El 31 de mayo es “Día Mundial sin Tabaco”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El humo del tabaco afecta gravemente la salud de fumadores pasivos y activos

El fumador sólo aspira el 15 por ciento del humo del cigarrillo y el otro 85 por ciento, que es la mayor cantidad, lo expulsa y puede ser respirado por fumadores pasivos.
El tabaco también puede empeorar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y Parkinson.

Mérida, Yuc. 30 de mayo de 2019.-En el marco del “Día Mundial sin Tabaco”, que se conmemora el 31 de mayo, se reitera que los fumadores además de poner en riesgo su salud, también afectan a quienes los rodean, ya que se ha constatado que un fumador sólo aspira el 15 por ciento del humo del cigarrillo y el otro 85 por ciento, que es la mayor cantidad, lo expulsa y puede ser respirado por las personas que están cerca, deteriorando su salud y haciéndolos también propensos a presentar graves complicaciones.
Es importante que la población tenga conocimiento de que el tabaco puede empeorar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y Parkinson. Además de generar otras complicaciones como: enfermedades del tracto respiratorio, digestivo, genitourinario, cardiovasculares, hematológico y cáncer; informó Eduardo Sánchez Sánchez, Coordinador Auxiliar de los Servicios de Promoción y Prevención a la Salud para los Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Los hombres fuman más que las mujeres en una proporción de tres a uno, influenciados por factores sociales y culturales; sin embargo, las mujeres están recurriendo cada vez más al consumo del tabaco.
“Desafortunadamente, las personas prueban el cigarro en edades cada vez más tempranas. La edad de inicio es entre los 10 y 14 años por intentar pertenecer a cierto grupo de la sociedad o por moda”.
“Las y los fumadores pueden llegar a afectar todo su entorno y hasta alterar sus actividades cotidianas, ya que en muchas ocasiones son capaces de interrumpir su trabajo o alguna reunión familiar para satisfacer su deseo de fumar”.
Actualmente, existen sitios certificados como áreas “100% libres de humo de tabaco” donde no está permitido fumar, como por ejemplo: restaurantes, plazas comerciales, teatros, hospitales y otros lugares públicos; ya que los espacios libres de humo de tabaco están considerados, por diversas instancias internacionales, como la medida más eficaz para combatir tanto el consumo del tabaco como los efectos causados por la exposición involuntaria al humo.
En Yucatán, el IMSS cuenta con 74 “Edificios 100% Libres de Humo de Tabaco” de un total de 81 y continúa trabajando para alcanzar el 100%.
El tabaquismo, sin duda es una adicción provocada por las diversas substancias que contienen los cigarrillos, principalmente por la nicotina que es altamente adictiva.
Las personas que han logrado dejar de fumar mejoran en muchos aspectos: la apariencia de su piel, la coloración de sus dientes, respiran mejor, se fatigan menos, la presión arterial y el pulso bajan a la normalidad, el riesgo de un ataque al corazón disminuye, los sentidos del olfato y del gusto se normalizan, mejora la circulación y se hace más fácil caminar, los pulmonares trabajan mejor y después de 5 años sin fumar el riesgo de padecer cáncer de boca y pulmón se reduce a la mitad.
Actualmente se tienen muchos programas gratuitos a los que pueden tener acceso, por ejemplo, en las Unidades de Medicina Familiar del IMSS se cuenta con áreas de Trabajo Social en donde todos los usuarios y empleados pueden solicitar orientación o seguimientos para evitar el consumo de tabaco; además de atención médica, el Instituto también cuenta con un convenio con los Centros de Integración Juvenil y los CAPA (Centros de Atención Primaria en Adicciones) para apoyar a quienes lo requieran.
Finalmente, el especialista exhortó a los fumadores a solicitar apoyo profesional, ya que las alternativas como chicles y parches para dejar de fumar también requieren de supervisión y de un seguimiento especializado.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook