¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Reconocen a ganador del concurso ViveconCiencia del Foro Consultivo como uno de los 35 innovadores más importantes de Latinoamérica

Publicada

on

Esta idea fue presentada en 2018 en el concurso Vive ConCiencia, impulsado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, A.C., que incita a los jóvenes de educación superior a presentar ideas que resuelvan, uno de los 10 grandes retos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Foto: Internet.
  • El proyecto ganador de Adán Ramírez también ha sido galardonado por ser una de las 10 mejores ideas sustentables del mundo por el Global Growth Institute.
  • A partir de microalgas y nanopartículas de carbono, el proyecto Biopaneles para combatir el cambio climático es una estrategia para contrarrestar el exceso de CO2 en la atmósfera.


Ciudad de México, 19 de febrero de 2020 .- La última iniciativa en la que ha concursado el proyecto: Biopaneles para combatir el cambio climático, fue el Innovators Under 35 Latam 2020, organizada por MIT Technology Review y Opinno, quienes publican una lista de los jóvenes menores de 35 años con ideas que pueden cambiar el futuro de nuestro planeta.
 
Entre los premiados en las ediciones anteriores a nivel global se encuentran Mark Zuckerberg, fundador de Facebook; Konstantin Novoselov, Premio Nobel de Física, y Max Levchin, cofundador de Paypal, todos ellos galardonados por crear iniciativas o desarrollar proyectos para resolver los problemas actuales del mundo agregando tecnología e innovación para afrontar de mejor manera los retos más importantes en materia social, económica y ambiental.
 
Gracias al concurso ViveconCiencia, estrategia nacional generada por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, A.C. para fortalecer la cultura ciudadana en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación, fue que se catapultó la idea del joven mexicano Adán Ramírez y sus tres colegas de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma del Estado de México.
 
El proyecto: Biopaneles para combatir el cambio climático, fue presentado en 2018, en el concurso ViveconCiencia, creado por el Foro Consultivo para incitar a los jóvenes de educación superior a presentar ideas que resuelvan alguno de los 10 grandes retos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este concurso los biopaneles obtuvieron el primer lugar a nivel nacional como mejor proyecto de energía asequible y no contaminante, el cual fue evaluado por un comité nacional de expertos, encabezado por el doctor José Rubén Dorantes Rodríguez, investigador de la UAM, unidad Azcapotzalco.
 
Recientemente, esta exitosa propuesta también fue considerada como una de las 10 mejores ideas sustentables del mundo por el Global Green Growth Institute.
 
Asimismo, por medio de la Agencia Espacial Mexicana, Adán Ramírez presentó su proyecto en la Universidad Estatal Aeroespacial de Samara, en Rusia, y ya se evalúa la posibilidad de incluir su biopanel solar en transbordadores espaciales rumbo a Marte.
 
Ahora ya con la creación de su empresa GREENfluidics, Adán Ramírez se  ha logrado presentar en países como Alemania, Rusia, Hong Kong, Canadá y Colombia.
 
Cómo funcionan los biopaneles
 
Los biopaneles solares son una estrategia para combatir el exceso de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases causantes del efecto invernadero en nuestro planeta. Este proyecto utiliza un compuesto a base de microalgas y nanopartículas de carbono que mientras generan oxígeno y energía, en el proceso absorben CO2 a partir de la fotosíntesis.
 
El biopanel solar de un metro cuadrado tiene una geometría triangular y un color verde semitransparente, se puede colocar en ventanas, posee una vida útil de diez a doce años y puede generar hasta 160 Watts por hora. Además, cada biopanel puede llegar a reducir hasta una tonelada de dióxido de carbono por año y se genera la misma cantidad en oxígeno. No obstante, esto depende de diversas variables, por ejemplo: donde se coloque la microalga que se utilice.
 
El biopanel genera dos procesos: el primero lo realizan las microalgas, que funcionan como una planta que hace fotosíntesis, es decir, captan el dióxido de carbono del ambiente y generan oxígeno, funcionando como un biofiltro. El segundo lo realizan las nanopartículas de carbono, que absorben la radiación solar y transportan en forma eficiente el calor, conformando así nanofluidos.
 
“De esta forma se transforma la energía, se crea oxígeno y se absorbe el dióxido de carbono: lo que hacemos es fusionar naturaleza con tecnología para generar más beneficios que un panel solar tradicional”, indicó Adán Ramírez, biotecnólogo y fundador de la empresa GREENfluidics.  
 
El costo ronda los 26 mil pesos por panel, pero esperamos que tras su industrialización baje. No obstante, su valor no radica en el precio sino en los beneficios que ofrece, comentó Ramírez.  
 
“Con el éxito e impacto de este proyecto, el Foro Consultivo confirma que ViveconCiencia  es más que un concurso y que la inversión en nuestros jóvenes mexicanos es la mejor apuesta para enfrentar los grandes desafíos nacionales, como la inseguridad, la distribución equitativa de la riqueza y los enormes conflictos sociales”, aseguró la responsable del concurso ViveconCiencia, Laura Villavicencio.
 
Con información de Vértigo Político.

Sigue leyendo
Clic para comentar

La Ciencia y Tecnología

¿Erupciones por viruela del mono dejan cicatrices?

Publicada

on

México ya registra casos de la viruela del mono, una enfermedad infecciosa poco usual, que produce la emergencia de erupciones en todo el cuerpo, muy parecidas a las que aparecen durante la varicela, pero ¿pueden dejar cicatrices?

Han pasado 52 años desde que se descubrió el primer caso de viruela símica en humanos, en 1970, sólo 12 años más tarde que se rastreara la enfermedad en una colonia de monos. Esto quiere decir que además de ser una enfermedad vírica es también zoonótica, pues fue contraída a raíz del contacto animal-humano.

Las especies que hospedan al virus de la viruela del mono son los roedores africanos y los primates no humanos.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las personas contraen la enfermedad si entran en contacto con un animal, a través de su mordedura o arañazo, o persona infectada mediante secreciones y fluidos corporales, de la misma manera que si tocan una superficie contaminada con el virus, como puede ser la ropa o las sábanas.
En principio, cuando la enfermedad se manifiesta, la persona afectada presenta síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y agotamiento. Más tarde, luego de los tres primeros días en que la viruela de mono se hace visible, la o el paciente desarrollará erupciones que, habitualmente, aparecen en la cara para extenderse, más tarde, a otras partes del cuerpo.

Las erupciones atraviesen una evolución conforme con la progresión de la enfermedad, primero se presentan como manchas que se convierten en puntos sólidos (pápulas). Posteriormente, generan pus infecciosa y, finalmente, producen una costra que caerá cuando la herida se haya curado, pero ¿estas erupciones dejan cicatrices?

Si bien, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha encargado de explicar que la viruela símica no es una enfermedad grave, al dimensionar que su tasa de letalidad oscila alrededor del 3% al 6%, lo que es un hecho que las erupciones por esta enfermedad sí pueden dejar una cicatriz queloide que, en términos coloquiales, quiere decir que deja un agujero levantado después de la curación de la herida.

«Miles de lesiones son algo que nadie quiere experimentar, y cuando esas costras se caen, dejan cicatrices», explica el doctor Dennis Hruby, de la American Society for Microbiology.
«La cicatrización… no es un síntoma exclusivo de la viruela del simio, pero cuando estas lesiones de viruela comienzan a brotar y luego se descomponen, adquieren una infección bacteriana secundaria que generalmente causa la cicatrización», indica Paul Hunter, epidemiólogo de la Universidad de East Anglia.

Habitualmente, esta clase de cicatrices tienen una tonalidad más oscura que la piel que la rodea. Su forma es irregular y es más fácil que se produzcan en las orejas, los hombros, las mejillas y el pecho. Hay además, personas más propensas a producir estas cicatrices que otras, por tener una dermis sensible.

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Un supergusano que come plástico, clave para el reciclaje de residuos

Publicada

on

El ‘supergusano’ de Zophobas morio puede comer a través del poliestireno

Investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) han descubierto que una especie de gusano que come poliestireno podría ser la clave para el reciclaje de plástico a escala masiva.

Según publican en la revista ‘Microbial Genomics’, han comprobado que el ‘supergusano’ común ‘Zophobas morio’ puede comer poliestireno gracias a una enzima bacteriana en su intestino.

El doctor Chris Rinke y su equipo de la Facultad de Química y Biociencias Moleculares de la UQ alimentaron a los gusanos con diferentes dietas durante un periodo de tres semanas: a algunos les dieron espuma de poliestireno, a otros salvado y a otros una dieta de ayuno.

«Descubrimos que los supergusanos alimentados con una dieta de poliestireno no sólo sobrevivieron, sino que incluso aumentaron ligeramente de peso –explica en un comunicado el doctor Rinke–. Esto sugiere que los gusanos pueden obtener energía del poliestireno, muy probablemente con la ayuda de sus microbios intestinales».

Los investigadores utilizaron una técnica llamada metagenómica para encontrar varias enzimas codificadas con la capacidad de degradar el poliestireno y el estireno.

El objetivo a largo plazo es diseñar enzimas para degradar los residuos de plástico en las plantas de reciclaje mediante la trituración mecánica, seguida de la biodegradación enzimática.

«Los supergusanos son como minicentrales de reciclaje, ya que trituran el poliestireno con la boca y se lo dan a las bacterias de su intestino –explica Rinke–. Los productos de descomposición de esta reacción pueden ser utilizados por otros microbios para crear compuestos de alto valor, como los bioplásticos».

Se espera que este biociclaje incentive el reciclaje de residuos plásticos y reduzca los vertidos. La coautora de la investigación, la candidata al doctorado Jiarui Sun, dijo que su objetivo es cultivar las bacterias intestinales en el laboratorio y seguir probando su capacidad para degradar el poliestireno.

«A continuación, podremos estudiar cómo ampliar este proceso hasta el nivel necesario para una planta de reciclaje completa», adelanta Sun.

En este sentido, Rinke cree que hay muchas oportunidades para la biodegradación de los residuos plásticos.

«Nuestro equipo está muy entusiasmado con la idea de impulsar la ciencia para hacerla realidad», asegura.

(Fuente: europapress)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

PROFECO: Y Meta lanzan campaña conjunta «Redes seguras»

Publicada

on

Ciudad de México, mayo 31.- Ante las recientes olas de hackeos a las aplicaciones de mensajería instantánea, teléfonos celulares, así como fraudes y extorsiones a través de redes sociales, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a cargo de Ricardo Sheffield Padilla, en conjunto con la empresa Meta (antes Facebook), anunciaron que colaborarán mediante la campaña «Redes seguras».

¿Qué incluye esta campaña?

– Esta campaña educativa incluirá:

– Recomendaciones para prevenir ataques cibernéticos.

– Mecanismos de acción en caso de que hayan sido víctimas de éstos.

– Guías de seguridad.

– Módulos pedagógicos para saber identificar potenciales estafas.

– Videotutoriales para reforzar la seguridad de las cuentas de Facebook, Instagram y WhatsApp.

96% de los mexicanos se conecta a internet con un móvil

De acuerdo al INEGI (2020), en México se estima una población de 84.1 millones de usuarios de internet. De ellos, el 96% se conectan con un celular inteligente, 33.7% a través de una computadora portátil, y un 22.2% mediante un televisor con acceso a internet.

Una de las principales actividades que realizan los usuarios de internet en México es acceder a las redes sociales. Con el objetivo de empoderar a los usuarios, esta campaña contendrá recomendaciones y consejos para que las personas puedan prevenir ataques cibernéticos, así como mecanismos de acción en caso de que hayan sido víctimas de éstos.

Esta alianza entre Profeco y Meta forma parte de los esfuerzos que la procuraduría se encuentra realizando con los diversos actores del ecosistema digital para lograr un consumo responsable, informado y seguro de las plataformas digitales disponibles en los servicios de telecomunicaciones.

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.