Caifanes hace vibrar a fans con show nostálgico en el «Domo de Cobre»

51211279
* Varias generaciones conviven en el concierto de la legendaria agrupación

México, 12 Diciembre 2015.- Una velada colmada de nostalgia, en la que convivieron varias generaciones, fue lo que se vivió anoche durante el concierto que Caifanes ofreció en el Palacio de los Deportes, recinto que cimbró con éxitos como «Mátenme porque me muero», «La célula que explota», «Nube», «Afuera» y «No dejes que».

Ante la euforia de 19 mil personas, pasadas las 21:00 horas Saúl Hernández, Alfonso André, Diego Herrera y Sabo Romo arrancaron su presentación con el tema «Debajo de tu piel», que de inmediato desató la euforia de los presentes.

Luego al unísono se escuchó «Para que no digas que no pienso en ti», previo a que Saúl agradeciera al público por acompañarlos y darles la bienvenida. «Muchas gracias, bienvenida raza. Este es un sueño, muchas gracias… Obviamente el aplauso es para ustedes», afirmó.

Como preámbulo del tema «Miedo», el vocalista de esta legendaria banda manifestó que «al amor nunca hay que tenerle miedo».

La explosión sonora continuó en el «Domo de Cobre» con «Te estoy mirando», «Cuéntame tu vida», «Viento», «Detrás de ti» y «Mátenme porque me muero», canciones que además de ser coreadas a todo pulmón, fueron fuertemente aplaudidas por los fans, cuyas edades iban de los 20 a los 35 o más años, aunque también había algunos niños que disfrutaban del talento de Caifanes.

En acústico sonó «Metamorféame», en la cual la banda le imprimió pasión, misma que fue reconocida por los presentes con aplausos.

La noche no hubiera sido la misma sin «La célula que explota», éxito que no sólo puso a cantar a la audiencia, sino que también provocó que se levantara de su butaca y de pie la interpretara.

Tras un llamado a cuidar a las nuevas generaciones porque son el futuro y la esperanza del planeta, Saúl dio la pauta para que sonara «Ayer me dijo un ave».
51211275

Consignas sociales para rechazar la confrontación y buscar la recuperación de valores y la toma de conciencia, aderezadas con rechiflas, antecedieron al tema «Antes de que nos olviden», himno que la agrupación interpretó de manera magistral.

«Los dioses ocultos» se escuchó al unísono, al igual que «Hasta que dejes de respirar», «Aviéntame», «Gatos», «Amanece» y «Ojo de venado». Sin embargo, la euforia y el frenesí subieron de tono al escucharse «Nubes» y «Nos vamos juntos».

Previo a bajar del escenario, Saúl presentó a cada uno de los músicos que hacían posible esta fiesta generacional, entre ellos estaba Rodrigo Reyes, quien ahora ocupa el lugar de Alejandro Marcovich.

«Aplauso para una persona que está entregando su talento con una sonrisa y actitud hermosa», expresó Saúl, mientras el público aplaudía.

Luego de unos minutos de estar fuera de escena, Saúl, Alfonso, Diego, Sabo y Rodrigo irrumpieron en el entarimado para deleitar a sus fans con «Quisiera ser alcohol», «Mariquita» y «Amárrate a una escoba y vuela lejos».

Pero fueron los temas «Afuera», «No dejes que» y «Negra» los que inyectaron de adrenalina al público, el cual disfrutó cada una de las interpretaciones, incluso hubo a quienes de manera natural les escurrían las lágrimas al evocar recuerdos de su adolescencia.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook