Mérida un lugar más sano y con futuro para todos: Milagros Romero

15211511_1298173093536825_1547623702_n
Mérida Yucatán a 25 noviembre 2016.-
Este año, ha sido de intenso trabajo al interior de la comisión de hacienda, pues en la agenda de asuntos prioritarios para esta regidora, estaba el de poner orden a las obligaciones que los concesionarios de las comunicaciones y transportes tienen con el municipio de Mérida.

Es imperativo crear las condiciones de equidad entre quienes son sujetos del predial base rentas con aquellos que usufructúan concesiones gubernamentales es un acto de justicia para todos los meridanos, pues al mismo tiempo que recibe el mismo parámetro un ciudadano común que da en renta una casa, debe de recibir una empresa que cobra millonarias cantidades en el arrendamiento de espacios concesionados para fines distintos a los convenidos.

Así como que el municipio reciba los impuestos correspondientes para poder transformarlos en obras que mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Saber que los cambios que aprobaremos hoy, van en ese sentido me hace estar de plácemes.

Así también,  veo con satisfacción que fueron atendidas las solicitudes de los introductores de carne de cerdo, quienes recibirán una ayuda económica al disminuir el 50 de la tarifa de matanza, por cada cerdo de tamaño grande,

Sabemos perfectamente que esto no los libra del peligro de desaparecer, pero sí los ayuda en su economía y estimula que sigan acudiendo al rastro en vez de recurrir a la matanza clandestina.

Y en cuanto al nuevo tabulador de precios de permisos a comercios de venta exclusiva de bebidas alcohólicas, es un buen comienzo en la tarea de desalentar estos expendios.

 Sé que el camino es grande y va cuesta arriba, pero da visos de esperanza el que se tomen medidas oficiales para desalentar que se abran más expendios de bebidas.

Esta es la punta del iceberg, hay que ahondar y seguir con los trabajos de regulación, legislación y supervisión, para que no caigamos en la simulación y de verdad acotemos este grave flagelo que causa más daño que el dengue, el zika y chikungunya, que han acaparado más la atención y la cooperación  de las autoridades Estatales y Municipales que los índices de muertes y enfermedades directa e indirectamente relacionadas con el altísimo consumo de alcohol.

Vamos haciendo conciencia social y exijamos a todas las instancias que cumplan con el deber de cuidar nuestro bien más preciado: la salud.

Pero también colaboremos con la comunidad al educar a nuestros hijos y en corregir malas conductas que se dan en la célula más importante de nuestra sociedad: La Familia.

Seamos tan exigentes al interior de ella como lo somos al exterior y hagamos de Mérida un lugar más sano y con futuro para todos.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.