Cenotes, una joya del ecoturismo

puertom91
Cancún.- Los cenotes son testigos del pasado que nos cuentan historias constantemente: nos cuentan que la península de Yucatán alguna vez estuvo bajo el agua, y que un meteorito provocó, hace 65 millones de años, que los arrecifes de coral se secaran y se volvieran lo que es hoy la zona turística más hermosa del sureste de México. Cuentan también que fueron lugares fundamentales de la cultura maya: además de ser fuente de abastecimiento de agua dulce, fueron escenarios de rituales de lluvia, de vida, de muerte, de renacimiento y de fertilidad. Por ser profundos y enigmáticos, los mayas pensaban que los cenotes eran puertas de acceso al mundo de los muertos.

La joya verde de Puerto Morelos, “Ruta de los Cenotes”, es sin duda un destino para visitar en familia o con amigos, e inicia desde el kilómetro 2 hasta el kilómetro 33, lugar cuyo mayor tesoro es su belleza natural.

En esta ruta las personas están en contacto con la selva, la pueden recorrer en tirolesa, caminando en puentes colgantes, volando como Superman, una experiencia única para entrar a un mundo pocas veces conocido.

Este destino también se recorre en senderos entre la selva, hay quien prefiere hacerlo a pie para observar más de 100 especies de aves, otros lo hacen a bicicleta o en cuatrimoto, todo para entrar en contacto directo con este bello lugar.

La joya más preciada son sus cenotes llenos de historia y misticismo, se les disfruta afuera y nadando en ellos.
La Ruta de los Cenotes, pese a los 10 años de mostrar sus riquezas al mundo, sigue sin una guía especializada para los visitantes locales, nacionales y extranjeros.

Hace una década nació el sueño de ejidatarios de Puerto Morelos, Central Vallarta y Leona Vicario de dar a conocer las bellezas naturales de la Ruta de los Cenotes, iniciaron de boca en boca con dos cenotes: Verde Lucero y 7 Bocas, hoy más de cinco mil personas visitan la zona por semana, convirtiéndose en el producto más importante del Décimo Primer Municipio que carecía de una guía para mostrar sus riquezas.

En este lugar se conserva la selva baja, avistamiento de aves y fauna silvestre, ríos subterráneos, más de 30 cenotes abiertos y con cavernas de los que cerca de 15 están abiertos al público.

Del otro lado de la carretera se disfruta de la vista del mar, de sus playas, del corredor arrecifal y de los humedales.

Así pues, hablar de Puerto Morelos envuelve también a la historia, desde la época prehispánica en donde hubo asentamientos de ciudades enclavadas en la selva que a la fecha siguen sin explorar, osamentas de animales prehistóricos como el oso perezoso encontrado en el cenote Zapote y otro tipo de vestigios que al paso de los años poco a poco se han encontrado por arqueólogos nacionales.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.