Lo más destacado de “La Mañanera” (Video)

Ciudad de México.– En su conferencia de prensa matutina de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que sí habrá participación de Estados Unidos en la investigación del caso LeBarón y defendió su postura respecto a los medios de comunicación.

  • Como primer tema el Ejecutivo federal celebró los cambios constitucionales que se realizaron ayer en el Congreso en materia de consulta ciudadana y la revocación de mandato, con lo que refrendó que la continuidad de su mandato sería sometida a votación en 2022.

“Se va a poder consultar a los ciudadanos, después de tres años de mandato, en mi caso, esta consulta va a realizarse en marzo de 2022 y me gustaría que fuera el 22 de ese mismo mes”, comentó.

Refirió que se preguntará a los ciudadanos si quieren que el presidente renuncie o continúe, pues “así como el pueblo pone, que también tenga la posibilidad de quitar a los malos gobernantes de manera democrática sin el uso de la fuerza”, dijo.

Entre las reforma aprobadas el día de ayer en el Congreso, también se establece que el presidente de la República pueda ser juzgado por cualquier delito.

En este marco, López Obrador invitó a la población a estar pendiente de propuesta para reducir en 50 por ciento el presupuesto de los partidos políticos, la cual se discutirá este miércoles en la Cámara de Diputados y de esta manera sepan “quién es quién en este tema”

“Ya basta de retórica, de simulación, de demagogia, lo cierto es que se gasta mucho en mantener a los institutos electorales y a los partidos, y estamos en tiempos de austeridad republicana”, expresó.

Señaló que en la época neoliberal se crearon organismos como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y el Instituto Nacional Electoral (INE) “solo como parapetos”.

“Para simular que se protegía a los derechos humanos, se combatía la corrupción y que había transparencia, pura simulación y gasto oneroso”, sostuvo.

Confió en que ojalá se logre el cambio pues se necesita la mayoría absoluta de los legisladores, “dos terceras partes de la votación, espero que se logre si así se decide en el Congreso”, dijo.

  • Silvia Chocarro, representante de una Misión Internacional, -integrada por 17 organizaciones internacionales y regionales del mundo- la cual presentará una serie de recomendaciones para hacer más seguro el ejercicio periodístico en el país, cuestionó al presidente de México sobre las medidas concretas e inmediatas lleva a cabo el gobierno federal para proteger a periodistas.

Ante ello, López Obrador señaló que en primera instancia está cambiando la realidad violenta heredada por las administraciones pasadas, garantizando la paz, atendiendo las causas que originaron dicha situación.

Destacó que la Secretaría de Gobernación se convirtió en la Secretaría defensora de derechos humanos, misma que se encarga de proteger a los comunicadores.

Así mismo, llamó a la Misión Internacional a enriquecer con propuestas la estrategia del gobierno federal en el tema de defensa a periodistas, a través del subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez.

En este marco, Cachorro, refirió que la última resolución de Naciones Unidas sobre la protección de periodistas pide y hace un llamado a las autoridades públicas a que se abstengan de denigrar a periodistas, por lo que exhortó al presidente López Obrador a “comprometerse, a partir de ahora, a utilizar un lenguaje que en ningún caso pudiera estigmatizar el ejercicio del periodismo”.

“Nunca he utilizado un lenguaje que estigmatice a los periodistas, yo quiero estigmatizar a la corrupción. Aquí lo que hay es un diálogo circular… Lo único que se hace aquí es informar a los ciudadanos, a garantizar el derecho a la información”, respondió el Ejecutivo federal.

Agregó que lo que sí hace es ejercer su derecho de réplica.

Al citarle algunas frases dichas por el presidente de México en días anteriores refiriéndose al gremio periodístico como:”Los medios muerden la mano de quien les quitó el bosal” o “Miente como respira”, López Obrador señaló que se sacó de contexto, pues “corresponde a lo que sucedió después del triunfo de Francisco I Madero, cuando la prensa que había estado al servicio de Porfirio Díaz durante 34 años, se desató en contra de Madero. Y su hermano de Madero soltó esa frase”.

Así mismo, acusó que los grupos de intereses creados tienen medios de comunicación; sin embargo su Gobierno respeta a los medios. “Para los periodistas todo el respeto, toda nuestra admiración; así puedan ser de los periodistas de los que más calumnian”.

Ante la insistencia de Silvia Chocarro sobre comprometerse a utilizar un lenguaje no despectivo hacia la prensa, el presidente López Obrador se negó a esto, al considerar que “no tiene por qué comprometerse porque sencillamente actúo con respeto a todos”.

  • El presidente López Obrador aseguró que su gobierno no utiliza el software Pegasus, ni otros mecanismos para espiar a periodistas, y se comprometió a revisar si aún siguen operando los aparatos que funcionaron en administraciones pasadas.

“Nosotros no estamos metidos en eso, aquí se decidió que no se iba a perseguir a nadie. Nosotros en la oposición éramos espiados”, respondió al cuestionamiento sobre el uso de este programa el año pasado mediante al aplicación de WhatsApp.

“No hemos comprado equipos para las escuchas, primero por la corrupción que implicaba comprar este tipo de equipos; hay equipos sin usar que se compraron en el gobierno anterior”, refirió.

Así respondió López Obrador a la pregunta de un integrante de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) que acudió como parte de una misión internacional que está en México para conocer la situación en materia de libertad de expresión.

  • El primer mandatario aseguró que en el caso LeBarón las autoridades mexicanas se encargan de la investigación, pero que no hay “ninguna limitación” para que se le informe a Estados Unidos sobre los avances, así como ocurrió con el seguimiento de las indagatorias sobre los  mexicanos asesinados en El Paso, Texas.

Afirmó que es un caso que “duele mucho”, pero que se va a resolver sin declarar la guerra. “Nosotros nos encargamos de que se investigue y que se haga justicia; no tenemos ninguna limitación para que se pueda informar de cómo va la investigación. Así como nos permitieron a nosotros darle seguimiento a la investigación en el caso de los asesinatos de mexicanos en El Paso, Texas.

“Lamentable, doloroso, porque pierden la vida niños, duele mucho, pero ¿vamos a querer resolver el problema declarando la guerra? Eso en el caso de nuestro país se demostró que no funciona, eso fue un fracaso”, aseveró.

Así mismo, agradeció al presidente “Trump su disposición de ayudar, pero al mismo tiempo agradecemos que sea respetuoso de nuestra soberanía.

“Respetamos las opiniones de un senador republicano; es su visión y la respetamos, pero no la compartimos, como respetamos la editorial del Wall Street Journal, pero no es nuestra visión”, dijo.

  • El presidente López Obrador afirmó que si bien él es partidario del punto final para iniciar una nueva etapa en México, respetará la decisión de los ciudadanos en caso de que pidan hacer una consulta para enjuiciar a los expresidentes del periodo neoliberal.

“Sigue en pie mi planteamiento de que teniendo esta reforma los ciudadanos que lo consideren necesario pueden cumplir con los requisitos y pedir que se celebre una consulta”, indicó al ser cuestionado sobre si con la reforma al artículo 35, avalada la víspera, se podría hacer este ejercicio.

La consulta sería para conocer la opinión de los ciudadanos en torno a si se enjuicia o no a los expresidentes del periodo neoliberal: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

“Yo estaría en contra porque soy partidario del punto final y de iniciar una etapa nueva, eso nos ayudaría, pero respetaría la decisión de los ciudadanos, porque es mandar obedeciendo, para eso es la consulta”, expuso.

  • El Ejecutivo federal afirmó que respeta la opinión de Javier Sicilia, pero no la comparte, luego de que del activista planteó si es momento de que los ciudadanos se movilicen para “obligar al gobierno a realizar una verdadera política de justicia, verdad y paz”.

Al ser cuestionado sobre la carta que el activista envió a Julián LeBarón, por el ataque a su familia, donde murieron nueve personas, el mandatario aseveró que su gobierno busca la paz sin apostar por la violencia.

Tras señalar que el fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad está en su derecho de manifestarse y plantear una movilización ciudadana, López Obrador indicó que “no tenemos por qué estar pensando lo mismo”.

Incluso reconoció que con el también activista tiene diferencias desde hace mucho tiempo, “desde una campaña no me deje que me diera un beso”, sin embargo, afirmó que él es libre de manifestarse.

  • López Obrador afirmó que en diciembre de 2020 estará terminada “la obra de transformación” de México, por lo que aconsejó a sus adversarios “no coman ansias”.

Destacó que en estos dos años habrá sentado las bases del proyecto que impulsará su administración, lo que impedirá volver a las viejas prácticas de corrupción.

“En diciembre del próximo año estará terminada la obra de transformación; a ver cómo le van hacer para volver a instaurar la corrupción; cómo le van hacer para que ya no se informe todos los días y regresar a los boletines de prensa.

“Cómo le van hacer para el presupuesto para publicidad, lo va a permitir la gente y cómo le van hacer para dejar de ayudar a la gente humilde pobre, si va a quedar en la Constitución establecido el estado de bienestar”, planteó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook