Hraepy: Detectan anomalías en el Hospital Regional

Alata1
Mérida Yucatán a 28 noviembre 2017.
– A cerca de 90 millones de pesos ha aumentado la deuda del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy), con la designación de Rafael Barrera Zoreda como titular en 2014. Tampoco se tiene  evidencia documental de pagos por más de 120 millones de pesos, por mencionar alguna de las irregularidades detectadas por el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Salud federal.

El adeudo es con cuatro proveedores, a quienes compró bienes y servicios por un orden de casi 90 millones de pesos sin tener el respectivo presupuesto y sin firmar los respectivos contratos.

Otras de las irregularidades que predominan están el amiguismo y el compadrazgo, ya que hay funcionarios que ganan cerca de 100 mil pesos mensuales.

Desde un principio, el Hraepy estuvo implicado en numerosas irregularidades, las cuales opacan en gran medida los logros obtenidos en materia de investigación y desarrollo médico.

La situación empeoró cuando una auditoría de ese Órgano Interno descubrió que desde 2014, año en el que Barrera Zoreda tomó posesión, hay un adeudo, cuya suma actual asciende a 87 millones 872 mil 700 pesos por bienes y servicios recibidos de cuatro proveedores.

El titular del nosocomio carecía de suficiencia presupuestal y a pesar de la carencia de contratos, adquirió los respectivos bienes y servicios, por lo que ahora no se les puede pagar.

Por ende, hasta el momento, dos empresarios han presentado demandas en contra del Hospital, por un monto de 53 millones 468 mil 300 pesos.

De igual forma, la auditoría del OIC detectó en 2016 la falta de acreditación de la recepción de servicios integrales de farmacia, por un millón 902 mil pesos.

También apareció una irregularidad en el servicio de mantenimiento de equipo médico, para lo cual se erogó 175 mil 500 pesos.

Incluso, antes de recibir los servicios, el Hraepy pagó un millón 36 mil 400 pesos por mantenimiento de seis equipos de anestesia.

Por lo pronto, hay un hermetismo notable en cuanto a las anomalías recién detectadas, al mismo tiempo que Barrera Zoreda se niega a detallar sobe las irregularidades detectadas semanas antes.

Tal es el caso de 30 contratos por licitación pública por 124 millones 895 mil pesos, para lo cual no se evidenció la documentación legal y administrativa del proveedor.

Asimismo, tampoco se acreditó los supuestos en los que se fundamentó la adjudicación directa de 16 contratos, por 113 millones 860 mil 500 pesos.

También se incluyen al menos 25 contratos y seis pedidos, por los que se erogó un total de 69 millones 609 mil 500 pesos, que no contaron con las garantías de cumplimiento.

De acuerdo con la información proporcionada, se encontraron deficiencias en la elaboración de 21 estudios de mercado correspondientes a contratos por 162 millones 585 mil 900 pesos y de otros once contratos por 73 millones 178 mil 400 pesos. Lo peor de todo, es que no se proporcionaron los estudios de mercado.

Incluso, tampoco se entregó la documentación que avale los pagos por la adquisición de bienes y servicios de siete contratos y un convenio modificatorio por 22 millones 878 mil 800 pesos.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.