¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Estudio asegura que el veneno de las cobras evolucionó para causar un mayor daño

Publicada

on

  • La investigación revelada por la revista Science mostró que las serpientes desarrollaron un arma de defensa mucho más efectiva, precisa y dolorosa para sus depredadores. Además, adoptaron una postura para escupir veneno.

Las mayoría de las serpientes usa su veneno para atontar y cazar a sus presas, pero ciertos tipos de cobra pueden escupirlo varios metros de distancia para cegar a sus depredadores. Un estudio concluye que esta rara habilidad de las cobras es la respuesta evolutiva al entorno y el desarrollo de un arma letal y única de defensa.

El trabajo, una colaboración internacional liderada por la Universidad de Liverpool (Reino Unido) que esta semana ocupa la portada de la revista Science, explica que la necesidad de defenderse ha determinado en gran medida la evolución de las toxinas que componen algunos venenos de serpiente.

«El veneno es un carácter trófico evolutivo que utilizan no solo las serpientes sino multitud de organismos (caracoles marinos, arañas, escorpiones, insectos..) para subyugar a la presa o defenderse de depredadores», explicó Juan José Calvete, coautor del estudio.

En el caso de las serpientes, conocer en detalle su estructura y la actividad biológica de las toxinas que lo componen es esencial para diseñar antídotos efectivos contra las mordeduras de serpiente que cada año producen entre 1,8 y 2,7 millones casos de envenenamiento en África, Asia y Latinoamérica, y entre 81.400 y 138.000 muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para hacer el estudio, los investigadores analizaron la composición del veneno de tres linajes de cobras escupidoras del género Naja, que habitan en África y Asia, y que son capaces de eyectar su veneno a dos metros de distancia -y con mucha precisión- sobre los ojos de su víctima y causar dolor, inflamación y hasta ceguera permanente.

Los análisis mostraron que los tres grupos diferentes de cobras habían aumentado de forma independiente la producción de toxinas PLA2 o fosfolipasas, un tipo de enzima presente en el veneno de las serpientes, en arañas y otros insectos, y que tiene efectos tóxicos en mamíferos.

«Observamos que las cobras escupidoras tienen una mayor abundancia de fosfolipasas en su veneno, lo que, junto con otras citotoxinas comunes en todas las cobras, mejora las capacidades defensivas de su veneno», explicó Calvete.

La función escupidora de las serpientes también fue una evolución

Para adquirir la rara habilidad de escupir veneno, las cobras tuvieron que pasar por dos preadaptaciones: cambiar su postura para elevar el tercio frontal del cuerpo y apuntar a los ojos de la víctima con gran precisión, y aumentar el nivel de citotoxinas, las toxinas que provocan un tremendo dolor.

El equipo de investigación cree que el origen de esta estrategia defensiva en las serpientes está relacionada con la evolución de nuestros ancestros, los homínidos bípedos.

«La bipedestación fue un rasgo adaptativo que permitió a nuestros ancestros cambiar el bosque lluvioso por la pradera africana, recolectar alimento con ambas manos y avistar por encima de los pastos a depredadores» y por eso «planteamos la hipótesis de que los encuentros entre homínidos bípedos y serpientes representarían una potencial amenaza para los ofidios, ejerciendo una presión selectiva para favorecer un comportamiento defensivo», añadió el experto.

El estudio demuestra que el origen del veneno escupido por las serpientes tuvo su origen en África y más tarde en Asia, lo que se correspondería con la divergencia de nuestros antepasados de los chimpancés y los bonobos en África y su posterior migración a Asia.

«Sería como una carrera armamentística, donde las serpientes desarrollaron una habilidad para escupir un veneno cada vez más tóxico, y los humanos un ojo más desarrollado para detectar estos peligros», concluyó Calvete.

(Agencias: sciencemag.org, EFE)

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Mercurio, Júpiter y Saturno se alinearán con la Luna en marzo

Publicada

on

La llegada de marzo anuncia el cambio de estación, ya que si bien estábamos acostumbrados a las ráfagas frías del aire invernal, la primavera traerá consigo el aumento de las temperaturas. Los días soleados llegarán acompañados por una serie de fenómenos que se avistarán en el cielo, entre los que se destacan una Luna Nueva, otra Llena y la elongación cuádruple de tres planetas con el satélite natural de nuestro Sistema Solar.

6 de marzo: Máxima elongación de Mercurio

El término astronómico “elongación” se refiere a un fenómeno visual, apreciado desde la Tierra, en el que la distancia entre el Sol y un planeta crean un ángulo, el cual tiende a variar dependiendo de las características del cuerpo celeste.

En esta ocasión, Mercurio, calificado como un planeta interior por su gran cercanía al gran astro, alcanzará su valor máximo angular antes del amanecer, a las 03:48 horas de la Ciudad de México (CDMX), lo que lo convierte en un fenómeno de elongación oeste u occidental.

Comúnmente, el planeta más cercano al Sistema Solar logra un ángulo entre los 18 grados hasta los 28 grados. El 6 de marzo logrará una figura de 27.3 grados al oeste solar y brillará con una magnitud oscilante de tan sólo 0.1%. Su falta de luminosidad tiene que ver con que la brillantez del Sol la opaca, por lo que será visible sólo en algunos momentos. Estos sucederán cuando Mercurio alcance su mayor separación con la estrella.

De acuerdo con los astrónomos, este suceso acontece entre cada tres a cuatro meses, alternando su hora de aparición, ya que cuando se encuentra en elongación oeste, se presenta antes de las horas matutinas, mientras que un distanciamiento este, se hace presente después de la puesta de Sol.

9 y 10 de marzo: Formación cuádruple de tres planetas y la Luna

Este avistamiento, considerado como uno de los eventos astronómicos imperdibles durante el 2021, consistirá en el encuentro de Mercurio, Júpiter y Saturno con la Luna.

La tríada de planetas se alienarán de manera casi perfecta, mientras que el gran satélite natural enmarcará este encuentro con su resplandor, al encontrarse en una fase en la que su porción luminosa será de hasta 12.5%. Estos eventos podrán observarse entre las 16:58, 09:37 y 19:02 horas de los días 9 y 10 de marzo.

Desde la visión terrestre, cada uno de los tres cuerpos celestes será percibido como puntos brillantes, siendo Júpiter el más potente, seguido por la luminosidad de Saturno y Mercurio como el indicador más débil de luz. Sin embargo, esto no impedirá que todos ellos sean apreciables sin la necesidad de una herramienta de asistencia óptica, como binoculares o un telescopio.

13 de marzo: Luna Nueva

La Luna Nueva es una de las cuatro fases por las que atraviesa el satélite natural mensualmente. Esta sucede habitualmente a mitades de mes, por lo que el próximo 13 de marzo a las 04:22 horas apreciaremos cómo desaparece frente a nosotros -su brillantez será del 0%-, pues su lado luminoso será ocultado, cuando el satélite natural se coloque entra la Tierra y el Sol.

De acuerdo con los expertos, esta noche propiciará la apreciación de rastros de estrellas, pues el cielo nocturno estará limpio de cualquier luz que atenúe la presencia de estos, por lo que recomendaron prestar suma presencia y preparar las cámaras fotográficas, pues sólo a mediados de mes puede capturarse esta escena tan particular del firmamento.

19 de marzo: Conjunción de Luna y Marte

Este evento sucederá a las 12:38 horas del 19 de marzo, en el momento que, Marte se colocará a 2.1 grados del norte lunar. Se le llama conjunción cuando dos astros se ubican en una misma longitud, y el espectador está colocado en un punto medio, en este caso ese punto a la mitad del camino es el planeta Tierra. En este contexto, podemos entender que el Planeta Rojo se aproximará a la Luna, durante el 32.6% de su fase, y alcanzará su punto máximo durante el mediodía.

20 de marzo: Equinoccio de primavera

Este año, el equinoccio se producirá a las 21:50 horas del 20 de marzo, clausurando la etapa invernal e inaugurando la llegada de la primera estación del año. El fenómeno acontece mientras que el Sol se ubica, desde el este, bajo el ecuador celeste y termina por ponerse en el lado oeste, produciendo que su luz se potencie visiblemente. Del mismo modo, el día y la noche de esta fecha tendrán la misma duración, a excepción de los territorios ubicados en los polos.

A este respecto, podemos comprender el origen de su término, pues la palabra “equinoccio” proviene del latín “aequinoctium”, cuyo significado quiere decir: noche igual. Además, esta época del año se caracteriza por el florecimiento de los sembradíos, el aumento de las temperaturas y la prolongación de los días.

24 de marzo: Venus en máxima elongación este

Venus, es uno de los dos planetas -junto con Mercurio-, que pertenece a los cuerpos interiores de la órbita terrestre. Este ejecutará el fenómeno de elongación al separarse hasta el mayor de sus límites del Sol, alcanzando hasta un distanciamiento de 45 grados a 47 grados.

En este momento, el “gemelo de la Tierra”, como también es llamado por su tamaño similar al de nuestro planeta, alcanzará un ángulo de 46.6 grados y que podremos visualizar a las 01:30 horas del 24 de marzo, ya que será el instante en que Venus aparezca en el firmamento como el tercer objeto más brillante, sólo por debajo del Sol y la Luna.

28 de marzo: Luna Llena

Como cada mes, la Luna cierra su ciclo mediante su fase más magnánima. El 28 de marzo seremos testigos del “plenilunio”, como también se ha dado a conocer a este evento, característico por la colocación de la Tierra, entre el Sol y la Luna. En este instante, la luminosidad lunar alcanzará su mayor esplendor con un ángulo de 180 grados y una iluminación de 100%, desde su hemisferio visible. La hora perfecta para apreciarlo será a las 12:49 horas.

Debido al cambio de estación es que en este mes se le suele llamar Luna de Gusano.

(Agencias: SUN)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Aquejan a mexicanos estas 20 enfermedades raras, dice UNAM

Publicada

on

Síndrome de Turner, enfermedad de Pompe, homocistinuria y enfermedad de Gaucher Tipo 1, 2 y 3 son sólo algunas de las 20 enfermedades raras que aquejan a los mexicanos, según especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Las enfermedades raras tienen una baja prevalencia, es decir, se presentan poco en la población en comparación con otras como diabetes, hipertensión o problemas cardiovasculares. Su baja prevalencia es a nivel nacional y mundial, aunque algunas son más raras en determinados sitios que en otros”, afirmó Miguel Ángel Saavedra Salinas, médico reumatólogo y académico de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Algunas de las enfermedades raras que se reconocen entre la población en México son:

  • Síndrome de Turner: un trastorno genético que afecta el desarrollo de las niñas, causando baja estatura y disfunciones en los ovarios.
  • Enfermedad de Pompe: trastorno genético que causa debilidad muscular que empeora con el tiempo y afecta a varios sistemas del cuerpo, causando problemas cardiacos, respiratorios y para caminar.
  • Hemofilia: un trastorno hemorrágico hereditario en el que la sangre no coagula normalmente debido a la falta o escasa cantidad de un factor de coagulación y que afecta a los hombres.
  • Espina Bífida: un defecto congénito que ocurre cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman adecuadamente, afectando al tubo neural del embrión en desarrollo.
  • Fibrosis Quística: una enfermedad hereditaria, causada por un gen defectuoso que causa que el cuerpo produzca un líquido anormalmente espeso y pegajoso llamado moco que se acumula en los pulmones y el páncreas.
  • Histiocitosis: nombre general para un grupo de trastornos que involucran un incremento anormal en el número de glóbulos blancos especializados llamados histiocitos. Incluye a la histiocitosis de las células de Langerhans y la Enfermedad de Erdheim-Chester.
  • Hipotiroidismo Congénito: ocurre cuando un bebé nace sin la capacidad de producir cantidades normales de la hormona tiroidea, fundamental para el desarrollo del cerebro. Causa discapacidad intelectual.
  • Fenilcetonuria: trastorno genético con el cual un bebé nace sin la capacidad para descomponer apropiadamente un aminoácido llamado fenilalanina, el cual se encuentra en alimentos que contienen proteína. Sin la enzima, los niveles de fenilalanina se acumulan y dañan el sistema nervioso central y el cerebro.
  • Galactosemia: es hereditaria y causada por una deficiencia enzimática. Se manifiesta por la incapacidad de utilizar el azúcar (galactosa), lo que provoca una acumulación de ésta; puede causar o agravar lesiones en el hígado y el sistema nervioso central.
  • Enfermedad de Gaucher Tipo 1, 2 y 3: enfermedad hereditaria en la que una persona no tiene cantidad suficiente de la enzima llamada glucocerebrosidasa. Esto causa una acumulación de sustancias grasosas en el bazo, hígado, pulmones, huesos y, a veces, en el cerebro.
  • Hiperplasia Suprarrenal Congénita: grupo de trastornos hereditarios de las glándulas suprarrenales, las cuales producen hormonas esenciales para la vida. Las personas con esta enfermedad carecen de una enzima que las glándulas suprarrenales necesitan para producir hormonas, y producen más andrógenos u hormonas masculinas, por lo que tienen características de varones.
  • Homocistinuria: trastorno genético que afecta el metabolismo del aminoácido metionina, fundamental para el desarrollo de la vida. Ocasiona cambios óseos y en los ojos.

¿Cómo se dividen las enfermedades raras?

Saavedra Salinas indicó que las enfermedades raras se pueden dividir en dos grandes grupos:

  • Las que tienen una afección genética claramente determinada que produce un error en la manera en que se metabolizan o actúan determinadas sustancias en el cuerpo, causando alteraciones puntuales.
  • Las que aunque involucran a varios genes en el individuo no se expresan y dan como consecuencia una alteración en la función del sistema inmune, pero no necesariamente se van a presentar aunque el paciente tenga el riesgo genético.

¿Por qué se consideran enfermedades raras?

Las enfermedades raras son aquellas que se presentan en menos de cinco personas por cada 10 mil habitantes y existen más de siete mil de estos padecimientos, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con los especialistas de la UNAM, las enfermedades raras son poco investigadas, debido a que son de escasa prevalencia entre la población y muchas veces desconocidas, lo que deriva en diagnósticos tardados y costosos tratamientos por el bajo interés de la industria farmacéutica en atenderlas.

Además dichas enfermedades tienen características particulares, se presentan pocas veces en la población y existen varios casos de ellas, dijo Víctor Manuel Rodríguez Molina, médico cirujano y doctor en ciencias del Departamento de Fisiología de la UNAM.

“Podemos tener enfermedades de causa genética, que se producen por alteraciones en nuestro ADN, en un gen, y se presentan por herencia, por una alteración del ambiente y se dan casi siempre en una población determinada. Así podemos ubicar en una región una enfermedad rara, cuyos genes se han dispersado a partir de una familia, y solamente se ha descrito en ese sitio”.

Víctor Manuel Rodríguez Molina, médico cirujano

Día Mundial de las Enfermedades Raras

El Día Mundial de las Enfermedades Raras se celebra el último día de febrero (28 o 29), dependiendo de si es o no año bisiesto. Se eligió esta fecha como una manera simbólica de asociar esta rareza del calendario con un grupo especial de padecimientos.

El objetivo es crear conciencia y ayudar a las personas que padecen esta condición a recibir, de forma oportuna, el debido diagnóstico y tratamiento.

(Fuente: unotv)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Crean 4000 universos virtuales para resolver el misterio del Big Bang

Publicada

on

Los cosmólogos están presionando el rebobinado en el primer instante después del Big Bang simulando 4.000 versiones del universo en una supercomputadora masiva.

El objetivo es pintar una imagen de las secuelas inmediatas del Big Bang, cuando el universo observable se expandió repentinamente 1 billón de billones de veces en tamaño en la más pequeña franja de un microsegundo. Al aplicar el método utilizado para las simulaciones a las observaciones reales del universo actual, los investigadores esperan llegar a una comprensión precisa de cómo era este período inflacionario.

“Estamos tratando de hacer algo como adivinar una foto de bebé de nuestro universo a partir de la última imagen”, escribió el líder del estudio Masato Shirasaki, cosmólogo del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ), en un correo electrónico a Live Science.

Universo irregular

El universo actual muestra variaciones de densidad, con algunas zonas ricas en galaxias y otras relativamente áridas. Una hipótesis prometedora para esta distribución desigual de la materia visible es que, en el momento del Big Bang, ya había fluctuaciones cuánticas, o cambios temporales aleatorios de energía, en el diminuto universo primordial, dijo Shirasaki.

Cuando el universo se expandió, estas fluctuaciones también se habrían expandido, con puntos más densos extendiéndose hacia regiones de mayor densidad que su entorno. Las fuerzas gravitacionales habrían interactuado con estos filamentos estirados, haciendo que las galaxias se agruparan a lo largo de ellos.

Pero las interacciones gravitacionales son complejas, por lo que tratar de rebobinar este período inflacionario para comprender cómo se habría visto el universo antes de él es muy difícil. Los cosmólogos esencialmente necesitan eliminar las fluctuaciones gravitacionales de la ecuación.

Un comienzo limpio

Los investigadores desarrollaron un método de reconstrucción para hacer precisamente eso. Sin embargo, para saber si la reconstrucción era precisa, necesitaban alguna forma de probarla. Así que utilizaron la supercomputadora ATERUI II de NAOJ para crear 4.000 versiones del universo, todas con fluctuaciones de densidad inicial ligeramente diferentes. Los investigadores permitieron que estos universos virtuales se sometieran a sus propias inflaciones virtuales y luego les aplicaron el método de reconstrucción para ver si podía devolverlos a sus puntos de partida originales.

Los resultados, publicados el 4 de enero en la revista Revisión física D, fueron prometedores.

“Encontramos que un método de reconstrucción puede reducir los efectos gravitacionales en las distribuciones de galaxias observadas, permitiéndonos extraer la información de las condiciones iniciales de nuestro universo de una manera eficiente”, dijo Shirasaki.

La reconstrucción se ha aplicado antes a datos de galaxias del mundo real, agregó, pero el nuevo estudio muestra que también puede funcionar en el período de inflación del universo. El siguiente paso, dijo Shirasaki, es aplicar la reconstrucción a observaciones reales de la red cósmica. Esas observaciones ya han sido realizadas por un telescopio en Nuevo México como parte del Sloan Digital Sky Survey.

(Fuente: Agencias)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.