecnia y Comunicación y co-coordinadora de BOWLS 2020, habló con CONECTA sobre la importancia de escuchar a mujeres exitosas como Ali Guarneros dado el panorama actual.

“Hoy en día todavía existen muchas ideas erróneas sobre las mujeres y sobre lo que podemos hacer. Ali es una inspiración para niñas y mujeres de todas partes, su historia es una invitación a alcanzar nuestras metas sin importar nuestro género”, señaló.

La estudiante del Campus Santa Fe aseguró que Ali Guarneros es la representación ideal de lo que el congreso busca transmitir: la idea de que los sueños se pueden hacer realidad a pesar de las dificultades.

“El único objetivo de BOWLS es inspirar y motivar a las personas. Creo que justo en este momento de incertidumbre era un evento muy necesario”, agregó.

Una odisea hacia el espacio

Si existe una persona indicada para hablar de aprendizajes y motivar a superar las adversidades, es Ali. Su vida ha sido toda una odisea.

Originaria de la CDMX y hermana mayor de cuatro, vivió a la corta edad de 12 años el terremoto de 1985, en el que fallecieron algunos de sus familiares y amigos cercanos. Poco tiempo después, su madre tomó la decisión de mudarse a Estados Unidos, donde la joven Ali se enfrentó a un país, un idioma y una cultura extrañas.

Guarneros tuvo que dejar de lado la escuela para atender sus responsabilidades como hermana mayor, por lo que empezó a trabajar siendo aún menor de edad. Estudiar una carrera no figuraba entre sus planes, sobre todo cuando se convirtió en madre de cuatro.

Pero todo cambió cuando dos de sus hijos fueron diagnosticados con necesidades especiales. “Entonces decidí estudiar una carrera. Lo vi como una salvación para la vida de mis hijos, para tener una mejor calidad de vida y estabilidad económica”, dijo durante su ponencia.

Ella no lo sabía, pero esa decisión cambió su vida para siempre. Gracias a su profunda determinación logró concluir sus estudios y trabajar en dos lugares distintos al mismo tiempo que cuidaba a sus cuatro hijos. Finalmente, siguiendo el consejo de un profesor que la incentivó a explotar su potencial, aplicó para una estancia en la NASA.

Al principio, la mexicana tuvo muchas dudas. “No soy lo suficientemente inteligente, ya soy muy grande, tengo muchos hijos”, pensó. Sin embargo la aceptaron al mes de haber aplicado, y lo demás es historia.

“Se supone que la estancia duraba tres meses, pero la extendían cada vez que el plazo acababa. Una vez que pisé la NASA ya no me fui”, agregó.

Tips para alcanzar nuestros sueños

Al final de su conferencia, Ali Guarneros compartió con los asistentes algunas recomendaciones para seguir adelante y alcanzar nuestros sueños:

  1. Sueña en grande y aprende.
  2. Establece tus objetivos a corto y largo plazo.
  3. No tengas miedo y edúcate.
  4. No dejes que las circunstancias definan tu vida, tú defines tu destino.
  5. Siempre espera lo mejor, sé agradecido y sé tu mismo.
  6. Trata a los demás como quieres que te traten.
  7. Sé persistente y no te rindas.

(Fuente: tec.mx)

Continue Reading

La Ciencia y Tecnología

Crearon diamantes a temperatura ambiente

Published

on

Para realizar diamantes se requieren millones de años y enormes cantidades de presión. Científicos australianos crearon dos tipos distintos

Un grupo de científicos creó diamantes a temperatura ambiente. Es un abierto desafío a la Naturaleza: se necesitan millones de años y temperaturas altísimas para poder crearlos.

Los investigadores de la Universidad Nacional Australiana y la Universidad RMIT produjeron dos tipos de diamantes:

El normal, que puede encontrarse en un anillo de compromiso.
Y la Lonsdaleíta, que puede hallarse en el sitio de impactos de meteoritos como el Cañón Diablo, en Estados Unidos.

Un diamante es uno de los minerales de mayor valor en el mundo, debido a sus características física y ópticas. Es la segunda forma más estable de carbono, luego del grafito.

Los átomos de carbono se encuentran dispuestos en una variante de la estructura cristalina cúbica, lo que les da la peculiar forma.

“Los diamantes naturales se forman generalmente a lo largo de miles de millones de años, a unos 150 kilómetros de profundidad de la Tierra”, explica la profesora Jodie Bradby. “En ese lugar existen altas presiones y temperaturas por encima de los mil grados centígrados”.

Para crear el diamante a temperatura ambiente, los investigadores utilizaron técnicas de microscopía electrónica para capturar rebanadas de muestras experimentales. A partir de esas muestras se crearon los dos tipos de diamantes.

La Lonsdaleíta, el más curioso de todos los diamantes

El más curioso de los creados fue la Lonsdaleíta, llamado así en honor a la cristalógrafa Dame Kathleen Lonsdale. Cuenta con una estructura de cristal diferente al diamante regular.

“Tiene el potencial de ser utilizado para cortar materiales ultrasólidos en sitios mineros”, afirmó Bradby. “Crear más de este diamante raro, pero súper útil, es el objetivo a largo plazo de este trabajo”.

Para mayor información sobre el descubrimiento, puedes consultar en el siguiente link, que pertenece a la Universidad Nacional Australiana.

(Fuente: fayerwayer)

Continue Reading

La Ciencia y Tecnología

Hermes y Ersa, ‘dioses griegos’ que pronosticarán el clima de la Luna

Published

on

Ciudad de México a 23 noviembre 2020.- La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) crearon dos dispositivos espaciales que se encargarán de pronosticar el tiempo meteorológico de la Luna en las próximas misiones, contempladas para el año 2024.

Hermes y Ersa, diseñados por las agencias espaciales estadounidense y europea, respectivamente, se instalarán en la estación espacial Gateway que orbitará la Luna. Este centro de investigación en órbita impulsará exploraciones tripuladas y robóticas a lo largo del polo sur lunar con la finalidad de preparar a los humanos para el próximo viaje a Marte.

«Comprender el entorno de radiación cambiante alrededor de la Luna y en el Gateway es importante si queremos comprender los peligros potenciales que enfrentarán los astronautas y cómo abordarlos», declaró James Carpenter, coordinador de Ciencias de la Exploración de la ESA.

Estos dispositivos se encargarán de medir el clima lunar, que depende de las partículas subatómicas energizadas y los campos electromagnéticos que se precipitan mediante el Sistema Solar.

El objetivo de su fabricación será enviar datos a la Tierra sobre el clima del espacio profundo. Hermes y Ersa fueron diseñados como dos mini estaciones meteorológicas, a través de las que dividirán esfuerzos para monitorear la radiación espacial.

Las temperaturas en el espacio podría aumentar o disminuir abruptamente, por ellos los técnicos de las agencias espaciales se han preocupado por conocer la situación con la que se enfrentarán los astronautas en su llegada a Gateway y tomar medidas para su protección.

Mientras que Ersa se encargará de localizar los temperaturas más altas, Hermes se preocupará por los estados bajos antes de que sean instalados el «Elemento de Potencia y Propulsión», así como el «Puesto Avanzado de Vivienda y Logística», las primeras herramientas que operarán en el centro de investigación, programado para ser activado en 2022.

Hermes, llamado así por el mensajero de los dioses olímpicos, es un dispositivo compuesto por cuatro instrumentos que analizarán las profundidades del espacio mediante la recopilación de datos, reconstruyendo el comportamiento del viento solar a medida que cambia con el tiempo. Este componente será dirigido desde el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Greenbelt, Maryland. 

Ersa, la diosa del rocío dentro de la mitología griega, estudiará los efectos del viento solar en los astronautas y sus equipos. Esto será posible mediante los cinco instrumentos de los que está compuesto que estudiarán las partículas lunares, como rayos cósmicos galácticos, neutrones, iones y campos magnéticos.

«El entorno del espacio profundo es severo, pero al comprender el clima espacial y la actividad solar podemos mitigar adecuadamente los riesgos para nuestros astronautas y hardware», advirtió Jacob Bleacher, jefe de exploración en la Dirección de Misión de Operaciones y Exploración Humana de la NASA en «HERMES y ERSA son un ejemplo perfecto de la sinergia entre ciencia y exploración», agregó.

Continue Reading

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.