¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

¿En qué animales podrían surgir los próximos coronavirus?

Publicada

on

Murciélagos, civetas y dromedarios han estado implicados en diferentes epidemias de coronavirus. Conejos, pangolines y erizos podrían convertirse en huéspedes de nuevos virus a largo plazo, según un modelo de machine-learning que valora en qué mamíferos sería más probable que el SARS-CoV-2 se recombine con otros

Tanto la crisis del SARS-CoV-1 en 2003 en el sudeste asiático como la del MERS-CoV en 2012 en Oriente Medio tuvieron a los virus procedentes de civetas y dromedarios de protagonistas, respectivamente. En la actual pandemia de SARS-CoV-2 se sigue sin identificar el origen animal del virus, pero la comunidad científica tiene claro que este coronavirus se asemeja al de los murciélagos.

Aun sin conocer el origen animal de la crisis de la covid-19 que ya ha causado 2,4 millones de muertes en todo el mundo, y que también ha afectado a mascotas y animales salvajes, un equipo de científicos sugiere que la posibilidad de que nuevos coronavirus se generen en animales silvestres y domésticos en el futuro puede haber sido subestimada.

Gracias a un estudio de aprendizaje automático (machine-learning), los investigadores, liderados por la Universidad de Liverpool en Reino Unido, buscaron las relaciones entre 411 cepas de coronavirus y 876 especies de mamíferos que podrían ser huéspedes potenciales. Los resultados, publicados en la revista Nature Communications, indican cómo podrían surgir a largo plazo cepas o especies de coronavirus completamente nuevas en las diferentes especies.

“Pueden aparecer nuevos coronavirus cuando dos cepas diferentes coinfectan a un animal, lo que hace que el material genético viral se recombine. Nuestra comprensión de cuán susceptibles son los diferentes mamíferos a los diferentes coronavirus ha sido limitada, pero el estudio podría ofrecer información sobre dónde podría ocurrir esta recombinación viral”, explica a SINC Maya Wardeh, investigadora en el Instituto de Infecciones, Ciencias Veterinarias y Ecológicas de la universidad británica y autora principal del trabajo.

Los hallazgos sugieren que hay al menos 11 veces más asociaciones entre especies de mamíferos y cepas de coronavirus de las que se han observado hasta la fecha. Además, los científicos estimaron que existen 40 veces más especies de mamíferos que pueden infectarse con un conjunto diverso de cepas de coronavirus de lo que se conocía anteriormente.

“Dado que los coronavirus con frecuencia experimentan recombinación cuando coinfectan un huésped, y que el SARS-CoV-2 es altamente infeccioso para los humanos, la amenaza más inmediata para la salud pública es la recombinación de otros coronavirus con el SARS-CoV-2”, señala Marcus Blagrove, codirector del estudio.

Más allá de murciélagos y civetas

El modelo muestra que el nuevo coronavirus podría recombinarse con otros en especies donde ya se habían observado estos virus como la civeta de las palmeras común (Paradoxurus hermaphroditus), que podría ser un anfitrión potencial de 32 coronavirus diferentes, además del SARS-CoV-2. El trabajo también predice que el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum) y el murciélago de herradura (Rhinolophus affinis) podrían albergar 68 y 45 nuevos coronavirus, respectivamente, incluyendo el SARS-CoV-2. A ellos se une el pangolín (Manis javanica) con 14.

Sin embargo, al identificar los huéspedes en los que la recombinación del SARS-CoV-2 podría ocurrir, los científicos indicaron que podría haber 30 veces más especies de huéspedes de las que se sabe que podrían albergar nuevos coronavirus basados en este nuevo virus.

Entre ellas, el trabajo destaca que el SARS-CoV-2 podría recombinarse con otros coronavirus en el murciélago amarillo asiático menor (Scotophilus kuhlii) –poco estudiado– del que se predice un gran número de interacciones (48). Los resultados también implican al erizo (Erinaceus europaeus), al conejo europeo (Oryctolagus cuniculus) y al gato doméstico (Felis catus) como posibles huéspedes. El erizo y el conejo ya lo fueron de otros betacoronavirus.

A ellos se une el chimpancé (Pan troglodytes) y el mono verde africano (Chlorocebus aethiops), así como el dromedario (Camelus dromedaries) y el cerdo doméstico (Sus scrofa), que cuenta con el mayor número de asociaciones con otros coronavirus, según la predicción del modelo.

“Es importante señalar que la recombinación se produce durante períodos de tiempo más largos, en comparación con las mutaciones, que son fenómenos distintos. Esto significa que presenta un riesgo a medio o largo plazo”, indica a SINC Wardeh. Pero a pesar de identificar probables recombinaciones “no deseamos llamar una atención excesivamente negativa sobre esos animales, ya que la recombinación podría no ocurrir necesariamente en ellos”, comenta.

Mejorar la vigilancia

El equipo de investigación abordó el problema como si fuera un rompecabezas. “Identificamos factores clave desde el lado de los mamíferos como la distancia filogenética o evolutiva para conocer huéspedes de cada coronavirus, la dieta, o el tipo de hábitat en el que vive, incluso las relaciones con huéspedes conocidos”, subraya la investigadora.

Desde el punto de vista del virus, los científicos usaron secuencias de genoma, su “estructura secundaria”, y la frecuencia (o sesgos) de las combinaciones de las bases (o letras) en el genoma del virus. El último lado del puzle fueron las complejas conexiones que ya existían entre coronavirus y mamíferos.

“Una vez que identificamos esos factores, los cuantificamos produciendo una probabilidad para cada posible combinación entre virus y huésped, y luego finalmente combinamos esas puntuaciones usando un “algoritmo de conjunto”, para producir predicciones finales”, indica Wardeh.

Sin embargo, existen ciertas limitaciones en el estudio porque solo se incluyeron los coronavirus de los que tenía acceso al genoma completo. “Nuestros resultados se basan en datos limitados sobre genomas de coronavirus, las especies de huéspedes conocidas y las asociaciones entre virus y huéspedes. Existen sesgos de estudio para ciertas especies animales, que presentan incertidumbre en las predicciones”, sugiere la investigadora.

En este sentido, la científica explica que aún no se ha podido incluir a las aves en sus análisis. “Muchas de ellas albergan gammacoronavirus y los comparten con algunos mamíferos. En la actualidad, estamos trabajando para incluir a las aves, para poder estimar mejor el potencial de recombinación con estos virus”, asevera Wardeh.

Con los resultados ya obtenidos, el equipo indica que el trabajo podría ayudar a dirigir los programas de vigilancia para descubrir cepas futuras de coronavirus antes de que se propaguen a los humanos, “lo que nos da una ventaja para combatirlas”, dice a SINC la científica. El estudio permite así priorizar sobre las especies con mayores probabilidades de convertirse en huéspedes.

El paso siguiente a la investigación será añadir una estimación geográfica. “Esto permitirá considerar dónde –dentro del área de distribución geográfica– una especie huésped está en mayor riesgo y, por lo tanto, centrará la vigilancia en ambos aspectos, el qué y el dónde”, concluye.

(Fuente: SINC)

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Devuelven la movilidad del codo a un niño al trasplantarle músculo de una de sus piernas

Publicada

on

Un problema de nacimiento hacía que el pequeño no pudiera mover su codo izquierdo. Se da un caso por cada 100.000 habitantes. Ahora, el avance de la ciencia y una microcirugía le han cambiado la vida

Thiago tiene 5 años y nació sin los músculos flexores del codo izquierdo, por lo que moverlo era imposible. Ahora, médicos y cirujanos del hospital infantil HM Nens de Barcelona han conseguido devolverle la movilidad gracias a un trasplante de músculo de la pierna.

Con una técnica reconstructiva innovadora, la ciencia ha logrado solucionar un problema congénito poco común, que normalmente se da en un caso por millón de habitantes.

La implantación vascularizada del músculo recto interno del muslo se ha hecho mediante microcirugía, según ha informado el propio hospital en un comunicado.

“Se trata de un caso complejo y muy poco habitual, ya que afortunadamente se da un caso por cada millón de habitantes, pero por la experiencia que tenemos en intervenciones similares, vimos claro que trasplantando un colgajo de la pierna conectando venas, arterias y nervios podíamos restaurar la movilidad en la articulación”, resume Francisco Soldado, jefe del Servicio de Cirugía en Traumatología y Ortopedia Pediátrica del hospital HM Nens, que ha liderado la intervención.

La intervención se llevó a cabo el pasado mes de diciembre, tuvo una duración de tres horas y hasta hoy no han podido comprobar que la evolución del niño es positiva y acorde con el proceso que debe seguir, ya que hasta transcurridos seis meses no se completará la reniervación del músculo de la pierna autotrasplantado.

Soldado ha detallado que seleccionaron un colgajo del muslo porque “son muy versátiles, por lo que resultan la mejor opción para sustituir la falta de un músculo”.

El Hospital HM Nens ya se convirtió el año pasado en el primer centro de España en aplicar la Técnica de Vilkki al tratar la malformación del radio de otro menor que le impedía el desarrollo normal del antebrazo (mano zamba radial).

El director médico de HM Nens, Javier Massaguer, ha resaltado que “actualmente, nuestra tecnología y nuestros profesionales nos permiten ofrecer al paciente pediátrico un servicio de elevada calidad mediante especialidades muy específicas que se realizan en muy pocos centros de España y Europa”.

(Fuente: lasexta)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Iridio hallado en Chicxulub prueba que un meteorito acabó con los dinosaurios

Publicada

on

El hallazgo en el cráter de Chicxulub (México) de polvo de iridio, un metal más presente en meteoritos que en la Tierra, es la prueba definitiva de que la extinción del Cretáceo, en la que desaparecieron los dinosaurios, estuvo vinculada al impacto de un cuerpo extraterrestre, según un estudio.

“Nuestras mediciones muestran claramente que la capa que contiene iridio y otros metales del grupo del platino está conservada dentro del cráter”, asegura Christian Köberl, profesor de geología planetaria y uno de los participantes en la investigación, en un comunicado del Museo de Ciencias Naturales de Viena.

Según esta institución, que también ha participado en el estudio, este hallazgo es la “pieza final en el puzle” del descubrimiento hace cuarenta años de las trazas de meteoritos que llevaron a la conclusión de que la llamada extinción masiva del Cretácico-Paleógeno estuvo vinculada al impacto de un meteorito.

En la nota se explica que en 2016 un grupo internacional de científicos perforó las colinas que rodean el cráter de Chicxulub, donde, conforme a una de las teorías sobre la desaparición de los dinosaurios, impactó el meteorito que causó una extinción masiva hace 66 millones de años.

El análisis del material extraído, realizado en cuatro laboratorios, mostró que la concentración más alta de iridio estaba en sedimentos ricos en arcilla que cubren esas colinas.

El polvo del meteorito, detalla Köberl, permaneció suspendido en la atmósfera terrestre durante muchos años tras el impacto y cayó al cráter décadas después.

“La conservación de la capa de iridio dentro del cráter constituye la prueba indiscutible de que el impacto y la extinción están íntimamente ligadas”, señala el museo, cuyo responsable de la colección de meteoritos, Ludovic Ferrière, también tomó parte en la investigación, que se acaba de publicar en la revista Science Advances.

Los primeros indicios sobre la teoría del meteorito surgieron a finales de la década de 1970 con el hallazgo de inusuales altas concentraciones de iridio en una capa de arcilla que marcaba la separación entre los periodos geológico Cretáceo y Paleógeno.

Otras teorías explican ese suceso en una cadena de erupciones volcánicas, el impacto de varios meteoritos o una combinación de diferentes factores.

(Fuente: EFE)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Facebook planea invertir 1.000 Mdd en industria de noticias

Publicada

on

Facebook anunció que planea invertir 1.000 millones de dólares para “apoyar a la industria de las noticias” en los próximos tres años.

La red social, que se ha enfrentado con Australia por una ley que haría que las plataformas paguen a los medios de prensa, dijo que ha invertido 600 millones de dólares en noticias desde 2018.

En octubre, Google anunció que pagaría a las editoriales 1.000 millones de dólares en los siguientes tres años.

Las organizaciones noticiosas quieren que Google y Facebook paguen por las noticias que aparecen en sus plataformas. Y los gobiernos de Europa y Australia están cada vez más de acuerdo con esa idea. Las dos compañías tecnológicas acaparan la mayor parte del dinero de la publicidad digital, lo que ha perjudicado a los medios de prensa.

El martes, Facebook dijo que retiraría una restricción sobre los vínculos de noticias en Australia luego de que el gobierno aceptó ajustar una medida propuesta que ayudaría a los medios a negociar los pagos con Facebook y Google. La red social fue criticada por las restricciones, las cuales también suspendieron temporalmente el acceso a los servicios gubernamentales sobre la pandemia de coronavirus, salud pública y emergencias en su sitio.

Facebook señaló que los cambios permiten que elija a los medios que apoyará, y apuntó que ahora empezará a concretar acuerdos de ese tipo en Australia.

Google ya había firmado acuerdos de licencia con compañías de noticias australianas, y señaló que tiene tratos con más de 50 medios en el país y con más de 500 a nivel internacional.

Podría haber más regulaciones de este tipo en otras naciones. Microsoft está trabajando con medios europeos para hacer que las grandes plataformas tecnológicas paguen por las noticias. Los países miembros de la Unión Europea están trabajando para adoptar normas sobre derechos de autor que permitan a las compañías de noticias y medios negociar los pagos.

(Agencia: AP)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.