Inversiones por más de 145 mil millones de pesos, ociosas en la actividad lechera

 frleche02

  • Se benefician cadenas comerciales transnacionales por cancelación de aranceles
  • La leche en polvo del exterior “viene ordeñada” de crema y otros nutrientes naturales, afirman productores mexicanos

Ciudad de México, 14 de diciembre de 2016.- Ante la posibilidad de revisión del TLCAN, a solicitud del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y que está vigente desde hace más de 22 años, los pequeños y medianos productores de leche urgieron al Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, iniciar de inmediato los estudios previos y se considere de manera muy importante el tema de inversiones ociosas en la parte productiva e industrial por más de 145 mil millones de pesos, como resultado de ese y otros acuerdos que afectaron a dicha industria nacional.

Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, señaló lo anterior, y dijo que la recapitulación del Tratado de América del Norte, era de esperarse por las grandes diferencias en las relaciones de intercambio comercial en contra de los pequeños y medianos productores.

“Solicitamos  que los responsables de las probables revisiones del citado tratado, excluyan el polvo de leche sin grasa, los sueros, preparaciones alimenticias y otros rubros, de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio”, dijo Álvaro González.

Esos supuestos suplementos alimenticios y derivados lácteos “ponen en serio riesgo de desaparecer del mapa a una gran cantidad de ganaderos lecheros que ya no aguantan las pérdidas que han tenido por más de dos décadas.

Más de 150 mil pequeños productores han abandonado la actividad lechera, que venía de cuatro y cinco generaciones”, apuntó.

“Observamos con angustia y gran tristeza, dijo en entrevista, que el Gobierno Federal condicione a pequeños y medianos productores a un acuerdo comercial totalmente desigual para la parte mexicana”, señaló.

Al respecto, Álvaro González puntualizó que “simplemente no podemos competir contra productores de leche, que cuentan con tecnologías de punta en aspectos productivos y de procesamiento industrial, pero sobre todo con grandes apoyos de sus gobiernos. En México esto no existe”.

En un sentido de angustia y desesperación, el dirigente de los productores de leche expresó que “con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, los ganaderos lecheros mexicanos ‘recibimos una estocada de muerte y ahora el gobierno mexicano tiene en sus manos el indulto para una actividad que hemos formado por muchas generaciones”.

La experiencia mexicana  y en particular de los productores de leche, respecto del TLCAN, es de un profundo malestar, por habernos dejado a nuestra suerte ante el abuso que nos han venido imponiendo al forzar la competencia de leche pura contra productos adulterados (simulaciones de leche, quesos, crema, etc.).

A la fecha, las industrias procesadoras y grandes cadenas comerciales en su mayoría extranjeras, se han apropiado del mercado nacional a través de la compra de marcas mexicanas o de marcas propias, para su producción y comercialización,  han privilegiado la importación que tan solo en 2015 alcanzó un nivel record de 682 mil toneladas (60 mil toneladas más que el año anterior) destacando principalmente el polvo de leche descremada.

Las consecuencias del  TLCAN a 22 años de la firma están a la vista,  el tiempo nos dio la  razón, pero la amenaza ahí está para los 147 mil sobrevivientes  no integrados a la cadena de valor, sigue latente.

“Estamos en manos del gobierno y esperamos que esta vez no volvamos a ser utilizados como moneda de cambio. Se puede presentar la gran oportunidad de rectificar lo que estuvo mal hecho”, expresó el dirigente.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook