Connect with us

La Ciencia y Tecnología

Plantean desarrollar app para notificar la posibilidad de contagio por covid-19

Published

on

Se alimenta de información de personas declaradas positivas por infección al nuevo coronavirus y para poder alertar a usuarios y generar avisos del contacto con pacientes

Al concluir la “Jornada de Sana Distancia” se continuó con la suspensión de actividades no esenciales, que involucran la congregación o movilidad de personas, a fin de evitar contagios por covid-19 y se identificaron como lugares de alto riesgo mercados, tianguis, bancos y transporte público, por lo tanto, resulta de utilidad saber si al encontrarse en estos lugares se tuvo contacto con una persona portadora de la infección.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019 estima que en México 86 millones 500 mil personas usan teléfono celular, por lo que podrían emplearse esos dispositivos para la lucha contra el covid-19.

Teniendo en cuenta estos fenómenos, un grupo de investigación del Departamento de Computación del Cinvestav, integrado por Francisco Rodríguez Henríquez, Brisbane Ovilla Martínez y Cuauhtémoc Mancillas López, trabaja en el diseño de una aplicación (app) gratuita para teléfonos celulares con el propósito de notificar al usuario sobre un posible riesgo de contagio.

“Planteamos desarrollar una herramienta informática para celulares, con el objetivo de evitar que el coronavirus se propague, sobre todo durante el regreso a la normalidad”, explicó Rodríguez Henríquez, líder del proyecto.

La herramienta trabaja con información sobre personas declaradas positivas para covid-19 por una instancia oficial y que de manera voluntaria la ofrece al servidor de la app para poder ser empleada por todos los interesados, así los celulares son capaces de notificar si durante los últimos días el usuario tuvo contacto cercano con una persona portadora del virus.

La idea es que los aparatos intercambien, vía bluetooth, identificadores anónimos, para preservar la privacidad de las personas, con el objetivo de que los usuarios puedan saber en todo momento con quién se han cruzado, durante su recorrido por la ciudad, ya sea caminando o en los diversos medios de transporte público, y sean portadores del virus.

Para alertar sobre un posible riesgo de contagio, la aplicación considera diversos factores como el número de contactos, tiempo de interacción y distancia mantenida durante el encuentro con una persona portadora de covid-19, con el objetivo de calcular una probabilidad de contagio.

Por ejemplo, “si un usuario tuvo contacto con una persona durante un minuto y a una distancia considerable, entonces el porcentaje de riesgo de contagio es reducido, por lo tanto, se evalúa ese porcentaje para determinar cuándo se debe notificar la posibilidad de contagio y así tomar previsiones, ya sea con la realización de una prueba o respondiendo un cuestionario de diagnóstico”, refirió Ovilla Martínez.

La app se concentra más en los contactos entre personas; sin embargo, con ello se puede inferir la situación en algunas zonas geográficas al incluir código postal en la información procesada y de esa manera sería posible mapear las zonas de mayor riesgo.

La herramienta notifica al usuario sobre el posible riesgo de contagio que se tuvo al transitar por la ciudad, con información recolectada días antes, es decir, recuerda los datos de contactos con posibilidad de infección en cierto periodo de tiempo; si en ese lapso se cruzó con una persona confirmada con covid-19 y coincide con el inició de síntomas, además del número de personas que podrían haber sido contagiadas, se activa un aviso.

Países que han planteado usar esta tecnología, para contener la pandemia, les preocupa la posibilidad de concentrar la información por el gobierno o una corporación comercial, pero con esta app esa posibilidad es mínima porque usa un sistema descentralizado, donde la información guardada no se relaciona con el dispositivo, el identificador se cambia cada diez minutos y los datos son anónimos solo reconocidos por un código, protegiendo así la identidad.

“Lo único que se intercambia son esos identificadores, la app no recolecta más y la información se mantiene solo en el dispositivo, a no ser que salga positivo a covid-19 y voluntariamente los quiera subir al servidor para avisar a los demás usuarios; nunca se podrá relacionar cierto identificador con una persona”, aseguró Mancillas López.

En una primera fase, se planea instrumentar la app en comunidades pequeñas o cerradas, como podrían ser campus universitarios, escuelas o empresas; para aplicarla a nivel nacional, dado el tamaño territorial del país, su implementación podría realizarse por estado o municipio, porque requiere una adaptación previa de la información y se deben tomar en cuenta algunos fenómenos de movilidad e impulsar una solución regional.

El uso de esta tecnología coadyuvará a disminuir el número de contagios por covid-19 durante el regreso a la normalidad, porque identificará la interacción entre individuos sanos con personas infectadas que presentan síntomas o no, y notificará la posibilidad de un contagio con lo cual el usuario podrá tomar sus previsiones.

A diferencia de otras soluciones tecnológicas de rastreo, la app incorporar suficientes mecanismos que garantizan la privacidad de los usuarios y evita la recolección de sus datos por alguna organización, cuyos objetivos sean diferentes al identificar posibilidad de contagio por covid-19. Los primeros prototipos funcionales de esta herramienta se tendrían listos antes de seis meses.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Desarrollan científicos de México sistema para crear edificios y ciudades inteligentes

Published

on

Científicos politécnicos trabajan en un mapa visual para utilizarlo con el Internet de las Cosas, el cual operará múltiples dispositivos inteligentes

El Centro de Investigación en Computación del del Instituto Politécnico Nacional, avanza en la configuración de un mapa visual que utilizará el sistema del Internet de las Cosas, mismo que operará múltiples dispositivos inteligentes y apoyará en los requerimientos de ciberseguridad, el mejoramiento de los servicios de salud, optimización de procesos industriales y en la creación de edificios y ciudades inteligentes, afirmó el investigador del IPN, Ponciano Jorge Escamilla Ambrosio.

El Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, ha destacado en diversos foros que en esta emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, es necesario sacar el máximo provecho a la ciencia y la tecnología, para el fortalecimiento del proceso educativo y superar las limitaciones y consecuencias que impone la nueva normalidad.

A su vez, el Director General del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, ha resaltado: Vivimos en tiempos de la Cuarta Revolución Industrial, caracterizada por las tecnologías de la información, la comunicación entre máquinas, la robótica, la inteligencia artificial, el internet de las cosas y el big data, por ello el Politécnico inició un proceso de transformación institucional para formar al Talento 4.0 que requiere esta industria.

El científico y profesor del Laboratorio de Ciberseguridad del CIC, quien obtuvo su Doctorado en Control Automático e Ingeniería de Sistemas por la Universidad de Sheffield, Reino Unido, explicó que junto con un equipo de especialistas realiza la representación visual de sistemas del Internet de las Cosas, que se constituiría en un modelo general, que al escalarse podrá aplicarse en diversos sectores de la vida de las personas, para optimizar recursos y mejorar su calidad de vida.

“Este reto, indicó, es altamente complejo, porque el objetivo es llevar la representación de sistemas IoT a una estandarización, a fin de identificar todos los componentes físicos: sensores, actuadores, gateways (compuertas) y ruteadores (servidores de internet), con sus interrelaciones y requerimientos de seguridad. Este lenguaje ayudará a representar sistemas IoT, como se hace a través de un plano de una casa, con sus sistemas de agua y electricidad, y sus respectivos conectores, a fin de que puedan controlarse desde Internet, además de que se podrán identificar sus vulnerabilidades e implementar controles de seguridad”.

Detalló que el Internet de las Cosas es concebido como un sistema donde convergen diversas tecnologías y se conectan dispositivos con el mundo físico a través de sensores, los cuales envían datos a través de Internet. Sostuvo que en la actualidad un sistema de IoT puede funcionar en aparatos como refrigeradores, televisores, automóviles y casas, pero en el futuro podría incorporarse en el área de la salud donde a un paciente que es monitoreado con sensores de temperatura o glucosa en sangre, pueda recibir el medicamento requerido con la ayuda de un dispositivo. Subrayó que los países más avanzados en los sistemas IoT son: Alemania, Reino Unido, Japón, Corea y Estados Unidos.

Finalmente, Escamilla Ambrosio comentó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en su última encuesta que realizó en 2019, en México hay 80.6 millones de usuarios de internet, lo que equivale al 70.1 por ciento de la población de seis años o más. “Lo que pasó cuando llegó el Internet fue que primero nos preocupamos en conectar computadoras y después en solucionar los problemas de seguridad de los datos. Lo mismo pasa en el Internet de la Cosas, primero nos ocupamos por conectar sensores y ahora percibimos los retos en ciberseguridad a los que nos enfrentamos. En este sector hay un campo de acción enorme y un nicho de oportunidad que pueden aprovechar las nuevas generaciones de científicos”.

(Fuente: IPN)

Continue Reading

La Ciencia y Tecnología

Descubren una rara especie de orquídea gigante en Ecuador

Published

on

La tulcanensis, bautizada en honor a la ciudad ecuatoriana de Tulcán, destaca por ser una “rareza” debido a su gran tamaño en relación a sus parientes

Una nueva especie de orquídea, considerada una “rareza” por su gran tamaño, fue descubierta en un bosque húmedo del norte de Ecuador, en la frontera con Colombia, comentó a la AFP el biólogo Luis Baquero, autor del estudio.

El hallazgo en octubre de 2018 de la variedad nombrada Lepanthes (orquídeas) tulcanensis se divulgó el martes en la revista científica Lankesteriana, del Jardín Botánico de la Universidad de Costa Rica.

La tulcanensis, bautizada en honor a la ciudad ecuatoriana de Tulcán, cercana al sitio del hallazgo, destaca por ser una “rareza” debido a su gran tamaño en relación a sus parientes, indicó Baquero, quien lleva 25 años estudiando orquídeas.

“Es una planta de unos 40 centímetros, cuando las otras no pasan de los diez”, precisó el catedrático de la Universidad de las Américas (Udla), que hizo el estudio de la nueva especie junto al investigador Marco Montero, quien hiciera el hallazgo, y con apoyo de la Fundación Ecominga, una ONG conservacionista ecuatoriana.

El tamaño contempla la medida desde las raíces hasta lo alto del tallo.

La “rara nueva especie”, como la llama Baquero, fue encontrada en la reserva Drácula, en el sector de Cerro Negro.

La tulcanensis tiene una flor que mide 2,5 centímetros y se destaca por sus colores que van del amarillo al anaranjado.

“La hoja es alargada, de unos 10 centímetros, y la flor es grande para su género con unos dos centímetros de amplitud cuando en otras variedades solo alcanza pocos milímetros y posee muchas nervaduras con relación a otras”, detalló Baquero.

El biólogo considera el hallazgo “una suerte de eslabón perdido dentro de todas las Lepanthes”, pues de “entre un grupo especial de siete variedades grandes, es la más rara de todas”, manifestó emocionado el experto.

Empero, alerta que la nueva especie de orquídea “estaría en riesgo” debido a que su ecosistema podría ser parte de futuras concesiones mineras.

“Tememos desplieguen prácticas ambientales que afectarán a la biodiversidad de la zona”, dijo.

La nueva variedad crece entre los 1.800 y 2.000 metros de altura, en el bosque húmedo andino, que le ofrece las condiciones ideales de temperatura y humedad para crecer.

Ecuador es el país con mayor cantidad de especies de orquídeas registradas en un orden de 4.200. Le siguen Colombia (unas 3.300), Brasil, Venezuela y Perú.

(Fuente: telemetro)

Continue Reading

La Ciencia y Tecnología

Premian proyectos que potencian la seguridad alimentaria y la sustentabilidad en México

Published

on

Cargill México, en colaboración con el CIMMYT, entregó por quinto año consecutivo premios a los proyectos más innovadores de investigadores, productores, líderes de opinión y jóvenes, categoría que es reconocida por primera vez en la historia de la convocatoria

Por quinto año consecutivo se realizó la ceremonia de entrega del Premio Cargill-CIMMYT a la Seguridad Alimentaria y la Sustentabilidad en las categorías Investigador, Productor, Líder de opinión y, por primera vez, una nueva categoría de Jóvenes que reconoce las innovaciones de la población de 18 a 29 años. El Premio reconoce las acciones que contribuyen a superar los retos de la producción sostenible y rentable de alimentos nutritivos y asequibles en México.

Los ganadores fueron:

  • En la nueva categoría “Jóvenes” se premió a José Isidro Nepamuceno Reyes con “Meseta Purépecha”. Este proyecto demuestra el establecimiento de parcelas con innovación y busca la capacitación de los estudiantes de carreras agropecuarias.
  • En la categoría de “Investigador” resultó ganador el Dr. Manuel Oyervides, con el proyecto “VITALA”. Este sistema permite lograr siembras más densas en surcos más angostos, lo que ayuda a incrementar significativamente la productividad de grano de maíz en menos área sembrada y de una manera más optimizada y amigable con el ambiente.
  • El señor José Esteban Sotelo resultó ganador de la categoría “Productor” con el proyecto “Fortalecimiento de la cadena productiva de maíz nativo en el estado de Oaxaca”, que brinda atención a una superficie de 200 hectáreas de maíz nativo en diferentes comunidades.
  • Oscar Noel Mejía con “Fondo para la paz IAP” recibió el premio a la categoría “Líder de opinión”, el cual busca mejorar las prácticas agrícolas, así como las condiciones del suelo por medio de la adaptación y adopción, en los municipios de San Antonino Monteverde y Villa Chilapa de Díaz de Oaxaca.

En esta edición del Premio Cargill – CIMMYT se entregó una bolsa de $30,000 dólares; los primeros lugares de las categorías de productores e investigadores recibieron 10 mil dólares cada uno, mientras que los ganadores en la división de líderes de opinión y jóvenes ganaron 5 mil dólares cada uno.

A la V convocatoria aplicaron 52 proyectos innovadores de diferentes estados de la República Mexicana convirtiéndose así en la edición que mayor recepción de propuestas ha registrado. Esto demuestra el compromiso de todos por apoyar al sector agrícola.

Los ganadores fueron seleccionados por el Comité de Evaluación integrado por representantes de Cargill México e investigadores del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), además de un Consejo de Expertos conformado por investigadores y autoridades del sector.

Durante la ceremonia, el Dr. Martin Kropff, director general del CIMMYT, señaló: “El maíz y el trigo son la base para producir y consumir dietas sanas, suficientes y accesibles en todo el mundo. Por eso, nos honra colaborar y ofrecer este premio para promover la investigación, la innovación y el desarrollo en el campo mexicano.”

Por su parte, David Bello, director general de Cadena de Suministro Agrícola en Cargill México, comentó, “Los proyectos premiados representan un logro para los productores, investigadores, científicos y jóvenes que participan. Para Cargill, cada proyecto presentado es indicador de que estamos en el camino correcto para cumplir nuestro objetivo de nutrir al mundo de una manera segura, responsable y sostenible”.

“Hoy podemos combinar esa experiencia y capacidad de innovación de los productores con la investigación agrícola de excelencia y con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para evitar una crisis alimentaria al emprender una recuperación sostenible o, como me gusta decir, una Evolución Verde”, comentó Bram Govaerts, director global de Desarrollo Estratégico del CIMMYT, quien describió a dicha evolución como una transición hacia sistemas alimentarios caracterizados por el uso óptimo de insumos y la conservación de recursos naturales para producir más alimentos nutritivos, con un menor costo ambiental y de forma más rentable.

“Estoy seguro que los finalistas y ganadores del Premio Cargill – CIMMYT 2019 a la Seguridad Alimentaria y la Sustentabilidad tienen mucho que aportar a nuestra Evolución Verde”, agregó el representante del organismo internacional.

Juan Manuel Martínez Louvier, Director General del Instituto Nacional de la Economía Social (INAES), fue el encargado de dirigir las palabras finales de la ceremonia y ofreció una reflexión sobre la importancia de construir una agricultura para la paz y sobre el apoyo necesario para el desarrollo científico del campo.

Con este premio, Cargill y el CIMMYT reiteran su compromiso de colaborar y ofrecer incentivos para la innovación y el desarrollo de sistemas alimentarios más productivos y sostenibles en México.

(Fuente: cimmyt)

Continue Reading

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.