Refugio para mujeres brinda oportunidad a familias para salir de la violencia

institu
Mérida, Yucatán a 7 Marzo 2017.-
Mujeres que han sufrido graves episodios de violencia logran tener una nueva oportunidad en su vida y para sus familias, con el apoyo del personal y especialistas del Centro de Atención y Refugio para Mujeres en Situación de Violencia Extrema.

Ese Centro de Atención, conocido popularmente como “el Refugio de la Mujer”, forma parte del Instituto Municipal de la Mujer, adscrito al ayuntamiento de esta ciudad, instancia que decidió establecer ese sitio para apoyar a las mujeres y, en caso necesario, también a sus hijos, víctimas de violencia doméstica.

Sin embargo, según informó a Notimex la directora del Instituto Municipal de la Mujer, María Herrera Páramo, fue hasta el año 2012 que ese refugio pudo entrar en operaciones formalmente, pues éste no había logrado obtener la continuidad en el financiamiento y apoyo para su adecuado funcionamiento.

“Fue ese año que las autoridades municipales decidieron etiquetar un recurso para que el refugio opere de acuerdo a los estándares y normativas que establecen la Secretaría de Salud del gobierno federal, y la actual administración que inició operaciones en el 2015, decidió dar continuidad a ese recurso etiquetado”, precisó.

Según la funcionaria municipal, esa continuidad fue vital para que el lugar se empezara a desarrollar y operar a plenitud, y actualmente atiende en promedio a unas 150 personas al año, personas que conforman en ocasiones familias enteras que dejan su casa porque el padre o pareja sentimental de la madre los somete a episodios de violencia.

“Al refugio no sólo llegan mujeres solas, muchas lo hacen con sus hijos y también se les atiende y da alojamiento en alguno de los ocho módulos familiares con los que contamos, tuvimos el caso de una mujer que llegó con sus siete hijos huyendo de toda una vida de violencia a lado de su pareja”, recordó.

Señaló que la atención es tanto para la mujer como para los hijos; reciben apoyo médico, psicológico, además de la existencia de programas de formación educativa para los niños y de capacitación para el trabajo y el autoempleo para las mujeres, a fin de ayudarlas a que puedan incorporarse a una actividad productiva y obtener recursos para mantener a sus familias.

“Lo que se busca es que las mujeres no se sientan obligadas a regresar con la pareja agresora porque creen o piensan que no son capaces de mantenerse solas y sacar adelante a sus hijos y ese es un plan que ha dado muy buenos resultados para aquellas mujeres que han llegado en busca de ayuda”, señaló Herrera Páramo.

El promedio de estancia en el refugio es de cinco a seis meses y, cuando los casos son realmente extremos y existe un auténtico riesgo de que se registre un feminicidio, la afectada y en su caso sus hijos, son enviados a otro lugar, pues el centro forma parte de una red nacional de 47 refugios similares para mujeres víctimas de maltrato.

El trabajo hecho en el lugar ha tenido recompensas importantes, pues han ganado el Premio Nacional por Innovación en los Gobiernos Locales que otorga el Centro de Investigación y Doncencia Económicas, entre otros reconocimientos nacionales por su desempeño.

La directora del Instituto Municipal de la Mujer expuso que ahora lo que se busca es lograr el financiamiento y apoyo para ampliar los espacios y la infraestructura del refugio para poder atender a más mujeres, pues están convencidos que cada mujer que logra egresar de ese sitio, es ganarle la batalla a un potencial feminicidio.

“Las puertas del refugio están abiertas los 365 días del año, para recibir a cualquier mujer que esté pasando por un momento complicado en su hogar, derivado del maltrato o agresión hacia su persona e hijos, y queremos seguir por muchos años más, para darles la oportunidad de una vida digna y libre de violencia a muchas más mujeres”, finalizó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.