El más grande reto ambiental es mitigar y adaptarnos al cambio climático

30520243434_c2be225028_o
Ciudad de México, a 1 de diciembre.-
Con el fin de exentar del Impuesto Sobre la Renta a maquinaria y equipo que abone a la prevención y control de la contaminación ambiental, en materia de generación de energía proveniente de fuentes renovables o de cogeneración de electricidad eficiente, el senador Raúl Aarón Pozos Lanz, propuso reformar el artículo 34 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Al hacer uso de la tribuna, Pozos Lanz resaltó que el mayor reto en materia ambiental consiste en la correcta aplicación de las normas, cuyo fin es preservar la vida silvestre, limpiar los ríos y mares, sanear el aire y fomentar la investigación, así como mitigar y adaptarnos al cambio climático. 

La opción más fácil para alcanzar esto, dijo, sería reprimir la actividad económica, pero acertadamente la actual administración federal apuntó en un sentido inverso, al señalar como un objetivo del Plan Nacional de Desarrollo el impulso de un crecimiento verde que preserve el patrimonio natural, al tiempo que genere riqueza, competitividad y empleo.

Al respecto, el senador por Campeche indicó que el Programa Sectorial de Medio Ambiente y Recursos Naturales 2013-2018 y el Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, diagnosticaron severamente la actual situación medioambiental del país; reconocieron que su evolución no ha sido ambientalmente sustentable y que paralelo al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) aumentaron las emisiones de bióxido de carbono (CO2). 

Por lo que la actual administración ha reconocido que el país puede dar impulso a las energías renovables, y reducir emisiones de contaminantes climáticos de vida corta, “por lo que ha establecido como una línea de acción elaborar propuestas de instrumentos económicos que otorguen incentivos fiscales a acciones de conservación, restauración y aprovechamiento de recursos naturales y medio ambiente”, sostuvo.

En este sentido, dijo, se busca apoyar a los contribuyentes que colaboren con la mejora del ecosistema; toda vez que la posibilidad de acceder a apoyos fiscales está prevista en la Ley del Impuesto sobre la Renta desde 1980, donde se estableció que las inversiones se podían deducir mediante la aplicación de los porcientos máximos autorizados al monto original de la inversión con equipos para la generación de energía proveniente de fuentes renovables.

Con esto, se concluye que a pesar de que se mantiene un beneficio de mérito, este también se ha reducido, por lo que es susceptible ser ampliado para volver al esquema anterior, más provechoso para la actividad productiva. 

La propuesta se turnó a la Cámara de Diputados y la signaron también los senadores Silvia Guadalupe Garza Galván, del PAN y Jesús Casillas Romero, del PRI.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook