Divertida noche de sorpresas en la Feria: Arte, lucha libre y hasta cerveza sin alcohol

IMG-20171123-WA0017
Mérida Yucatán a 23 noviembre 2017.-
Como cada año, la edición 42 de la Feria Yucatán en Xmatkuil es gran escaparate para que miles de visitantes disfrutemos una amplia y variada oferta comercial de los productos de la región así como muchos otros atractivos, con más de 1370 expositores y 2350 espectáculos artísticos, deportivos, culturales, especializados y de recreación para todas las edades.

Durante un recorrido nocturno, a media semana, se puede disfrutar de una variada gama de opciones de esparcimiento. Apenas entrando a la Feria, en medio de la explanada luce un bonito carrousell que, iluminado de noche, le da mucha vista a la plaza y nos invita a iniciar el recorrido.

Justo a un costado la primera grata sorpresa para un servidor -que en horas de trabajo desea quitarse la sed- una amable y guapa señorita ofrece una degustación de Corona Cero, bebida con todo el sabor de la cerveza pero con 0.0% de alcohol. Mi instinto reporteril –y  mi sed- me llevó a aceptar la oferta y la probé. No solo la probé sino comprobé que realmente conserva el sabor a cerveza y sin nada de alcohol. Pude notar que, además del stand de las degustaciones, Corona Cero está presente en todos los puntos de venta de cerveza en toda la Feria, así que los visitantes que somos mayores de edad y queremos disfrutar del sabor de una buena cerveza pero sin alcohol, hoy tenemos la oportunidad de hacerlo en cualquier momento y en cualquier punto del recinto. Sin duda, es una buena noticia y una muy opción de consumo responsable.

A unos pasos del stand de Corona Cero hay una pequeña exposición de arte. Al acercarme para apreciar mejor los cuadros, otra sorpresa: del lado derecho del stand están pintando en ese momento un mural de gran dimensión, cuyo protagonista es una enorme zarigüeya azul. El autor: Carlos Hartazgo, ilustrador y muralista yucateco, el mismo quien hizo el diseño para el bote edición especial de la Cerveza Montejo de la Feria de este año y quien pintó otro mural de 30 metros de largo frente al Salón Internacional en este mismo recinto. Vale la pena visitar la Feria solo para disfrutar de sus murales y más si podemos verlo en vivo pintando, como le pasó a este servidor y a mucha gente que estaba reunida observando a detalle cada trazo.

Continué mi recorrido atravesando la zona de las naves nuevas en la que muchas parejas y grupos de amigos disfrutan detenerse a descansar en las bancas disponibles mientras saborean un esquite o una marquesita y ven pasar a otros paseantes. Llegando al Teatro del Pueblo llama mi atención los gritos de emoción y silbidos de una multitud. Al adentrarme entre la gente pude ver una función de lucha libre nada menos que de la Triple A, con un buen ring al centro del foro y cientos de aficionados emocionados. Estaban en la lucha semifinal Texano Jr, Monsther Clow y Murder Clow vz el Hijo del Fantasma, Averno, Chessman. Ya no pude quedarme a la lucha estelar, cuyo cartel estaba muy interesante: Psycho Clown y La Parka vs el Mesias y Pagano, pero el hambre es canija y –dicen- más el que se la aguanta.

Me dirigí al área de restaurantes y al llegar me surge la disyuntiva: ¿qué voy a cenar?, ¿comeré una hamburguesa o unos tacos árabes?, también se me antoja la pizza…¿o probamos la comida vietnamita? Es tal la variedad de opciones para comer que se antoja una difícil decisión. Luego de un rápido análisis de antojo, precios y tiempo de espera tomé la decisión de una cena tradicional yucateca y me dispuse a disfrutar unos ricos y doraditos panuchos.

Me dio gusto ver a tanta gente, entre familias y amigos, disfrutando de los distintos atractivos en el recinto, en un ambiente de sano esparcimiento, caminando por sus amplias avenidas mientras comen elotes, plátanos fritos o un helado y dejándose sorprender como su servidor por una divertida noche en la Feria: con arte, lucha libre y hasta cerveza sin alcohol.

Con barriga llena, los pies agotados de tanto caminar y después de mi última Corona Cero de la noche -como buen consumidor responsable- pude regresar al trabajo conduciendo mi auto, sin ningún riesgo, a redactar ésta y otras crónicas para usted amable lector.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.