Despachan “Tecatito” y Damm a Honduras

2534639
San Pedro Sula, Honduras .-
México apagó el infierno de Honduras y después de 22 años volvió a ganar en ese país.

Y la fórmula provino de la banca. A Jesús Manuel Corona le bastaron cinco minutos en la cancha y a Jürgen Damm sólo dos para marcar los goles con los que el Tri derrotó 2-0 a los catrachos en San Pedro Sula y se afianzó en la cima del Grupo A, de la Eliminatoria Mundialista, con 6 puntos.

El Tri vengó el “Aztecazo” de hace dos años y sumió a Honduras en una crisis, porque el equipo hizo un mal Mundial, una mala Copa Oro y ahora arrancó este cuadrangular con dos derrotas que ponen en riesgo su camino a Rusia 2018 y en duda la continuidad de Jorge Luis Pinto.

En un partido que inició con 30 grados centígrados y 100 por ciento de humedad en el Estadio Olímpico Metropolitano, el Tri apeló al carácter, pese a que los hondureños trataron de sacar ventaja de todas las circunstancias y jugaron de blanco para obligar a los mexicanos a utilizar la indumentaria de visitante, en color negro.

Sólo que México tuvo orden y fue trabajando su partido. Raúl Jiménez puso ser el villano de la tarde porque al 56′ voló el balón al contactar de zurda ya cuando la portería estaba sin guardameta, tras un tiro de Javier Hernández rechazado por el portero Noel Valladares. En la banca, Oribe Peralta y Damm se llevaron las manos a la nuca, gesto que repitió el “Chicharito” en la cancha.

Entonces vendría el cambio clave de Jesús Manuel Corona, quien al 61′ entró por Javier Aquino. Cinco minutos después, el “Tecatito” hizo gala de su técnica al jalar el balón con el talón izquierdo para driblar a un rival y, sin dejar caer el esférico, impactar con la derecha, abajo al poste derecho para el primero de la tarde.

Ya no había calor ni en la cancha ni en la grada. La afición se apagó. Sólo requería un balde de agua fría porque no había mucha confianza en este representativo.

Al 70′, ingresó Jürgen Damm por Javier Hernández y dos minutos después recibió un pase de Raúl Jiménez, superó por velocidad y fuerza a Emilio Izaguirre, quien terminó en el césped, y anotó con un disparo a primer poste, aprovechándose de que Valladares quiso anticipar un centro y descuidó ese lado.

Damm se despojó la playera y se ganó la amarilla. En su debut con el Tri en marzo, olvidó su jersey en el vestidor y esa era la estampa más recordada del jugador con México. Ahora es parte de una positiva historia.

La lesión de Luis Garrido en el primer tiempo, a quien Javier Aquino le cayó sobre la pierna derecha y a quien se le habría dislocado la rodilla, de acuerdo al reporte preliminar, fue la mala nota de la tarde, como también la dolencia que casi al finalizar el partido obligó a Oswaldo Alanís a abandonar el partido y al Tri a jugar con 10 hombres.

México resistió la presión, el calor, la humedad, la inferioridad numérica por accidente y se impuso en una sede en la que no ganaba desde 1965, en un País en el que no lo hacía desde 1993. Juan Carlos Osorio aprobó sus primeros exámenes con el Tricolor. Ya tendrá tiempo para trabajar con calma, de aquí a marzo cuando se reanude la Eliminatoria Mundialista.

El Tri recibió una buena calificación con tinta azul, la que usa Osorio cada que las cosas salen bien.

—————-ooooooooo—————-

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.