¡Siguenos!

Vida Y Estilo

Conoce cuántas veces reutilizar el aceite de cocina

Publicada

on

Existen varios mitos alrededor de si es bueno reutilizar el aceite de cocina o no. Algunas personas creen que hay que desecharlo inmediatamente después de utilizarlo, mientras que otros piensan que, dependiendo del uso que se le dé, puede emplearse un par de veces más.

En la cocina mexicana, el aceite es parte fundamental para la elaboración de infinidad de platillos que requieren de una cocción frita. Para estas preparaciones es necesario usar cantidades abundantes de aceite, mismas que no son consumidas por el calor en su totalidad, por lo que suelen quedar cantidades significativas de este ingrediente.

La primera opción para algunos es depositarlo en un recipiente para tirarlo, mientras que otros, deciden almacenarlo para una próxima receta. ¿Cuál de estas dos opciones es la correcta? La respuesta a esta duda es simple: depende del aceite y del uso previo. En cuanto a las veces que puede hacerse, diversas indagaciones señalan que siempre y cuando las condiciones lo permitan, es posible usarlo exclusivamente una segunda ocasión.

Un artículo publicado por una edición de Gestión Comercial Estratégica indica que durante el proceso de fritura, el aceite es sometido a altas temperaturas al mismo tiempo que se expone al aire, lo que produce reacciones químicas que generan nuevos componentes que generan importantes efectos fisiológicos. Dichos efectos y componentes pueden generar a la larga diversos tipos de malestares en el cuerpo humano.

¿Qué pasa al consumir aceites reutilizados?

Al reutilizarse, los aceites aumentan su oxidación, lo que produce, en algunos casos, la formación de ácidos grasos trans que, consumidos en exceso, pueden ocasionar disfunciones hepáticas, cardíacas, envejecimiento celular, afecciones inmunes y artritis, entre otros padecimientos.

La marca de aceites española Óleo Bercho expone que los aceites de cocina pueden reutilizarse siempre y cuando sean para la misma preparación. Es decir, no puedes usar el aceite para algo que no sea freír, de referencia, el mismo tipo de alimento. Sin embargo, recomiendan no usarlo más de dos veces, pues ya habrá alcanzado su estado máximo de alteración permitido para continuar siendo apto para su consumo.

Además de esto, el aceite reutilizado más de dos veces provoca que los alimentos absorban mayor cantidad de grasa y adquieran un sabor o aroma extraños, afirman.

¿Cuándo no se debe reusar el aceite?

  • Si el aceite adquiere una tonalidad oscura y quedan restos carbonizados de alimentos, lo mejor será desecharlo correctamente.
  • Si luego de usarse quedó expuesto a un ambiente húmedo o caluroso.
  • Cuando el sartén, cacerola o recipiente en el que estuvo permaneció tapado durante o después de ser sometido al fuego.
  • Cuando presenta demasiadas burbujas de diferentes tamaños o consistencia espumosa, según el portal médico Mediplus.

Recomendaciones para reutilizar el aceite en la cocina

  • Al cocinar con aceite, procura que esté caliente; esto evitará que la preparación absorba más cantidades de grasa.
  • Úsalo solo para freír. Si cocinaste alimentos empanizados, la próxima vez deberá ser el mismo procedimiento.
  • En el caso de papas a la francesa o fritas, es preferible no reutilizarlo debido al almidón que este tubérculo desprende.
  • No mezcles aceite usado con aceite nuevo en un mismo sartén o recipiente.
  • Antes de guardarlo para utilizarlo por segunda ocasión, deposítalo en un recipiente, cuélalo y déjalo enfriar.

Si piensas reutilizar el aceite de cocina, te recomendamos que no sea más de dos veces, y que sigas al pie de la letra los consejos para evitar que tus preparaciones y salud se vean comprometidas.

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vida Y Estilo

¿Por qué a veces sientes hormigueo en los dedos?

Publicada

on

Un equipo de científicos estadounidenses demostró que el hormigueo y el entumecimiento en los dedos de las manos y los pies puede ser una señal que indica una deficiencia de vitamina B12.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Ciencias de la Salud de Michigan ha demostrado que la deficiencia de vitamina B12 puede provocar daños en los nervios y, en consecuencia, causar molestias en las manos y los pies.

Según la investigación citada por Express, el entumecimiento y el hormigueo no deben asustar, pero si estos síntomas se producen con demasiada frecuencia, hay que acudir a un médico, someterse a un examen e iniciar un tratamiento.

La B12 es una vitamina hidrosoluble y tiene un papel importante en el funcionamiento del organismo ya que no solo es responsable del sistema nervioso, sino que también interviene en la producción de glóbulos rojos y el ADN. Una deficiencia de esta vitamina puede provocar daños en los nervios y causar hormigueo y entumecimiento en las manos y los pies, debilidad muscular y pérdida de reflejos.

Sigue leyendo

Vida Y Estilo

Espinacas ayudan a lucir una piel radiante y prevenir la diabetes

Publicada

on

Las hortalizas son alimentos que debemos incluir en nuestra dieta para tener una vida sana. Existen algunas que contienen mayores beneficios para la salud como lo es la espinaca.

Es un alimento completo, rico en vitaminas y minerales. Su ingesta diaria ayuda al organismo y, por tanto, a la salud de la persona.

Una investigación de la Universidad Edith Cowan (Australia), descubrió que consumir una taza al día de verduras y hortalizas verdes son ricas en nitrato, esto ayuda a reducir significativamente el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Las espinacas son excelentes antioxidantes, capaces de eliminar especies reactivas de oxígeno, así como prevenir el daño oxidativo macromolecular. También son las mejores al inducir la hormona de saciedad que evitará que consumas otros alimentos entre comidas.

¿Es benéfica todos los días?

La espinaca es una planta herbácea del género Spinacia, son hojas verdes en forma ovalada y rugosa. Su contenido calórico es de 23 calorías por cada 100 gramos. La cantidad recomendada para su consumo es de 200 gramos si está cocina, en caso de consumirse fresca; se recomienda consumir solo 75 gramos al día.

Consumir dichas cantidades permite aprovechar todos los nutrientes y beneficios; sin embargo, no es recomendable exceder su consumo, pues contiene cantidades altas de nitrato, presentes de la tierra, que al acumularse en el organismo pueden resultar nocivas dando origen a otras sustancias que pueden afectar nuestra salud.

Los beneficios de consumirla con medida y diariamente son muchos, gracias a que las vitaminas y minerales ayudan al correcto funcionamiento de nuestro metabolismo y a prevenir distintas enfermedades. Fortalece el desarrollo muscular, mejora la salud de la vista y mantiene hidratada nuestra piel. También ayuda a mantener una piel sana y radiante, gracias a que sus vitaminas retardan la aparición de signos de envejecimiento, así como mejora la elasticidad de la piel. Sus antioxidantes protegen los ojos del daño solar, permitiendo que la vista no se afecte al paso del tiempo.

Tener el corazón sano es vital y la espinaca ayuda por su contenido en glicolípidos que mejoran la producción de un vasodilatador natural del cuerpo: el óxido nítrico. Esta molécula ayuda a que los vasos sanguíneos se dilaten mejorando con ello, la circulación de la sangre y produciendo una reducción de la presión arterial.

Ayuda a prevenir la diabetes, el magnesio es el encargado de regular los niveles de azúcar en la sangre. Muchos alimentos contienen cantidades considerables para prevenir, pero una taza de la hortaliza verde supone el 6 por ciento del valor diario de consumo necesario de magnesio. Algunos expertos y nutriólogos recomiendan incluir una taza de espinacas en algún batido de frutas como el de plátano o frutos rojos para aprovechar todas las vitaminas y nutrientes de la pulpa.

La espinaca ha sido utilizada por varias culturas a lo largo de la historia, especialmente en las cocinas del Mediterráneo, Sudeste y Asiático. Una de las ventajas de su consumo es que se puede incorporar fácilmente en cualquier alimento o dieta, debido a su precio económico y su modo de preparación que no es muy laborioso.

Otros optan por agregarla en ensaladas y mezclarla con otras verduras a base de agua como pepinos, apio, espárragos, así como otras hojas verdes y alguna proteína para la dieta adecuada.

A pesar de no ser la hortaliza favorita de muchos jóvenes, es un hecho que la espinaca es una bomba de beneficios, a la larga, para la salud y para saciarnos de consumir más alimentos.

Sigue leyendo

Vida Y Estilo

El consumo de cacahuates ayuda a tener una memoria más ágil

Publicada

on

Cuidar la salud cognitiva es muy importante porque conforme avanza la edad, la memoria y la capacidad de concentración comienzan a deteriorarse hasta que se pueden presentar la demencia o el Alzheimer, dos padecimientos a los que nadie quisiera llegar y, sin embargo, cada vez incrementan y ocurren a edades más tempranas.

Aunque no existe una cura para ellas, se ha observado que consumir una dieta saludable es fundamental para prevenirlas y existen tres patrones alimentarios (conjuntos de alimentos) que se han asociado con tener la capacidad de retrasar el deterioro cognitivo y la aparición de estas enfermedades:

Dieta Mediterránea

Se caracteriza por un elevado consumo de frutas, verduras, leguminosas (como el cacahuate, garbanzo, lenteja), pescados, nueces y aceite de oliva y consumo moderado de alcohol. Se asocia a un mejor estado cognitivo y memoria corta y a un menor riesgo de deterioro y de enfermedades neurodegenerativas.

Dieta DASH

Como la mediterránea, se caracteriza por un elevado consumo de alimentos vegetales, pero pone especial énfasis en limitar el consumo de fuentes ricas en grasas saturadas, colesterol y sodio. Se asocia a una disminución del riesgo cardiovascular y de las cifras de tensión arterial y de colesterol LDL (malo).

Dieta MIND

Es una dieta diseñada especialmente para la protección del cerebro y la disminución del riesgo de demencia, y se caracteriza por un elevado consumo de alimentos que han demostrado ser neuroprotectores, entre los que destacan los cacahuates, el aceite de oliva extra virgen, las moras, las verduras de hoja verde, los granos enteros, las nueces y los frijoles, limitando casi totalmente el consumo de postres, dulces, lácteos enteros y comida rápida de fritura profunda.

Dentro de estas dietas, los cacahuates se han destacado como una pieza fundamental al ser una fuente muy rica de grasas monoinsaturadas, folatos, vitamina E, magnesio, potasio y arginina, nutrimentos que se han asociado con una mejor vasodilatación cerebral, que es lo que ayuda a que mejore la circulación al cerebro y la función cerebral.

Su efecto positivo se ha demostrado en diversos estudios en todo el mundo, entre los que destacan el Estudio de las Enfermeras de Estados Unidos, el Estudio Longitudinal Italiano sobre Envejecimiento, el PREDIMED y recientemente, uno en Australia diseñado especialmente para evaluar los mecanismos de este fenómeno, encontrando que el consumo frecuente de cacahuates mejora la elasticidad arterial y logra beneficios en la memoria a corto plazo, la fluencia verbal y la velocidad del procesamiento de información.

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.