¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Antibióticos que se activan mediante la luz

Publicada

on

El diseño de compuestos antibacterianos que se activan mediante luz permite desarrollar antibióticos más selectivos que actúan solo en la zona infectada, evitando así efectos secundarios.

Este avance es uno de los resultados de la tesis doctoral de Elena Contreras García, desarrollada en el Departamento de Química de la Universidad de La Rioja en España.

La tesis, titulada ‘Photocontrol of Antibacterial Activity’, ha sido dirigida por Diego Sampedro, investigador del Grupo de Fotoquímica Orgánica de la Universidad de La Rioja, y ha logrado la calificación de sobresaliente ‘cum laude’ con mención internacional al título.

En su tesis, Elena Contreras describe el diseño, síntesis y evaluación de compuestos cuya actividad antibacteriana puede ser controlada mediante el estímulo de la luz. Para lograrlo ha empleado dos estrategias: el uso de los llamados “interruptores moleculares” (moléculas capaces de activarse o desactivarse al ser irradiadas con luz), por una parte, y de “grupos fotoliberables” (moléculas que se rompen con la luz), por otra.

Los “interruptores moleculares” empleados se basan en isomería Z/E: son compuestos que al recibir determinado tipo de luz se transforman en su isómero (con la misma fórmula química pero distinta disposición de sus átomos en el espacio). “Uno de los isómeros -explica la doctora- es más activo que el otro (necesita menos concentración del compuesto antibacteriano para conseguir destruir el microorganismo o inhibir su crecimiento), de forma que se puede crear un sistema de tipo “on/off” y activar o desactivar el antibiótico en las zonas del cuerpo que interese, irradiándolas con la luz adecuada”.

Por otro lado, la investigadora ha añadido “grupos fotoliberables” a diversos antibióticos comerciales; al recibir luz, los enlaces químicos que unen estos compuestos se rompen, liberando el medicamento. Así, es posible activar el antibiótico en el área específica a tratar, aunque no se puede volver a desactivar después.

Ambos tipos de compuestos mejoran la selectividad de los antibióticos, permitiendo que actúen solo en la zona infectada, sin afectar al resto del organismo, lo que evitaría muchos de los efectos secundarios de los medicamentos actuales.

“Podríamos tomar la forma no activa e irradiar con luz la zona afectada para activar el antibiótico únicamente en esa parte. En el resto del cuerpo permanecería en su forma inactiva. En el caso de los interruptores moleculares, podría además desactivarse una vez que la enfermedad ha sido tratada mediante una nueva irradiación”, explica la doctora Contreras García.

En ambos casos, su uso permitiría, además, un mejor ajuste de las dosis necesarias y reforzaría la lucha contra la resistencia a los antibióticos, gracias a la menor presencia del compuesto activo en el cuerpo y, una vez eliminado por el organismo, en las aguas residuales.

Para la realización de esta tesis, Elena Contreras ha obtenido financiación a través de una beca FPI-UR y ha realizado una estancia predoctoral en el laboratorio del profesor Arthur Winter, en Universidad Estatal de Iowa en Estados Unidos. También ha contado con la colaboración del grupo OneHealth UR, coordinado por la catedrática Carmen Torres.

(Fuente: noticiasdelaciencia)

Sigue leyendo
Advertisement
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Ciencia y Tecnología

UNAM transforma semillas de tamarindo en plásticos biodegradables

Publicada

on

Investigadores de la UNAM desarrollan materiales a partir de semillas de tamarindo, para generar envases biodegradables y con ellos reducir el uso de plásticos no reciclables.

Con el propósito de atenuar el impacto medioambiental de estas acciones, las científicas Elsa Gutiérrez Cortez y María de la Luz Zambrano, de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizan estudios sobre el xiloglucano, un polisacarido proveniente de las semillas de tamarindo, dátil y otros productos.

El xiloglucano es relevante por su uso en la industria farmacéutica, además, posee amplio potencial como agente espesante, estabilizante de espumas y emulsiones, útil en la construcción y elaboración de pintura, películas, recubrimientos, así como en la fabricación de cosméticos y alimentos.

Así como para aumentar la viscosidad en alimentos como el yogurt, shampoos y pinturas; en recubrimientos de frutos para inhibir su oxidación; formación de películas bucales; y como aditivo para alimentos.

Recientemente los universitarios emplearon el xiloglucano, proveniente de las semillas de tamarindo, en la fabricación de algunos tipos de envases que podrían reemplazar o disminuir exitosamente la utilización de contenedores plásticos, los cuales incluso, pueden ser comestibles.

“Estas películas son muy parecidas a las de uso bucal, se pueden hacer claras u opacas, dependiendo si deseamos hacer visible el contenido o no, coloridas y llamativas para los niños y adultos”, lo cual da pauta a la fabricación de empaques comestibles para dulces, comentó Gutiérrez Cortez.

“Se les puede adicionar café, té, azúcar, sustituto de crema o saborizantes de agua. Tienen la capacidad de disolverse en líquido sin modificar su sabor o generar algún tipo de residuo”.

¿Por qué usar el tamarindo?

Al considerar que el tamarindo es un fruto altamente utilizado en la industria alimentaria, pero cuyo uso se limita al contenido de su pulpa, Gutiérrez Cortez y su equipo decidieron trabajar con las semillas para obtener el polisacárido y aprovechar un ingrediente que se considera como desecho o subproducto.

Además, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, México es uno de los grandes productores de esta fruta y por cada kilogramo se obtiene 34% de semillas.

“El xiloglucano sólo lo hemos obtenido de la semilla de tamarindo porque lo producimos en nuestro país y, a diferencia del dátil, es abundante al ser un subproducto de la industria alimentaria. Basta con ir a las empresas y nos la regalan”, señaló la académica.

(Fuente: unotv)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Hallan un gorgojo cretácico con trompa de mamut preservado en ámbar birmano

Publicada

on

Un gorgojo de 100 millones de años diferente a cualquier otro fosilizado o viviente conocido, que empleaba una trompa enorme para luchar por emparejarse, ha sido descubierto en ámbar birmano.

George Poinar Jr., un experto internacional en el uso de formas de vida de plantas y animales conservadas en ámbar para aprender sobre la biología y la ecología del pasado distante, llama al espécimen macho un “gorgojo del mamut” debido a su “trompa monstruosa”, también conocido como la tribuna o el pico del gorgojo.

Poinar dijo que Rhamphophorus legalovii, como se conoce científicamente al fósil del gorgojo de cuerpo largo, probablemente empuñó su trompa como arma mientras luchaba con otros machos por las hembras.

Envuelto en ámbar birmano, el espécimen representa una nueva tribu, género y especie. Rhamphophorus deriva de un par de palabras griegas que significan “pico curvo” y “soportar”, y legalovii honra al especialista ruso en gorgojos Andrei A. Legalov.

“Los entomólogos discutirán la ubicación sistemática de este fósil durante años, ya que es tan extraño”, dijo Poinar, quien tiene una cita de cortesía en la Facultad de Ciencias de OSU. Los hallazgos se publicaron en Cretaceous Research.

Hay casi 100.000 especies conocidas de gorgojos, pequeños escarabajos herbívoros conocidos por sus hocicos alargados. Las especies más conocidas de América del Norte son el gorgojo del algodonero que ataca al algodón, el gorgojo de la alfalfa y el gorgojo de la raíz de la fresa.

Los gorgojos con antenas rectas se clasifican como gorgojos primitivos, y aquellos cuyas antenas presentan una curva en forma de codo se conocen como gorgojos verdaderos; Rhamphophorus es un gorgojo primitivo con una antena de 11 segmentos y Poinar lo colocó en la familia Nemonychidae, cuyos miembros son conocidos como “gorgojos de la flor del pino”.

“La historia de la historia antigua de la familia es contada por especies en los depósitos de ámbar del Mesozoico, aunque no se conocen especies extintas o existentes con trompas tan alargadas”, dijo en un comunicado. “Las larvas y los adultos de muchos nemoníquidos comen polen del desarrollo de conos masculinos de pinos y otras coníferas”.

El género y la especie de gorgojo recién identificados pertenecen a la subfamilia Cimberidinae, formada por gorgojos de nariz particularmente larga cuyas características físicas se desarrollan como herramientas altamente especializadas. De las 70 especies conocidas de Cimberidinae, muchas son sexualmente dimórficas: los machos y las hembras se ven bastante diferentes entre sí. Así, la hembra de Rhamphophorus probablemente tenía una tribuna mucho más corta.

El nuevo gorgojo, que probablemente vivió en el suelo en lugar de en los árboles, mide 5,5 milímetros de largo, casi la mitad de los cuales son la cabeza y la tribuna. El ámbar en el que se conserva proviene de la mina Noije Bum 2001 Summit Site, excavada por primera vez en el valle Hukawng de Myanmar en 2001.

“Rhamphophorus tenía segmentos extendidos del pie medio que podrían haber aumentado su capacidad para agarrar la superficie de las plantas o alcanzar mejor a sus enemigos durante las peleas por las hembras”, dijo Poinar. “Sería interesante saber si las hembras también tuvieran esta característica”.

Las lesiones sufridas por Rhamphophorus sugieren que pudo haber estado peleando con otro macho por una hembra justo antes de que cayera en la resina y se conservara.

“Rhamphophorus muestra muchas características desconocidas en los gorgojos fósiles vivos o extintos”, dijo Poinar. “Muestra cómo un escarabajo adulto puede volverse tan especializado que incluso su posición familiar puede ser cuestionada. Ciertamente, el estilo de vida en conjunto con el microhábitat influyó en el desarrollo evolutivo de este gorgojo, lo que nos da una visión emocionante de la diversidad morfológica en los gorgojos del Cretácico medio”.

(Fuente: europapress)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Desarrollan una vacuna contra el COVID-19 en pastilla

Publicada

on

El fármaco, que no tendría que ser almacenado a baja temperatura ni administrado por profesionales, ya ha dado buenos resultados en cerdos. Ahora, un laboratorio israelí prevé iniciar próximamente los ensayos en humanos

Una farmacéutica israelí ha anunciado que el mes que viene espera iniciar los ensayos clínicos de una nueva vacuna contra el coronavirus en pastilla, una vez reciba la aprobación del Gobierno del país y tras lograr resultados positivos en las pruebas en cerdos.

La empresa, Oramed Pharmaceuticals, ha indicado que la vacuna está siendo desarrollada por la compañía india Premas Biotech. Según ha destacado, la pastilla no tendría que ser almacenada a bajas temperaturas ni administrada por profesionales sanitarios, como ocurre con las vacunas inyectables, lo que podría impulsar las campañas de vacunación.

“La vacuna oral, que no depende de una cadena de suministro en frío, como otras vacunas contra el coronavirus, podría marcar la diferencia entre un país capaz de superar la pandemia y uno que no”, ha sostenido el director ejecutivo de la empresa, Nadav Kidron.

En declaraciones a ‘The Times of Israel’, Kidron ha insistido en que este fármaco oral “podría cambiar la situación” en aquellas zonas duramente golpeadas por la pandemia donde aún no han podido vacunar a la población.

Por el momento, la empresa ha recibido luz verde del Centro Médico Sourasky de Tel Aviv para iniciar los ensayos clínicos en 24 voluntarios no vacunados y se encuentra a expensas de recibir la aprobación final del Ministerio de Sanidad de Israel, algo para lo que, de momento, no hay una fecha fijada.

(Fuente: lasexta)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.