Llegan guadalupanos al Tepeyac desde todos los rincones del país

51211185. México, 11 Dic 2015 (Notimex-Gustavo Duran).- La llegada de peregrinos continua a la Basílica de Guadalupe, en espera de celebrar al filo de la media noche el 485 Aniversario de las apariciones de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac. NOTIMEX/FOTO/GUSTAVO DURAN/GDH/REL

La llegada de peregrinos continua a la Basílica de Guadalupe, en espera de celebrar al filo de la media noche el 485 Aniversario de las apariciones de la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac.

México.- El flujo de peregrinos continúa sin contratiempos en la Basílica de Guadalupe, procedentes de todos los rincones de la ciudad y del país, sobre todo de las entidades aledañas al Distrito Federal como el Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Querétaro e Hidalgo.

Sin embargo, también desde las fronteras norte y sur del país llegan fieles devotos al recinto religioso para rendirle culto a la Guadalupana.

Algunos coreando cantos religiosos, otros en nutridos grupos, vestidos de manera similar, con playeras de colores y emblemas para distinguirse.

También en grupos llegan los ciclistas, quienes portan en sus espaldas cuadros de la Virgen Morena, otros más acuden en camionetas de redilas adornadas con flores de papel o plástico multicolores, así como mantas donde se pueden leer los nombres de la localidad de origen de los peregrinos.

Durante todo el día fue constante el tránsito de personas de todas las edades, niños, jóvenes, adultos mayores, hombres y mujeres, algunas con sus bebés, para inculcarles desde esa edad el amor y la devoción hacia la Virgen del Tepeyac.

Algunos fieles sólo llegan a los pies de la imagen plasmada en el ayate de San Juan Diego y emprenden el retorno a sus lugares de origen; otros más pernoctarán en el atrio de las Américas.

Otros ya han dispuesto pequeñas casas de campaña con cobijas para dormir y descansar, luego de una larga jornada de recorrido hasta la Basílica de Guadalupe.

En las inmediaciones, mares de gente se pueden apreciar por las cinco vialidades que concurren a la Basílica, sobre todo en las calzadas de Guadalupe y de los Misterios.

Algunos feligreses, después de visitar a la Virgen Morena, se trasladan a la Casa del Peregrino en busca de un lugar para dormir, otros más lo harán en los mismos autobuses en los que llegaron al recinto.

Los distintos puestos de socorro que se instalaron en el atrio y las inmediaciones del templo mariano han atendido a decenas de personas por malestares menores como laceraciones en los pies, rodillas o problemas de presión arterial o glucosa elevada debido al esfuerzo en sus largos trayectos.

Por medio de altavoces, se localiza a quienes se han extraviado entre la multitud, sobre todo menores o adultos mayores, para que se reúnan con sus familiares.

A lo largo del día también fue una constante la entrega de bebidas como agua, café, atole, refrescos y alimentos como tortas, cuernitos, tamales y tacos de guisado o carnitas que prepararon feligreses desde coches, camionetas o sobre mesas colocadas en la banqueta en las afueras de sus domicilios para pagar mandas por algún milagro que atribuyen a la Virgen.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook