México es el país que peor administra sus recursos hídricos en Norteamérica

De los acuíferos sobreexplotados en México se extrae el 53.6 por ciento del agua subterránea para todos los usos. En 1975 eran 32 los sobreexplotados, pero en 2010 la cifra se elevó a 110, advirtió el doctor Joel Carrillo Rivera (en la imagen) en el seminario internacional realizado en la UNAM. (Foto: Emiliano Cassani).

De los acuíferos sobreexplotados en México se extrae el 53.6 por ciento del agua subterránea para todos los usos. En 1975 eran 32 los sobreexplotados, pero en 2010 la cifra se elevó a 110, advirtió el doctor Joel Carrillo Rivera (en la imagen) en el seminario internacional realizado en la UNAM. (Foto: Emiliano Cassani).

  • A diferencia de Canadá y Estados Unidos, la gestión del agua en México está centralizada y en ella no participan los estados.

Ciudad de México, 13 de agosto de 2017.- En el contexto norteamericano -México, Estados Unidos y Canadá- la gestión del agua subterránea es muy variable y son muchas las diferencias en clima, geografía, geología, las culturas y hasta las edades de los países, comentó el doctor Alfonso Rivera, jefe hidrogeólogo del Servicio Geológico de Canadá, instituto de investigación que forma parte del Ministerio de Recursos Naturales Canadiense.

Durante el Foro Internacional Las asimetrías en la gestión y regulación del agua subterránea en América del Norte: Hacia un esquema integral en México, organizado por el Centro de Investigaciones de América del Norte en la Torre de Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el especialista comentó que a diferencia de Canadá y Estados Unidos, la gestión del agua en México está centralizada, ya que es el gobierno (federal) el que lo hace y no los estados.

“Nuestro país tiene un área de 2 millones de kilómetros cuadrados, es el 14vo. país más grande del mundo, tiene 127 millones de habitantes, de los cuales, 76 por ciento de su población depende del agua subterránea, tiene una recarga incidental de 307 kilómetros cúbicos por año, utiliza 50 kilómetros cúbicos de agua y tiene una reserva de solo 458 kilómetros cúbicos.

En Estados Unidos, la gestión del agua es similar a la del gobierno canadiense, que depende de los estados y no del gobierno. Esa nación tiene 9.8 millones de kilómetros cuadrados, es el tercer país más grande del mundo, tiene 315 millones de habitantes, el 50 por ciento de su población depende del agua subterránea, la recarga del acuífero subterráneo es de mil 300 kilómetros cúbicos que depende de muchos factores como el clima y la geología, y el consumo es de 115 kilómetros cúbicos de agua, 100 veces más que Canadá, dijo el también profesor de la Universidad de Quebec.

La política científica es prioridad en Canadá, lo que fue expresado por el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau durante el mensaje en su primer día de labores:

“Somos un gobierno que cree en la ciencia y un gobierno que cree que el buen conocimiento científico debe informar en la toma de decisiones. Creemos que las inversiones en investigación científica, incluyendo un equilibrio apropiado entre la investigación fundamental para apoyar nuevos descubrimientos y la comercialización de ideas, conducirán a buenos empleos y crecimiento económico sostenible (…) El apoyo a la ciencia es un pilar esencial en nuestra estrategia para crear crecimiento económico sostenible, apoyar y hacer crecer a la clase media”.

Durante su participación en el Foro Internacional que se realizó en la UNAM –institución que forma parte de la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico-, el doctor Joel Carrillo Rivera, explicó que el agua subterránea es crucial para mantener el funcionamiento de ecosistemas, necesidades de la población y desarrollo económico.

“El 0.1 por ciento del agua que existe en el mundo es superficial (ríos, lagos, atmósfera, suelo, biósfera); 94 por ciento es agua de mar (incluye 60 al 80 por ciento de agua subterránea); 2 por ciento es hielo y glaciares; y solo el 4 por ciento es agua subterránea. Agua dulce en el continente (incluye México) es el 99 por ciento y solo 1 por ciento es agua superficial.

“De los acuíferos sobreexplotados en México, se extrae el 53.6 por ciento del agua subterránea para todos los usos. De acuerdo con resultados de estudios recientes se define si un acuífero se convierte en sobreexplotado, o dejan de serlo, en función de la relación extracción/recarga (…) En 1975 eran 32 acuíferos los que estaban siendo sobreexplotados; la cifra se elevó a 80 en 1985; 100 al 2009 y para el 2010 ya eran 110, según información de la Comisión Nacional del Agua de 2010”, lamentó el experto en hidráulica subterránea.

Por ello, el doctor en hidrogeología por la Universidad de Londres, en Gran Bretaña, expresó su preocupación para que en México se abra una licenciatura en hidrogeología (sistemas de flujo Tóthianos), ya que hasta el momento, solo el 2 por ciento de los especialistas en el Instituto Mexicano de Tecnología trabajan en agua subterránea, es decir, unos 450 expertos en hidráulica.

En la primera mesa de discusión, también participaron el doctor Andrew Stone (American Groundwater Trust); la doctora Irasema Coronado (University of Texas de El Paso); y el doctor José Luis Valdés Ugalde, miembro del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, quien fungió como coordinador.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook