La cebada, un tesoro gastronómico

cebada
Ciudad de México, a 29 de Abril del 2016.-
Uno de los ingredientes que más se conoce de la cerveza es la cebada. Sin embargo, el uso de este tipo de cereal no es exclusivo para la creación de esta bebida. Por su versatilidad se puede combinar con muchos tipos de platillos.

Además, la cebada ofrece diversos beneficios. De acuerdo al artículo Innovaciones en la molienda para aprovechar los beneficios para la salud de la cebada, del Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo, de la Comisión Europea, este cereal es rico en una fibra beneficiosa llamada beta-glucano, que se ha asociado a un riesgo menor de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión.

El Consejo Canadiense de la Cebada también menciona que este cereal es una excelente fuente de fibra insoluble, importante para mantener la salud digestiva y proteger al cuerpo contra el cáncer de colon.

No por nada la cebada se consume desde hace más de 10 mil años y sigue a nuestro alcance. Es por eso que te compartimos un platillo para que puedas disfrutarla al máximo.

Plato fuerte

 

Liliana Fuchs, especialista gastronómica de Vitónica y autora del blog Albahaca y canela, comparte una receta ideal como plato fuerte, pollo picante salteado con cebada. Con esta se le da un acompañamiento especial a una típica pechuga de pollo. Toma 40 minutos.

  • Ingredientes (para dos personas)
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cucharadita de pasta picante
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de salsa inglesa
  • 1/2 cucharadita de mostaza
  • 125 grs. de cebada perlada
  • Chile (opcional)
  • Ajo granulado
  • Perejil
  • Pimienta negra
  • Sal

Limpiar las pechugas de pollo de posibles restos de grasa, secándolas bien con papel de cocina. Cortar en piezas del tamaño de un bocado y salpimentar. Mezclar la pasta picante, el jugo de limón, el aceite, la salsa inglesa y la mostaza, tapar con plástico adherente y dejar marinar en el refrigerador por 30 minutos mínimo.

Preparar la cebada siguiendo las instrucciones del empaque. Normalmente se enjuaga bien hasta que el agua no salga turbia, y se cocina en 3 partes de agua por 1 de cebada. Escurrir y enjuagar, luego reservar.

Cocinar el pollo en una buena sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva y el chile picado, si se decide usar este último. Sazonar con ajo granulado, perejil y pimienta negra. Retirar cuando esté bien cocinado. Saltear la cebada cocida ligeramente en la misma sartén y salpimentar.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook