Empleado del ayuntamiento provoca accidente

Seye, Yucatán, 20 de julio.-Policías de Seyé protegieron y apoyaron en lugar de detenerlo, a uno de los chóferes del ayuntamiento que en completo estado de ebriedad estuvo involucrado en un hecho de tránsito.

Ermilo Cano conducía el automóvil Chevy placas YZM-54-65
acompañado de Jesús Canté Pech, alias «Bam Bam», quien es chófer del ayuntamiento de Seyé, por calles del centro mientras ambos ocupantes bebían bebidas alcohólicas en el interior del vehículo, al llegar a la calle 31 entre 30 y 32, justo frente al Mercado Municipal, Ermilo perdió el control del vehículo y se estrelló en contra de unos tambor habilitados como basurero frente al DIF municipal.
«Estuvo a punto de atropellar a la gente que estaba en el lugar, señaló un testigo que dijo que vio venir el automóvil a gran velocidad y frenar de golpe para luego chocar los basureros.

Al lugar llegó la única patrulla de la policía municipal con la que cuenta el municipio y sus agentes en vez de detener a los ocupantes del vehículo se limitaron a estacionar el auto chocado y cuando estaban a punto de retirarse testigos les reclamaron que no hicieran nada más, por lo que le pidieron a Ermilo Dzul que los acompañe a la comandancia de policía pero no así a su acompañante.

Al lugar llegó un hijo de Ermilo Cano y los testigos le señalaron que se habían se habían llevado a su padre detenido por lo que le reclamó a un policía que se quedó a cuidar el vehículo, que no se hubieran llevado a «Bam Bam», entonces este llamó a sus compañeros y regresaron al lugar con la patrulla, durante casi una hora, le suplicaban a «Bam Bam» que los acompañara, pero este hacía llamadas por su celular.

«Profe, me quieren llevar los polis, ya les dije que tu hablas con ellos pero insisten, es mariely y otros, ya les dije que le van a dar calle si me tocan pero ni así hacen caso, me quieren llevar» se alcanzó a escuchar que decía Jesús Canté por teléfono, quien empujaba la mano de los policías cada que lo querían sujetar.

Al final lo abordaron en el asiento trasero de la camioneta, contrario a la costumbre que tienen los policías de esposar y tirar en la cama de la camioneta a los detenidos, y se lo llevaron con rumbo desconocido.

(Yucatan Informa/El Teacher).

También te podría gustar...

Comentários no Facebook