¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Descubren un biomarcador que alerta del inicio asintomático del alzhéimer

Publicada

on

Investigadores del Barcelonaßeta Brain Research Center (BBRC), centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, han descubierto que un biomarcador de la proteína tau, recientemente descrita para detectar la fase más avanzada del alzhéimer, también advierte de la fase asintomática de la enfermedad en el líquido cefalorraquídeo y en la sangre.

El estudio, que publica la revista ‘EMBO Molecular Medicine’, abre la puerta a que la proteína tau pueda ser diana terapéutica incluso para prevenir la demencia asociada al alzhéimer y, además, según los investigadores, permitirá mejorar la selección de participantes en ensayos clínicos de la enfermedad.

Los investigadores del BBRC han analizado una serie de nuevos biomarcadores de la proteína tau fosforilada (o p-tau, su acrónimo en inglés), que es uno de los sellos distintivos del alzhéimer, para averiguar si también son capaces de detectar la fase preclínica de la enfermedad.

Según el neurólogo y primer autor del estudio en el BBRC, Marc Suárez-Calvet, “nuestros hallazgos abren la puerta a desarrollar nuevas formas de detectar la fase preclínica del alzhéimer y a enriquecer la selección de participantes para estudios de intervención u observacionales dirigidos a esta fase asintomática de la enfermedad”.

En este sentido, Thomas Karikari, colíder del estudio de la Universidad de Gotemburgo, ha indicado que “una de las posibles vías para mejorar el éxito del desarrollo de fármacos para tratar el alzhéimer es probarlos en personas que estén al inicio de la fase preclínica, cuando se producen cambios muy sutiles en el cerebro que son muy difíciles de medir”.

Eventos que confirman la enfermedad

“Nuestros hallazgos muestran también el potencial de las herramientas altamente sensibles que hemos desarrollado para avanzar en la detección precoz y en los ensayos clínicos de la enfermedad”, ha añadido Karikari.

El estudio ha contado con la participación de investigadores de la Universidad de Gotemburgo, del Hospital del Mar, del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES).

Suárez-Calvet ha explicado que muchos años antes del inicio de los síntomas del alzhéimer en el cerebro se producen dos eventos neuropatológicos que actualmente confirman el diagnóstico de la enfermedad: la formación de ovillos neurofibrilares de la proteína tau, y la acumulación de placas de la proteína beta amiloide.

Según la investigación, la proteína tau agregada a los ovillos que se forman en el cerebro está anormalmente hiperfosforilada en el continuo de la enfermedad de Alzheimer, y una de las formas más extendidas para detectarla, tanto en fase preclínica como cuando ya existen síntomas, es mediante la medición del biomarcador p-tau181 en el líquido cefalorraquídeo.

“En los últimos meses han salido a la luz diferentes estudios que apuntan a que se puede diagnosticar el Alzheimer y definir el grado de la enfermedad mediante el análisis de otros biomarcadores de la proteína tau, y la finalidad de este estudio ha sido comprobar si estos nuevos biomarcadores descubiertos también son efectivos para detectar la fase preclínica de la enfermedad”, ha señalado el investigador.

Casi 400 participantes en el estudio

La investigación se ha hecho con 381 participantes, de entre 45 y 75 años y la mayoría descendientes de personas con Alzheimer, del Estudio Alfa + del BBRC, centro impulsado por la Fundación La Caixa.

Estos participantes acuden periódicamente al BBRC para hacerse pruebas clínicas, de enfermería, neuroimagen y cognición, aunque no presentan alteraciones cognitivas, pero sí algunos biomarcadores asociados a la fase preclínica de la enfermedad.

El Estudio Alfa es una de las cohortes más amplias y mejor caracterizadas del mundo dedicadas a la investigación de la fase preclínica del Alzheimer.

Gracias a los extensos datos que disponen de los participantes, los investigadores han podido analizar la presencia de estos nuevos biomarcadores de la proteína tau y contrastarla con mediciones de otros biomarcadores en muestras de líquido cefalorraquídeo, sangre y pruebas de neuroimagen como la tomografía por emisión de positrones.

Los resultados de la investigación han revelado que los biomarcadores p-tau181, p-tau217 y p-tau231 sirven para detectar la fase preclínica del Alzheimer, incluso cuando solo se detectan cambios muy sutiles en la patología de la proteína beta amiloide.

Asimismo, son capaces de diferenciar a los participantes con y sin patología amiloide.

“Nuestra investigación sugiere que en la fase preclínica de la enfermedad de Alzheimer se producen cambios muy tempranos en el metabolismo de tau, tras el cambio del metabolismo de la proteína beta amiloide, lo que sugiere el potencial papel de la proteína tau como diana terapéutica incluso para prevenir la demencia asociada a Alzheimer”, ha resumido José Luis Molinuevo, impulsor del Programa de Prevención del Alzheimer del BBRC y autor principal del estudio.

Según Suárez-Calvet, el biomarcador detectado en sangre “puede cambiar en los próximos años la práctica clínica, ya que permitirá mejorar el diagnóstico de los pacientes con Alzheimer, tanto en su fase asintomática como sintomática”.

(Agencia: EFE)

Sigue leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

WhatsApp pospone cambio de sus normas tras huida de usuarios de la red

Publicada

on

La aplicación de mensajería, con unos 2.000 millones de usuarios, teme un éxodo masivo a Telegram y Signal, que se han posicionado como las más celosas en materia de seguridad.

La aplicación de mensajería WhatsApp decidió este viernes (15.01.2021) retrasar la actualización de su política de privacidad, prevista para el 8 de febrero, para aclarar la «confusión» sobre lo referente al uso de datos con Facebook, la empresa matriz, y sus nuevas opciones centradas en la venta de productos.

La actualización de la política de privacidad ha levantado muchas dudas y desinformaciones sobre si significaba el acceso por parte de Facebook a datos personales, de contactos o sobre las conversaciones que se mantienen en WhatsApp, la aplicación de mensajes más usada del mundo.

Asimismo, disparó las dudas sobre si al no aceptar las nuevas condiciones de uso, el usuario perdería su cuenta y la app desaparecería de su teléfono.

«Vamos a retrasar la fecha en la que se preguntará a la gente sobre la revisión y aceptación de los términos. A nadie se le va a suspender o borrar la cuenta el 8 de febrero. También vamos a hacer más para aclarar la desinformación sobre cómo funcionan la privacidad y la seguridad en WhatsApp», indicó la empresa en un comunicado.

Facebook y su popular filial de mensajería han intentando desmentir varias veces que con las nuevas normas vayan a acceder a contenido de mensajes o llamadas, así como a listas de contactos o grupos o la geolocalización compartida.

WhatsApp aseguró que «esta actualización no amplía» su capacidad de «compartir datos con Facebook» y prometió explicar sin prisas la nueva política de uso «antes de que las opciones de negocio estén disponibles el 15 de mayo».

La aplicación de mensajería, con unos 2.000 millones de usuarios, teme un éxodo masivo a Telegram y Signal, que se han posicionado como las más celosas a la hora de evitar la recopilación y uso de metadatos de sus usuarios, pese a que WhatsApp también encripta las conversaciones.

(Agencias AFP, EFE)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

En 2001 Stephen Hawking aseguró que un virus podría destruir a la raza humana

Publicada

on

El astrofísico Stephen Hawking dijo que estaba más preocupado “por la biología que por las armas nucleares”, haciendo referencia a la aparición de nuevos virus letales

El recordado y reconocido astrofísico británico Stephen Hawking, para muchos, ocupa un lugar destacado en el podio de los grandes científicos de todos los tiempos. Sus contribuciones en temas como los agujeros negros, así como sus libros de divulgación científica, lo convirtieron en una de las superestrellas de la ciencia a finales del siglo XX, pese a que desde muy joven sufrió una enfermedad degenerativa conocida como esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que lo mantuvo, hasta el momento de su muerte, en una silla de ruedas, con limitaciones físicas que solo le permitían mover algunos músculos y hablar por un intercomunicador.

Sin embargo, tras su muerte, expertos en la ciencia y seguidores del científico siguen recordando sus enseñanzas y declaraciones, que en la actualidad han tomado mucha relevancia.

Entre las respuestas sobre las posibles circunstancias que podrían conllevar la destrucción de la humanidad, el científico británico, en una entrevista concedida al periódico The Daily Tepegraph en octubre de 2001, indicó que no sería una bomba atómica la que provocaría el fin del mundo y señaló estar “más preocupado, a largo plazo, por la biología que por las armas nucleares”.

Esta afirmación, en este momento en que la humanidad actual pasa por una de sus mayores crisis sanitarias como consecuencia de la covid-19, toma una significativa importancia dado que el experto indicó que podrían surgir mutaciones de nuevos virus muy peligrosos, que el mundo no estuviera preparado para enfrentar, lo que desencadenaría la destrucción de la humanidad.

El peligro es que, “accidental o voluntariamente, se cree un virus que destruya a la raza humana, que no estará preparada para enfrentarlo”, indicó Hawking en la entrevista.

Así mismo, en el año 2015, durante la tercera edición del festival científico Starmus –un encuentro dedicado a la astronomía y temas relacionados que se celebra cada año en la isla de Tenerife, España, y al que asisten figuras reconocidas de la ciencia, la divulgación y la exploración espacial–, Hawking le dijo al diario El País, de España, que creía que “la supervivencia de la raza humana dependerá de su capacidad para encontrar nuevos hogares en otros lugares del universo, pues el riesgo de que un desastre destruya la Tierra es cada vez mayor”. Así, hizo referencia no solo a estos nuevos virus que podrían llegar a aparecer, sino también a las consecuencias del calentamiento global que ha generado graves consecuencias al planeta y que, por lo tanto, podrían llevar al mismo a colapsar en unos años.

“Estamos cerca del punto de inflexión en el que el calentamiento global se vuelve irreversible”, señaló el científico a la BBC en el año 2017, al referirse a la decisión que tomó en su momento Donald Trump de retirarse del acuerdo climático de París.

“El cambio climático es uno de los grandes peligros que enfrentamos y es uno que podemos prevenir si actuamos ahora. Al negar la evidencia del cambio climático y retirarse del Acuerdo Climático de París, Donald Trump causará daños ambientales evitables a nuestro hermoso planeta, poniendo en peligro el mundo natural, para nosotros y nuestros hijos“, añadió.

Hawking, quien el pasado 8 de enero hubiese celebrado su cumpleaños número 78, fue uno de los científicos más populares no solo por sus descubrimientos y teorías, sino también por las circunstancias de su vida.

Dentro de los aportes más importantes a la ciencia se encuentran sus trabajos en torno a los agujeros negros; la radiación de Hawking –según el experto los efectos de las física cuántica hacen que los agujeros negros brillen como cuerpos calientes y por eso pierden parte de su negritud–; la confirmación del Big Bang, que se dio gracias a sus estudios sobre los agujeros negros; su “teoría del todo”, que sugiere que el universo evoluciona según leyes bien definidas, las cuales –según Hawking– pueden darnos las respuestas a preguntas como cuál fue el origen del universo, y su libro Una breve historia del tiempo, donde el científico difundió la cosmología en términos fáciles de comprender para el público general.

(Fuente: semana)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Arabia Saudita anuncia la construcción de una ciudad futurista sin emisiones

Publicada

on

  • El príncipe Mohammed bin Salman, en una rara aparición televisiva, dijo que la ciudad, conocida como «La Línea», se extendería a lo largo de 170 km y podría albergar a un millón de residentes. 

Arabia Saudita, el principal exportador de crudo del mundo, anunció este domingo (10.01.2021) el lanzamiento de una eco-ciudad «con cero coches, cero calles y cero emisiones de carbono» en su mega-desarrollo futurista NEOM. 

El proyecto NEOM de 500.000 millones de dólares, que se construirá desde cero a lo largo de la pintoresca costa del Mar Rojo del reino, se anuncia como un desarrollo evocador de un éxito de taquilla de ciencia-ficción. 

El Príncipe Heredero Mohammed bin Salman reveló los planes para una ciudad, apodada «LA LÍNEA», en una presentación transmitida por la televisión estatal.

«Necesitamos transformar el concepto»

«¿Por qué debemos sacrificar la naturaleza en aras del desarrollo?», dijo el príncipe Mohammed bin Salman. «Necesitamos transformar el concepto de una ciudad convencional en el de una ciudad futurista.» 

El príncipe dijo más tarde a periodistas de la ciudad noroccidental de Al Ula que el proyecto era la conclusión de tres años de preparación, añadiendo que su infraestructura costaría entre 100.000 y 200.000 millones de dólares. 

«La columna vertebral de la inversión en ‘La Línea’ vendrá de los 500.000 millones de dólares de apoyo a NEOM por parte del Gobierno saudí, el FIP y los inversores locales y globales durante 10 años», añadió.

Consiste en «una ciudad de un millón de habitantes con una longitud de 170 kilómetros que preserva el 95 por ciento de la naturaleza dentro de la NEOM, con cero coches, cero calles y cero emisiones de carbono», dijo. 

«Necesitamos transformar el concepto de una ciudad convencional en el de una ciudad futurista», añadió el líder de facto de la principal economía del mundo árabe, clasificada regularmente entre los países más contaminantes del mundo.

La ciudad del futuro

La ciudad peatonal contará con servicios como escuelas, centros de salud y espacios verdes, así como con transporte público de alta velocidad, y no se espera que el viaje dure más de 20 minutos, según un comunicado de la NEOM. 

La Inteligencia Artificial desempeñará un papel clave en la ciudad, según el comunicado, y añadió que «estará alimentada por energía 100 por ciento limpia, proporcionando a los residentes ambientes libres de contaminación, más sanos y más sostenibles».   

La construcción de la ciudad comenzará en el primer trimestre de este año, con la financiación del Fondo de Inversión Pública, el principal vehículo a través del cual el reino está diversificando su economía más allá del petróleo. 

Se prevé que el proyecto cree 380.000 puestos de trabajo y contribuya con 48.000 millones de dólares al PIB del reino para el año 2030, según la declaración de la NEOM.

(Agencias AFP, Reuters)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.