¡Siguenos!

Internacional

Biden declara fin de «guerra eterna» con la salida de Afganistán

Publicada

on

  • Fue «la decisión correcta”, aseguró el mandatario de Estados Unidos, a pesar de las críticas de sus opositores que califican la retirada de tropas de ese país como una «derrota impactante».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hizo una enérgica defensa este martes (31.08.2021) de su «sabia» decisión de retirar las tropas de Afganistán, y dijo a los estadounidenses que se niega a enviar a otra generación a luchar en una «guerra eterna».

«Compatriotas estadounidenses, la guerra en Afganistán ha terminado», declaró Biden en un discurso a la nación desde la Casa Blanca, luego del fin de la intervención militar tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La traumática salida de Afganistán, completada un minuto antes de la medianoche del lunes, hora de Kabul, fue «la decisión correcta. Una decisión sabia. Y la mejor decisión para Estados Unidos», aseguró el mandatario demócrata.

Después de ser criticado por sus opositores republicanos por el caos de la salida de Kabul, Biden dijo que hizo lo que debería haberse hecho hace años.

«No iba a extender esta guerra eterna, y no iba a extender una salida para siempre», aseguró.

Y elogió el «extraordinario éxito» de la misión de evacuación aérea que sacó del país a más de 123.000 civiles afganos y extranjeros, según el Pentágono.

Hablando en el ornamentado Comedor Estatal de la Casa Blanca, Biden golpeó el atril mientras detallaba los altos costos de este conflicto, más de 2.400 muertes militares estadounidenses y hasta 2,3 billones de dólares gastados, que terminó con el regreso al poder de los talibanes que se buscó derrotar.

«Asumo la responsabilidad de la decisión», dijo. «Me comprometí con el pueblo estadounidense a poner fin a esta guerra. Hoy cumplí ese compromiso. Era hora de ser honesto».

«Después de 20 años en Afganistán, me negué a enviar a otra generación de hijos e hijas de Estados Unidos a pelear una guerra».

Luego de dos semanas de vuelos de evacuación, un esfuerzo titánico empañado por un atentado suicida que mató a 13 militares estadounidense y decenas de afganos, Biden enfrenta un coro de críticas que podrían golpearlo internamente.

Salir de la última gran guerra posterior al 11 de septiembre fue una de las promesas de campaña de Biden al asumir el cargo. Y la idea contaba con el abrumador apoyo de la opinión pública. 

«Fracaso humillante»

Pero para muchos la retirada, que culminó con un solitario avión despegando de Kabul con las últimas tropas y diplomáticos, equivale a una derrota impactante.

Los republicanos, encabezados por Donald Trump, el siempre crítico predecesor de Biden, describen la salida como un fracaso humillante, una derrota que supera incluso a la evacuación de Saigón de 1975 y una señal para el mundo de que Estados Unidos se ha rendido.

«El presidente Biden acaba de decir que su desastrosa retirada de Afganistán fue un ‘éxito extraordinario'», tuiteó el Partido Republicano en la Cámara de Representantes.

«Trece militares murieron en acción. CIENTOS de estadounidenses quedaron abandonados. MIL MILLONES de dólares en equipos militares estadounidenses están ahora en manos de los talibanes», dijo.

Biden insistió en su discurso en que los talibanes permitirían salir a los estadounidenses que quedaban en Afganistán, muchos de ellos con doble nacionalidad, si quisieran.

Si bien no está claro a cuántos estadounidenses se les impidió realmente irse, el tema es un asunto político peligroso para Biden.

Para los varados, «no hay fecha límite. Seguimos comprometidos a sacarlos si quieren», prometió.

Y al abordar otra preocupación creciente en Washington, advirtió al grupo yihadista Estado Islámico-Khorasan (EI-K), que se atribuyó el atentado suicida del jueves pasado en el perímetro del aeropuerto de Kabul, que habría represalias.

«Aún no hemos terminado con ustedes», les dijo.

Pero también se dirigió a los estadounidenses que durante mucho tiempo han cuestionado la necesidad de que Estados Unidos intente construir una nación en países hostiles.

Con la salida de Afganistán, Estados Unidos está «poniendo fin a una era de importantes operaciones militares para rehacer otros países», dijo.

«Los derechos humanos estarán en el centro de nuestra política exterior, pero la forma de hacerlo no es mediante despliegues militares interminables», aseguró.

(Agencia: AFP, CNN)

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

“México sigue como uno de los principales productores de drogas”

Publicada

on

Como hiciera el año pasado el entonces mandatario Donald Trump, Biden aclaró en el comunicado que la presencia de un país en esta lista, relativa al año fiscal 2021, “no es un reflejo de los esfuerzos antinarcóticos de su gobierno o del nivel de cooperación con Estados Unidos”.

La razón por la que estos 21 países son incluidos en la lista “es una combinación de factores geográficos, comerciales y económicos que permiten que las drogas transiten o sean producidas allí, aun si el gobierno ha aplicado medidas robustas y diligentes para el control de narcóticos y para la aplicación de la ley”.

Biden señala en el comunicado que su administración “buscará expandir la cooperación con socios clave, como México y Colombia, para diseñar una estrategia colectiva y comprehensiva y expandir los esfuerzos para resolver la producción y tráfico de peligrosas drogas sintéticas responsables de muchas de nuestras muertes por sobredosis, particularmente el fentanilo, los análogos del fentanilo y las metanfetaminas”.

En el caso específico de México, el comunicado indica que “debemos seguir trabajando juntos para intensificar esfuerzos para desmantelar las organizaciones y redes del crimen organizado, incrementar la persecución de líderes criminales y facilitadores, y fortalecer los esfuerzos para confiscar activos ilícitos”.

(Agencia: SUN)

Sigue leyendo

Internacional

Nueva York conmemora los veinte años del los atentados del 11 de septiembre

Publicada

on

«Supimos entonces que teníamos que defendernos juntos, en la OTAN, contra esos peligros terroristas», señaló desde Berlín la canciller Angela Merkel.

La ciudad de Nueva York inició este sábado (11.09.2021) los actos de conmemoración de los atentados del 11-S con una solemne ceremonia en el lugar en el que estaban las Torres Gemelas, a la que acudieron algunos de los familiares de las cerca de tres mil víctimas mortales, así como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y los exmandatarios Barack Obama y Bill Clinton. 

En una soleada mañana, como la que se vivió aquel 11 de septiembre de 2001, la ceremonia comenzó con el desfile de representantes de los servicios de emergencia portando una bandera estadounidense, tras lo que el Young People’s Chorus de Nueva York entonó el himno nacional. 

Después de un momento de silencio a las 08.46 hora local (14.46 CET), hora en el que el primer avión impactó una de las torres, Mike Low, padre de una de las azafatas que volaba en él, pronunció un corto discurso, que marcó el inicio de la lectura de los nombres de las víctimas. «Mientras recitamos los nombres de los que perdimos, nuestra memoria vuelve a ese terrible día, cuando sentimos que un espectro malvado había descendido sobre el mundo, pero también fue un momento en el que mucha gente actuó más allá de lo ordinario», afirmó Low. 

Pese a que cientos de familiares estaban presentes en la ceremonia, que mostraban fotos de sus seres queridos, algunos de los allegados de las víctimas no pudieron acceder al acto, en el que había fuertes medidas de seguridad.  En la ceremonia, en la que el cantautor Bruce Springsteen interpretó su canción «I’ll See You in My Dreams» (Te veré en mis sueños), se marcaron con momentos de silencio los instantes en los que tres de los aviones que fueron secuestrados el 11 de septiembre impactaron contra las Torres Gemelas y el Pentágono, y un cuarto cayó en una explanada en Pensilvania.

Palabras de aliento desde Europa

Desde el resto del mundo llegaron también palabras de recuerdo por los atentados del 11 de septiembre de 2001. La canciller alemana, Angela Merkel, recordó las «imágenes aterradoras» del ataque al World Trade Center: «Supimos entonces que teníamos que defendernos juntos, en la OTAN, contra esos peligros terroristas. También mostramos esta solidaridad con Afganistán», señaló. Reconoció no obstante que «aunque hemos sido capaces de derrotar al terrorismo, que pone en peligro nuestra seguridad, en estos momentos no hemos alcanzado todos nuestros objetivos».

La presidente de la Comisión europea, Ursula von der Leyen, rindió un homenaje también a las víctimas de los ataques. «El 11 de septiembre, recordamos a los que perdieron la vida y honramos a los que arriesgaron todo para ayudarlos. Incluso en los momentos más oscuros y difíciles, lo mejor de la naturaleza humana puede brillar. La Unión Europea está con Estados Unidos en la defensa de la libertad y la compasión contra el odio», tuiteó.

También críticas, dentro y fuera de Estados Unidos

Desde muchos otros países se recordó también el atentado y a las víctimas. En Irán, sin embargo, varios periódicos criticaron las intervenciones militares de Estados Unidos en respuesta a aquellos atentados del 11 de septiembre. En un editorial publicado bajo el título «El principio del fin de Estados Unidos», Hamshahri (diario del municipio ultraconservador de Teherán), escribió que Washington siguió «un camino equivocado». «El error de apreciación de Estados Unidos fue haber creído que podía combatir a este nuevo enemigo (Al Qaida) con armas y operaciones militares, mientras que esta nebulosa terrorista se beneficiaba de un caldo de cultivo intelectual, social y económico favorable en Pakistán, Afganistán, Irak y Siria, como Jabat al Nusra».

También desde Estados Unidos llegaron voces críticas. El expresidente Donald Trump aprovechó para criticar en un video a la «administración inepta» de Joe Biden por su «incompetencia» en la retirada de Afganistán. «Este es un día muy triste», dijo el exmandatario, y agregó que el 11 de septiembre «representa un gran dolor» para el país. «También es un momento triste por la forma en que nuestra guerra contra aquellos que hicieron tanto daño a nuestro país terminó la semana pasada», continuó. Culpó a «una mala planificación, una debilidad increíble y líderes que realmente no entendían lo que estaba sucediendo».

En un video publicado la víspera, Biden pidió a los estadounidenses unidad. «Para mí es la principal lección del 11 de septiembre. En el momento de mayor vulnerabilidad, (…) la unidad es nuestra mayor fuerza», declaró el actual presidente en su mensaje.

(Agencias: AFP, EFE)

Sigue leyendo

Internacional

Joe Biden y Xi Jinping hablan sobre cómo evitar «un conflicto»

Publicada

on

Biden y Xi no se han reunido por ahora en persona, pero la Casa Blanca no ha descartado que puedan hacerlo durante la cumbre de líderes del G20.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló este jueves (09.09.2021) por teléfono con su homólogo chino, Xi Jinping, y ambos reconocieron su responsabilidad de asegurar que la «competencia» entre sus respectivos países «no derive en un conflicto», según la Casa Blanca.

La conversación fue apenas la segunda que mantienen los gobernantes desde que Biden llegó al poder en enero pasado, después de la larga charla telefónica que compartieron en febrero y coincide con fuertes tensiones en la relación bilateral. «Los dos líderes tuvieron una discusión amplia y estratégica en la que conversaron sobre temas en los que nuestros intereses convergen, y sobre áreas en las que nuestros intereses, valores y perspectivas divergen», indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Ambos «acordaron relacionarse de forma abierta y directa en cuanto a todos esos temas», agrega el texto, emitido a última hora del jueves en Washington, cuando en Pekín ya era viernes por la mañana. Biden decidió llamar a Xi como parte del «esfuerzo que mantiene Estados Unidos para gestionar de forma responsable la competencia» con China, añade la nota oficial.

«El presidente Biden subrayó el interés duradero de Estados Unidos en la paz, la estabilidad y la prosperidad en el Indo-Pacífico y el mundo; y los dos líderes abordaron la responsabilidad de ambas naciones de asegurar que la competencia no derive en un conflicto», concluye el comunicado estadounidense.

Xi a Biden: «si China y EE. UU. se enfrentan, ambos países y el mundo sufrirán»

Por su parte, el presidente de China dijo a su homólogo norteamericano que si Pekín y Washington se enfrentan «ambos países y el mundo sufrirán», según medios estatales chinos. «Cuando China y Estados Unidos trabajan juntos, ambos países y el mundo se benefician. Ambos países y el mundo sufrirán si los dos se enfrentan», indicó Xi, citado por las estatales Global Times y CCTV a través de sus cuentas en la red social Twitter.

«La política sobre China de Estados Unidos ha resultado en graves dificultades para las relaciones» entre los dos países, apuntó Xi durante la segunda conversación telefónica de que se tiene constancia entre los mandatarios de las dos mayores potencias económicas del planeta.

Estados Unidos y China tienen una larga lista de desacuerdos y, lejos de contenerse, la tensión bilateral ha aumentado desde la llegada al poder de Biden, quien ha convertido la competencia con Pekín en el pilar central de su política exterior y comercial.

La relación se ha resentido en los últimos meses por la acusación de Washington -respaldado por la Unión Europea y otros países- de que China estuvo detrás del ciberataque global contra Microsoft en marzo, algo que Pekín ha negado rotundamente. Además, los roces han crecido a raíz de las advertencias de EE. UU. a las empresas estadounidenses de que no negocien con entidades que operen en Hong Kong o en la región noroccidental china de Xianjiang, donde Washington acusa a Pekín de cometer graves abusos contra las personas uigures y otras minorías étnicas.

Estados Unidos también ha denunciado las ambiciones territoriales de China en las islas Spratly y Paracel, que se disputa con cinco países del sudeste asiático, algo que la vicepresidenta Kamala Harris reiteró en agosto en una visita a Vietnam. Durante un encuentro entre representantes de ambos países en julio en China, el viceministro chino de Exteriores, Xie Feng, acusó a Washington de convertir a Pekín en un «enemigo imaginario» y advirtió de que la relación se encontraba en un «punto muerto», con «graves dificultades» por solventar.

Biden y Xi no se han reunido por ahora en persona, aunque la Casa Blanca no ha descartado que puedan hacerlo durante la cumbre de líderes del G20, que se celebrará a finales de octubre en Roma.

(Agencias: EFE, AFP, Reuters, AP)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.