México registra la inflación más alta en 8 años

cochinote
Junio supera el 6% y el Banco central augura que los precios continuarán desbocados hasta 2018

Ciudad de México.- Los precios en México continúan subiendo como si fueran un globo de helio. En menos de un año, la escalada de la inflación ha sido imparable. En junio, los últimos datos publicados por el instituto de estadística, la tasa se colocó en el 6,31%, la más alta en 8 años y más del doble que el mismo mes del año pasado. El Banco de México augura que el temporal continuará empeorando y no amainará al menos hasta finales del año que viene.

Las causas detrás de la crecida de los últimos meses son un combo difícil de parar. La depreciación del peso, el incremento paulatino de las tarifas reguladas, la polémica liberalización del precio de la gasolina y el fuerte encarecimiento de frutas y verduras. La inflación subyacente –descontados ya precisamente los componentes más inflamables como los agropecuarios o los energéticos– rozó en junio el 5%. Ambas modalidades crecieron a una tasa mensual prácticamente idéntica (0.25% por 0,3%) apuntando a que el aumento desbocado atiende a razones cada vez más estructurales de la economía mexicana.

El Banco de México ha intentado con determinación taponar la hemorragia. Antes incluso de que en septiembre del año pasado superara la barrera del 3% que se marca la autoridad monetaria como termómetro para actuar. Desde diciembre de 2015 –cuando la inflación marcó un mínimo histórico de 2,13%– el organismo dirigido por Agustín Carstens ha elevado sus tasas de interés hasta en 10 ocasiones, hasta colocarlas en el actual 7%, las más altas desde 2009.

La vertiginosa subida golpea a muchos rubros sensibles en un país que tiene a más de la mitad de su población hundida en la pobreza, y al 60% de sus trabajadores en la sombra de la informalidad, sin capacidad de amortiguar el impacto con subidas proporcionales en los salarios. Entre los productos que registran los mayores aumentos en junio destacan el jitomate, el pan, la papa, el pollo, el transporte aéreo, la vivienda, la carne de res, el gas LP, y los establecimientos populares como las loncherías, las fondas y las taquerías.

El Banco de México, en su último informe de junio, ya adelantó que la inflación alcanzaría su nivel máximo “en los próximos meses”, para ir lentamente descendiendo durante el periodo final del año y volver a una senda cercana al 3% a lo largo de 2018. La encuesta de analistas del banco central vaticina que el índice cierre este año en el 6,0% para bajar al 3,8% al cierre de 2018.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.