Una manifestación de la fuerza ciudadana

ab03072016
Más allá de un donativo, un ejercicio democrático

“Los ciudadanos tienen una voz que debe de ser escuchada, sus decisiones deben ser medibles, palpables y visibles, es momento de dar fuerza real a la gente. Éste es el propósito de donar mi sueldo”, destacó el diputado federal Liborio Vidal Aguilar.

La semana pasada, Vidal Aguilar anunció que entregaría el 100 por ciento de su salario como legislador a la causa que, a través de sus redes, elijan los ciudadanos. “Pero el donativo no es lo importante, sino la participación de la gente”, aclaró.

Aunque el ejercicio de donar el suelto total o un porcentaje no es nuevo, él mismo lo ha hecho desde la primera vez que fue servidor público hace más de 25 años, se pone a la vanguardia al utilizar las redes sociales como las herramientas que permitan a los ciudadanos manifestar su voluntad.

“Este es mi concepto de democracia, un estado en el que la gente toma decisiones y éstas son respetadas y cumplidas.  Es motivar a los yucatecos a ser activos en la vida de la sociedad, es ofrecer opciones que se adapten a los tiempos que vivimos”, señaló.

A  la par, pone a escrutinio que la palabra empeñada,  se cumpla de forma efectiva, transparente y apegada a los deseos que manifieste la ciudadanía. “Es una muestra de lo que ocurre cuando quien está en el poder también está cerca de la gente, una muestra de cómo funciona un gobierno que oye a los ciudadanos”.

“Sin la participación de los hombres y las mujeres que forman parte de México y de Yucatán, cualquier ejercicio realizado por los actores públicos carece de fuerza, porque es en la gente donde está el poder, son ellos quienes lo entregan o, en su caso, lo retiran”, subrayó.

El diputado federal hizo énfasis en que la democracia es un asunto de carácter público, no secreto, que un país que vive bajo este esquema de gobierno necesariamente necesita abrirse a la sociedad, escuchar y ser incluyente para ofrecer soluciones reales a los problemas cotidianos.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.