Experto Del IMSS Recomienda Sencillas Medidas Para Prevenir Muerte Súbita En Neonatos

 muerte-subita_reference

·         En México, se registra una muerte súbita por cada mil lactantes menores de un año de edad

·        Estudios demuestran que contrario a lo que antes se creía, le es más difícil a la o el bebé, respirar cuando está colocado boca abajo 

Mérida, Yucatán.- Durante el primer año de vida, hay un tipo de muerte en la o el lactante que se presenta en forma inesperada mientras está durmiendo y sin que exista una causa que la justifique, a ésta se le llama muerte súbita o de cuna indicó Rafael Sauri Pat, coordinador clínico del Departamento de Pediatría del Hospital General Regional Número 12 “Lic. Benito Juárez” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán. 

El 80 por ciento de este tipo de muerte ocurre entre los seis primeros meses de vida, siendo más común en el segundo y cuarto mes de edad. El 15 por ciento es entre los seis y 12 meses; y el cinco por ciento de los casos de muerte súbita se presentan después del primer año de vida. 

En México, se registra una muerte súbita por cada mil lactantes menores de un año de edad.

Entre los factores de riesgo se encuentran los siguientes: dormir a la o el bebé boca abajo. Exposición al humo de cigarro durante el embarazo de la madre o los primeros meses de vida de la o el pequeño. Que duerma en cama compartida con la madre, padre o ambos. Que sea colocada o colocado en una superficie blanda que no le brinde el soporte necesario. Abrigar en exceso o exponer a un clima muy caluroso. 

De igual manera, las y los bebés de madres adolescentes han presentado un mayor riesgo de presentar muerte súbita; así como la prematuridad, bajo peso al momento del nacimiento o ser del sexo masculino. 

Para evitar la muerte súbita se debe dormir a la o el bebé en posición supina (boca arriba), en un colchón firme, libre de juguetes o almohadas. Acostar cerca de la madre o padre pero siempre en su cuna. Colocar el cobertor a la altura del pecho del neonato, con la cabeza y brazos descubiertos. Si se utiliza chupón, deberá ser a partir de los 30 días de vida, con la lactancia materna bien establecida. 

El especialista en Pediatría del IMSS indicó que también es muy importante que la lactancia sea materna exclusiva, preferentemente durante los primeros seis meses de vida. 

Estudios demuestran que contrario a lo que antes se creía, le es más difícil a la o el bebé respirar cuando está colocado boca abajo. Si se acuesta boca arriba y vomita, no es más frecuente que aspire su propio vómito, que si se le hubiera acostado en otra posición. 

Sauri Pat finalizó señalando que en caso de que la madre o padre de familia tenga alguna duda sobre cómo prevenir la muerte súbita, además de cómo acostar a su bebé al dormir, acuda con su pediatra para que reciba la orientación que requiera.

—————-ooooooooo—————-

(Periodismo Digital)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.