El fervor mariano se apodera: Seyé

Mototaxistas portadores de una antorcha guadalupana de Kanasín salen de la parroquia de San Bartolomé en Seyé con rumbo a su municipio.

Mototaxistas portadores de una antorcha Guadalupana de Kanasín salen de la parroquia de San Bartolomé en Seyé con rumbo a su municipio.

Seyé Yucatán a 12 diciembre 2015.- Con porras y cánticos cientos de antorchistas saludan a su madre celestial en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de Seyé cuando a su paso por este municipio se detienen a agradecer que la Virgen de Guadalupe los acompañe en su peregrinar a sus lugares de origen.

Niños, jóvenes y adultos católicos cumplen con exactitud una costumbre ancestral que es la de peregrinar por varios pueblos desde un punto muy lejano como “manda” por las gracias recibidas por la intercesión de la Santísima Virgen de Guadalupe durante el año que termina.

Desde que Juan Diego caminara por las veredas del Tepeyac hasta el día de hoy cuando miles de peregrinos yucatecos surcan a pie, en bicicleta o en moto los caminos del mayab la fe hacía la Virgen de Guadalupe no ha disminuido y por generaciones se va transmitiendo la costumbre de ser antorchista Guadalupano y alejarse lo más que se pueda de su lugar de nacimiento para regresar en un peregrinar cansado y lleno de fe que culmina el 12 de Diciembre en la parroquia del pueblo que los vio nacer.

Seyé vive en estos días al igual que los otros 105 municipios del estado una ferviente muestra de devoción a la Guadalupana y desde muy temprano se abrió la parroquia que en un modesto altar presenta un cuadro que donara un feligrés con la imagen de la Vírgen de Guadalupe ante la cual se postran los peregrinos y piden su cuidado y cariño durante su travesía.

La profesora jubilada Manuela Hernández Viana como cada año desde las cinco de la mañana ofrece cochinita y refrescos a los antorchistas a las puertas de la iglesia en el centro de la población.

Antorchistas guadalupanos de paso por Seyé hacen cola en el atrio de la parroquia de San Bartolomé para recibir tacos que reparte de manera gratuita la Profra. Manuel Hernández Viana

Antorchistas Guadalupanos de paso por Seyé hacen cola en el atrio de la parroquia de San Bartolomé para recibir tacos que reparte de manera gratuita la Profra. Manuel Hernández Viana

“Es la manera que tengo de pagarle a la virgen todo lo que ha hecho por mí, los jóvenes hacen un esfuerzo por manifestar su fé y yo busco aliviar un poco el sufrimiento que conlleva el largo peregrinar, además quizás muchos de ellos no cuentan con los recursos necesarios para este tipo de viajes” dijo la profesora quien junto con sus tres hijos, Oscar, Aremy y Wilberth año con año dan de desayunar a los antorchistas.

En la calle 33 con 40 desde hace ya varios años un árbol quemado presentó en su troncó una formación que se asemeja a la silueta de la vírgen de Guadalupe, desde entonces los vecinos del lugar rinden culto a la imagen y en ocasiones realizan novenas desde que se descubrió la imagen y le construyeron un pequeño altar. Este año el lugar fue limpiado y le colocaron varias veladoras como muestra de devoción a la representación natural de la virgen maría en su advocación de Guadalupe.

En el Santuario Guadalupano que fuera construido bajo el sacerdocio del Pbro. Diego O’Horán Pech quien falleció en Agosto de este año se realizan misas desde temprano y por la noche será la sede de la misa principal donde se darán cita miles de antochistas de este y otros municipios que visitan el Santuario en el día dedicado a Guadalupe, será la primera celebración litúrgica en más de 40 años con la ausencia del fallecido cura.

Según datos de la policía municipal de Seyé se calcula que unos 3 mil antorchistas han cruzado la población en la última semana sin que se registraran accidentes de ningún tipo. Por las  noches el palacio municipal ha servido de albergue a los peregrinos quienes durmieron y se refugiaron el frío en el teatro municipal y los pasillos del edificio que ocupa el ayuntamiento.

 

También te podría gustar...

Comentários no Facebook