No nos olvidemos dar gracias a Dios hoy por todos los bienes del año transcurrido: Papa Francisco

francic
Reza por las víctimas de los atentados contra cristianos coptos ortodoxos en El Cairo


Cuando al año 2017 le quedaban en Roma solo doce horas, el Papa Francisco ha invitado a hacer un balance y dar gracias a Dios tanto por lo bueno como por la ayuda para superar lo malo.

Dirigiéndose a los treinta mil fieles reunidos para el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro y a millones de personas que lo siguen en directo en todo el mundo, el Santo Padre ha dicho: No nos olvidemos hoy de dar gracias a Dios por todos los bienes recibidos en el año transcurrido.

Al margen del texto escrito ha insistido en que nos hará bien a cada uno de nosotros pararnos un rato a pensar en todas las cosas buenas que hemos recibido del Señor, y dar gracias. Como en la vida hay luces y sombras, ha añadido: Y si ha habido pruebas y dificultades, darle gracias por su ayuda a superar esos momentos. Hoy es un día de acción de gracias.

Francisco ha dedicado la mayor parte de sus comentarios a la fiesta de la Sagrada Familia, evocando el modo en que Jesús crecía y maduraba en el hogar de María Reina de la familia, y de José, artesano en Nazaret.

Dirigiéndose a las familias, el Papa ha comentado que educar a los hijos a abrirse a Dios, fuente de la vida, es uno de los secretos de la juventud interior, que en el Evangelio de hoy testimonian, paradójicamente, una pareja de ancianos: Simeón y Ana.

En el saludo final, el Santo Padre ha manifestado su cercanía a los hermanos coptos ortodoxos de Egipto, golpeados hace dos días por dos atentados, contra una iglesia y un comercio, en la periferia de El Cairo, con un balance provisional de nueve muertos y numerosos heridos. Francisco ha pedido que el Señor acoja las almas de los fallecidos, ayude a los heridos, los parientes y toda la comunidad, y convierta los corazones de los violentos.

El programa del Papa en el último día del año incluye una plegaria de acción de gracias a las cinco de la tarde, y una visita al Nacimiento monumental en la plaza de San Pedro, que este año es de estilo napolitano y representa las obras de misericordia corporales: dar de comer al hambriento, vestir al desnudo, alojar al peregrino o refugiado, visitar a los presos, etc.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook