¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Detectan el primer caso de síndrome anal inquieto como consecuencia del COVID-19

Publicada

on

  • Científicos del Hospital de la Universidad de Medicina de Tokio describieron el cuadro descubierto en un paciente de 77 años que había contraído el SARS-COV-2. Cómo son los síntomas y por qué se asoció al coronavirus

Las consecuencias en la salud que se presentan en muchos pacientes tras padecer COVID-19 son diversas y numerosas. Científicos del mundo están estudiando esas patologías, ante la falta de claridad de muchas de ellas. Si bien el SARS-CoV-2, lo mismo que otros coronavirus, ataca en especial al tracto respiratorio, en determinadas condiciones pueden invadir el sistema nervioso central y causar patologías neurológicas. Entre otros síntomas se han descrito cefalea, mareo, mialgias y anosmia (pérdida de olfato) y otras menos habituales como encefalopatía, encefalitis, entre otras.

Un nuevo informe publicado en la revista BMC Infectious Diseases el pasado 23 de septiembre por científicos de Japón dio cuenta del caso de un paciente de 77 años que, tras contraer COVID-19, presentó una afección neurológica conocido como “síndrome anal inquieto”. Se trata de una patología de características similares a otra más habitual, que es el síndrome de piernas inquietas (RLS, por sus siglas en inglés).

“Hasta la fecha, no se ha publicado previamente ningún caso de síndrome anal inquieto asociado a COVID-19″, advirtieron los especialistas que publicaron el caso, al señalar la novedad del cuadro.

Los especialistas del Hospital de la Universidad Médica de Tokio informaron que el hombre experimentó insomnio y ansiedad mientras estaba infectado con el virus y, varias semanas después del alta, comenzó a sentir un malestar anal profundo e inquieto.

El paciente dijo sentir una necesidad imperante de moverse cuando se encontraba en reposo. Al ponerse en movimiento el síntoma mejoraba pero volvía a aparecer cuando descansaba. El hombre describió una extraña sensación anal. Una colonoscopia reveló que presentaba hemorroides internas.

Según describieron los especialistas en BMC Infectious Diseases, el paciente presentó “un malestar anal profundo e inquieto, aproximadamente a 10 cm de la región perineal. Se observaron las siguientes características en la región anal; la necesidad de moverse es esencial, empeorando con el descanso, mejorando con el ejercicio y empeorando por la noche”.

“Los hallazgos neurológicos, incluidos el reflejo tendinoso profundo, la pérdida de la sensibilidad del perineo y la lesión de la médula espinal, no revelaron anomalías. No se confirmaron milicias diabéticas, disfunción renal y estado de deficiencia de hierro”, agregaron los especialistas en su descripción del cuadro tratado.

Si bien aún no está claro cómo el COVID-19 causa síntomas neurológicos, varios casos de problemas neurológicos, incluido el síndrome de Guillain-Barré, “niebla mental” y hormigueo, entre otros problemas, se han relacionado con infecciones por coronavirus desde el inicio de la pandemia.

El síndrome anal inquieto es una variante del RLS, que también se ha relacionado con una pequeña cantidad de casos de COVID-19. Este es el primer informe de un caso que relaciona el síndrome anal inquieto con la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

El paciente había sufrido un caso leve de COVID-19, aunque llegó a ser internado en el Hospital de la Universidad Médica de Tokio con dolor de garganta, tos y febrícula y fue tratado por neumonía leve, insomnio y ansiedad. Aunque su función respiratoria volvió a la normalidad 21 días después de su ingreso, persistió el insomnio y la ansiedad.

Varias semanas después del alta, comenzó a experimentar malestar anal a pesar de que nunca experimentó tal malestar antes de ser afectado por COVID-19. El ejercicio alivió sus síntomas mientras que el reposo los empeoró, subrayaron los autores.

Los científicos diagnosticaron al paciente con síndrome anal inquieto después de determinar que sus síntomas coincidían con los criterios y no observar ninguna otra causa del síndrome. En el paciente no se encontró alteración de la vejiga, recto o disfunción eréctil. Las pruebas neurológicas no encontraron anomalías y el paciente no tenía antecedentes familiares de RLS ni movimientos periódicos de las extremidades.

Los síntomas del paciente se aliviaron después de ser tratado todos los días con 1,5 mg de clonazepam, un medicamento utilizado para tratar los trastornos convulsivos y los ataques de pánico.

Los científicos enfatizaron que los efectos neuropsiquiátricos a largo plazo del COVID-19 aún no se comprenden completamente y aún no está claro cómo el nuevo coronavirus causa estos efectos. Pidieron un monitoreo a largo plazo de tales efectos para obtener una comprensión más completa de los mecanismos detrás de ellos, y agregaron que las variantes del RLS o del RLS relacionadas con COVID-19 pueden estar infradiagnosticadas.

Desde mediados del año pasado , los investigadores han descubierto que incluso algunos pacientes que fueron afectados levemente por el virus sufrieron complicaciones neurológicas que iban desde inflamación cerebral y delirio hasta daño nervioso y accidente cerebrovascular.

(Fuente: infobae)

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

Descubren restos del escorpión más grande del mundo mide más de un metro de largo

Publicada

on

Hasta el momento, el escorpión emperador es considerado el escorpión más grande del mundo

En China, un grupo de científicos encontró los restos del escorpión más grande del mundo, mide más de un metro de largo.

El sorprendente hallazgo de este fósil data de hace 435 millones de años.

Considerado uno de los depredadores marinos más letales de su tiempo, este escorpión marino fue bautizado como el ‘Terropterus xiushanensis’.

De acuerdo con las investigaciones realizadas, esta especie pudo haber habitado durante Silúrico temprano en la Era Paleozoica y que vivió en el supercontinente de Gondwana (luego de que Pangea se dividiera en dos).

¿Qué características tiene este escorpión marino?

Este antiguo crustáceo mide alrededor de un metro de longitud.

Su estructura anatómica tiene seis patas grandes y espinosas con un abdomen probablemente venenoso para poder atrapar y picar a la presa.

Asimismo, sus extremidades tenían una forma larga y puntiaguda con el objetivo de ser útil al momento de cazar o defenderse de otros depredadores.

Cabe recordar que en 2018 un grupo de investigadores en Alemania encontró un espécimen similar en una cantera cercana a Prüm.

En aquella ocasión, tan solo la tenaza del fósil midió 46 centímetros, quienes describieron el animal prehistórico como del tamaño de cocodrilo.

Con 390 millones de años de antigüedad, los científicos calcularon que dicha especie pudo haber medido alrededor de 2 metros y medio.

¿Cuál es el escorpión más grande del mundo?

Hasta el momento, el escorpión emperador es considerado el escorpión más grande del mundo.

Esta especie puede medir hasta 20 centímetros y pesar alrededor de 30 gramos.

Su color negro, sus pinzas en la parte delantera lo hacen una de las especies mas temibles.

Además, cuentan con una larga cola que termina en un aguijón. Suelen vivir alrededor de ocho años.

A pesar de su aspecto poco agradable, suelen ser muy reservados y su veneno no es letal.

Con el descubrimientos de estos fósiles considerados, el escorpión más grande del mundo, solo queda la teoría de que algunas vez estas especies de artrópodos (insectos, arañas, alacranes, escorpiones, etc,) fueron mucho más grandes que ahora.

(Fuente: mvsnoticias)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Otzi, la momia que reveló la historia de los tatuajes curativos

Publicada

on

‘El hombre de hielo’, de 5.300 años de antigüedad, significó hallazgos importantes para la historia

Otzi es una momia de 5.300 años que permaneció oculta por mucho tiempo, hasta que dos turistas alemanes la encontraron en un glaciar de los Alpes italianos, hace aproximadamente tres décadas.

También se le conoce como el ‘Hombre de Hielo’, debido a que se dice que la momificación de su cadáver fue causada por el frío extremo de la región en donde falleció.

Y, aunque se considera una de las momias más famosas de Europa por la particular condición en la que fue encontrada, también ha sido reconocida por los historiadores enfocados en el origen de los tatuajes.

Según un artículo de ‘The Conversation’, compartido en ‘CNN’, Otzi tenía 61 tatuajes en su cuerpo que se conservaron a la perfección por el clima glacial.

Muchos de sus tatuajes eran líneas dibujadas en zonas como la parte baja de la espalda, las rodillas, las muñecas y los tobillos.

A pesar de que se desconoce el significado de estos gráficos en su piel, lo más probable es que tengan que ver con antiguos tratamientos para el dolor, ya que se encuentran en zonas que pueden empezar a doler y desgastarse con la edad.

Cabe resaltar que Otzi también tenía tatuajes en el pecho, que se descubrieron en 2015 gracias a nuevas técnicas de imagen. La principal teoría para explicar el porqué de estos dibujos es que están relacionados con la acupuntura primitiva, los rituales ceremoniales de curación o con las creencias religiosas antiguas.

De acuerdo a ‘The Conversation’, la idea de que los tatuajes de Otzi tengan un profundo significado religioso y cultural no es descabellada, pues este tipo de gráficos se han utilizado para la curación ceremonial, los ritos religiosos y para mostrar la pertenencia a grupos culturales y religiosos en todo el mundo antiguo.

De hecho, el libro ‘Ancient Ink’, escrito en 2018 por los investigadores Lars Krutak y Aaron Deter-Wolf, está dedicado al estudio arqueológico del tatuaje. Según su descripción en la página web de la universidad de ‘Washington Press’, este arte fue practicado por culturas antiguas en todo el mundo.

Un ejemplo de tatuajes antiguos también está presente en las mujeres de Egipto, cuyos restos momificados dejan ver tatuajes que se remontan al año 2000 a.C.

Por otro lado, las figuras pintadas en los relieves de las tumbas y las pequeñas estatuas talladas que representan a mujeres con tatuajes datan del año 4000-3500 a.C.

Se dice que estos gráficos representaban una red protectora sobre el abdomen de la mujer cuando estaba embarazada. También, podían hacer referencia a la diosa egipcia Bes, considerada la protectora de las mujeres en el parto.

‘The Conversation’ también resaltó los tatuajes de la época del apóstol Pablo, gracias al pasaje bíblico Gálatas 6:17, que dice: “Desde ahora nadie me moleste, porque llevo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús”.

De hecho, muchos estudiosos creen que los aparentes tatuajes de Pablo pretendían mostrar su devoción a Cristo.

(Fuente: eltiempo)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

¿Bacteria que come petróleo? Estudiante de universidad mexicana, premiado por desarrollarla

Publicada

on

Luis Caleb Damas, estudiante de maestría del Tec de Monterrey, hace investigación sobre bacteria que degrada el petróleo de manera orgánica en caso de derrames

El alumno de maestría en Biotecnología del Tec de Monterrey, Luis Caleb Damas, recibió el premio Sergio Sánchez Esquivel de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería (SMBB) por un protocolo de tesis sobre bacteria “antipetróleo”.

La investigación que busca realizar el joven de 23 años se basa en el uso eficiente de una bacteria que degrada de manera orgánica el petróleo en caso de derrames en cuerpos de agua, como mares, de forma menos costosa.

“Los derrames de petróleo tienen un gran impacto en el ambiente. Esta bacteria produce 2 compuestos que sirven para quitar el petróleo: piocianina y ramnolípidos”, comenta Luis Caleb.

El reconocimiento fue realizado durante el XIX Congreso Nacional de Biotecnología y Bioingeniería, llevado a cabo del 27 de septiembre al 1 de octubre; además, se entregó un premio económico.

El premio Sergio Sánchez Esquivel se otorga de forma bianual a protocolos de investigación de pregrado y posgrado. Es la primera vez que un estudiante del Tec es galardonado por la SMB.

Busca un proceso más efectivo y menos costoso

Luis Caleb explica que los compuestos piocianina y ramnolípidos ayudan a aislar el petróleo y lo hacen más sencillo de eliminar.

“Si lo haces con bacterias puedes remover más del 90% sin que las personas vayan a limpiar el petróleo”, señala el joven.

Caleb añade que este proceso se llama biorremediación, y aunque ya se usa, ahora el joven busca investigar una manera de hacer el proceso más eficiente y menos costoso.

“La bacteria produce los 2 compuestos, pero es complicada su producción, ya que se produce poco y los compuestos son variables en cada bacteria.

“(En nuestra investigación) queremos aumentar la producción de ambos compuestos y mejorar la remoción de los hidrocarburos del agua”, indica.

“Queremos aumentar la producción de ambos compuestos y mejorar la remoción de los hidrocarburos del agua”.

Esta planeación previa a la investigación que realizará durante su maestría en el Tec de Monterrey, añade, es conocido como protocolo de tesis, motivo por el que fue premiado.

Este protocolo es nombrado “Diseño de estrategias racionales de ingeniería metabólica para la co-producción de piocianina y ramnolípidos en Pseudomonas aeruginosa IGPR1 para la biorremediación de cuerpos de agua contaminados con hidrocarburos”.

“Ahorita estamos en la parte estratégica de definir qué genes vamos a modificar y estamos haciendo los primeros intentos para modificar la bacteria con genes que tenemos identificados.

“El resto del semestre y el próximo ejecutamos y veremos la eficiencia de la remoción de los hidrocarburos”, señala Caleb.

Ser testigo de un derrame en el mar lo inspiró a su investigación

Cuando era joven, durante un viaje a la playa de la Isla del Padre, ubicada en Texas, Estados Unidos, Caleb presenció el daño ocasionado en el agua debido a un derrame petrolero.

“Me explicó mi papá que era por el derrame del petróleo que había llegado a la playa. En ese momento no lo entendí, pero creciendo me di cuenta del gran impacto que tiene.

“Si a nosotros nos resultaba molesto quitarnos lo negro del petróleo de los pies, cuánto más iba a ser para los animales afectados”, recuerda Caleb.

El joven originario de Monterrey señala que el interés por la biotecnología surgió de su padre, quien es doctor en dicha disciplina.

“Desde que era niño escuchaba sobre bacterias, parásitos, ADN y microbiología. Fui creciendo y desarrollando ese gusto”, menciona.

Durante su carrera Caleb se interesó en la Ingeniería Metabólica y al egresar buscó ingresar al Tec de Monterrey a estudiar una maestría en Biotecnología.

Aquella anécdota y su área de estudio habían coincidido durante su posgrado dando origen a un interés por investigar una manera más eficiente de tratar los derrames petroleros y disminuir el daño al ambiente.

Quiere un futuro con menos daño ecológico

“(En el futuro) este proyecto tiene posibilidades comerciales. Hay posibilidad de más derrames en el mundo, entonces me gustaría que la gente pudiera acceder a esta información sin problema.

“Que pudiera ser de libre acceso porque es económico, y más fácil de obtener que con otros métodos que se utilizan”, señala el joven investigador.

Caleb añade que hay proyectos similares en universidades como la UNAM, pero algunos de ellos están enfocados solo en 1 de las 2 bacterias.

“Ahora nos toca el laboratorio. Ver cómo reaccionan las modificaciones planeadas, ir descartando estrategias y mejorando las que ya tenemos”, señala Caleb quien trabaja dentro de las instalaciones del Centro de Biotecnología FEMSA ubicado en el Tec campus Monterrey.

“Este proyecto tiene posibilidades comerciales. Hay posibilidad de más derrames en el mundo entonces me gustaría que la gente pudiera acceder a esta información sin problema”.

De igual manera señala que buscará trabajar no solo en este proyecto sino en el uso de otras bacterias con aplicaciones para beneficio de la humanidad y menciona que buscará dar clases en algún momento de su trayectoria profesional.

“Poder aplicar lo mismo de esta bacteria en otras. Producir fármacos de manera fácil, producir aditamentos alimenticios o bacterias que nos ayuden a producir compuestos de gran interés.

“Mi sueño es llegar a una universidad de muchísimo renombre y ser un investigador principal, tener mi propio laboratorio y dar clases. Darles este abanico de oportunidades”, finalizó Luis Caleb.

El derrame de petróleo, una mezcla compleja de muchos productos químicos, tiene el potencial de causar impactos devastadores en el medio ambiente.

De acuerdo a las Naciones Unidas, los derrames pueden matar los corales, que sostienen una cuarta parte de toda la vida marina, proporcionan seguridad alimentaria y medios de vida a al menos 500 millones de personas y protegen las costas al mitigar el impacto de olas, tormentas e inundaciones.

En el caso de un derrame masivo, la salud humana también puede verse afectada por el contacto directo o la inhalación del petróleo, o por el consumo de mariscos o pescados contaminados.

(Fuente: Tec)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.