Laboratorio para el Control Biológico del mosquito Aedes aegypti de la UADY

Biológico01
Único en su tipo en América Latina, combate al vector con la participación de instituciones de alcance global.

Mérida, Yucatán, 21 de noviembre de 2018.– Con la apertura del Laboratorio de Control Biológico del Aedes aegypti, Yucatán se posiciona como un referente en materia de prevención de enfermedades como dengue, chikungunya y zika, transmitidas por este mosquito. Asimismo, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) cumple con la Responsabilidad Social Universitaria de contribuir activamente al desarrollo social y sustentable del Estado.

Considerado como un espacio único en su tipo en América Latina, el Laboratorio se ubica en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, en él, se efectúa una labor primordial y enfocada al combate de dicho vector, a través de métodos de avanzada y de reconocimiento internacional, con la participación de instituciones de alcance global.

La puesta en operación del Laboratorio es resultado de un trabajo conjunto entre la UADY, el Gobierno del Estado y las Universidades Estatal de Michigan y Sun Yat-Sen.

Su misión consiste en la producción de moscos Aedes aegypti, machos infectados con la bacteria Wolbachia, que genera esterilidad. Cuando los mosquitos machos se aparean con las hembras propicia que los huevos que éstas pongan sean infértiles.

Este mecanismo, aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), permitirá a largo plazo la reducción del número de población de este insecto, lo cual se traduce en menor riesgo de contagio en seres humanos, precisó el Dr. Pablo Manrique Saide, Profesor investigador de la UADY.
Biológico06

Además, informó que la producción de moscos infectados inicialmente cubrirá zonas focales con persistencia de mosquitos Aedes de la entidad, sin embargo, con la próxima ampliación del Laboratorio, estipulada en el acuerdo entre el Gobierno del Estado, la Secretaría de Salud Federal y la Universidad de Michigan, se planea cubrir la demanda de las otras regiones tropicales del país y naciones de América en las cuales el zancudo propaga otras enfermedades, como la fiebre amarilla.

Cabe señalar que, en 2011, se registraban en Yucatán tres mil 100 casos confirmados de fiebre por dengue y dos mil 500 de fiebre hemorrágica por dengue. Durante 2012, se habían registrado dos mil 50 casos de fiebre por dengue, lo que significaba un incremento de 22 por ciento, únicamente en un año, de 2011 a 2012.

Estas cifras tuvieron una reducción histórica, ya que entre 2012 y 2017, los casos de dengue se han reducido un 97.9%, como ha sucedido de igual manera a nivel nacional.

En total, durante las 52 semanas de 2017, la Secretaría de Salud, a través de su Boletín Semanal de Vigilancia Epidemiológica, registró un total de 121 casos confirmados de dengue en cualquiera de sus modalidades; de igual forma, 15 casos por Zika y ningún caso de chikungunya.
Biológico04

También te podría gustar...

Comentários no Facebook