¡Siguenos!

Internacional

La OMS, víctima de la lucha por la Casa Blanca

Publicada

on

Washington, 15 Abril 2020.- La suspensión de las aportaciones estadounidenses a la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2.39 por ciento de su programa bianual, más que una pérdida económica es otro embate al multilateralismo y consolida la percepción de China como el enemigo claro de Estados Unidos.

Pero ambas vertientes se encuentran sometidas a un objetivo mayor: la reelección del presidente Donald Trump para el periodo 2021-2024. La estrategia es la misma que el mandatario republicano ha seguido a lo largo de su vida: el uso de los medios de forma estridente.

No es casual que anunciase la suspensión de esas contribuciones a horas de que su antecesor presidencial, Barack Obama, respaldara a Joe Biden como candidato demócrata.

A seis meses y medio de la fecha electoral de noviembre -si el coronavirus no obliga a un cambio- Biden supera con hasta 4.4 puntos de diferencia en preferencia de voto al actual jefe de la Casa Blanca en estados clave para la contienda, como Michigan.

Lo supera también en Pennsylvania, Carolina del Norte, Arizona, Wisconsin y Florida, entidad ésta donde la ventaja era apenas de 0.4 unidades, de acuerdo con Real Clear Politics, citada por el sitio informativo Axios.

Se trata de una renta que a principios de semana The New York Times advertía no era definitiva a medio año de la contienda, y aún con Biden en problemas para mostrar con claridad su ventaja en otras entidades importantes.

De ahí la necesidad para Trump de un anuncio estridente que, además, lo sacara del atolladero en que apenas un día antes se había metido al señalar que él sería el único que decidiría cuándo se levantará el actual confinamiento en Estados Unidos.

La respuesta, en un país que valora como pocos la autonomía de condados y estados, fue abrumadoramente en contra, y lo menos que mereció fueron comentarios de que el país no es una monarquía.

En términos estrictos, de acuerdo al presupuesto que la OMS elabora bianualmente, para el ciclo 2020-2021 contaba con cuatro mil 840.4 millones de dólares. La contribución estadounidense es de 115.8 millones de dólares, 2.4 por ciento del total.

Pero la importancia fue haber anunciado la suspensión temporal en plena pandemia por el coronavirus que produce la COVID-19, cuando es incierto el momento en que Estados Unidos regresará a la plena actividad y ya con 17 millones de solicitudes de ayuda por desempleo.

Y, sobre todo, haber responsabilizado a la OMS de ayudar a China a encubrir la información del surgimiento y expansión del 2019-nCoV, la cepa de coronavirus responsable de la pandemia.

Al presidente Trump no le faltaba razón en que China parece no haber reaccionado con claridad a la crisis, y de hecho habría que recordar que funcionarios del país asiático acusaron al fallecido Li Wenliang, médico que lanzó la alerta del nuevo coronavirus, de esparcir rumores cuando se refirió a la nueva enfermedad.

Pero habría que diferenciar entre la reacción de China, propia de la cultura asiática, normada por el respeto irrestricto al principio de autoridad, y la falta de margen de maniobra de entidades como la OMS para comportarse de manera coercitiva con sus estados miembros.

Al final, y tras un par de viajes a la nación asiática del director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, China aceptó la existencia del por entonces aún brote y comenzó a tomar medidas, desde confinamientos parciales hasta el cierre total de Wuhan, ciudad de más de 10 millones de habitantes, en la que se detectó primero al coronavirus.

Pero el habitual secretismo chino fue retomado por el mandatario para nuevas críticas contra China, su «villano favorito», al cual solo hace competencia México por sus migrantes sin documentos y el flujo de narcóticos.

La estridencia en los mensajes del presidente estadunidense se muestra con claridad cuando ha pretendido llamar al 2019-nCoV como el «virus chino», lo que se explica porque le permite retomar su línea de acusar a China de sacar ventaja de Estados Unidos.

Ese argumento, la presunta ventaja ilegítima que China ha sacado de Estados Unidos, dado desde los tiempos de la campaña electoral hace cuatro años, o quizá antes, va desde el robo de propiedad intelectual hasta la instalación de fábricas en la nación asiática que antes estaban en suelo estadounidense.

Muchas de esas acusaciones se fundamentan en hechos, pero olvidan que China sigue en el cambio de su estructura de país agrícola a industrial y, de acuerdo con la evaluación de la economía china del FMI publicada en julio de 2019, ahora fortalece al sector servicios.

En contraste, la productividad estadounidense cayó 0.3 por ciento en el tercer trimestre de 2019, la primera baja en cuatro años. Si bien esa baja se atribuía a la guerra comercial que empezó a finales de 2018 entre China y Estados Unidos, también marca tendencias de mayor plazo que apuntan al paulatino desplazamiento económico de la nación norteamericana por el país asiático.

La guerra comercial entre ambos países -ahora en tregua obligada por la pandemia- ha sustituido al multilateralismo, una estrategia de cooperación entre naciones que la administración Trump estalló prácticamente desde el primer día de su gestión.

El mensaje del mandatario en la apertura de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre de 2018, glosa su concepción de la otra cara del multilateralismo, la que él ve.

En ese discurso fijó que la ayuda internacional estadounidense solo sería para amigos y quienes respeten a Washington, y en particular, la insistencia en seguir la línea de la independencia y la cooperación ante un gobierno global.

O como lo resumió: «rechazamos la ideología del globalismo y aceptamos la ideología del patriotismo» o, en otras palabras, «hacer de nuevo grande a Estados Unidos».

Tal es el marco de referencia de la salida estadounidense del acuerdo de París sobre cambio climático, la insistencia ante Corea del Sur o la Alianza Atlántica para compartir gastos militares, o la salida del acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, entre otros ejemplos.

Por eso la suspensión de la ayuda a la OMS es una pieza más de la guerra contra China y la globalización, visiones de la ideología del mandatario, pero también parte de su búsqueda de cuatro años más de estancia en la Casa Blanca.

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Llevaba mota en el tanque de gasolina

Publicada

on

Belice.- Un aseguramiento de 18 kilos de marihuana fue realizado por la Policía de Belice, en la aldea de Chan Chen, perteneciente al distrito de Corozal, la mañana de este domingo, alrededor de las 10:15 horas.

Derivado de este hecho hay dos personas detenidas y bajo investigación, por estar en la zona en la que el enervante fue localizado, guardado en el tanque de combustible, de un automóvil habilitado como taxi que circulaba por la zona.

Se sabe que los policías, al estar realizando operativo por el área conocida como pista de aterrizaje conocida como “Troma”, entre los cañales del lugar.

Sigue leyendo

Internacional

Alerta por brote de gripe aviar en Europa

Publicada

on

París.– Una forma de gripe aviar altamente contagiosa y mortal encendió las alarmas en Europa y alertó a la industria avícola tras los brotes anteriores que provocaron pérdidas millonarias de especie y económicas.

De acuerdo a los especialistas, se trata de cepas del H5N1 y H5N8 que se transmiten a humanos y ya fue hallada en Francia, Holanda, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Suecia, Croacia, Eslovenia y Polonia.

Mientras que hasta el momento los países más afectados por la infección son Rusia, Kazajistán e Israel.

Aunque la mayoría de los casos se dan en aves silvestres migratorias, los brotes en las granjas han provocado la muerte de 1.6 millones de pollos y patos, de los cuales 500 mil pertenecen a los Países Bajos, el mayor exportador de carne y huevos de pollo en la región.

Cabe señalar que entre el 2016 y 2017, la cepa del H5N8 provocó el mayor brote de gripe aviar en la historia de la comunidad europea y que se extendió a territorio asiático y africano.

A pesar del riesgo relativamente bajo para los humanos, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) afirmó que la evolución del virus debe ser monitoreada de cerca.

Sigue leyendo

Internacional

ONU pronostica hasta 148.000 muertes adicionales por Sida hasta 2022

Publicada

on

El impacto negativo que la pandemia de COVID ha tenido en la respuesta global contra el VIH/sida podría causar entre 69.000 y 148.000 muertes adicionales en el mundo entre 2020 y 2022, advierte Onusida.

«La insuficiencia en la inversión y las acciones contra la VIH y otras pandemias dejaron al mundo expuesto a la COVID», subraya el documento, en el que se asegura que «si los sistemas sanitarios y redes de seguridad social hubieran sido más fuertes el planeta habría estado mejor posicionado para frenar el coronavirus».

El informe prevé además entre 123.000 y 293.000 infecciones adicionales de VIH entre 2020 y 2022 (el pasado año hubo 1,7 millones) y reconoce que en un año tan difícil no se cumplirán los objetivos en la lucha contra el sida, encaminados a lograr que la enfermedad deje de ser una amenaza para la salud pública en 2030.

«Los progresos de los últimos años están amenazados en muchos países, con los servicios de atención al VIH interrumpidos, y las cadenas de abastecimiento cortadas para muchos productos básicos», señaló en la presentación del informe la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima.

La política ugandesa subrayó que «el mundo ha cambiado en los últimos meses, y en él la COVID ha empeorado las desigualdades que otra pandemia, la de VIH/sida, también había generado».

La pandemia causó interrupción de servicios

El principal mensaje del informe es el de urgir a los gobiernos a aprender la lección que la falta de inversión en salud ha tenido en la pandemia de COVID, y aplicarla también en la respuesta contra el VIH/sida.

«Vemos ahora el fuerte vínculo que existe entre nuestra salud y la de la economía mundial», señaló Byanyima. La máxima responsable de ONUSIDA explicó que especialmente en los primeros meses de 2020 hubo una preocupante caída de aproximadamente el 50 % en el número de pacientes diagnosticados con VIH, que no respondía a una menor incidencia del virus sino a la interrupción de muchos servicios de atención médica debido a la COVID.

Posteriormente «muchos países pudieron recuperarse y se cerraron algunas de las brechas abiertas en esos primeros meses, pero todavía vemos interrupciones de algunos servicios y un freno sobre los progresos de años anteriores», analizó.

Byanyima recordó que todavía unos 12 millones de personas afectadas de VIH/sida no reciben tratamiento (de un total en el mundo de 40 millones), y que la discriminación y estigmatización de este tipo de pacientes todavía es muy alto.

ONUSIDA establece en su informe nuevos objetivos en la lucha contra esta epidemia, entre las que destacan conseguir antes de 2025 una cobertura sanitaria del 95 % en comunidades de alto riesgo de contagio de VIH, y reducir al 10 % el número de países donde aún haya leyes discriminatorias a los portadores del virus.

(Agencias EFE, UNAids)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.