Policía bielorrusa detiene a cientos de mujeres en Minsk

Una marcha organizada por grupos opositores fue reprimida por las fuerzas de seguridad, que detuvieron también a la activista de 73 años Nina Baginskaya, símbolo de la protesta.

Las fuerzas de seguridad de Bielorrusia detuvieron a un número indeterminado de mujeres, cientos según distintas fuentes, en el centro de Minsk este sábado (19.09.2020), en medio de una masiva manifestación femenina que exigía la renuncia del presidente Alexander Lukashenko. La policía detuvo a tantas mujeres que se quedó sin furgonetas disponibles, por lo que tuvo que soltar a una decena.

Durante la marcha hubo unos altercados con agentes policiales, los que bloquearon el paso de las manifestantes, quienes entrelazaron sus manos. Entonces la policía empezó a arrastrarlas hacia las furgonetas. Cerca de un centro comercial, hombres vestidos de verde y con los rostros cubiertos con pasamontañas rodearon a un grupo de participantes en la protesta, que gritaban “solo los cobardes golpean a las mujeres”.

Entre las detenidas se encuentra la activista opositora Nina Baginskaya, de 73 años, quien se ha vuelto un símbolo del malestar ciudadano tras enfrentarse con policías armados el mes pasado. Además, una mujer fue trasladada a un centro asistencial en ambulancia, tras azotarse contra el piso en medio de las refriegas y quedar inconsciente, según testigos.

Oposición presionada

Unas dos mil mujeres tomaron parte en la protesta, muchas blandiendo banderas rojiblancas, que se han convertido en el emblema de la oposición, convocada bajo el lema “la marcha chispeante”. Se pidió a los asistentes acudir con ropa brillante. La oposición bielorrusa, acosada por el régimen, que ha detenido o expulsado a muchos de sus líderes, ha convocado varias manifestaciones de mujeres.

Bielorrusia es una exrepública soviética muy cercana a Rusia, que se ha visto sacudida por masivas protestas luego de que Lukashenko se declarara vencedor de las presidenciales del 9 de agosto, con el 80 por ciento de los votos. Los resultados no fueron reconocidos por la oposición ni tampoco por la Unión Europea. La represión de las manifestaciones ha llevado a Bruselas a sopesar más sanciones contra el régimen de Minsk.

Lukashenko ha gobernado Bielorrusia durante 26 años, y asegura que las manifestaciones son impulsadas desde el extranjero.

(Agencias Reuters, AFP)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.