¡Siguenos!

"Misterios O Leyendas"

Aprendió a escribir en la cárcel, se hizo famoso por sus libros

Publicada

on

  • Johann Unterweger se convirtió en un reconocido escritor y cometió crímenes escabrosos mientras presentaba sus novelas.

La oscura historia de Johann “Jack” Unterweger comenzó cuando, a los 24 años, lo condenaron a cadena perpetua por el asesinato de una adolescente. En prisión, Jack –que era analfabeto– no solo aprendió a leer y escribir, sino que se convirtió en un escritor consagrado​.

Un grupo de intelectuales y políticos promovieron su liberación por tratarse de un ejemplo de “recuperación” y lo consiguieron. En los siguientes 15 años, Jack se transformó en un escritor de exitoso.

Pero su sed de matar volvió a florecer y, mientras presentaba sus libros y firmaba ejemplares a sus admiradores, cometió once crímenes más. Jack tenía un patrón fijo de víctimas: las prostitutas.

Una infancia complicada

Johann “Jack” Unterweger nació el 16 de agosto de 1950 en Judenburg, Austria. Era hijo de una prostituta y un soldado. Esta situación complicó la vida del niño, ya que ambos padres eran alcohólicos, y terminaron dejándolo con su abuelo, quien era un golpeador y un cliente frecuente de mujeres a las que llevaba a su casa y tenía relaciones con ellas adelante de Johann.

Durante su adolescencia, Jack prefería estar en la calle y no en su casa, ya que en su hogar siempre se vivía un mal ambiente por las incómodas situaciones que su abuelo generaba. Debido a su fea realidad, comenzó a cometer pequeños delitos.

Sus andanzas delictivas fueron subiendo de nivel y, en 1974, cuando tenía 24 años, cometió su primer asesinato. Su víctima fue una alemana de 18 años llamada Margaret Schäfer, a la que agredió sexualmente y después la mató.

La policía debió investigar durante casi un año para descubrir que Johann era el asesino. El juicio fue rápido, porque Jack confesó rápidamente el crimen. A pesar de mostrarse arrepentido, el tribunal le impuso una condena a cadena perpetua.

Jack Unterweger entró a la prisión como analfabeto, y aprendió a leer y escribir. Terminó escribiendo  poemas, cuentos, obras de teatro y su autobiografía, que en 1984, llegó al cine: “Fegefeuer: eine Reise ins Zuchthaus” («El purgatorio: un viaje a la cárcel»).

El libro que contaba la historia de su vida tuvo críticas positivas y hasta logró un premio literario, y esto generó una importante campaña de escritores para que Johann quedara libre, debido a que era un «ejemplo de superación».

En mayo de 1990, Jack Unterweger quedó en libertad y se convirtió en un ejemplo para la sociedad, dio muchas entrevistas en televisión y revistas contando su historia.

 Pasó de estar en la cárcel a vivir con muchos privilegios. Vestía con elegancia y siguió escribiendo novelas. Todo era como un cuento de hadas, pero Jack necesitaba adrenalina. Solo cuatro meses después de salir en libertad volvió a matar, y ya no se iba a detener.

El escritor asesino

Johann Unterweger se convirtió en un escritor famoso, sus obras eran muy reconocidas y hasta llegó a tener un club de fans. A principios de 1990, se encontraba presentando su nueva novela en diferentes países y volvió a cometer asesinatos. El primer crimen de Johann, luego de salir de la cárcel, ocurrió en septiembre de ese mismo año.

El escritor contrató una prostituta y la asesinó brutalmente, luego la abandonó en un bosque de Austria. Semanas más tarde, la víctima fue Brunhilde Masser, que sufrió el mismo modus operandi y su cadáver fue encontrado  en un bosque de la ciudad austríaca de Graz, al igual que la prostituta Heidemarie Hammerer, hallada muerta también en un bosque ubicado entre la frontera de Suiza y Alemania.

Más tarde se comprobó que mató a seis mujeres durante 1990: cinco en Austria y una en la República Checa, donde estaba de gira presentando su libro. Para esa fecha, la policía austríaca estaba desconcertada con la cadena de muertes y la investigación era lenta.

Poco le importó a Jack que siguió su tour de muertes. En 1991, asesinó a tres mujeres más cuando estuvo de visita en Los Ángeles, Estados Unidos.

Descubrimiento y detención

Un detective retirado que conocía el caso de Unterweger empezó a sospechar que no era casualidad que la muerte de las tres mujeres coincidiera con su visita a Los Ángeles. El hombre no tardó en descubrir que dos de las tres asesinadas habían sido vistas con él.  La policia local interrogó a Jack y se dio cuenta que su testimonio era falso.

Más tarde, en el registro de su domicilio hallaron una bufanda roja que combinaba perfectamente con las fibras encontradas en una de las víctimas. Pero no tenían la certeza final para ponerlo bajo arresto.

A principios de 1992, cuando regresó a Austria, un amigo le informó a Unterweger que estaba siendo buscado por varios asesinatos. Las pruebas eran suficientes y Jack se fugó a Canadá.

Algunos meses después fue detenido en el país norteamericano y extraditado a Austria, donde fue juzgado por 11 asesinatos: uno en la República Checa, tres en Estados Unidos y siete en Austria.

El 29 de junio de 1994, solo 4 años después de ser liberado por primera vez, Jack fue declarado culpable y condenado nuevamente a cadena perpetua.

Durante el juicio, en esta segunda ocasión, el escritor asesino no lloró ni mostró arrepentimiento, solo dijo: “No volveré a pasar años en la cárcel, no podré”.

Jack se suicidó ese mismo día en su celda, ahorcándose con una cuerda, apenas seis horas después de haber escuchado la sentencia.

(Fuente: clarin)

Sigue leyendo
Clic para comentar

"Misterios O Leyendas"

Medusa fue víctima de violencia sexual y la historia que conoces la convirtió en una villana

Publicada

on

Es interesante la mitología griega donde podremos saber algo mas de la famosa Medusa es uno de los personajes de la mitología griega más fáciles de reconocer a simple vista. Con su inconfundible cabello de serpientes y el poder de convertir a quien la mire en piedra, es uno de los monstruos más populares en las historias de la antigüedad.

Pero hay una parte de su historia que no todos conocen y que cambiará tu perspectiva por completo.

La mujer serpiente no siempre tuvo una apariencia escalofriante. Medusa era una de las tres hermanas gorgonas (una clase de monstruo femenino). A diferencia de Esteno y Euríale, ella era la única mortal en la familia.

Ovidio fue un poeta romano considerado como uno de los más importantes en la literatura en latín y también fue uno de los primeros en describir cómo fue que el ser mitológico se convirtió en una terrible criatura.

La Enciclopedia de Historia Antigua cita a Ovidio de forma breve, pero impactante. Medusa era una hermosa joven y Poseidón la deseó para él. El dios de los mares la atacó y la violó dentro de un templo dedicado a Atenea.

La diosa tomó este ataque como una ofensa y castigó a la mujer dándole serpientes en lugar de cabello y con la maldición de convertir en piedra a quien mirase.

Después de ese capítulo, viene el más popular: aquel en el que Perseo mata a la «temible» Medusa. El Rey Polidectes estaba enamorado de Dánae, la madre de Perseo.

Su hijo no aprobaba esta relación porque consideraba que el soberano carecía de honor. Para deshacerse del hijo, Polidectes le pidió que le consiguiera la cabeza de la gorgona.

Como señala el Museo Metropolitano de Arte, los dioses ayudaron a Perseo en su misión y le brindaron regalos para asegurarle la victoria. Una pieza clave en su triunfo fue el escudo pulido de Atenea, el cual le permitió acercarse a Medusa y evitar su peligrosa mirada.

Cuando Perseo la decapitó, de su cuello brotaron el gigante Crisaor y caballo alado Pegaso. Ambos son considerados como los hijos de Poseidón, lo cual quiere decir que fueron fruto de una violación y que Medusa estaba embarazada cuando la asesinaron.

No es una noticia insólita que la mitología griega esté plagada de relatos de abuso y violencia, pero es interesante (y trágico) descubrir que Medusa aún es recordada como un monstruo cuando su único «crimen» fue ser atractiva.

La víctima fue también la única que recibió un castigo por los actos de Poseidón. E incluso Atenea creó la flauta para imitar los lamentos de Esteno y Euríale tras el asesinato de su hermana.

Medusa resultó no ser el verdadero monstruo.

Sigue leyendo

"Misterios O Leyendas"

La leyenda de Che Uinic, el monstruo de la selva de Yucatán

Publicada

on

Mérida Yucatán a 13 marzo 2021.- México tiene un sinfín de leyendas: las hay románticas, con final tristísimo, macabras y mitológicas (que pueden tener un poco de las anteriores). Leyendas como «La Llorona», «La Planchada«, o «La Pascualita» son más que conocidas y muchos no nos cansamos de escucharlas y contarlas. Son parte de nuestro folclor y siempre deben mantenerse vivas.

En esta ocasión, en Destinos, queremos contarte un mito menos conocido que nació en la península de Yucatán: no, no se trata de los aluxes sino de Che Uinic, un gigante que habita en la selva y, según algunas versiones, es el terror de los turistas despistados.

¿Quién es el Che Uinic?

Su nombre se deriva de los vocablos mayas: wíinik (hombre), ch’éej (monte) o che’ (árbol, madera y palo), así que puede traducirse de varias maneras: «el hombre de los montes» o «el hombre de los bosques».

Esta criatura de la mitología maya vive en cavernas, en la espesura de la selva, alejada de los grandes poblados y, sobre todo, de lo divino. Generalmente, sale por las noches, ya muy muy tarde, seguramente a cazar para poder alimentarse. Su comida favorita: los humanos.

Este antropófago, que muchos llaman el Pie Grande yucateco, lo describen como un gigante o monstruo de cuerpo peludo y de color rojo, con una voz fulminante y grave, capaz de ensordecerte  y dejarte paralizado del miedo.  Algunos le atribuyen poderes sobrenaturales pero, más allá de su aspecto y de merendarse gente, no hay mucho más.

Si alguien se aleja mucho de la civilización y se pierde en la selva a altas horas de la noche,  seguro esta criatura aparecerá para devorar al perdido

También se dice que parece musculoso pero, en realidad, no tiene articulaciones e incluso está deshuasado y, además, tiene los pies al revés, lo cual le dificulta caminar, por lo que tiene que usar el tronco de un árbol como bastón.

Algunos cazadores aseguran haberlo visto. Para escapar de él hay dos remedios, según quien lo cuente: correr tan rápido como uno pueda, pues con esa condición con la que el gigante se carga, será poco probable que te llegue a alcanzar. La otra opción es tomar una ramita del suelo y bailar con mucha energía y gracias para hacer reír a Che Uinic para que este caiga al suelo. Cuando logre levantarse, tú ya estarás a kilómetros de distancia. De hecho, el monstruo solo puede dorimir apoyado en un árbol.

Su dieta consiste de carne humana. Si alguien se aleja mucho de la civilización y se pierde en los montes en altas horas de la madrugada, el che uinic aparecerá para devorar al perdido. De acuerdo a la leyenda, para salvarte del Che Uinic lo que debes hacer es agarrar unas ramas de un árbol, bailar con éstas, hacer malabares y cantar al mismo tiempo. El ser al ver esto no podrá controlar su risa y su peso, caerá al suelo y no podrá ponerse de pie, en ese momento la persona debe huir.

¿Dónde han visto al Che Uinic?

Algunas personas mencionan que se le ha visto rondar en la selva de Yucatán, en el municipio de Tecoh y por la Ruta Puuc de Campeche que abarca cinco zonas arqueológicas: Edzná, Tohcok, Chunhuhub, Xcalumkín y Kankí.

Según el portal de noticias Yucatán Today, en 2007, al revisar las memorias del VIII Congreso Nacional Mexicano de Espeleología se habló de la leyenda del  Che Uinic pero dándole un significado social,  y enfocándose en las personas que viven exiliadas de la sociedad en el corazón de la selva.

El especialista Evia Cervantes fue quien le dio esta interpretación al mito: «Los relatos no enuncian abiertamente las infracciones a las normas, más sí exhiben a quienes las cometen como seres indeseados. De hecho, no se les considera parte de la entidad social porque habitan en cuevas del monte o selvas (…) Una persona, capaz de cometer una (mala acción) puede ser expulsada o -al menos- rechazada por el grupo del cual forma parte. Indirectamente, se valoran positivamente las pautas de conducta que sirven para posibilitar la armonía del colectivo social y para reforzar la identidad de quienes comparten el mito.»

Sigue leyendo

"Misterios O Leyendas"

Los aluxes continúan vigentes

Publicada

on

  • Los moradores encontraron pequeñas construcciones similares a unas pirámides y lo relacionan con la presencia de aluxes en el predio

Tizimín Yucatán a 18 de junio.- Desde hace aproximadamente un mes, la familia Oy Alcocer se llevó la sorpresa de encontrar en el patio de su casa unas pequeñas construcción que se asemejan a unas pirámides.

Al ver que no se destruían con el paso del tiempo decidieron darlo a conocer a través de las redes sociales y desde entonces las opiniones no se hicieron esperar, al grado de que aseguran que se trata de aluxes que llegaron a jugar en el polvo en donde aparecieron las pirámides.

Según las personas que lo han visto, sugieren a la familia no destruirlos porque molestarían a los duendes y los atacarían, por lo que han decidido no utilizar el polvo para preparar mezcla para construcción.

Otros les sugieran realizarle un ritual con un sacerdote maya, pues se presume que alguien cercano o quienes habitaban el predio anteriormente los criaban y con estas pequeñas construcciones manifiestan que aún existen.

Las pequeñas pirámides tienen la base mucho más gruesa que la punta con una piedra (grava) muy bien colocada, misma que los ha protegido de las lluvias para mantenerlos intactos como el primer día en que los encontraron.

En un terreno aledaño pero en la misma calle 63 x 63-b también se aprecian signos similares en la tierra roja pero con mayor deterioro debido a la humedad.

Estos pequeños y enigmáticos personajes forman parte de la gran lista de leyendas que México posee por todos sus rincones del estado de Yucatán.

(YucatánInforma/Tsukán Chaac)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.