Detectan millonario desvío de recursos para seguridad

saiden
Mérida Yucatán a 13 abril 2016.
– El Gobierno yucateco habría desviado recursos federales por más de 30 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados, según informe de la Auditoría Superior de la Federación entre los años 2013 y 2014, por lo que esa instancia ya solicitó a la administración de Rolando Zapata Bello, que aclare el destino de ese dinero.

Señaló que en 2013 el Gobierno Federal canalizó  al Estado 165 millones de pesos y que al 30 de abril de ese año, se ejercieron unos 137 millones 754 mil pesos, que representaron el 83.3 por ciento de los recursos, por lo que hubo presupuesto no ejercido por más de 27 millones 600 mil pesos, más rendimientos por un importe de dos millones 383 mil pesos.

“Se puede observar una gran cantidad de irregularidades en el ejercicio de estos recursos, sobre todo por aplicarlos en conceptos que no estaban claros, que no correspondían a lo que estaban destinados o simplemente, no había el soporte ni sustento para el gasto realizado”, explicó.

Además, continuó, se observaron irregularidades en las asignaciones, en las licitaciones y en todo el proceso de adquisiciones.

Agregó que a raíz de estos hechos comprobados por la Auditoría Superior de la Federación, el gobierno de Rolando Zapata Bello, reintegra parte de los recursos “algo que suele ocurrir cuando esa instancia detecta desviaciones “y no estamos hablando de poco”.

“Puedo decir que reintegraron 15 millones 81 mil 900 pesos a la cuenta del Fondo de Seguridad”, añadió.

SOLICITUD

Por ese motivo, la Auditoría Federal emitió la solicitud 13-A-31000-14-0515-03-001 en donde se le pide al Gobierno del Estado que proporcione la documentación que acredite el uso de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad por 30 millones 17 mil 827 pesos.

Es importante destacar que durante los últimos años, se han incrementado los índices de inseguridad en Yucatán, en especial los robos a casa-habitación y los homicidios con arma blanca y de fuego. Por tal motivo Zapata Bello lanzó en días pasados el plan “Escudo Yucatán”, con el discurso de que “la seguridad de los yucatecos, es lo más importante.

Para la también titular del Frente Cívico Familiar, a casi dos semanas de que Zapata Bello presentó el programa “Escudo Yucatán”, este reporte de la Auditoría pone en entredicho el mensaje del gobernador y si realmente dará buen uso al préstamo de mil 500 millones de pesos que solicitó al Congreso del Estado, cuando su administración tiene cuentas pendientes por más de 30 millones de pesos que se supone fueron destinados para la seguridad de los yucatecos.

“Es una incongruencia entre el discurso del gobernador y sus acciones, si se posiciona a Yucatán como uno de los estados más seguros y eso se promueve como un gran atractivo del Estado, entonces uno no puede explicarse cómo hubo un subejercicio de más de 30 millones de pesos en un fondeo como éste”, destacó.

En ese mismo sentido, se pronunció el senador yucateco Daniel Ávila Ruiz, quien coincidió en que es contradictorio que mientras se reciben recursos del Gobierno Federal, la administración de Zapata Bello no los ejerce y los tiene que devolver, pero por otro lado quiere pedir un préstamo de mil 500 millones de pesos que todos los yucatecos tendrán que pagar en los próximos 12 años y se invita a todos los ciudadanos a tomar en cuanta que de esos millones una mínima parte llegaran para reforzar a la policía y el resto se esfuma a donde quedo no saben.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook