¡Siguenos!

Curiosidades

«¡Maldito idiota!»: patos almizcleros australianos aprenden a insultar como los humanos

Publicada

on

Científicos señalan que se trata de la primera prueba de aprendizaje vocal en un miembro de la familia de patos, gansos y cisnes. El estudio podría ayudar a comprender mejor cómo aprenden los animales a emitir sonidos.

Aunque los científicos no saben exactamente cómo habría aprendido Ripper a pronunciar la frase, especulan que probablemente fue algo que dijo su cuidador, y el pájaro lo aprendió.

Según The Independent, las grabaciones de Ripper emitiendo estos sonidos se realizaron en una grabadora de casete Sony Walkman Professional y un micrófono Sennheiser MKH 816 los días 19 y 26 de julio de 1987, cuando el ave tenía unos cuatro años de edad.

En estas grabaciones, realizadas por el científico australiano Peter J Fullager, ya jubilado, se podía oír al pato vocalizar docenas de veces en unos pocos minutos y en intervalos de entre cuatro y cinco segundos.

Pato 2

En 2000, los investigadores también grabaron las llamadas de otro pato almizclero macho, conocido simplemente como «Pato 2». Pato 2, criado en Tidbinbilla por una hembra cautiva, podía imitar, por su parte, los sonidos del pato negro del Pacífico. También emitía un sonido similar al de los portazos de Ripper.

«Este segundo pato había estado expuesto a Ripper, lo que puede haber afectado a esta parte del sonido», escriben Cate y Fullargar en su artículo.

«Lamentablemente, todos los documentos de Tidbinbilla se perdieron en el incendio forestal que arrasó la reserva en enero de 2003, por lo que es difícil establecer todos los detalles exactos», señala el estudio.

Primera prueba de aprendizaje vocal en la familia de patos, gansos y cisnes

Los autores señalan que se trata de la primera prueba de aprendizaje vocal en un miembro de la familia Anserinae (patos, gansos y cisnes).

«El pato almizclero australiano demuestra una inesperada e impresionante capacidad de aprendizaje vocal», escriben en su artículo.

Telencéfalo

Los científicos afirman que la región del cerebro de las aves conocida como telencéfalo, que interviene en el aprendizaje vocal de los pájaros cantores y los loros, es también relativamente más grande en las aves acuáticas que en otros grupos de aves, según reporta The Independent. Del mismo modo, especulan que el rasgo de aprendizaje vocal puede haber evolucionado una vez en el ancestro común de estas aves y haberse perdido posteriormente en algunos linajes.

«Estos sonidos ya se habían descrito antes, pero nunca se habían analizado con detalle y hasta ahora habían pasado desapercibidos para los investigadores del aprendizaje vocal», escriben los investigadores en el estudio.

«El aprendizaje vocal en el pato almizclero representaría un caso de evolución independiente, lo que plantea muchas preguntas que van desde los mecanismos neurales y conductuales implicados hasta el trasfondo evolutivo y adaptativo del aprendizaje vocal en esta especie», escribieron los científicos en la investigación, quienes abogaron también por «un estudio más amplio y sistemático de ésta y otras especies relacionadas», afirmando que podría ayudar a comprender mejor cómo aprenden los animales a emitir sonidos.

(Fuente: DW)

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Curiosidades

Atacan a balazos a La Llorona

Publicada

on

En Naucalpan, Estado de México, una mujer que se disfrazó de La Llorona para salir a las calles a espantar a sus vecinos, fue atacada a balazos y perdió la vida.

Según medios locales, en el barrio de San Miguel Dorami, en San Francisco Chimalpa, una mujer se disfrazó de La Llorona para espantar a sus vecinos.

La joven de entre 20 y 25 años de edad, fue sorprendida cuando en lugar de asustarse, los vecinos la atacaron a balazos.

Además, el pasado viernes 15 de octubre, vecinos grabaron el momento en que la joven gritaba por las calles de Naucalpan Ay, mis hijos”.

Aunque circulan imágenes del cuerpo de la joven con las heridas de bala, las autoridades no han detenido a alguna persona por este hecho.

(Fuente: Redes Sociales)

Sigue leyendo

Curiosidades

Manú la mona mexicana que enseña sobre la destrucción de los ecosistemas

Publicada

on

En las entrañas de una de las últimas selvas de Norteamérica, enclavada en el estado de Veracruz, una mona aulladora llamada Manú, que saltó de la realidad a los cuentos infantiles, desciende de un grupo de primates que migró por la amenaza de sus hábitats.

Refugiada en la selva de Los Tuxtlas, en el oriente de MéxicoManú pasó de ser hija de sobrevivientes a protagonista de una historia que crea conciencia de las amenazas que enfrentan los jardineros del bosque y de la destrucción de los ecosistemas mexicanos.

“Esa mañana Manú contaba los diferentes tonos verdes de los árboles del mundo, su mundo. Eran enormes y gracias a ellos, el color verde podía tener mil significados, cada uno era contado por Manú”, relata el libro que lleva su nombre.

México perdió 295 mil hectáreas de bosque natural en 2020 por incendios y deforestación, lo que lo convierte en uno de los 10 países más afectados, según la Global Forest Watch del World Resources Institute (WRI).

En este contexto, en una zona de 90 hectáreas de espesa jungla, conocida como La Flor de Catemaco, en la cuna de la santería en México, monos aulladores encuentran un refugio y ahí es donde Manú cuenta la aventura de una tragedia de la que lograron florecer.

Del proyecto de traslocación de monos que la Universidad Veracruzana (UV), una de las más grandes del sureste mexicano, ha realizado por 30 años, surgió el cuento de la investigadora María del Socorro Aguilar Cucurachi, la joven escritora Karla Carreón y la ilustradora Karo Carvajal.

“Cuando hay procesos que cierran de esta manera, con la vida, es muy satisfactorio. Manú representa vida y cuando hay procesos que emergen, y que dan más vida y florecen, hacen pensar que todo tiene sentido”, cuenta este domingo a EFE la bióloga Aguilar Cucurachi.

De las llamas a la quietud

Durante su servicio social en el Instituto de Neuroetología de la UV en 2005, la investigadora conoció a la familia protagonista de monos aulladores: Nerón, el macho dominante con un anillo dorado alrededor de la cola; Madaleno, el macho joven, y a Camila y Danila, hembras de la tropa.

En una comunidad llamada Cascajal del Río, del municipio ganadero de Acayucan, ocho ejemplares habían sido empujados a la orilla de un río, ante la amenaza de la quema de su hábitat para abrir paso a cultivos.

Fue un proceso de reubicación, acelerado por las llamas que consumieron los árboles, la desaparición de cuatro monos y la pérdida de un ojo de una sobreviviente.

“Estábamos confundidos, no sabíamos si huir o esperar. Verás, Manú, el fuego es algo muy peligroso porque quema. Cuando algo te quema, se siente como cuando estás muy enojada, como si algo se hiciera cachiporra (una bola) muy lento dentro de ti”, dicen en el cuento a la protagonista.

Nerón, Madaleno, Camila y Danila fueron a un lugar temporal con rejas del tamaño de dos habitaciones, luego al parque controlado de la dirección de Flora y Fauna Silvestre de la universidad y, finalmente, luego de dos meses, al área privada de conservación La Flor de Catemaco.

Nace la esperanza

Después, en una tupida selva, al breve tiempo nació Manú, descendiente de esos migrantes y a quien su madre le cuenta su pasado.

“Queríamos que este tipo de historias la conocieran otros sectores, generalmente se quedan en documentos científicos o se divulgan entre pares, pero tiene que llegar a las infancias, adolescencias y a los adultos, lo que sucede a Manú trasciende a muchas realidades”, dice Aguilar Cucurachi.

El libro es una obra infantil publicada por la editora del Gobierno de Veracruz, porque, asegura su directora Zoila Cruz, se busca promover la cultura, historia, tradiciones y riqueza natural del estado, así como divulgación científica para la niñez.

Manú lleva a una zona mística y mágica donde habita una tropa tan importante y valiosa para la humanidad, considera la ilustradora de la obra, Karo Carvajal, quien trabaja además en el Laboratorio Multimedia X Balam del área académica biológica-agropecuaria de la universidad.

“Son migrantes no voluntarios, forzosos, son estos movimientos que la misma humanidad genera, son supervivientes de una tragedia, lograron florecer en un lugar que paradójicamente se llama La Flor”, destaca.

A la distancia y junto a 37 monos en ese refugio, Manú descansa, con sus cinco hijos y sus nietos que gritan y retozan en ese reducto de selva mexicana. Se convirtió en la matriarca de la familia más grande de La Flor de Catemaco.

(Agencia: EFE)

Sigue leyendo

Curiosidades

La evolución del Xoloitzcuintle

Publicada

on

Coral tiene apenas tres meses, por lo que todavía desconoce el simbolismo que acarrea su linaje para millones de mortales. Es un perro xoloitzcuintle, una milenaria y peculiar raza sin pelo que se encarga de guiar a las almas y que se ha convertido en un símbolo del Día de Muertos y de México.

Mientras revolotea por la falda de su dueño, Jorge Alvarado, este acaricia su piel, suave como la de una aceituna, y de un color bermejo poco común en los xolos, habitualmente negros.

Alvarado trata con especial cuidado a este ejemplar porque, según la tradición ancestral de los mexicas, los canes que velaban por los difuntos en la aciaga travesía al Mictlán (inframundo) tenían color rojizo.

Un guía para los muertos

El xolo debía “acompañar al difunto y ayudarlo a sortear todos los obstáculos que había, como ríos, desiertos, flechas, navajas… Así lo establece la mitología”, relata Alvarado.

Es más, si el difunto llegaba al Mictlán “y había maltratado a los perros, ya no pasaba de ahí”, cuenta este economista que ha convertido su casa de las afueras de la capital en un centro de crianza y conservación de esta especie.

Cuando regaló un xoloitzcuintle a su hija en el año 2000, no esperaba que 21 años después viviría con 40 ejemplares y habría atendido 300 partos, pero se enamoró de esta especie.

El relato mitológico que cuenta fue el que describieron los conquistadores españoles del siglo XVI, pero las investigaciones más recientes apuntan a que hay más leyenda que realidad.

Raúl Valadez, biólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tiene claro que todos los perros tenían un “papel relevante” en los ritos funerarios prehispánicos, pero los españoles destacaron más a los ejemplares sin pelo porque nunca los habían visto.

“No porque no hubiera otros perros, sino porque era el perro que les llamaba la atención”, aclara.

Un “error” de la genética

En el patio trasero de la casa de Alvarado, cuidadosamente decorado con orquídeas y motivos mexicanos, conviven una cuarentena de perros. Unos tienen pelo, otros no, pero todos son xolos.

“Desde el punto de vista genético el perro pelón (calvo) es un error”, cuenta el biólogo, puesto que la falta de pelo se debe a un accidente que impide que la célula forme toda la proteína necesaria.

Este error genético es el que comparten todos los perros sin pelo del mundo.

Se cree que el xolo se originó hace 2 mil años en el occidente de México, y se desplazó con la migración humana hacia el sur, en países como Perú y Argentina, donde se llama “perro pila”, e incluso llegó en los barcos a China.

Pese a la falta de vello, no pareciera que perros como Tezontle, otro xolo rojizo que juega hiperactivo por la casa, tenga problemas de salud. De hecho, estos perros llegan a vivir entre 12 y 14 años.

“La escasez de pelo les ha permitido endurecer la piel. He visto algunas agujas que se doblan al aplicar vacunas”, confiesa el cuidador.

El perro de Frida y de México

La piel muy dura debieron tener los xolos para subsistir a la marginación que sufrieron durante la colonia española del actual México.

Y es que se convirtieron en “el enemigo número uno de los clérigos” por el enorme simbolismo que tenían en las creencias religiosas locales, describe el biólogo.

Pero Valadez aclara que nunca han estado a punto de desaparecer: “Difícilmente pudiera haber estado en peligro de extinción porque su característica es dominante. No importa que lo cruces con un lobo o un coyote”.

En 2017, la película “Coco” llevó al xolo a las pantallas y a las mentes de todo el mundo con el personaje de Dante, el dicharachero perro que acompaña al protagonista en el más allá.

Pero el perro sin pelo es símbolo de México desde la década de 1930, cuando el nacionalismo mexicano comenzó a reivindicar su pasado prehispánico.

“Es una época de gran nacionalismo cultural, donde Frida Kahlo, Diego Rivera y muchos más prometieron conservar los perros. Por eso se hizo famoso”, cuenta Alvarado.

Cada vez hay más demanda de estos perros en el extranjero, como Estados UnidosEuropa y últimamente Rusia, donde la “xolomanía” está en auge.

Pero mientras sostiene a Coral en su falda, al criador no le gusta pensar en estos animales como un simple “perro de moda” que adquieren familias acomodadas, sino como seres que requieren de “mucho amor”.

“No puedo acariciar a un perro porque inmediatamente el que está atrás te reclama y exige su apapacho (cariño)”, revela risueño sobre este animal, considerado el mejor amigo de los hombres, tanto de los vivos como de los muertos.

(Agencia: EFE)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.