Lo salva su papá del pleito y lo golpean los policías

Seyé, Yucatán, 13 de agosto.-Ni idea tenía Ferdi Miam Canul que al pedir el apoyo de los policías municipales de Seyé para calmar a su hijo éstos iban a aprovechar para vengar «viejas rencillas» golpeando salvajemente al menor de edad.

Según nos contó Ferdy, su hijo F.J. de quince años de edad, anda en la edad rebelde y en malas compañías y el domingo pasado cuando se dirigía a su trabajo vio que a las puertas de una cantina ubicada en la calle 28 entre 33 y 35, unos jóvenes se liaban a golpes y entre ellos reconoció a su vástago por lo que bajo para regañarlo pero éste estaba muy alterado y entonces pensando en que lo iban a ayudar, llamó a la policía municipal para se llevaran al muchacho con su debida autorización.

Para sorpresa del acongojado padre, llegaron los municipales en la ambulancia de la comuna y muy serviciales detuvieron al menor de edad para luego tirarlo al piso del vehículo y pararse sobre él, por lo que Ferdy pidió que no lo maltrataran ya que el joven ya estaba sometido y no era necesario que lo trataran violentamente pero a los elementos, simplemente les valió y se lo llevaron sin permitir que su papá lo acompañara.
Como el padre se tenía que ir a trabajar le avisó a la mamá del muchacho que acudió a la comandancia para ver a su hijo, pero para su sorpresa no la dejaron pasar a verlo argumentando que no era hora de visita, la mamá esperó hasta más tarde y le llevó unos perros calientes como cena, pero los policías de nueva cuenta le negaron el acceso y dijeron que ellos le darían la cena al muchacho.

Al día siguiente el joven fue liberado y le narró a sus padres que mientras lo llevaban en la ambulancia lo golpearon y ya en el interior de la celda cuando le llevaron los perros calientes, el comandante al que identificó como Alfredo Romero y otro policía le tiraron su cena al piso mientras que uno lo sujeto por el cuello y el otro comenzó a golpearlo.

«Me aporrearon contra la pared, me patearon y brincaban sobre mi, mientras gritaban que tarde o temprano se las iba a pagar» le contó el joven a su padre.

Los policías habrían aprovechado vengarse del menor ya que hace algún tiempo uno de ellos cuando aún no era integrante de la policía municipal municipal tuvo diferencias con el detenido durante la fiesta de la colonia San Antonio.

«Tenemos unas fotos de mi hijo, una antes que lo metan al calabozo donde se aprecia que no tiene un moretón en su pecho a la altura del hombro derecho y otra cuando salió donde se le ve un moretón muy grande, eso prueba de que si fue golpeado mientras estuvo detenido» Señaló el papá del menor de edad.
Con esas pruebas fuimos a hablar con el director de policía y un comandante que apenas entró hace unos días pero solo se burlaron de nosotros, se rieron de lo que les decíamos y el nuevo comandante apodado «El Mounstruo” nos dijo: «Usted sabe que su hijo anda mal así que…»

Los padres del menor de edad temen ahora por la seguridad del muchacho ya que, los que ahora son policías pueden escudarse en el uniforme para vengarse, por lo que acudió ante la fiscalía para denunciar hechos posiblemente delictivos, denuncia que quedó asentada con el número GN/2229/2019 en la agencia del ministerio público de Kanasín, también interpusieron una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán.(El Teacher).

También te podría gustar...

Comentários no Facebook