¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

El consumo moderado de alcohol también daña el cerebro, señala estudio

Publicada

on

Investigación contradice hallazgos anteriores según los cuales la baja ingesta podría no ser nociva

Que consumir alcohol en exceso daña al cerebro se sabe desde hace tiempo pero, si el consumo es moderado, ¿también?

Un nuevo estudio publicado en Nature Communications concluye que unos cuantos vasos de vino o unas pocas cervezas a la semana también son perjudiciales para el cerebro. Beber en exceso provoca alteraciones en la estructura y el tamaño del cerebro que se asocian a deficiencias cognitivas. De eso hay pruebas sólidas.

Pero en los últimos años, algunos estudios han sugerido que los niveles moderados de consumo de alcohol pueden no tener un impacto, o incluso que el consumo ligero podría beneficiar al cerebro en los adultos mayores.

Para saber hasta qué punto beber alcohol es perjudicial, un equipo internacional liderado por la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) analizó los datos de más de 36.000 adultos y descubrió que el consumo ligero y moderado se asociaba a una reducción del volumen cerebral total.

Los investigadores demostraron que la relación se hacía más fuerte cuanto mayor era el nivel de consumo de alcohol. Por ejemplo, en personas de 50 años, a medida que el consumo promedio de alcohol entre los individuos aumenta de una unidad de alcohol (aproximadamente media cerveza) al día a dos unidades (un vaso de cerveza o un vaso de vino) se producen cambios asociados en el cerebro equivalentes a envejecer dos años. Pasar de dos a tres unidades de alcohol a la misma edad era como envejecer tres años y medio, según el estudio.

«El hecho de que tengamos una muestra tan grande nos permite encontrar patrones sutiles, incluso entre beber el equivalente a media cerveza y una cerveza al día», apunta Gideon Nave, autor principal del estudio y miembro de la facultad de la Penn’s Wharton School.

«Estos hallazgos contrastan con las directrices científicas y gubernamentales sobre los límites de consumo seguro de alcohol», advierte Henry Kranzler, que dirige el Centro de Estudios de la Adicción de Penn.

«Por ejemplo, aunque el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo recomienda que las mujeres consuman una media de no más de una bebida al día, los límites recomendados para los hombres son del doble, una cantidad que supera el nivel de consumo asociado en el estudio con la disminución del volumen cerebral».

Hasta ahora, numerosas investigaciones han analizado la relación entre la bebida y la salud del cerebro, con resultados ambiguos. Estas investigaciones, no obstante, carecían de la potencia de los grandes conjuntos de datos, mientras que este estudio se basa en las resonancias magnéticas cerebrales de más de 36.000 adultos del Biobanco del Reino Unido (una inmensa base de datos genéticos de medio millón de personas de entre 40 y 69 años que se usa como un recurso de libre acceso para la investigación científica).

«Tener este conjunto de datos es como tener un microscopio o un telescopio con una lente más potente» porque «consigues una mejor resolución y empiezas a ver patrones y asociaciones que antes no podías», defiende Nave.

Para entender la relación entre el consumo de alcohol y el cerebro, era fundamental controlar las variables que pudieran enturbiar el resultado. Para ello, los autores tuvieron en cuenta la edad, la altura, la lateralidad, el sexo, el hábito de fumar, el nivel socioeconómico, la ascendencia genética y el área de residencia, y corrigieron los datos del volumen cerebral según el tamaño de la cabeza.

Los participantes voluntarios del Biobanco habían respondido a las preguntas de la encuesta sobre sus niveles de consumo de alcohol, desde la abstención total hasta una media de cuatro o más unidades de alcohol al día.

Cuando los agruparon por niveles de consumo medio, surgió un patrón, pequeño pero evidente: el volumen de materia gris y blanca del individuo se reducía.

Pasar de cero a una unidad de alcohol no supuso una gran diferencia en el volumen cerebral, pero pasar de una a dos o de dos a tres unidades al día se asoció con reducciones tanto en la materia gris como en la blanca. «No es lineal», dice Daviet. «Empeora cuanto más se bebe».

Incluso eliminando a los bebedores empedernidos de los análisis, las asociaciones se mantuvieron y los científicos descubrieron que el menor volumen cerebral no estaba localizado en ninguna región del cerebro.

En futuros trabajos, los autores esperan aprovechar el Biobanco y otras datos para ayudar a responder otras preguntas como si beber una cerveza al día es mejor que no beber ninguna durante la semana y luego tomar siete el fin de semana. «Hay algunas pruebas de que beber en exceso es peor para el cerebro, pero aún no lo hemos analizado en profundidad», concluye Nave.

(Fuente: eltiempo)

Sigue leyendo
Clic para comentar

La Ciencia y Tecnología

¿Erupciones por viruela del mono dejan cicatrices?

Publicada

on

México ya registra casos de la viruela del mono, una enfermedad infecciosa poco usual, que produce la emergencia de erupciones en todo el cuerpo, muy parecidas a las que aparecen durante la varicela, pero ¿pueden dejar cicatrices?

Han pasado 52 años desde que se descubrió el primer caso de viruela símica en humanos, en 1970, sólo 12 años más tarde que se rastreara la enfermedad en una colonia de monos. Esto quiere decir que además de ser una enfermedad vírica es también zoonótica, pues fue contraída a raíz del contacto animal-humano.

Las especies que hospedan al virus de la viruela del mono son los roedores africanos y los primates no humanos.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las personas contraen la enfermedad si entran en contacto con un animal, a través de su mordedura o arañazo, o persona infectada mediante secreciones y fluidos corporales, de la misma manera que si tocan una superficie contaminada con el virus, como puede ser la ropa o las sábanas.
En principio, cuando la enfermedad se manifiesta, la persona afectada presenta síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y agotamiento. Más tarde, luego de los tres primeros días en que la viruela de mono se hace visible, la o el paciente desarrollará erupciones que, habitualmente, aparecen en la cara para extenderse, más tarde, a otras partes del cuerpo.

Las erupciones atraviesen una evolución conforme con la progresión de la enfermedad, primero se presentan como manchas que se convierten en puntos sólidos (pápulas). Posteriormente, generan pus infecciosa y, finalmente, producen una costra que caerá cuando la herida se haya curado, pero ¿estas erupciones dejan cicatrices?

Si bien, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha encargado de explicar que la viruela símica no es una enfermedad grave, al dimensionar que su tasa de letalidad oscila alrededor del 3% al 6%, lo que es un hecho que las erupciones por esta enfermedad sí pueden dejar una cicatriz queloide que, en términos coloquiales, quiere decir que deja un agujero levantado después de la curación de la herida.

«Miles de lesiones son algo que nadie quiere experimentar, y cuando esas costras se caen, dejan cicatrices», explica el doctor Dennis Hruby, de la American Society for Microbiology.
«La cicatrización… no es un síntoma exclusivo de la viruela del simio, pero cuando estas lesiones de viruela comienzan a brotar y luego se descomponen, adquieren una infección bacteriana secundaria que generalmente causa la cicatrización», indica Paul Hunter, epidemiólogo de la Universidad de East Anglia.

Habitualmente, esta clase de cicatrices tienen una tonalidad más oscura que la piel que la rodea. Su forma es irregular y es más fácil que se produzcan en las orejas, los hombros, las mejillas y el pecho. Hay además, personas más propensas a producir estas cicatrices que otras, por tener una dermis sensible.

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Un supergusano que come plástico, clave para el reciclaje de residuos

Publicada

on

El ‘supergusano’ de Zophobas morio puede comer a través del poliestireno

Investigadores de la Universidad de Queensland (Australia) han descubierto que una especie de gusano que come poliestireno podría ser la clave para el reciclaje de plástico a escala masiva.

Según publican en la revista ‘Microbial Genomics’, han comprobado que el ‘supergusano’ común ‘Zophobas morio’ puede comer poliestireno gracias a una enzima bacteriana en su intestino.

El doctor Chris Rinke y su equipo de la Facultad de Química y Biociencias Moleculares de la UQ alimentaron a los gusanos con diferentes dietas durante un periodo de tres semanas: a algunos les dieron espuma de poliestireno, a otros salvado y a otros una dieta de ayuno.

«Descubrimos que los supergusanos alimentados con una dieta de poliestireno no sólo sobrevivieron, sino que incluso aumentaron ligeramente de peso –explica en un comunicado el doctor Rinke–. Esto sugiere que los gusanos pueden obtener energía del poliestireno, muy probablemente con la ayuda de sus microbios intestinales».

Los investigadores utilizaron una técnica llamada metagenómica para encontrar varias enzimas codificadas con la capacidad de degradar el poliestireno y el estireno.

El objetivo a largo plazo es diseñar enzimas para degradar los residuos de plástico en las plantas de reciclaje mediante la trituración mecánica, seguida de la biodegradación enzimática.

«Los supergusanos son como minicentrales de reciclaje, ya que trituran el poliestireno con la boca y se lo dan a las bacterias de su intestino –explica Rinke–. Los productos de descomposición de esta reacción pueden ser utilizados por otros microbios para crear compuestos de alto valor, como los bioplásticos».

Se espera que este biociclaje incentive el reciclaje de residuos plásticos y reduzca los vertidos. La coautora de la investigación, la candidata al doctorado Jiarui Sun, dijo que su objetivo es cultivar las bacterias intestinales en el laboratorio y seguir probando su capacidad para degradar el poliestireno.

«A continuación, podremos estudiar cómo ampliar este proceso hasta el nivel necesario para una planta de reciclaje completa», adelanta Sun.

En este sentido, Rinke cree que hay muchas oportunidades para la biodegradación de los residuos plásticos.

«Nuestro equipo está muy entusiasmado con la idea de impulsar la ciencia para hacerla realidad», asegura.

(Fuente: europapress)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

PROFECO: Y Meta lanzan campaña conjunta «Redes seguras»

Publicada

on

Ciudad de México, mayo 31.- Ante las recientes olas de hackeos a las aplicaciones de mensajería instantánea, teléfonos celulares, así como fraudes y extorsiones a través de redes sociales, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a cargo de Ricardo Sheffield Padilla, en conjunto con la empresa Meta (antes Facebook), anunciaron que colaborarán mediante la campaña «Redes seguras».

¿Qué incluye esta campaña?

– Esta campaña educativa incluirá:

– Recomendaciones para prevenir ataques cibernéticos.

– Mecanismos de acción en caso de que hayan sido víctimas de éstos.

– Guías de seguridad.

– Módulos pedagógicos para saber identificar potenciales estafas.

– Videotutoriales para reforzar la seguridad de las cuentas de Facebook, Instagram y WhatsApp.

96% de los mexicanos se conecta a internet con un móvil

De acuerdo al INEGI (2020), en México se estima una población de 84.1 millones de usuarios de internet. De ellos, el 96% se conectan con un celular inteligente, 33.7% a través de una computadora portátil, y un 22.2% mediante un televisor con acceso a internet.

Una de las principales actividades que realizan los usuarios de internet en México es acceder a las redes sociales. Con el objetivo de empoderar a los usuarios, esta campaña contendrá recomendaciones y consejos para que las personas puedan prevenir ataques cibernéticos, así como mecanismos de acción en caso de que hayan sido víctimas de éstos.

Esta alianza entre Profeco y Meta forma parte de los esfuerzos que la procuraduría se encuentra realizando con los diversos actores del ecosistema digital para lograr un consumo responsable, informado y seguro de las plataformas digitales disponibles en los servicios de telecomunicaciones.

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.