¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Prueban por primera vez un páncreas artificial en pacientes ambulatorios con diabetes de tipo 2

Publicada

on

La Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y el Inselspital, Hospital Universitario de Berna, en Suiza, han probado por primera vez un páncreas artificial que podría ayudar pronto a las personas que padecen diabetes de tipo 2 y que además necesitan diálisis renal, según publican en la revista ‘Nature Medicine’. El dispositivo puede ayudar a los pacientes a gestionar de forma segura y eficaz sus niveles de azúcar en sangre y a reducir el riesgo de bajada de los mismos.

La diabetes es la causa más común de insuficiencia renal, y representa algo menos de un tercio (30%) de los casos. A medida que aumenta el número de personas con diabetes de tipo 2, también lo hace el número de personas que necesitan diálisis o un trasplante de riñón. La insuficiencia renal aumenta el riesgo de hipoglucemia e hiperglucemia que a su vez pueden causar complicaciones, desde mareos hasta caídas e incluso el coma.

El tratamiento de la diabetes en pacientes con insuficiencia renal es un reto tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios. Muchos aspectos de su atención no se conocen bien, como los objetivos de los niveles de azúcar en sangre y los tratamientos.

La mayoría de los medicamentos orales para la diabetes no se recomiendan para estos pacientes, por lo que las inyecciones de insulina son el tratamiento más utilizado para la diabetes, aunque los regímenes óptimos de dosificación de la insulina son difíciles de establecer.

Un equipo de la Universidad de Cambridge y del Cambridge University Hospitals NHS Foundation Trust ha desarrollado previamente un páncreas artificial con el objetivo de sustituir las inyecciones de insulina para los pacientes con diabetes de tipo 1. El equipo, que trabaja con investigadores del Hospital Universitario de Berna y de la Universidad de Berna, ha demostrado que el dispositivo puede utilizarse para ayudar a los pacientes que padecen tanto diabetes de tipo 2 como insuficiencia renal.

El páncreas artificial funciona con un software en el teléfono inteligente del usuario que envía una señal a una bomba de insulina para ajustar el nivel de insulina que recibe el paciente. Un medidor de glucosa mide los niveles de azúcar en sangre del paciente y los devuelve al teléfono inteligente para que pueda realizar más ajustes.

A diferencia del páncreas artificial que se utiliza para la diabetes de tipo 1, esta versión es un sistema de bucle cerrado: mientras que los pacientes con diabetes de tipo 1 tienen que avisar a su páncreas artificial de que están a punto de comer para poder ajustar la insulina, por ejemplo, con esta nueva versión pueden dejar que el dispositivo funcione de forma totalmente automática.

La doctora Charlotte Boughton, del Instituto de Ciencias Metabólicas Wellcome Trust-MRC de la Universidad de Cambridge, que dirigió el estudio, explica que “los pacientes que padecen diabetes de tipo 2 e insuficiencia renal constituyen un grupo especialmente vulnerable y el control de su enfermedad -tratando de evitar subidas o bajadas potencialmente peligrosas de los niveles de azúcar en sangre- puede ser todo un reto. Existe una necesidad real de nuevos enfoques que les ayuden a gestionar su enfermedad de forma segura y eficaz”, recuerda.

El páncreas artificial es un pequeño dispositivo médico portátil diseñado para realizar la función de un páncreas sano en el control de los niveles de glucosa en sangre, utilizando tecnología digital para automatizar la administración de insulina. El sistema se lleva externamente en el cuerpo y consta de tres componentes funcionales: un sensor de glucosa, un algoritmo informático para calcular la dosis de insulina y una bomba de insulina.

El equipo reclutó a 26 pacientes que requerían diálisis entre octubre de 2019 y noviembre de 2020. Trece participantes fueron asignados al azar para recibir primero el páncreas artificial y 13 para recibir primero la terapia de insulina estándar. Los investigadores compararon cuánto tiempo pasaron los pacientes en el rango de azúcar en sangre objetivo (5,6 a 10,0 mmol/L) durante un período de 20 días como pacientes ambulatorios.

Los pacientes que utilizaron el páncreas artificial pasaron una media del 53% de su tiempo en el rango objetivo, en comparación con el 38% cuando utilizaron el tratamiento de control. Esto equivale a unas 3,5 horas diarias adicionales en el rango objetivo en comparación con el tratamiento de control.

Los niveles medios de azúcar en sangre fueron más bajos con el páncreas artificial (10,1 frente a 11,6 mmol/L). El páncreas artificial redujo la cantidad de tiempo que los pacientes pasaban con niveles de azúcar en sangre potencialmente peligrosos, o “hipos”.

La eficacia del páncreas artificial mejoró considerablemente a lo largo del periodo de estudio a medida que el algoritmo se adaptaba, y el tiempo que los pacientes pasaban en el rango de azúcar en sangre objetivo aumentó del 36% el primer día a más del 60% al vigésimo día. Este hallazgo pone de manifiesto la importancia de utilizar un algoritmo adaptativo, que puede ajustarse en respuesta a las necesidades cambiantes de insulina de un individuo a lo largo del tiempo.

Cuando se les preguntó por su experiencia con el páncreas artificial, todos los que respondieron dijeron que lo recomendarían a otras personas. Nueve de cada diez (92%) afirmaron que pasaban menos tiempo controlando su diabetes con el páncreas artificial que durante el periodo de control, y un número similar (87%) se mostraba menos preocupado por sus niveles de azúcar en sangre al utilizarlo.

Otras ventajas del páncreas artificial señaladas por los participantes en el estudio fueron la menor necesidad de realizar controles de glucemia mediante pinchazos en el dedo, la reducción del tiempo necesario para controlar la diabetes, lo que se traduce en más tiempo y libertad personales, y una mayor tranquilidad y seguridad. Las desventajas eran la incomodidad de llevar la bomba de insulina y el teléfono inteligente.

El autor principal, el profesor Roman Hovorka, también del Instituto de Ciencias Metabólicas del Wellcome Trust-MRC, explica que “el páncreas artificial no sólo aumentó la cantidad de tiempo que los pacientes pasaron dentro del rango objetivo para los niveles de azúcar en la sangre, sino que también dio tranquilidad a los usuarios. Pudieron dedicar menos tiempo a controlar su enfermedad y a preocuparse por los niveles de azúcar en sangre, y más tiempo a seguir con sus vidas”.

El doctor Boughton añade: “Ahora que hemos demostrado que el páncreas artificial funciona en uno de los grupos de pacientes más difíciles de tratar, creemos que podría resultar útil en la población más amplia de personas que padecen diabetes de tipo 2”.

El equipo está probando actualmente el páncreas artificial para su uso ambulatorio en personas con diabetes de tipo 2 que no necesitan diálisis y explorando el sistema en situaciones médicas complejas como los cuidados perioperatorios.

La doctora Lia Bally, que codirigió el estudio en Berna, añade que “el páncreas artificial tiene el potencial de convertirse en un elemento clave de la atención personalizada integrada para personas con necesidades médicas complejas”.

(Fuente: infosalus)

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Las serpientes vivas evolucionaron a partir de unos pocos supervivientes de asteroides

Publicada

on

Según los autores del estudio, esta devastadora extinción fue una forma de «destrucción creativa» que permitió a las serpientes diversificarse en nuevos nichos, antes ocupados por sus competidores.

Las más de 4.000 especies vivas de serpientes tiene todas un antepasado común y evolucionaron desde el puñado de especies que logró sobrevivir al enorme asteroide que acabó con los dinosaurios y con la mayoría de los seres vivos hace unos 66 millones de años, al final de Cretácico.

La devastación generada por aquel impacto fue también una especie de «destrucción creativa» que permitió a las serpientes diversificarse en nuevos nichos, que antes ocupaban sus competidores, sugiere un estudio liderado por la Universidad de Bath (Reino Unido) que publica Nature Communications. 

El equipo, formado por británicos y alemanes, estudió fósiles y analizó las diferencias genéticas entre las serpientes modernas para reconstruir su evolución, lo que ayudó a precisar en qué momento evolucionaron las que conocemos hoy en día.

Los resultados apuntan a que todas las serpientes vivas se remontan a solo un puñado de especies que sobrevivieron al impacto de aquel gran asteroide.

Supervivencia: refugio bajo tierra y largos periodos sin comida

La capacidad de las serpientes para refugiarse bajo tierra y pasar largos periodos sin comida les ayudó a sobrevivir a los efectos destructivos del impacto, consideran los autores. 

Una vez que sus competidores se extinguieron, lo que incluye a las serpientes del Cretácico y a los dinosaurios, estas pudieron ocupar nuevos nichos, desplazarse a otros hábitats y comenzaron a diversificarse, dando lugar a linajes como las víboras, las cobras o las boas.

Los fósiles también muestran un cambio en la forma de las vértebras de las serpientes a posteriori, como consecuencia de la extinción de los linajes del Cretácico y la aparición de nuevos grupos, como las serpientes marinas gigantes de hasta 10 metros de longitud.

Especie «extraordinaria»

Una de las autoras de la investigación Catherine Klein destacó lo «extraordinario» de las serpientes, no solo por sobrevivir a una extinción de masa, sino porque «en unos pocos millones de años» ya estaban innovando y usando sus hábitats de maneras nuevas».

El estudio sugiere que las serpientes empezaron a extenderse por el mundo en esa época y, aunque el ancestro común a todas ellas probablemente vivió en algún lugar del hemisferio sur, estas parecen haberse extendido por primera vez a Asia después de la extinción.

«Destrucción creativa» del meteorito

La gran extinción debido al meteorito actuó como una forma de «destrucción creativa», sugiere el líder del equipo, Nick Longrich, de la Universidad de Bath.

El final de las especies antiguas permitió a las supervivientes explotar las lagunas del ecosistema, experimentando con nuevos estilos de vida y hábitats, lo que «parece ser una característica general de la evolución».

En los periodos inmediatamente posteriores a las grandes extinciones es cuando se ve la evolución en su mayor grado de experimentación e innovación, agregó.

La destrucción de la biodiversidad deja espacio para que surjan cosas nuevas y colonicen nuevas masas de tierra. En última instancia, la vida se vuelve aún más diversa que antes. 

(Agencias: EFE, Nature Communications, Universidad de Bath)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Una filtración revela que Facebook exime de sus reglas a una élite secreta

Publicada

on

Facebook asegura que sus estándares de comportamiento se aplican a todos sus usuarios, sin importar su estatus o fama. Sin embargo, unos documentos a los que tuvo acceso The Wall Street Journal (WSJ) revelan que la red social posee un sistema para eximir a los usuarios de alto perfil de cumplir sus reglas.

El programa, conocido como cross check o XCheck se desarrolló inicialmente para servir como una medida de control de calidad para las acciones tomadas contra cuentas de personas consideradas importantes, incluidas celebridades, políticos y periodistas destacados.

A día de hoy, sin embargo, el sistema “protege a millones de usuarios VIP del proceso normal de cumplimiento de las reglas de la empresa”, revelan los documentos de Facebook analizados por WSJ.

Algunos usuarios son “incluidos en la lista blanca”, es decir, se vuelven inmunes a las reglas. A otros se les permite publicar material que infringe las reglas mientras no se someten a las revisiones por parte de los empleados de Facebook, las cuales a menudo nunca se realizan, detalla el medio.

“A veces, según muestran los documentos, XCheck ha protegido a figuras públicas cuyas publicaciones contienen acoso o incitación a la violencia, violaciones que normalmente darían lugar a sanciones para los usuarios habituales”, detalla WSJ.

En 2019, por ejemplo, la red social permitió que el futbolista brasileño Neymar compartiera con sus decenas de millones de seguidores unas fotos de desnudos de una mujer, quien lo había acusado de violación. El procedimiento estándar de Facebook en el caso de la publicación de “imágenes íntimas no consensuadas” es simple: eliminarlas. Pero debido a que la cuenta del deportista estaba protegida por XCheck, durante más de un día, el sistema impidió que los moderadores de Facebook borraran el contenido.

Un documento interno de una revisión de las prácticas de inclusión de personas en las “listas blancas” de Facebook considera que el favoritismo hacia esos usuarios VIP era extensivo y “no defendible públicamente”.

“En realidad, no estamos haciendo lo que decimos públicamente que hacemos”, se destaca en la revisión confidencial.

El documento, además, califica las acciones de la empresa como “un abuso de confianza” y agrega que “a diferencia del resto de nuestra comunidad, estas personas pueden violar nuestros estándares sin ninguna consecuencia”.

Pese a algunos intentos para controlar el sistema, XCheck creció hasta incluir al menos 5,8 millones de usuarios en 2020, según muestran los documentos.

Al describir el sistema, Facebook ha engañado no solo al público sino también a su propia Junta de Supervisión (Oversight Board), un organismo creado por la empresa para garantizar la responsabilidad de sus métodos de moderación de contenido. Facebook le aseguró al organismo que su sistema para usuarios de alto perfil se utiliza solo en “una pequeña cantidad de decisiones”.

El portavoz de Facebook, Andy Stone, dijo en una declaración escrita que las críticas a XCheck eran justas, pero agregó que el sistema “fue diseñado por una razón importante: crear un paso adicional para que podamos hacer cumplir con precisión las políticas sobre el contenido que podrían requerir más comprensión”.

Según Stone, Facebook ya había identificado los problemas con XCheck y estaría “trabajando para solucionarlos”.

Los papeles que describen el sistema son parte de una gran cantidad de documentos internos de Facebook revisados por The Wall Street Journal, los cuales demuestran que la empresa conoce detalladamente los “fallos [​​de su plataforma] que causan daño”.

“Además, según muestran los documentos, Facebook a menudo carece de la voluntad o la capacidad para solucionarlos”, subraya WSJ.

Personas familiarizadas con la cuestión aseguran que al menos algunos de los documentos fueron compartidos con la Comisión de Bolsa y Valores y con el Congreso de EEUU por una persona que busca protección federal para denunciar a la compañía.

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Obesidad es causada por los tipos de alimentos que comemos y no por las cantidades

Publicada

on

El modelo carbohidratos-insulina insiste en que comer en exceso no es la principal causa de la obesidad

No es todo lo que puedes comer, es lo que comes. Un artículo publicado en The American Journal of Clinical Nutrition asegura que la obesidad es causada por los tipos de alimentos que consumen las personas y no por las cantidades que pueden comer.

El estudio titulado “El modelo carbohidrato-insulina: una perspectiva fisiológica sobre la pandemia de obesidad”, explica que la obesidad no es sinónimo de comer demasiado, sino de comer mal.

Este artículo hace hincapié en la necesidad de abordar la obesidad y lograr la pérdida de peso a largo plazo, tras las últimas cifrar en Estados Unidos que indican que el 40% de los adultos tiene sobrepeso.

Menciona el modelo carbohidrato-insulina, que implica el consumo de carbohidratos de alto índice glicémico, procesados y de rápida digestión común en las dietas modernas.

El reporte de Slash Gear que cita el estudio indica que estos carbohidratos altamente procesados hacen que el cuerpo produzca la hormona de la insulina, que a su vez suprime la secreción de glucagón. Este cambio hormonal hace que las células grasas del cuerpo almacenen más calorías y dejando menos calorías disponibles para alimentar los músculos.

Lo anterior afecta directamente al cerebro, que aumenta la sensación de hambre a medida que percibe la falta de energía disponible para los tejidos metabólicamente activos.

Comer en exceso carbohidratos sí genera obesidad

Comerse un kilo de lechuga no tendrá el mismo efecto que consumir un kilo de espaguetis, por lo que no hay que confundir lo que esta teoría explica cuando habla de que las cantidades no generan obesidad.

Las grandes cantidades de carbohidratos sí pueden llevar a una persona a sufrir de obesidad, por la acumulación de calorías y el aumento de la sensación de hambre, que se resume en ‘eat and repeat’.

El proceso hormonal que generan los carbohidratos procesados ralentiza el metabolismo como una forma de conservar lo que percibe como cantidades limitadas de energía, y por lo tanto, lo que hace que alguien entre en un ciclo de hambre, coma en exceso y aumente de peso.

Modelo energético vs. Modelo carbohidratos-insulina

El estudio señala fallas fundamentales en el modelo de balance energético —que establece que el aumento de peso se debe al consumo de más energía de la que gastamos—, argumentando que el modelo carbohidrato-insulina explica mejor la obesidad y el aumento de peso.

Según el autor principal, el doctor David Ludwig, endocrinólogo del Boston Children’s Hospital y profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, el modelo de balance energético no ayuda a comprender las causas biológicas del aumento de peso.

“Durante un período de crecimiento acelerado, por ejemplo, los adolescentes pueden aumentar ingesta de alimentos en 1.000 calorías al día. Pero, ¿comer en exceso causa el estirón o el estirón hace que el adolescente tenga hambre y coma en exceso?”, reflexiona el especialista.

En contraste con el modelo de balance energético, el modelo de carbohidratos-insulina insiste en que comer en exceso no es la principal causa de la obesidad. Atribuye gran parte de la culpa de la actual epidemia de obesidad a los patrones dietéticos modernos caracterizados por el consumo excesivo de alimentos con una alta carga glicémica, como los carbohidratos procesados.

(Fuente: fayerwarer)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.