¡Siguenos!

Vida Y Estilo

Árnica. Propiedades y beneficios de esta planta, ideal para tratar golpes y lesiones

Publicada

on

Muchas de nuestras mamás y abuelas conocen un sinfín de remedios caseros para los dolores por raspones, inflamación y diversos padecimientos, seguramente entre ellos has escuchado nombrar el árnica.

Muchos la asociamos con la medicina homeopática, por los famosos chochos de árnica; sin embargo, el árnica es una planta usada para diversos padecimientos y uno de ellos es la inflamación.

Te contamos cómo preparar una infusión de árnica para aprovechar sus beneficios contra la inflamación leve causada por una caída menor, un raspón o el dolor de un piquete de insecto.

Es una flor de color amarillo que es originaria de Europa y Siberia, su nombre científico es: árnica montana. Pero se le conoce de forma coloquial como tabaco de montaña, ya que se puede secar y fumar. Ha sido utilizada durante cientos de años por sus beneficios para reducir el dolor, la hinchazón y los hematomas, según explica Healthline.

Efectos medicinales

Sus propiedades medicinales provienen de su principal ingrediente activo que es la lactona sesquiterpénica, un compuesto que tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos, explica en su sitio el Doctor Mercola.

Los efectos del árnica han sido estudiados, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), descubrió en 2019 que las moléculas obtenidas de la planta de árnica con propiedades antiinflamatorias generaban efectos tóxicos en las células de cáncer de colon, por ejemplo.

También ha sido usada como planta medicinal, y para impedir la putrefacción en heridas, combatir la fiebre y ayudando a la cicatrización, según explica la Revista Digital Universitaria de la UNAM.

Un estudio realizado en 2016 descubrió que el árnica es seguro y eficaz sobre el dolor e inflamación luego de una cirugía, explica Heathline.

Esta flor también se usa en diversas presentaciones, muchas de ellas son de uso externos, como pomadas, geles, parches, píldoras y otros, pero también puede consumirse como una infusión, aquí te decimos cómo prepararla para obtener sus beneficios anteriormente mencionados.

Infusión de árnica

Ingredientes:

  • Árnica seca
  • Agua
  • Azúcar o miel

Preparación:

  • Pon una olla con 2 litros de agua.
  • Agrega lo que tomen tus dedos de árnica.
  • Pon una tapa para conservar el calor.
  • Déjala hervir a fuego medio.
  • Luego de que hierva debes retirarla del fuego.
  • Déjala reposar durante 10 minutos con la tapa puesta.
  • Cuela el té al servirlo en una taza.

Puedes endulzarlo al gusto con miel o azúcar y recuerda que tú puedes secar tu árnica para no usarla fresca.

Precauciones que debes tener con el árnica

A pesar de su valor el árnica puede ser venenosa, por ello no debes consumirla fresca ni en grandes cantidades o pura, ya que esto es considerado como inseguro por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, ya que al ingerirse pura puede ser tóxica, explica el sitio del Doctor Mercola.

También es importante aclarar que no es un sustituto de los antibióticos, por lo que no debe recetarse como medicina, es importante siempre consultar a un médico.

Y, finalmente, es necesario tomar en cuenta que esta no debe ser ingerida por mujeres embarazadas, ya que según el Centro Oncológico Memorial Sloane Kettering puede dañar al feto. De igual forma, esta flor puede reaccionar con medicamentos anticoagulantes.

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vida Y Estilo

Estos alimentos pueden reducir la presión arterial de forma natural

Publicada

on

La cardióloga Valentina Baidina ha explicado a Sputnik en qué debe consistir el menú para las personas que sufren de presión alta.

El simple hecho de tener la presión arterial alta significa que los vasos sanguíneos se han contraído y uno de los mejores vasodilatadores es el ácido láctico que se encuentra en los productos lácteos como: el kéfir o el requesón.

“En cantidades moderadas —aproximadamente un vaso—, estos productos estabilizan la presión arterial”, explicó la cardióloga.

La infusión de flor de Jamaica, que contiene propiedades antioxidantes y vitamina C, es capaz de dilatar los vasos sanguíneos. El cacao con sus propiedades diuréticas, su alto contenido de potasio y, si se le añade leche, que contiene calcio, también pueden ayudar a reducir la presión arterial. Con 200 mililitros de cacao natural se puede obtener un efecto positivo.

“Los alimentos que reducen la presión arterial son las frutas y verduras ricas en vitamina C: pomelos, naranjas, limones y agua con limón. La remolacha y la bebida de remolacha, en la que su zumo y el agua están en la proporción de uno a uno, son útiles. Un vaso será suficiente: una cantidad mayor provoca trastornos en las heces”, recomendó Baidina.

En su opinión, también es útil el ajo, que contiene alicina, que ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos. También se puede incluir en la dieta verduras como las espinacas, eneldo y perejil, que tienen un efecto diurético.

Si bien los alimentos naturales pueden ser útiles de forma complementaria, Baidina aconsejó a las personas que sufren de hipertensión acudir a un médico especialista para hacer más efectiva la forma de reducir la presión arterial.

Sigue leyendo

Vida Y Estilo

Seis mitos sobre las vitaminas que no son ciertos

Publicada

on

Las vitaminas son esenciales para la salud y el buen funcionamiento del organismo, pero existen numerosas creencias acerca de su consumo, las cuales no siempre tienen fundamento científico. Una inmunóloga rompe estos mitos y despeja las dudas que siempre has tenido acerca de esos nutrientes.

Evguenia Parshina, alergóloga e inmunóloga que lidera el departamento de Alergología e Inmunología del Hospital Clínico Central de la Academia de Ciencias de Rusia, ha explicado cuál es la realidad detrás de populares mitos acerca de las vitaminas.

Mito 1: Uno puede tomar vitaminas cuando quiera, no sucederá nada terrible

El cuerpo ha adquirido a lo largo de milenios la capacidad de sintetizar las vitaminas que necesita para mantenerse saludable, a excepción de algunas, como es el caso de la vitamina C. Así se recomienda cautela al consumir vitaminas sin la prescripción de un médico.

“La ingesta adicional de vitaminas está indicada solo en caso de deficiencias identificadas o la presencia de enfermedades crónicas o agudas concomitantes en una persona, en las que se altera la síntesis o asimilación de vitaminas de los alimentos”, advirtió Evguenia Parshina en una conversación con el medio AiF.

Mito 2: Las vitaminas están presentes en verduras y frutas frescas, pero se pierden cuando los alimentos son congelados o cocidos

“La mayoría de las vitaminas resisten el tratamiento térmico durante la cocción y la esterilización de los alimentos a temperaturas de hasta unos 100 o 120 grados centígrados, así como la congelación”, explicó la médica.

Los alimentos frescos son realmente una fuente mayor de vitaminas, pero sus versiones congeladas o cocidas retienen entre el 5 y el 50% de las vitaminas esenciales, detalló la especialista.

Parshina puso de relieve, sin embargo, que no se debe congelar un alimento más de una vez, ya que en ese caso las vitaminas realmente se pierden casi completamente. Además, se recomienda cocinar los alimentos para una única comida, para que luego no se enfríen y se vuelvan a calentar posteriormente.

Mito 3. Se debe tomar vitamina D para la prevención, incluso sin prescripción médica

La vitamina D, a menudo llamada la “vitamina del sol”, se produce naturalmente en el organismo en respuesta a la exposición a la luz solar. Tiene varias funciones importantes, siendo una de ellas mantener el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Así, es natural que muchos busquen asegurarse de tener los niveles adecuados de estos nutrientes, pero ingerir píldoras de vitamina D sin la recomendación de un profesional puede no ser una buena idea.

“La hipervitaminosis de vitamina D provoca un aumento de los niveles de calcio en el cuerpo y una intoxicación grave. Esto se debe tener esto en cuenta al tomar vitamina D para la profilaxis”, aclaró Parshina.

La médica puso de relieve que el organismo de cada ser humano es único y que todos tenemos diferentes niveles de vitamina D. Así, el consumo de vitamina D sin que sea prescrito por un profesional puede no tener efectos o, peor aún, afectar la salud.

Mito 4. Tomar vitaminas puede compensar el daño causado al cuerpo por hábitos dañinos, como el tabaquismo

Parshina subrayó que “los malos hábitos ciertamente desencadenan un proceso patológico irreversible”, algo que no puede ser compensado con ningún nutriente.

“Ninguna vitamina puede compensar esto. Además, al fumar y beber alcohol también ocurre en el organismo la destrucción de vitaminas y aminoácidos de los alimentos, cuando las personas fuman y beben alcohol mientras comen”, explicó la médica.

Mito 5. La ingesta regular de vitaminas sintéticas provoca adicción

Algunas personas temen tomar vitaminas sintéticas, incluso si son recomendadas por un profesional de la salud, pues creen que su cuerpo puede volverse adicto a las tabletas y dejar de producir y sintetizar los nutrientes por cuenta propia. Parshina explicó que, a nivel físico, las vitaminas sintéticas no provocan adicción.

“La dependencia es sobre todo psicológica. Nuestro cuerpo rara vez necesita vitaminas sintéticas”, detalló la especialista, antes de poner de relieve que solo se debe ingerir vitaminas sintéticas si lo ha recetado un médico.

Mito 6. Se puede ingerir vitaminas para el uso futuro por parte del organismo ya que duran mucho tiempo

Parshina aseguró que no vale la pena intentar llenarse de vitaminas para que el organismo las use en el futuro. Si crees que tu cuerpo carece de alguna vitamina, lo mejor es consultar con un médico, agregó.

La inmunóloga subrayó que existen contraindicaciones para la ingesta de vitaminas, por lo que uno nunca debe automedicarse incluso con píldoras que, a principio, parecen inofensivas.

Sigue leyendo

Vida Y Estilo

Jugo de limón, jengibre y perejil para quemar grasa

Publicada

on

Aparte de la actividad física, la alimentación balanceada es primordial si quieres mantener tu peso ideal. Aunque este cambio de hábitos resulta complicado al comienzo, una dieta saludable no implica que tengas que privarte de comidas y bebidas deliciosas.

Este es el caso del jugo de limón, jengibre y perejil, una preparación llena de sabor que te ayudará a quemar grasa en cuestión de semanas. Lo mejor de todo es que su elaboración es muy sencilla y nutritiva.

Si quieres comprobarlo, aquí te compartimos la receta de este jugo quema grasa y te decimos qué beneficios tiene para tu salud.

El efecto quema grasa de esta bebida se debe a la combinación de nutrientes de sus ingredientes principales. Por ejemplo, el jugo de limón es bajo en calorías, aporta antioxidantes conocidos como polifenoles y mantiene tu cuerpo hidratado, señala el sitio médico Healthline.

A su vez, estas acciones facilitan la descomposición de grasas, previenen la retención de líquidos, impiden la hinchazón del abdomen y el aumento de peso, asegura una publicación de “Journal of the American Society of Nephrology”.

Pero el limón no es lo único que te ayudará a eliminar grasa. De acuerdo con un estudio publicado por “Critical Reviews in Food Science and Nutrition”, el jengibre estimula la pérdida de peso y mejora la proporción cadera/cintura en personas obesas, debido a su gran capacidad para la quema de calorías.

Por su parte, un artículo de “European Journal of Nutrition” indica que esta raíz reduce el índice de masa corporal luego de 12 semanas de consumo y desinflama el organismo, gracias a las propiedades antioxidantes de su compuesto esencial: el gingerol.

Además de los beneficios del jengibre, este jugo posee los efectos diuréticos del perejil. Una investigación realizada por la Universidad Americana de Beirut demostró que esta hierba evita la retención de líquidos y alivia la hinchazón abdominal, dándote una sensación de ligereza después de ingerirla.

Aprovecha los nutrientes de estos tres productos naturales en un delicioso jugo de limón, jengibre y perejil. Para hacerlo, solo necesitas lo siguiente:

Ingredientes:

– Un litro de agua

– Una raíz pequeña de jengibre

– 4 limones

– 10 ramitas de perejil

Preparación:

1. Pela el jengibre fresco con ayuda de una cuchara y córtalo en rodajas.

2. Hierve los pedazos de jengibre en una olla con medio litro de agua hasta que obtengas una infusión. Deja que la mezcla se enfríe y vierte solo el líquido dentro de la licuadora.

3. Lava bien el perejil, desprende las hojas dañadas y coloca el resto de las ramitas en la licuadora.

4. Corta los limones y exprime todo su jugo en el vaso de la licuadora.

5. Agrega medio litro de agua. Mezcla hasta que los ingredientes se incorporen por completo.

¡Y listo! Con esta sencilla receta, disfrutarás los beneficios y nutrientes de este jugo quema grasa. Lo ideal es que lo tomes por las mañanas, ya que es duirético y desinflamatorio. Tómalo sin azúcar añadida y puedes hacerlo antes de tu desayuno balanceado, ya que no es un sustituto del desayuno. Para ver sus efectos, debes combinarlo con una alimentación balanceada, la que te indique tu experto en nutrición, y con ejercicio. No olvides hacer esto siempre de la mano de un médico.

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.