¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Plantean desarrollar app para notificar la posibilidad de contagio por covid-19

Publicada

on

Se alimenta de información de personas declaradas positivas por infección al nuevo coronavirus y para poder alertar a usuarios y generar avisos del contacto con pacientes

Al concluir la “Jornada de Sana Distancia” se continuó con la suspensión de actividades no esenciales, que involucran la congregación o movilidad de personas, a fin de evitar contagios por covid-19 y se identificaron como lugares de alto riesgo mercados, tianguis, bancos y transporte público, por lo tanto, resulta de utilidad saber si al encontrarse en estos lugares se tuvo contacto con una persona portadora de la infección.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019 estima que en México 86 millones 500 mil personas usan teléfono celular, por lo que podrían emplearse esos dispositivos para la lucha contra el covid-19.

Teniendo en cuenta estos fenómenos, un grupo de investigación del Departamento de Computación del Cinvestav, integrado por Francisco Rodríguez Henríquez, Brisbane Ovilla Martínez y Cuauhtémoc Mancillas López, trabaja en el diseño de una aplicación (app) gratuita para teléfonos celulares con el propósito de notificar al usuario sobre un posible riesgo de contagio.

“Planteamos desarrollar una herramienta informática para celulares, con el objetivo de evitar que el coronavirus se propague, sobre todo durante el regreso a la normalidad”, explicó Rodríguez Henríquez, líder del proyecto.

La herramienta trabaja con información sobre personas declaradas positivas para covid-19 por una instancia oficial y que de manera voluntaria la ofrece al servidor de la app para poder ser empleada por todos los interesados, así los celulares son capaces de notificar si durante los últimos días el usuario tuvo contacto cercano con una persona portadora del virus.

La idea es que los aparatos intercambien, vía bluetooth, identificadores anónimos, para preservar la privacidad de las personas, con el objetivo de que los usuarios puedan saber en todo momento con quién se han cruzado, durante su recorrido por la ciudad, ya sea caminando o en los diversos medios de transporte público, y sean portadores del virus.

Para alertar sobre un posible riesgo de contagio, la aplicación considera diversos factores como el número de contactos, tiempo de interacción y distancia mantenida durante el encuentro con una persona portadora de covid-19, con el objetivo de calcular una probabilidad de contagio.

Por ejemplo, “si un usuario tuvo contacto con una persona durante un minuto y a una distancia considerable, entonces el porcentaje de riesgo de contagio es reducido, por lo tanto, se evalúa ese porcentaje para determinar cuándo se debe notificar la posibilidad de contagio y así tomar previsiones, ya sea con la realización de una prueba o respondiendo un cuestionario de diagnóstico”, refirió Ovilla Martínez.

La app se concentra más en los contactos entre personas; sin embargo, con ello se puede inferir la situación en algunas zonas geográficas al incluir código postal en la información procesada y de esa manera sería posible mapear las zonas de mayor riesgo.

La herramienta notifica al usuario sobre el posible riesgo de contagio que se tuvo al transitar por la ciudad, con información recolectada días antes, es decir, recuerda los datos de contactos con posibilidad de infección en cierto periodo de tiempo; si en ese lapso se cruzó con una persona confirmada con covid-19 y coincide con el inició de síntomas, además del número de personas que podrían haber sido contagiadas, se activa un aviso.

Países que han planteado usar esta tecnología, para contener la pandemia, les preocupa la posibilidad de concentrar la información por el gobierno o una corporación comercial, pero con esta app esa posibilidad es mínima porque usa un sistema descentralizado, donde la información guardada no se relaciona con el dispositivo, el identificador se cambia cada diez minutos y los datos son anónimos solo reconocidos por un código, protegiendo así la identidad.

“Lo único que se intercambia son esos identificadores, la app no recolecta más y la información se mantiene solo en el dispositivo, a no ser que salga positivo a covid-19 y voluntariamente los quiera subir al servidor para avisar a los demás usuarios; nunca se podrá relacionar cierto identificador con una persona”, aseguró Mancillas López.

En una primera fase, se planea instrumentar la app en comunidades pequeñas o cerradas, como podrían ser campus universitarios, escuelas o empresas; para aplicarla a nivel nacional, dado el tamaño territorial del país, su implementación podría realizarse por estado o municipio, porque requiere una adaptación previa de la información y se deben tomar en cuenta algunos fenómenos de movilidad e impulsar una solución regional.

El uso de esta tecnología coadyuvará a disminuir el número de contagios por covid-19 durante el regreso a la normalidad, porque identificará la interacción entre individuos sanos con personas infectadas que presentan síntomas o no, y notificará la posibilidad de un contagio con lo cual el usuario podrá tomar sus previsiones.

A diferencia de otras soluciones tecnológicas de rastreo, la app incorporar suficientes mecanismos que garantizan la privacidad de los usuarios y evita la recolección de sus datos por alguna organización, cuyos objetivos sean diferentes al identificar posibilidad de contagio por covid-19. Los primeros prototipos funcionales de esta herramienta se tendrían listos antes de seis meses.

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Revela la NASA sonido de Marte

Publicada

on

El equipo de la NASA reveló un conjunto de sonidos de la superficie de Marte el cual fue grabado por un micrófono en el costado del Perseverance Rover.

Esta es la primera vez que se equipa un vehículo de Marte con un micrófono. 

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Identifican más de 140 mil tipos de virus en el intestino humano

Publicada

on

“Es importante recordar que no todos los virus son dañinos, pero representan una parte del intestino”, señala un experto

La ciencia sigue avanzando y esta vez varios investigadores del Instituto Wellcome Sanger y el Instituto Europeo de Bioinformática de EMBL (EMBL-EBI), en Reino Unido, han identificado más de 140.000 especies virales que viven en el intestino humano, más de la mitad de las cuales nunca antes se habían visto.

El estudio, publicado en la revista ‘Cell’, contiene un análisis de más de 28.000 muestras de microbioma intestinal recogidas en diferentes partes del mundo. La cantidad y diversidad de virus que encontraron los investigadores fue sorprendentemente alta, y los datos abren nuevas vías de investigación para comprender cómo los virus que viven en el intestino afectan la salud humana.

El intestino humano es un entorno con una biodiversidad increíble. Además de las bacterias, también viven allí cientos de miles de virus llamados bacteriófagos, que pueden infectar a las bacterias.

Se sabe que los desequilibrios en el microbioma intestinal pueden contribuir a enfermedades y afecciones complejas como la enfermedad inflamatoria intestinal, las alergias y la obesidad. Pero se sabe relativamente poco sobre el papel que juegan nuestras bacterias intestinales y los bacteriófagos que las infectan en la salud y las enfermedades humanas.

Utilizando un método de secuenciación de ADN llamado metagenómica, los investigadores exploraron y catalogaron la biodiversidad de las especies virales que se encuentran en 28.060 metagenomas intestinales humanos públicos y 2.898 genomas de aislamientos bacterianos cultivados a partir del intestino humano.

El análisis identificó más de 140.000 especies virales que viven en el intestino humano, más de la mitad de las cuales nunca se habían visto antes. El doctor Alexandre Almeida, becario postdoctoral en EMBL-EBI y el Instituto Wellcome Sanger, resalta que “es importante recordar que no todos los virus son dañinos, pero representan un componente integral del ecosistema intestinal”.

“Por un lado, la mayoría de los virus que encontramos tienen ADN como material genético, que es diferente de los patógenos que la mayoría de la gente conoce, como el SARS-CoV-2 o el Zika, que son virus de ARN -prosigue-. En segundo lugar, estas muestras provienen principalmente de personas sanas que no comparten ninguna enfermedad específica. Es fascinante ver cuántas especies desconocidas viven en nuestro intestino y tratar de desentrañar el vínculo entre ellas y la salud humana”.

Entre las decenas de miles de virus descubiertos, se identificó un nuevo clado de alta prevalencia, un grupo de virus que se cree que tienen un ancestro común, al que los autores se refieren como Gubaphage. Se descubrió que este es el segundo grupo de virus más prevalente en el intestino humano, después del crAssphage, que se descubrió en 2014. Ambos virus parecen infectar tipos similares de bacterias intestinales humanas, pero sin más investigación es difícil conocer las funciones exactas del Gubaphage recién descubierto.

El doctor Luis F. Camarillo-Guerrero, primer autor del estudio del Instituto Wellcome Sanger, resalta que “un aspecto importante de nuestro trabajo fue asegurar que los genomas virales reconstruidos fueran de la más alta calidad. Un estricto control de calidad en proceso junto con un El enfoque de aprendizaje automático nos permitió mitigar la contaminación y obtener genomas virales muy completos”.

“Los genomas virales de alta calidad allanan el camino para comprender mejor el papel que juegan los virus en nuestro microbioma intestinal, incluido el descubrimiento de nuevos tratamientos como los antimicrobianos de origen bacteriófago”, asegura.

Los resultados del estudio forman la base de la Base de datos de fagos intestinales (GPD), una base de datos altamente curada que contiene 142.809 genomas de fagos no redundantes que serán un recurso invaluable para quienes estudian los bacteriófagos y el papel que desempeñan en la regulación de la salud de nuestros bacterias intestinales y nosotros mismos.

El doctor Trevor Lawley, autor principal del estudio del Instituto Wellcome Sanger, asegura que “la investigación sobre bacteriófagos está experimentando un renacimiento. Este catálogo de alta calidad y gran escala de virus intestinales humanos llega en el momento adecuado para servir como modelo para guiar el análisis ecológico y evolutivo en futuros estudios de viromas”.

(Fuente: 20minutos)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Detectan fuente galáctica de gran energía en observatorio mexicano

Publicada

on

Con la investigación del centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en España, han hallado fotones de muy alta energía procedentes de una fuente galáctica que podría ser la candidata a producir rayos cósmicos

Un grupo de investigación del Instituto de Física Corpuscular (IFIC), perteneciente al centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universitat de València (UV), (este de España ) han detectado una fuente galáctica de rayos gamma candidata a producir rayos cósmicos de muy alta energía.

El estudio, comandado por el investigador del IFIC Francisco Salesa Greus, junto a otros miembros de la colaboración HAWC -un observatorio de rayos gamma situado en México que ha recopilado información sobre este tipo de fenómenos-, ha permitido descubrir fotones de muy alta energía procedentes de una fuente galáctica que podría ser la candidata a producir rayos cósmicos.

Los investigadores han explicado que los rayos gamma se producen en fenómenos astrofísicos muy energéticos, como explosiones de supernovas o núcleos de galaxias activas, y están constituidos por fotones de alta energía que cuando entran en contacto con la atmósfera terrestre son absorbidos, hecho que dificulta su observación.

La detección de dichos neutrinos se ha realizado a través de telescopios como el KM3NeT, ubicado en el fondo del mar Mediterráneo, el IceCube, situado en el Polo Sur, que identifican las partículas subatómicas sin carga eléctrica más pequeñas hasta ahora conocidas.

El análisis ha mostrado la detección de fotones de alta energía procedentes de una fuente galáctica, “HAWC J1825-134”, cuyo espectro continúa de manera ininterrumpida hasta niveles de al menos 200 teraelectronvoltios (TeV), lo que implicaría que esta emisión debería haber sido creada por rayos cósmicos todavía más potentes, del orden del petaelectronvoltio (PeV).

De hecho, hay más de 200 fuentes de rayos gamma que emiten a energías TeV, pero los investigadores han comentado que se conocen menos de una decena que emitan a más de 100TeV.

Según el estudio, publicado en la revista “The Astrophysical Journal Letters”, los rayos gamma observados por HAWC serían el resultado de la interacción de rayos cósmicos de más alta energía con las moléculas de una zona de alta densidad de materia.

Salesa ha comentado que los resultados de las observaciones hacen de “HAWC J1825-134” una “clara candidata” a emitir neutrinos de alta energía, y ha explicado que con un telescopio del volumen de detección de KM3NeT se espera poder observar esta fuente durante el periodo de operación del detector, además de comentar que la fuente galáctica se encuentra en el hemisferio sur celeste, “una ventaja” para el telescopio.

Ambos telescopios trabajarán para confirmar los resultados obtenidos por HAWC, en caso de observar la emisión de neutrinos como producto de la interacción de rayos cósmicos de alta energía con la materia y radiación en la fuente de producción.

(Fuente: bluradio)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.