Crece la cifra de muertos por terremoto en Asia

1330633

Ismalabad, 28 de octubre de 2015.- La cifra de muertos a causa del terremoto registrado el lunes en la región del Hindukush aumentó ayer a más de 400, entre ellas 310 en Pakistán y al menos 120 en Afganistán, informaron las autoridades, que continuaron con la búsqueda de sobrevivientes.

Además, murieron cuatro personas en los valles del Himalaya en India, vecinos a Pakistán y China.

El epicentro del terremoto de magnitud 7.5 grados en la escala de Richter se ubicó en Badajshán, en una zona montañosa poco poblada del noreste de Afganistán, en el triángulo fronterizo entre ese país con Pakistán y Tayikistán.

La principal dificultad era llegar a las zonas afectadas, debido a que en los dos países numerosos caminos quedaron intransitables por los corrimientos de tierra. El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, envió ayer helicópteros a las regiones dañadas.

En los hospitales fueron atendidos miles de heridos. Solamente en la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán, se registraron unos dos mil, informaron las autoridades provinciales.

Según fuentes oficiales, hay más de 7,600 viviendas dañadas en Afganistán y unas 2,500 en Pakistán, lo que obligó a cientos de personas a pasar la noche a la intemperie.

En Afganistán los equipos de rescate avanzaron con lentitud en su intento por llegar hasta las víctimas. Aludes de tierra bloquearon las carreteras en la zona montañosa, y otras son intransitables porque las controlan los talibán, afirmó Mawlawi Hamidullah Muslim, miembro del consejo provincial de Badajshán.

Los extremistas piden a las agencias de ayuda humanitaria que no dejen de colaborar.

El grupo llama “a todos los compatriotas de buena voluntad y a las organizaciones de ayuda a que no dejen de dar cobijo, alimentos y medicinas a las víctimas de este terremoto”, a la vez que insta a sus muyahidines a colaborar con las víctimas y los equipos de ayuda.

También en Pakistán algunas organizaciones humanitarias vinculadas a grupos yihadistas fueron las primeras en llegar a las víctimas en las remotas regiones montañosas, señalaron residentes del distrito de Dir.

El gobierno paquistaní desplegó helicópteros militares para tratar de llegar hasta las miles de personas que se teme podrían estar atrapadas bajo los escombros, indicó el ministro de Información, Pervaiz Rasheed.

Estados Unidos e India, entre otros, ofrecieron ayuda, pero el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, la rechazó dándoles las gracias. “Nuestros recursos propios son suficientes”, dijo. También la ONU manifestó su disposición a ayudar en las operaciones de rescate si es necesario.

El papa Francisco expresó su “sincera solidaridad” a todos los afectados por el terremoto.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.