¡Siguenos!

La Ciencia y Tecnología

Amaranto: 7 mil años de cultura en el olvido

Publicada

on

  • El décimo libro de la colección “Tonacayotl: nuestro sustento”, fue presentado en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería 2020.

Ciudad de México, 02 de marzo de 2020.- Conocido en el mundo prehispánico como “huauhtli”, el amaranto tiene al menos 7 mil años de tradición en México y en ese entonces constituía para los antiguos habitantes de este país un alimento tan importante como el maíz o el frijol, no solo desde el punto de vista alimentario, también formaba parte de la cosmovisión mesoamericana y estaba presente en múltiples rituales. Hoy, su presencia en la cultura mexicana ha disminuido; así que para revalorizar este alimento, Fundación Herdez presentó el libro “Amaranto: comida cotidiana y ritual”, el 28 de febrero, en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería 2020.
 
De acuerdo con el arqueólogo Eduardo Merlo Juárez, con la masa de amaranto, llamada tzoalli, los aztecas creaban estatuillas que se asemejaban a sus dioses y en los rituales la comían, lo cual, a ojos de los españoles era diabólico y les pareció, además, una copia del ritual de comunión católico por lo que terminaron prohibiendo no solo el rito, también la siembra del amaranto. Se cree que tras esta acción, el uso de esta semilla en la cultura se redujo hasta caer en el olvido.
 
“Fue un alimento sagrado durante muchos años, no solo en la cultura azteca, también para la andina quienes usaban la planta en los rituales funerarios y como ofrenda a los dioses. Hoy en día, en nuestro país, algunas personas aún realizan ofrendas con amaranto para las montañas: Popocatépetl e Iztaccíhuatl, cada 30 de agosto”, reveló.
 
Durante la presentación del libro, la doctora Cristina Mapes Sánchez, investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, explicó que es una planta que se originó y domesticó en nuestro país, no obstante, ahora es cultivada y tiene un mejor desarrollo tecnológico en otras partes del mundo como: Japón, Estados Unidos y algunos países europeos, debido a sus propiedades nutrimentales. El amaranto tiene un 17 por ciento de proteína, mientras que el maíz tiene 10 por ciento. Esto representa una ventaja, también por la composición de las proteínas del amaranto que son fáciles de absorber por nuestro cuerpo. De acuerdo con la investigadora “un alimento puede contener muchas proteínas pero si éstas no pueden ser absorbidas por el cuerpo no tienen ningún sentido”, explicó.
 
Además, contiene otros elementos como calcio, hierro y fósforo. Es decir, su valor biológico (se le llama así a la relación entre la cantidad de aminoácidos esenciales que tiene un alimento y su facilidad de asimilación en el cuerpo) está a la par que la leche de vaca. “Sin olvidar que podemos hacer un sinnúmero de platillos”, comentó Mapes Sánchez.
 
El amaranto tiene muchos usos y las fuentes históricas han proporcionado evidencias sobre ellos, en el Códice Florentino y en el Borbónico, ya sea como alimentos, flechas u ofrendas para los dioses. “Ahí se muestra un poco de la historia de esta peculiar planta, su crecimiento, recolección y almacenamiento, o como parte de una cosmovisión”, concluyó la especialista en amaranto.
 
Finalmente, este libro aborda los aspectos históricos, arqueológicos, botánicos, etnobotánicos y nutrimentales del amaranto, y contiene además una sección de recetas. “Hoy celebramos que es el 10º libro de la colección Tonacayotl: nuestro sustento. Con este libro, refrendamos una vez más nuestro objetivo: difundir la riqueza de la gastronomía mexicana. Siendo Fundación Herdez una empresa mexicana, nos sentimos muy orgullosos de estos productos nacionales. Y creemos que hemos logrado un objetivo importante: ver al producto mexicano de una manera más completa”, comentó Azucena Suárez de Miguel, directora de Fundación Herdez.

Sigue leyendo
Clic para comentar

La Ciencia y Tecnología

Una cucaracha carnívora ‘extinta’ reaparece después de 90 años

Publicada

on

La cucaracha que se alimenta de madera de la isla de Lord Howe (Panesthia lata)

Una gran cucaracha carnívora sin alas, exclusiva de la isla Lord Howe de Australia y que se creía extinta desde la década de 1930, ha sido redescubierta por un estudiante de Biología.

«Durante los primeros 10 segundos más o menos, pensé ‘No, no puede ser’», dijo Maxim Adams, estudiante de honor del profesor Nathan Lo en la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Sydney. «Quiero decir, levanté la primera piedra debajo de este enorme árbol de higuera de Bengala, y allí estaba».

«Encontramos familias de ellas, todos bajo este baniano», dijo el científico principal Nicholas Carlile del Departamento de Planificación y Medio Ambiente (DPE) de Nueva Gales del Sur, quien estaba con Adams explorando North Bay, una playa aislada de arena blanca a la que solo se puede acceder a pie o por el agua. «De hecho, Maxim y Nathan estuvieron allí el resto de la semana, buscaron debajo de todos los demás banianos en North Bay, pero no encontraron nada».

Se creía que la singular cucaracha que se alimenta de madera de la isla de Lord Howe (Panesthia lata), que alguna vez se extendió por todo el archipiélago, se había extinguido tras la llegada de las ratas a la isla en 1918. Durante las próximas décadas, las búsquedas descubrieron poblaciones dispersas de parientes cercanos en dos pequeñas islas en alta mar. Pero el grupo redescubierto es genéticamente diferente de aquellos, informa Eureka Alert.

«La supervivencia es una gran noticia, ya que han pasado más de 80 años desde que se vio por última vez», dijo el presidente de la junta de la isla Lord Howe, Atticus Fleming, sobre el hallazgo, realizado por primera vez en julio de 2022. «La isla Lord Howe es realmente un lugar espectacular, es más antigua que las islas Galápagos y alberga 1.600 especies nativas de invertebrados, la mitad de las cuales no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

«Estas cucarachas son casi como nuestra propia versión de los pinzones de Darwin, separadas en pequeñas islas durante miles o millones de años, desarrollando su propia genética única», agregó.

Puede que no sean lindas ni tiernas, pero las cucarachas son la piedra angular para mantener un ecosistema saludable en la isla, ya que actúan como importantes recicladores de nutrientes, importantes para acelerar la descomposición de los troncos y como fuente de alimento para otras especies. Es por eso que los científicos habían estado explorando la viabilidad de reintroducirlos en la isla principal desde islotes en alta mar. Ahora no tienen que hacerlo.

«Todavía hay mucho que aprender», dijo el profesor Lo, jefe del Laboratorio de Ecología Molecular, Evolución y Filogenética (MEEP) en la Facultad de Ciencias Ambientales y de la Vida. «Esperamos estudiar su hábitat, comportamiento y genética y aprender más sobre cómo lograron sobrevivir, a través de más experimentos en la isla».

La cucaracha sin alas mide entre 22 y 40 mm de largo, con un color de cuerpo metálico que varía de rojizo a negro. Australia alberga 11 especies de cucarachas de madera Panesthia, poderosas madrigueras que viven en el interior y se alimentan de troncos podridos en la selva tropical y los bosques abiertos en la costa norte y este de Australia.

Llevan microorganismos especializados en sus entrañas que ayudan a digerir la celulosa de la madera. Las hembras dan a luz ninfas que se mantienen en grupos familiares con los adultos. Pero los artrópodos únicos se comportan de manera diferente y pueden haber sido mal llamados.

(Fuente: europapress)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

Científicos descubren un nuevo y raro escarabajo venenoso; se llama ‘Eurymeloe orobates’

Publicada

on

Este escarabajo venenoso es una nueva especie para la ciencia

Científicos descubrieron una nueva especie de escarabajo venenoso denominado Eurymeloe orobates y es exclusivo de Guadalajara, España. La ciencia sigue encontrando nuevos animales e insectos, incluyendo a este especimen que hasta ahora era desconocido para los investigadores.

El nuevo escarabajo de origen español fue descubierto por un equipo científico formado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y el Instituto de Estudios Ceutíes (IEC). Los hallazgos de la investigación fueron publicados en la revista académica ZooKeys.

¿Cómo es el nuevo escarabajo venenoso?

Este nuevo escarabajo, bautizado como Eurymeloe orobates, es un coleóptero de la familia Meloidae, un grupo de escarabajos ampliamente distribuidos por la península ibérica caracterizados por secretar cantaridina, un tóxico de interés farmacológico en el tratamiento de las verrugas y que estos insectos utilizan para ahuyentar a sus depredadores.

“La existencia de esta nueva especie de meloido morfológicamente distintiva, encontrada en una zona aparentemente bien estudiada del centro de España, sugiere que hay otras especies del género Eurymeloe que aún no han sido descubiertas”

Alberto Sánchez-Vialas, investigador del MNCN

Estas son las características del Eurymeloe orobates

El escarabajo E. orobates es de color negro y semibrillante, con la cabeza redondeada y antenas delgadas y largas. Además, se diferencia morfológicamente de los otros miembros del género por sus setas, unos mechones rojizos dispersos por su cuerpo.

De acuerdo con el investigador Alberto Sánchez-Vialas, descubrieron cinco ejemplares, cuatro hembras y un macho. El nombre de esta especie hace referencia al entorno en el que aparecieron, deambulando por pastos y senderos de montaña (en griego, “oros” significa montaña y “bates”, caminante).

La investigación precisa que este escarabajo venenoso es una especie completamente nueva para la ciencia. “se describe una nueva especie del subgénero Bolognaia recién descrito para la Península Ibérica en base a rasgos moleculares y morfológicos”, aseguran los científicos.

(Fuente: unotv)

Sigue leyendo

La Ciencia y Tecnología

OMS: La pandemia ‘no ha terminado’, pero «ya se ve su fin en el horizonte»

Publicada

on

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha insistido en que la pandemia «no ha terminado», si bien ha reconocido que «ya se ve su fin en el horizonte».

«Sin embargo, que podamos ver el fin no significa que hayamos llegado al mismo», ha advertido. «Nos encontramos en una situación mucho mejor que antes, las muertes descienden y ahora registramos un 10 por ciento de las muertes que registrábamos en enero de 2021. Sin embargo, 10.000 muertes a la semana siguen siendo demasiadas, sobre todo cuando la mayoría se podrían evitar», ha lamentado el director general de la OMS.

Además, Tedros ha destacado que dos tercios de la población mundial están vacunados, incluyendo tres cuartas partes de los trabajadores sanitarios y las personas mayores. «En la mayoría de los países, las restricciones han terminado y la vida se parece mucho a la que había antes de la pandemia», ha destacado.

Con todo, reitera que el virus se sigue propagando y mutando, y existe el peligro de que surjan variantes más peligrosas. «Llevamos dos años y medio transitando un túnel, vemos la luz pero aún está lejos, y hay obstáculos que nos pueden hacer tropezar si no tomamos precauciones». Tedros ha apuntado que «aunque hay que tener viva la esperanza» de dejar la pandemia atrás, aún no ha llegado ese punto.

Uno de los obstáculos son las brechas en la vacunación. «Solo el 19 por ciento de la población de países de ingresos bajos cuenta con al menos una dosis de la vacuna y el acceso a tratamientos que salvan vidas sigue sin existir prácticamente en estos lugares», ha asegurado.

En este punto, ha celebrado el acuerdo entre el Fondo Mundial y Pfizer para financiar ‘Paxlovid’ mediante el acelerador ACT. «Tendría que haber llegado antes este acuerdo, pero es una actuación necesaria para poner fin a la pandemia», ha recalcado.

Por su parte, la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha insistido en que «el virus ha llegado para quedarse», pero ha matizado que «ya se ve la luz al final del túnel». Preguntada sobre qué tiene que ocurrir para que la OMS anuncie el fin de la pandemia, ha insistido en que «cada país tiene una situación diferente» y que el objetivo de la OMS es «poner fin a la emergencia sanitaria en todos los territorios». «Cada país ha tenido un acceso diferente a las herramientas para hacer frente a la pandemia y están en otra fase. No podemos olvidar que vivimos en un mundo interconectado, por lo que queremos poner fin a la emergencia sanitaria en todos los países», ha finalizado la epidemióloga.

(Fuente: infosalus)

Sigue leyendo

Lo más visto

Copyright © 2020 Yucatán Informa.