¡Siguenos!

Internacional

García Luna actos que todos sabían

Publicada

on

Sus nexos los delataron, además de Policías Federales, oficiales de la DEA y hasta la ex embajadora Roberta Jacobson

Durante más de una década el gobierno de Estados Unidos ha reunido información sobre las presuntas actividades delictivas de Genaro García Luna. Aunque lo respaldó durante el gobierno de Felipe Calderón en la llamada “guerra al narcotráfico”, funcionarios policiales de ese país expresaban su frustración por los reiterados intentos fallidos para detener en esa época a Joaquín El Chapo Guzmán. Ahora, Washington tiene al “superpolicía” en el banquillo bajo el cargo de narcotráfico en complicidad con el Cártel de Sinaloa, encabezado entonces por Guzmán Loera.

“Han sido varias, muchas, las ocasiones que (en territorio mexicano) hemos estado muy cerca y a punto de atrapar al Chapo; pero al final algo pasa que nos impide su detención. Por alguna razón (El Chapo) recibe algún pitazo de que estamos cerca de él y se escapa en el momento preciso”.

En una entrevista publicada el 22 de febrero de 2009 en este semanario, el jefe de Operaciones de Inteligencia de la DEA, Anthony P. Placido, reveló el círculo de protección del capo mexicano. En ese tiempo García Luna era secretario federal de Seguridad.

“En todas las operaciones de este tipo los agentes de la DEA van siempre acompañados de agentes federales y de soldados mexicanos, quienes son los encargados de ejecutar los arrestos”.

Y deslindó al gobierno estadounidense de las fallas: “Nosotros simplemente proveemos de información de inteligencia, como parte de las acciones bilaterales y compromisos de intercambio de información que mantenemos con México en la guerra contra el narcotráfico”.

Para el oficial de la DEA, “el éxito de México (en esta lucha) es el éxito de Estados Unidos, pero sin duda este triunfo se consolidará el día que arrestemos a los capos del narcotráfico mexicano y sean extraditados a Estados Unidos”.

Posteriormente, en una carta enviada a este semanario, Placido se quejó de que el reportero Jesús Esquivel, corresponsal de Proceso en Washington y quien realizó la entrevista, reflejó de manera “inexacta” sus declaraciones: “Para aclarar esto: nunca he expresado preocupación sobre la integridad del secretario García Luna”. El tiempo lo desmintió.

Historial secreto… a voces

De 2005 a la fecha, Proceso ha publicado poco más de un centenar de historias periodísticas sobre los nexos de Genaro García Luna con diversos grupos del narcotráfico, sobre todo con el Cártel de Sinaloa y Joaquín Guzmán Loera, quien ahora purga una condena de prisión perpetua en Estados Unidos.

Algunas de esas historias han sido portadas del semanario: “La farsa de García Luna”, “La impotencia”, “Los ganadores”, “Los sospechosos”, “Todo el poder”, “Todavía en la impunidad”, “Emergen las mentiras de García Luna”, “Los tiempos atroces de García Luna”, “Caso general Ángeles, el complot”, “El entramado de García Luna llega a Salinas Pliego”, “Zambada, contacto en el aeropuerto”, “García Luna, el entramado de dos caras”, “García Luna en la mira de Estados Unidos por corrupción”…

Durante casi dos décadas Proceso ha dado cuenta de los señalamientos de complicidad del exjefe policial con grupos de narcotraficantes del país, desde que fue titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el gobierno de Vicente Fox y posteriormente, durante la administración de Felipe Calderón, cuando fue el titular de la entonces Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Jacobson aseguró que su gobierno recopiló rumores e información de la relación de García Luna con el Cártel de Sinaloa y conocía sus andanzas con narcotraficantes como El Chapo Guzmán, pero negó cualquier omisión de Estados Unidos para actuar contra el asesor, amigo, confidente y miembro del gabinete de Calderón.

Para entonces la información que recogían en México agencias de Estados Unidos como la CIA, el FBI, la DEA, el Pentágono, el Departamento de Seguridad Interior y otras, engrosaban el expediente criminal de García Luna.

“Jacobson ríe un poco antes de contestar: ‘Eventualmente, pero es el caso con muchos encausamientos que se dan a conocer tiempo después de cuando ocurren los eventos’.”

García Luna no es un caso singular de la “duplicidad” que denunció Jacobson en cuanto exfuncionarios mexicanos ligados al narcotráfico con quienes, antes de ser descubiertos, ha tenido que colaborar el gobierno estadunidense. Uno de los casos más connotados antes del arresto de García Luna fue el del general Jesús Gutiérrez Rebollo, a quien en diciembre de 1996 el entonces presidente Ernesto Zedillo nombró cabeza de la lucha contra el narcotráfico.

Acerca de la comparación del caso de García Luna con el de Gutiérrez Rebollo, Jacobson señaló: “¡Uff! Es difícil compararlos; ambos son decepciones”.

De acuerdo con la exembajadora Jacobson, “también se sabe que la PGR tuvo informes de su permanencia en una zona de Nayarit, pero la AFI llegó tarde. De igual manera, en diciembre la DEA informó a la PGR el lugar donde se llevaba a cabo el funeral de uno de los hijos del Chapo en Guadalajara, al que el narcotraficante asistió. Los informes advierten que los policías arribaron tres minutos después que el capo se retiró”.

El 2 de noviembre de 2008 aparecieron narcomantas en varios estados con señalamientos de que el entonces titular de la SSP y varios agentes de esa dependencia protegen al Cártel de Sinaloa.

A raíz de la captura de Jesús Zambada García, El Rey, su hijo Jesús Zambada y otros miembros del Cártel de Sinaloa, dos de los colaboradores de García Luna, Víctor Gerardo Garay Cadena y Luis Cárdenas Palomino, comisionado interno de la PFP y coordinador de inteligencia de la SSP, respectivamente, fueron interrogados por elementos de la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) por su presunta protección a la organización delictiva.

Red financiera

Como producto de una investigación de 20 meses realizada con la DEA, en 2009 el Departamento del Tesoro relacionó a seis empresas con las actividades de lavado de dinero de Zambada: Establo Puerto Rico, SA de CV; Jamaro Constructores, SA de CV; Multiservicios Jeviz, SA de CV; Estancia Infantil Niño Feliz, SC; Rosario Niebla Cardosa, A en P; así como Nueva Industria Ganadera de Culiacán.

La misma dependencia estadunidense identificó a la mexicana Margarita Cázares Salazar, La Emperatriz, como una de las piezas del Cártel de Sinaloa dedicada al lavado de dinero. Más tarde tuvo que hacer lo propio la PGR.

Las investigaciones en Estados Unidos sobre este grupo criminal y su jefe, El Chapo, comenzaron a arrojar resultados y ya se cuenta incluso con nombres de personas entrelazadas en una compleja red financiera que opera en los dos países. Con su poderío e influencia, Guzmán Loera vulneró los sistemas de control a través de una intrincada trama de operaciones en casas de cambio e instituciones bancarias, lo cual le permitió adquirir 13 aviones para traficar cocaína entre Colombia, Venezuela, Centroamérica, México y Estados Unidos.

(Agencia: APRO – Patricia Davila)

Sigue leyendo
Clic para comentar

Internacional

Resultan “salpicados” algunos medios mexicanos en juicio contra García Luna

Publicada

on

Los medios de comunicación mexicanos se han visto salpicados en el juicio por narcotráfico contra el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, en relación con la detención, en enero de 2008, del capo de la droga Jesús Reynaldo Zambada, alias El Rey.

El narcotraficante colombiano Harold Mauricio Poveda Ortega, alias El Conejo, que trabajaba en México para el cartel de Sinaloa, aseguró este miércoles que Arturo Beltrán Leyva, líder del cartel de los Hermanos Beltran Leyva, le pidió el día de la captura de El Rey que le enviara “de manera urgente” 300 mil dólares para que los medios de comunicación difundieran rápido la noticia.

Según el relato de El Conejo, que proveía a Beltrán Leyva con cocaína procedente de ColombiaEl Rey había sido detenido en un operativo formado por agentes de policía junto con sicarios del clan de los Beltrán Leyva y después fue entregado a la Policía Federal.

Los narcotraficantes temían que la Policía Federal lo pusiera en libertad o negociara su liberación.

Arturo Beltrán me llama y me dice que, por favor, le haga llegar 300 mil dólares urgentemente para hacer llegar rápido el dinero a los medios de comunicación, para que empezaran a anunciar en los medios la detención”, dijo El Conejo, que actualmente se encuentra en libertad condicional en Estados Unidos en espera de su sentencia por narcotráfico.

Preguntado por la Fiscalía por la razón de pagar a los medios, El Conejo precisó que si salía en los medios la noticia “se hacía popular en México y también ya la DEA (la agencia antidrogas estadounidense) se daba cuenta de que (El Rey Zambada) está detenido y no podían soltarlo o llegar a algún arreglo”.

Ayer, el narcocontable Israel Ávila aseguró ante el jurado que el narco para el que trabajaba en enero de 2008, Mario Pineda Villa, quien era socio de Arturo Beltrán, le pidió, después de la captura de El Rey, que se pusiera en contacto con un periodista que supuestamente trabajaba para el cartel.

Según Ávila, cuando El Rey Zambada ya estaba bajo custodia, los policías estaban diciendo por radio “que querían cambiarlo, que el gobierno quería cambiarlo para no presentarlo (ante las autoridades judiciales)”.

Mario Pineda Villa me pidió que hablara con un periodista que trabajaba para el cartel para que hiciera saber a otros periodistas lo que estaba pasando. Se lo dije a este periodista”, contó ayer Ávila antes de explicar que de esta manera lograron ejercer “mucha presión sobre el Gobierno” para que siguiera detenido.

Sin embargo, ni ayer ni hoy fueron mencionados el nombre de los periodistas o de los medios supuestamente sobornados por los carteles, y tampoco la Fiscalía incidió en ese detalle.

El relato de este miércoles y la trascendencia de las detenciones se enmarcan dentro de un conflicto interno en el cartel de Sinaloa, y que acabaría derivando en una guerra abierta entre las facciones de Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zamabada, por un lado, y el clan de los Beltrán Leyva por el otro lado.

Conejo, que hoy calificó su relación con Arturo Beltrán como la de un padre y su hijo, dijo que la captura de El Rey fue organizada por Arturo Beltrán en represalia por un intento de detenerlo a él por parte de la Policía Federal, pero que según él había sido ordenada por El Chapo y El Mayo Zambada (Hermano de El Rey Zambada).

La Fiscalía intenta demostrar que entre 2001 y 2012 Genaro García Luna recibió sobornos millonarios del cartel de Sinaloa a cambio de información y protección.

Por su parte, los abogados del exsecretario de Seguridad Pública han armado su defensa hasta el momento con el argumento de que no hay pruebas físicas contra su cliente y de que los testimonios de los narcotraficantes no son creíbles porque son delincuentes y si han testificado ha sido con el fin de lograr una reducción de sus sentencias.

(Agencia: EFE)

Sigue leyendo

Internacional

Exhibe juicio sobornos, robos y secuestros

Publicada

on

Los testigos contra García Luna destacan que durante dos sexenios protegió al Cártel de Sinaloa

Con la revelación de que Arturo Beltrán LeyvaEl Barbas, líder de una fracción del Cártel de Sinaloa, grabó conversaciones que sostuvo con Genaro García Luna; y con la defensa de éste, diciendo que no existen, concluyó la primera semana de audiencias del juicio por narcotráfico contra el exsecretario de Seguridad Pública del entonces presidente Felipe Calderón.

Las declaraciones sobre los polémicos audios fueron del narcotraficante y ahora testigo de la fiscalía estadounidense Sergio Villarreal Barragán, El Grande, operador del grupo criminal conocido como Los Hermanos Beltrán Leyva, detenido por la Marina el 12 de septiembre de 2010 en la ciudad de Puebla.

Pero al arranque del juicio, César de Castro, abogado de oficio y cabeza del equipo legal que defiende a García Luna, amigo, asesor, confidente y mano derecha de Calderón, había descartado esa posibilidad: “No hay grabaciones”.

Los fiscales del Departamento de Justicia, liderados por Breon Peace y que integran Saritha Kumati, Philip Pilmar, Erin Reid, Marietou Diouf y Adam Amir, iniciaron con El Grande su desfile de testigos cooperantes y protegidos.

Incriminación

“Este hombre que está aquí sentando con su segundo trabajo, uno suciocomo cómplice del Cártel de Sinaloa– sacó ventaja de sus puestos en el gobierno (mexicano) para recibir millones de dólares en efectivo y ayudar a enviar toneladas de cocaína a Estados Unidos”, enfático con su mano izquierda a García Luna.

En su enorme mayoría mexicanos, los reporteros desde muy temprano se formaron afuera de la corte para, bajo las inclemencias gélidas de Nueva York en el invierno, atestiguar el proceso judicial contra el personaje a quien Fox Calderón confiaron sus guerras contra el narcotráfico.

La estrategia de “El Grande”

“En México todo es posible. La corrupción del gobierno es muy grande”, explicó Villarreal Barragán en la segunda audiencia, la del martes 24, al describir que el Cártel de Sinaloa fue amo y señor de México en las administraciones de Fox y Calderón con la protección y colaboración de García Luna a cambio de millones de dólares.

El Grande dio cuenta de cómo García Luna estaba coludido mediante dinero con los reconocidos capos Ismael El Mayo Zambada García, Joaquín El Chapo Guzmán Loera, Amado y Vicente Carrillo Fuentes, Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, Ignacio Nacho Coronel, así como con Arturo, Alfredo y Héctor Beltrán Leyva, cabecillas de lo que fue la Federación, hoy reducida al Cártel de Sinaloa.

“Yo estuve presente en varias reuniones en oficinas (casas de seguridad) cuando Arturo Beltrán Leyva le pagaba a García Luna un millón o un millón y medio de dólares en efectivo”, dijo.

Por medio de un arreglo con los fiscales del Departamento de Justicia, El Grande purgó una condena de 10 años de cárcel al declararse culpable y aceptar testificar en juicios como el de García Luna y de otros capos del narco.

A lo largo del foxismo el Cártel de Sinaloa no tuvo problemas para importar desde Colombia toneladas de cocaína para luego exportarlas a Estados Unidos bajo la protección de García Luna, militares, marinos, policías federales, estatales y municipales.

“El Cártel de Sinaloa, gracias a esto, obtuvo miles de millones de dólares al año… Arturo Beltrán Leyva, de 2001 hasta diciembre de 2009 cuando cayó abatido a tiros en un operativo de la Marina en Cuernavaca, Morelos le pagó a García Luna 230 millones de dólares”, concluyó el fiscal Pilmar.

Pilmar desglosó para el jurado y el juez Cogan que durante 108 meses que comprendió el periodo de colaboración de García Luna con El Barbas, el narcotraficante le entregó 240 millones de dólares en sobornos.

Otros millones de dólares para completar la suma de 240, provenientes de la mensualidad durante nueve años, fueron la compensación que García Luna recibió por el valor de una tonelada de cocaína de las que le decomisó al Cártel del Golfo.

(Fuente Agencias: Jesús Esquivel)

Sigue leyendo

Internacional

Trump se burla del Gobierno de AMLO en su primer evento oficial de campaña

Publicada

on

Washington.- El expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) se burló este sábado del Gobierno del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en su primer evento oficial de campaña en las primarias republicanas para volver a optar a la Casa Blanca en las elecciones de 2024.

En un discurso en el estado de Nuevo Hampshire, Trump presumió de las presiones a las que supuestamente sometió al Ejecutivo de López Obrador para que aceptara el polémico programa “Quédate en México”, creado en 2019 y que obligaba a migrantes y refugiados a permanecer en México mientras se resolvían sus peticiones de asilo.

Trump recordó que, entonces, amenazó a México con aplicar aranceles a todas las importaciones mexicanas si no cumplía con dos condiciones: aceptar el programa “Quédate en México” y usar a miembros de las fuerzas de seguridad para frenar a los migrantes en su camino al norte.

Cuando llegó la hora de negociar, narró Trump, “un representante de México entró en la sala, un tipo muy agradable y que me cae muy bien aunque es un socialista” y entonces el entonces presidente aprovechó para comunicarle sus peticiones.

“Necesitamos 20.000 soldados y queremos que todo el mundo se quede en México y que nadie venga a Estados Unidos. Y le dije, mira, si no lo aprobáis, vamos a imponer aranceles a todos los vehículos que estáis vendiendo en nuestro país, unos aranceles del 25%, y vamos a imponer aranceles del 25% a todos los productos que hacéis en México”, dijo Trump al representante mexicano, según su relato.

El exmandatario no mencionó al funcionario por su nombre, aunque el canciller mexicano Marcelo Ebrard, fue quien estuvo al cargo de la mayor parte de las negociaciones.
Siempre según lo narrado por Trump, después de escuchar sus reclamos, el representante mexicano hizo una llamada telefónica a López Obrador y, a continuación, anunció que el Gobierno mexicano aceptaría el programa “Quédate en México” y que destinaría a miembros de las fuerzas de seguridad a labores de migración.

El programa “Quédate en México” comenzó a ser aplicado oficialmente en enero de 2019 y, poco después, López Obrador creó por decreto el cuerpo de la Guardia Nacional con el objetivo de combatir la violencia y el crimen organizado, aunque también ha sido usado para frenar la migración de Centroamérica.

Esta semana, otro exmiembro del Gobierno de Trump desató la polémica al ofrecer detalles de las negociaciones entre EE.UU. y México sobre el programa “Quédate en México”.
En concreto, el exsecretario de Estado estadounidense Mike Pompeo publicó un libro de memorias en el que asegura que Ebrard quería ocultar al público mexicano que iba a aceptar el programa “Quédate en México” para evitar manchar la imagen de López Obrador.
Ebrard ha rechazado ese relato y esta semana aseguró que se trata de “una campaña basada en ideas antimexicanas”.

Además, Ebrard ha dicho que México tomó la decisión de implementar medidas en su lado de la frontera de manera independiente, no por presiones de Washington.

Las declaraciones tanto de Trump como de Pompeo se producen en un contexto electoral.
Trump ya ha anunciado su intención de competir por la nominación republicana en las primarias para ser el candidato de su partido en las elecciones presidenciales de 2024, mientras que Pompeo suena como otro de los posibles aspirantes, aunque no ha lanzado oficialmente su candidatura.

El programa “Quédate en México” fue una de las medidas migratorias más polémicas del Gobierno de Trump. Provocó caos en la frontera y organizaciones defensoras de los derechos humanos aseguran que violó las normas internacionales de asilo vigentes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

(Agencia: EFE)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.