¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Qué es la viruela de los monos, la extraña enfermedad que preocupa a las autoridades de EU

Publicada

on

Mientras Estados Unidos acelera su proceso de vacunación en contra de la covid-19, funcionarios de Salud informaron que más de 200 personas son buscadas en 27 estados por otra amenaza: la posible infección de una rara enfermedad conocida como la viruela de los monos.

Se teme que estas personas hayan entrado en contacto con un hombre originario del estado de Texas que viajó con la enfermedad desde Nigeria a comienzos de julio.

El hombre que regresó de África, quien sería el primer portador de esta enfermedad en EE.UU. desde 2003, se encuentra internado en el hospital y su condición es estable.

Hasta el momento no se han registrado más casos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que las personas a bordo de dos vuelos que el hombre tomó para regresar al país pueden haber estado expuestas a la enfermedad.

Este pasajero voló primero desde Lagos, Nigeria, a Atlanta (Georgia) el 9 de julio, y luego abordó un vuelo a Dallas, donde fue hospitalizado.

Los CDC señalaron que están trabajando con ambas líneas aéreas para analizar “los riesgos potenciales de aquellos que tuvieron un contacto cercano” con el portador de la enfermedad.

Pero las autoridades añadieron que la obligación de llevar mascarillas, debido al coronavirus, reduce las chances de contagio.

“El riesgo para el público en general, se cree, es bajo”, indicó un portavoz de los CDC, quien añadió que no se teme que ninguno de los otros 200 pasajeros corran serios riesgos.

¿Qué es la viruela de los monos?

La viruela de los monos es una rara enfermedad viral de la misma familia de la viruela, pero menos severa.

Su área de influencia suelen ser las zonas remotas del centro y el este de África, donde hay áreas de tupidos bosques tropicales.

Los síntomas incluyen una fiebre temprana, dolores de cabeza y de espalda, hinchazones, músculos adoloridos y una sensación general de pesadez.

Una vez que empieza la fiebre puede comenzar un sarpullido, generalmente en la cara, que luego se extiende a otras partes del cuerpo, como las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La irritación de la piel puede generar una comezón extrema hasta que finalmente se forma una costra que más tarde se cae.

Si el paciente se rasca mucho es posible que queden cicatrices.

Aunque la mayoría de los casos son suaves, como puede ser la varicela, y sus síntomas no suelen durar más de unas pocas semanas, la viruela de los monos también tiene la capacidad de desarrollarse de forma más severa.

Uno de cada 100 casos, según la información de los CDC, puede llegar a ser mortal.

El virus ingresa al cuerpo a través de heridas de la piel, las vías respiratorias, los ojos, la nariz y la boca; pero también puede ser adquirido al entrar en contacto con animales infectados como monos, ratas y ardillas, y también a través de objetos contaminados como indumentaria o ropa de cama.

Casos fuera de África

El mes pasado, tres casos de esta rara enfermedad fueron identificados por primera vez en Reino Unido.

El origen fueron dos personas que también habían volado desde Nigeria; el tercer caso fue un trabajador de la Salud que entró en contacto con uno de los pacientes.

El virus fue identificado por primera vez en un mono cautivo y desde 1970 se han producido brotes esporádicos en diez países africanos.

En 2003, un brote de esta enfermedad en EE.UU. causó decenas de casos, entre confirmados y probables, en lo que fue la primera vez que se registró el accionar del virus fuera de territorio africano.

En su momento, el origen del brote fue vinculado a pequeños mamíferos que habían llegado importados al país y no se registraron víctimas fatales.

(Fuente: BBC)

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Diseñan lentes de contacto que se disuelven en el ojo y libera fármaco

Publicada

on

La aplicación de tratamientos oftalmológicos mediante gotas es poco eficiente ya que el líquido con el fármaco permanece poco tiempo en los ojos. Esto se debe a que el ojo expulsa el producto casi de inmediato a través de las lágrimas, un mecanismo de defensa natural con el que cuenta.

Por ello, especialistas de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM crearon unos lentes de contacto que se desintegran en minutos y liberan gradualmente el principio activo.

La acción prolonga el tiempo de exposición del ojo a la sustancia activa, favoreciendo una pronta recuperación. El fármaco se añade a los lentes durante su fabricación, explica el doctor José Juan Escobar Chávez. Los lentes están hechos con polímeros biodegradables para que sean amigables con la mucosa del ojo, señala.

Una primera versión de estos lentes está destinada a curar la uveítis, que puede derivar en ceguera si el padecimiento no se trata de forma correcta.

La enfermedad se presenta cuando se inflama la úvea o capa media del ojo; algunos de sus síntomas son ardor o picazón, enrojecimiento y lagrimeo.

El origen de la uveítis es multifactorial, ya que puede ser provocada por la contaminación, la exposición excesiva a las pantallas de los dispositivos móviles, u otras enfermedades.

Las FES Cuautitlán iniciará en breve los trámites para patentar esta tecnología con la finalidad de transferirla para su comercialización, afirma el especialista de la Unidad de Investigación Multidisciplinaria. Este proyecto ha sido financiado enteramente con recursos institucionales y recientemente fue reconocido con el tercer lugar del Premio CANIFARMA en la modalidad de Innovación Tecnológica.

(Agencia ID)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Pez Vampiro Candiru puede nadar por la uretra de un hombre

Publicada

on

  • El bagre Paracanthopoma se conecta y viaja con el anfitrión por razones distintas a la alimentación

Un pez vampiro, parásito, sediento de sangre de otros peces más grandes y que, en algunos inusuales casos, puede nadar por la uretra de una persona. Se trata del candiru, una especie de bagre de la que se conoció que pueden recorrer el río Amazonas sobre otro pez como un si se tratara de una persona pidiendo un taxi en la Gran Manzana.

El estudio publicado a comienzos de septiembre en la revista Acta Ichthyologica et Piscatoria (AIEP por sus siglas) reveló que los candiru pueden recorrer el Amazonas sobre un pez más grande para cruzar sus complicadas aguas.

La ictióloga de la Universidad Federal de Amazonas, Chiara Lubich, fue quien descubrió a varios candiru de una pulgada de largo de la especie Paracanthopoma adheridos a los lados del bagre espinoso, científicamente conocido como Doras phlyzakion. La investigación la realizó en abril del 2019.

Según el informe, citado en el Daily Mail, Lubich y el resto del equipo de investigadores encontrar nueve bagres espinosos con una docena combinada de candiru pegada a los costados.

¿Cómo se alojan los candiru sobre peces más grandes?

En una entrevista con Gizmodo, el primer medio en informar sobre los hallazgos de la especie, Chiara Lubich explicó: “Aparentemente, los candiru se conectan y viajan con el anfitrión por razones distintas a la comida”.

Algunas especies de candiru se han visto con la cabeza en el abdomen de su anfitrión. Otras comen las escamas, el moco y parte de la carne de su anfitrión, lo que les dio la etiqueta de pez vampiro.

Los investigadores recolectaron diferentes especies de peces en el Río Negro, un importante río afluente del Amazonas cuando hicieron su descubrimiento.

Los candiru, que pueden alcanzar hasta 40 centímetros de largo en algunas especies, suelen ser transparentes, lo que dificulta que los depredadores los vean al momento de adherirse a otros peces.

La investigación no dejó claro por qué estos peces vampiro se suben al bagre espinoso. Es probable que sea para “protección o como una asociación forética”, escribieron los investigadores en el resumen del estudio.

Larry Page, un ictiólogo del Museo de Historia Natural de Florida que no participó en la investigación, admitió que la idea de que los candiru están usando el pez más grande como una especie de taxi marino “es una explicación plausible”.

“Pero parece probable que estén usando los peces más grandes para moverse largas distancias, o tal vez estén haciendo ambas cosas: alimentarse y hacer paradas”.

El hecho de que el Paracanthopoma se descubriera adherido al pescado sin ningún contenido para su alimentación en el estómago aumenta el interés sobre la relación entre el parásito y el huésped.

“Creo que queda mucho por responder y saber sobre esta relación, no solo con el bagre espinoso, sino también con la relación entre el pez vampiro y otras especies que aún no hemos encontrado y sobre las que no se ha informado”, expresó Lubich.

(Fuente: fayerwayer)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Tener bacterias intestinales «buenas» podría marcar la diferencia a la hora de adelgazar

Publicada

on

Los billones de microbios del interior de nuestro intestino no solo regulan nuestro metabolismo y nos ayudan a absorber nutrientes; según un nuevo estudio, también podrían influir en que seamos delgados u obesos.

El éxito o fracaso a la hora de adelgazar está determinado en gran medida por la microbiota intestinal, un hallazgo que servirá para hacer pruebas diagnósticas e identificar a las personas que tienen más probabilidades de perder peso con un estilo de vida saludable y a las que podrían necesitar intervenciones más drásticas.

El estudio, liderado por el Instituto de Biología de Sistemas de Seattle, Washington (EE. UU.), se ha publicado en mSystems, una revista de la Sociedad Americana de Microbiología. 

«El microbioma intestinal puede ayudar o causar resistencia a la pérdida de peso y esto abre la posibilidad de intentar alterar el microbioma intestinal para influir en la pérdida de peso», resume el autor principal del estudio, el doctor Christian Diener, científico del Instituto de Biología de Sistemas de Seattle. 

El estudio

Para hacer la investigación, Diener y su equipo analizaron el estilo de vida de 105 personas, pero, en lugar de imponerles una dieta específica o un programa de ejercicios, la intervención consistió en un programa de entrenamiento conductual.

Durante el año que duró el estudio, 48 individuos lograron una pérdida de peso constante y una mejora de los marcadores de salud metabólica y 57 mantuvieron su peso estable.

Posteriormente, los investigadores estudiaron la metagenómica –material genético recuperado de muestras de sangre y heces– y los metabolitos de la sangre, las proteínas sanguíneas, los análisis clínicos, los cuestionarios dietéticos y las bacterias intestinales de los dos grupos. Los investigadores descubrieron que varios marcadores sanguíneos relacionados con el metabolismo solo presentaban diferencias mínimas entre los que habían perdido peso y los que no.

Tipos de microbios intestinales

Lo realmente diferente fueron los tipos de microbios intestinales que tenían los dos grupos. En las personas que perdieron más peso, tenían más enzimas bacterianas beneficiosas en el intestino, según The Conversation. Estas enzimas ayudaban a descomponer los carbohidratos complejos (como los que se encuentran en los cereales integrales) en azúcares simples, lo que hace que sean más fáciles de digerir y potencialmente menos propensos a almacenarlos como grasa.

Los autores también descubrieron que el crecimiento de las colonias bacterianas –en particular la bacteria Prevotella– ayuda a producir niveles más altos de sustancias saludables como los ácidos grasos de cadena corta. Se sabe que estas sustancias reducen la inflamación, lo que puede facilitar la pérdida de peso.

«Antes de este estudio, sabíamos que la composición de las bacterias en el intestino era diferente en las personas obesas que, en las no obesas, pero ahora hemos visto que hay un conjunto diferente de genes codificados en las bacterias de nuestro intestino que también responde a las intervenciones de pérdida de peso», apunta Diener. 

Por tanto, «el microbioma intestinal es un factor importante que modula el éxito o no de una intervención para perder peso. Los factores que dictan la obesidad frente a la no obesidad no son los mismos que dictan si se perderá peso con una intervención de estilo de vida», agrega. 

Los resultados podrían ser muy prometedores

Aunque los investigadores han demostrado este vínculo entre el microbioma intestinal y la pérdida de peso, todavía hacen más estudios para verificar estos hallazgos. No obstante, si estos resultados se verifican, podrían ser muy prometedores para quienes quieren perder peso y mantenerlo, ya que el microbioma intestinal de una persona puede modificarse, a diferencia de sus genes, según The Conversation

(Agencias: EFE, The Conversation)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.