Al menos 20 muertos por el choque de dos trenes en el sur de Italia

IT01 ROMA (ITALIA) 12/07/2016.- Vista del lugar donde se produjo un choque frontal entre dos trenes en una línea de vía única entre Ruvo di Puglia y Corato, al sur de Italia, hoy, 12 de julio de 2016. Un accidente de tren cuyas circunstancias aún se desconocen causó hoy al menos una decena de víctimas mortales y varias decenas de heridos, según medios locales, que indican que el suceso ocurrió en la región de Apulia (sur). Varias unidades de emergencia del cuerpo de bomberos y ambulancias están en la zona, un lugar situado entre las localidades de Andria y Corato, para socorrer a las víctimas de lo que al parecer consistió en un choque frontal entre dos convoyes. EFE/LUCA TURI

Vista del lugar donde se produjo un choque frontal entre dos trenes en una línea de vía única entre Ruvo di Puglia y Corato, al sur de Italia, hoy, 12 de julio de 2016. Un accidente de tren cuyas circunstancias aún se desconocen causó hoy al menos una decena de víctimas mortales y varias decenas de heridos, según medios locales, que indican que el suceso ocurrió en la región de Apulia (sur). Varias unidades de emergencia del cuerpo de bomberos y ambulancias están en la zona, un lugar situado entre las localidades de Andria y Corato, para socorrer a las víctimas de lo que al parecer consistió en un choque frontal entre dos convoyes. EFE


En medio de una de las peores tragedias ferroviarias de Italia, el balance puede empeorar: hay 18 heridos graves. El alcalde de Corato lo ha definido como «un desastre, como si se hubiera caído un avión

Ha sido uno de los más graves accidentes ferroviarios en Italia desde el año 2.000. Al menos 20 personas han muerto en el choque frontal de dos trenes, ocurrido sobre las 11,30 de la mañana, en un tramo de vía única entre las localidades de Corato y Andria, en la región de Apulia, al sur de Italia. Protección Civil subraya que el balance definitivo puede ser más trágico, porque hay 35 heridos, 18 de ellos graves, y los bomberos continuaban trabajando sin descanso para sacar pasajeros de los vagones. «Es una escena alucinante: vagones destrozados, hierros retorcidos, cristales rotos, sangre por todas partes», manifiesta uno de los socorristas. El alcalde de Corato, Massimo Mazzilli, describía la colisión como «si se hubiera caído un avión, un desastre. El impacto ha sido violentísimo». En efecto, en una amplia extensión del olivar, donde se ha producido la tragedia, aparecen desperdigados numerosos restos de los trenes.

El propio alcalde adelanta la hipótesis de un fallo humano como la causa más probable de la colisión: «Probablemente alguna orden no se ha respetado o se ha dado una señal equivocada». En la desgracia, son confortantes algunos testimonios: «He ido descalza entre los restos de los vagones, he buscado entre hierros y cristales rotos, así he logrado salvar a mi marido», cuenta una superviviente. Un niño de corta edad, todavía con vida, pudo ser rescatado y llevado en helicóptero a un hospital próximo. El servicio de asistencia sanitaria de la zona ha pedido que se acerquen donantes de sangre.

El primer ministro, Matteo Renzi, que se encontraba en Milan, ha regresado con urgencia a Roma, para proseguir después al lugar del accidente. «No nos vamos a parar hasta que no sepamos quiénes son los responsables», ha manifestado Renzi. Al lugar de la tragedia llegó de inmediato el ministro de Transportes, Graziano del Rio: «Es una tragedia enorme», dijo el ministro, quien, junto al jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, está coordinando los medios de rescate.

La sociedad privada Ferrotramviaria, propietaria de los trenes y de la infraestructura ferroviaria, no se ha pronunciado aún sobre las causas del accidente: «Es pronto todavía», ha manifestado un portavoz. Ferrotramviaria mantiene un contrato con la Región de Apulia y gestiona 83 kilómetros de ferrocarril, 40 de ellos de doble vía. Unos 200 convoyes circulan cada día por la vía del accidente.

El impacto en el país ha sido enorme. El ex presidente de la región de Apulia, Raffaele Fito, habla de «incredulidad y dramática tristeza», un sentimiento que hoy comparten todos los italianos.

Fuente: Agencias

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.