Entrega de la rectoría de San Lorenzo de la jurisdicción parroquial de Umán

15777105
Umán Yucatán a 4 enero 2017.-
Segundo cambio de pastor de una comunidad eclesial. En esta ocasión el cambio fue en la rectoría de San Lorenzo ubicada en el Fraccionamiento del mismo nombre y que está dentro de la jurisdicción parroquial de la Parroquia de San Francisco de Asís de Umán.

El cambio de estafeta.
Después de estar un año y medio en esta comunidad fue transferido a otra rectoría el hermano sacerdote Alejandro de Jesús Aguayo Escalante. Es relevado por otro gran amigo y hermano sacerdote Marcos Antonio Méndez Campos quien viene de la parroquia de Santiago Apóstol y Nuestra Señora de la Natividad de Sucila en la que se desempeñó como párroco durante 3 años. Así pues con humildad y obsequiosa obediencia pasa de párroco a rector.

Su trayectoria y ¿Quién Es El P. Marcos Antonio Méndez Campos?
Un joven sacerdote que nació el 6 de noviembre de 1975 y fue ordenado sacerdote el 25 de julio de 2005. Cumplió 11 años de ejercicio ministerial. Fue vicario parroquial de varias parroquias hasta que lo nombraron párroco de la parroquia de Santiago Apóstol y Nuestra Señora de la Natividad de Sucila.

Ésta es, pues, su primera parroquia. Su primer desposorio, su primer amor, el que deja huella, el que nunca se olvida (y lo digo por experiencia, sniff).
El mismo ha dejado huella en la que fue su primera parroquia. A su llegada a Sucila encontró el templo, sus anexos, casa, jardines, atrio y patio en deplorables condiciones. La comunidad había dejado de asistir a las celebraciones eucarísticas y demás eventos litúrgicos y devocionales, habían desaparecido algunos centros pastorales o sólo existían como una estadística de papel. Su entrega, entusiasmo y servicio a su comunidad pudo palparse en carne viva al entregar la parroquia. Restauraciones con estricto apego y respeto al estilo colonial, una casa cural bella, acogeradora y completamente amueblada, hermosos jardines planeados con exquisito gusto estético e iluminación que invita al recogimiento. Pero sobre todo una comunidad viva, participativa, entusiasta y lo más edificante, profundamente agradecida con el pastor que se marchaba.

Era notable el sentimiento de gratitud y amor hacia el p. Marcos Antonio. Este es el pastor que hoy llegó a su nueva comunidad, la rectoría de San Lorenzo.

La ceremonia eucarística de presentación de nuevo rector.
La misa fue presidida por el Excmo. Sr. Arzobispo d. Gustavo Rodriguez Vega y concelebrada por algunos sacerdotes que acompañamos al p. Marcos Antonio: es obvio que estuvo presente el p. Alejandro de Jesús (rector saliente), José Candelario Jiménez Jiménez (vicario general), Pedro Sergio Mena Díaz (vicario episcopal del clero), Javier Jesús Castillo Domínguez (decano), Ricardo Ruíz Sacramento (párroco de Umán), Ernesto Navarrete Yam (párroco de Halacho), Gaspar Humberto Pacheco Cetina (administrador parroquial de Sucila), Mario Alberto Cervera Ancona (vicario parroquial de Uman), Carlos María Puc Romero (Parroco Santa Maria Goretti) y los jóvenes diáconos transitorios Ángel Gabriel Suárez Hernández y Armando Obregón Patrón.

En su homilía el Sr. Arzobispo nos conminó a vivir la santidad en nuestras acciones diarias aun cuando quizá nunca seamos llevados a un altar.

Nos recordó que nos une nuestra identidad cristiana y que los ministerios y obligaciones diarias son de una gran responsabilidad, trajo a colación el dicho de San Agustín de Hipona: «con ustedes soy cristiano, para ustedes soy obispo; lo primero es una gracia que me alienta, lo segundo es una gran responsabilidad que me asusta». Este es el camino de la santidad: la vivencia diaria de nuestras responsabilidades según la voluntad de Dios.

El atrio de la rectoría fue insuficiente para albergar a los feligreses de San Lorenzo que se dieron cita para recibir a su nuevo pastor. A esta su nueva comunidad el p. Marcos les dirigió un brevísimo mensaje, pero cargado de profundidad y programático: «vengo a continuar el trabajo del p. Alejandro y ha construir espacios de fraternidad y ha construir espacios materiales para el encuentro humano«.

¡Hermoso programa de vida! Bienvenido querido hermano sacerdote a tu nueva casa.

 

También te podría gustar...

Comentários no Facebook