Vecinos de Querétaro que denunciaron la muerte de 31 animales, narran su experiencia

club

Ciudad de México, 25 de mayo de 2015.- “Había perros muertos por todos lados. Los dueños lloraban al sacar a sus animales ya fallecidos de sus casas; se empezó a difundir la voz. Había gente que vino a alertarnos, pero cuando nos avisaron ya era demasiado tarde, a nosotros se nos murieron tres”, relata Alejandra Velázquez Rodríguez-Bores, vecina del fraccionamiento Club de Golf Tequisquiapan en Querétaro.

El día jueves 21 de mayo, el camión de la basura llegó inusualmente temprano al fraccionamiento y las llamadas al consultorio veterinario del doctor Víctor Romero no cesaron a partir de las 7:00 horas de la mañana.

Fue un primer reporte de animales intoxicados y luego otro, y así sucesivamente, dijo aSinEmbargo, Víctor Romero, Médico Veterinario en Tequisquiapan que se ocupó durante el resto del día en recoger a los animales que presentaban los mismos síntomas: sialorrea (babeo excesivo), vómito, diarrea, convulsiones, pérdida del conocimiento, ataques al sistema nervioso central; desafortunadamente, varios murieron.

Ese también fue el destino de Ük, Freja, Svenja, Shankar y 27 perros más, según el conteo oficial de los cadáveres de los animales de compañía que se hallaron muertos dentro de la privada en Tequisquiapan, municipio considerado como “Pueblo Mágico”.

Freja de 2 años y medio de edad, de raza mestiza; Svenja, de aproximadamente 6 años de edad que había sido adoptada por Gabriela Rodríguez Bores y su hija Alejandra cuando ya era adulta, y Shankar de 7 años, labrador, fallecieron en su paseo matutino.

Scarlett una perra mestiza de de dos años y medio y hermana de Svenja, sobrevivió, sin embargo sigue bajo observación ya que presentó algunos síntomas como convulsiones y vómito. La Doctora veterinaria Ángeles Espinoza Pérez dice que de recuperarse podría presentar secuelas; por ahora, sin su habitual ánimo, requiere tomar medicamentos para el estómago.

El veneno, reportan los vecinos, fue colocado en los jardines de las casas y las glorietas comunales del fraccionamiento Club de Golf Tequisquiapan.

“Todas las mascotas tenían identificación. El fraccionamiento es un lugar apartado y cerrado por lo que no hay perros y gatos sin dueño y mucho menos problemas de sobrepoblación de mascotas, reportes de ataques de mascotas y otros siniestros”, denuncia Jorge Carlos Atristain López, dueño de Ük, un cachorro mestizo adoptado.

Hasta el 21 de mayo el saldo de víctimas mortales entre perros y gatos era de 15 y el viernes 22, la cifra ascendió a 31. Entre los animales muertos también habían zarigüeyas o tlacuaches, aves, gatos y ardillas, la fauna del nombrado Pueblo Mágico.

“LOS TRATARON COMO BASURA”

Svenja y Frenja, perros de compañía que fallecieron a causa de un envenenamiento dentro del Club de Golf Tequisquiapan en Querétaro. Foto: Cortesía.

Así aconteció el fin de semana en Tequisquiapan, tres días continuos de animales de compañía y animales sin dueño que siguen muriendo por el veneno que se encuentra esparcido por todo el lugar.

“Ahora es lo más común, vas caminando por el club y en los terrenos baldíos hay varios animales muertos”, declara Alejandra Velázquez Rodríguez-Bores.

Por la mañana, la camioneta de servicio de club del golf estaba recogiendo cadáveres de animales cuando Gabriela Rodríguez-Bores no encontraba a uno de sus perros que había sacado a pasear. Finalmente, lo encontró muerto ya dentro de la camioneta.

Gabriela le pidió al chofer del vehículo que llevara a su perro a su domicilio para que lo pudiera enterrar.

“En el camino nos encontramos a un gato muerto y el señor que iba manejando la camioneta le dijo a un niño que lo acompañaba: ‘Órale, bájate a recoger ése’. El niño se bajó, lo recogió y lo aventó en la parte de atrás. Los estaban tratando como basura, los recolectaban como si hubieran fumigado cucarachas”, cuenta Alejandra Velázquez, hija de Gabriela.

Uno de los trabajadores del club le dijo ese mismo día a Alejandra que habían puesto veneno para las zarigüeyas, pero que “se les había pasado la mano”.

Ese fue el mismo caso de Ük, el cachorro mestizo adoptado por Vanessa Regueiro y su pareja Jorge Carlos Atristain.

Su cachorro salió corriendo para seguir a Jorge, quien había ido a hacer unas compras y cuando regresó al fraccionamiento, unos  jardineros le mencionaron que habían visto a Ük caminando y babeando. Vanessa y Jorge recorrieron, cada uno por su parte, el fraccionamiento para encontrarlo. Durante una hora de búsqueda, se reencontraron y entre los dos ya habían contado a cuatro perros y dos gatos muertos.

“En no más de 10 minutos, después de que comentamos esto, personal de jardinería avisaron a mi chico que habían visto a un perro y que quería que lo identificáramos. Efectivamente era el de nosotros porque antes ya les había enseñado una fotografía. En el trayecto recogimos a otro gatito muerto, después nos dispusimos a enterrar a Ük”, narra Vanessa.

Luego de levantar un escrito en el Ayuntamiento del Municipio, de vuelta en su casa les empezaron los vecinos a decir que ya llevaban como 10 o 15 animales muertos identificados y que empezaban a registrarse más fallecimientos.

“Es muy triste pues yo crecí en ese fraccionamiento y es difícil saber que hasta en el campo tienes que desconfiar de las personas, que ahora tienen miedo, reservan un poco la salida con sus perros”, añade Atristain.

Ük, el cachorro mestizo adoptado  por una pareja residentes del fraccionamiento. Foto: Cortesía.

“El diagnóstico ha sido envenenamiento, intoxicación por algún producto altamente mortal, algún tipo de veneno que se utiliza para las ratas. La sintomatología en todos los perros ha sido la misma. Cuando la gente ve que su animalito consumió un alimento así se puede hacer un lavado intestinal y la libramos bastante bien, pero es difícil con este tipo de veneno”, explica el doctor Víctor Romero.

Romero atendió hasta las tres de la tarde de ayer domingo 24 de mayo a 12 animales de compañía, todos perros, de los cuales únicamente tres sobrevivieron.

“No se sabe exactamente cuándo consumieron el veneno, pudieron haberlo hecho el día anterior y hasta que llegó al sistema nervioso central fue que se presentaron los síntomas. La sintomatología que se registra no es inmediata, pudieron haber pasado varias horas desde su consumo para que tuvieran este tipo de convulsiones”, señala el experto.

El veneno, de acuerdo con Alejandra Velázquez, estaba distribuido en cebos como pedazos de carne, salchichas, huesitos y hasta en chocolates.

“La persona que hizo esto, puede que no le gusten los animales, pero lo que está haciendo es un daño serio y grande al medio ambiente. No nada más de las mascotas, también es una cuestión ambiental. Si fue comida, las aves y otros animales más grandes se lo comerán”, comenta Sandra Bazán, Presidenta de la Asociación Abogados de los Animales Querétaro.

IGNORADOS POR LAS AUTORIDADES

Shankar, perrita mestiza que fue víctima del envenenamiento en Tequisquiapan. Foto: Cortesía.

La ausencia, la falta de respuesta por parte de las autoridades del Ministerio Público es también una constante en estos hechos que han conmocionado a los habitantes del fraccionamiento privado en Tequisquiapan.

“Nos dijeron que iba a haber alguien del MP en las oficinas desde el viernes, pero estaban cerradas y nadie se presentó. Toda la organización de las acciones que seguirán se han tomado por parte de la gente afectada”, denuncia Alejandra Velázquez.

Alejandra afirma que otros vecinos han acudido al Ministerio Público, pero los han ignorado porque no existen suficientes pruebas.

Vanessa y Jorge fueron otros de los colonos que también acudieron ante la autoridad ese mismo día, pero tampoco su denuncia fue tomada en cuenta.

“Prácticamente nos dijeron ‘Gracias, pero no gracias’ porque era un caso irrelevante, aislado. No sabíamos entonces sobre la magnitud del asunto y nos regresaron porque no pudimos comprobar ahí que nuestra mascota había existido”, denuncia Jorge.

En estos casos, Sandra Bazán, defensora de los derechos de los animales, sugiere que los vecinos entreguen en forma colectiva una denuncia sobre los hechos a las autoridades municipales para que este acto cruel no pase desapercibido y no se vuelva a repetir.

“En estas situaciones se manda un oficio al Ayuntamiento y se le da seguimiento para que las autoridades ofrezcan una solución, registren el área para localizar si existe más veneno, alerten a la gente e investiguen al o a los responsables”, asegura Bazán.

Es por ello que después de una junta que sostuvieron ayer a medio día los vecinos afectados, acordaron presentarse en el Ministerio Público hoy lunes 25 de mayo a las 11:00 horas de la mañana.

El diario AM Querétaro dio a conocer la noticia de la muerte de 31 perros que fallecieron por envenenamiento y la denuncia de María Eugenia Beltrán, una de las propietarias de las mascotas envenenadas, que explicó al medio que en algunas jardineras se encontraron cebos que fueron utilizados para matar a los animales. Así mismo publicaron el siguiente comunicado difundido por un medio de difuisón interna de los colonos:

“Reprobamos la acción de la persona o personas que decidieron envenenar a las mascotas de nuestros vecinos, tanto perros (alrededor de 40) como gatos (sin número), además de fauna silvestre y poner en peligro la salud de los niños del fraccionamiento. Monitor se une a la pena de los vecinos niños y adultos, por perder una mascota, la cual es parte de la familia, así como ahora el miedo de quienes tienen encerradas a sus mascotas que lograron sobrevivir. Monitor apoyará en todo lo posible la denuncia que se llevará a cabo contra quien resulte responsable por parte de los afectados; así mismo solicita que la administración del fraccionamiento tome cartas en el asunto.

“Se estarán recibiendo los siguientes datos para la denuncia: raza y nombre de la mascota fecha de muerte, causa de fallecimiento incluso probable; si lo vio un médico quién y qué diagnóstico dio, si salió a la calle o no, qué alimento tomó, en dónde se compró y cuándo, cuál era la fuente de agua que bebía, y nombre del dueño y domicilio.mEl correo es:jorge_bala@yahoo.com.mx y por supuesto al correo de Monitor”.

El veterinario Víctor Romero asegura que se trata de sustancias realizadas con productos controlados y que de existir una investigación eficaz por parte de las autoridades se podría detectar fácilmente al responsable.

La Ley de Protección Animal de Querétaro establece que se puede acudir al Ministerio Público para denunciar cualquier acto de maltrato animal, definido como “actos que siendo innecesarios, dañan la salud, integridad física, instinto, desarrollo o crecimiento del animal”.

Ük fue hallado muerto por sus propietarios dentro del fraccionamiento y fue enterrado ese mismo día. Foto: Cortesía.

Las sanciones contemplan penas de hasta 4 años de prisión y 600 días de multa para los transgresores del Artículo 38, donde también establece que el sacrificio de animales no destinados al consumo humano, sólo puede realizarse para detener el sufrimiento causado por accidente, enfermedad o incapacidad física graves o vejez extrema.

“Estoy en un lugar muy oscuro, hablar de ellas, ver sus fotos y leer sus nombres me tira literalmente al piso y no lo voy a soportar”,-escribió Alejandra Velázquez en su cuenta de Facebook tras lo sucedido. “Creo fervientemente que un hijo es un ser al que quieres cuidar, proteger y amar toda tu vida. A quien quieres ver feliz, cuya felicidad te llena. Con quien quieres estar en las buenas y en las malas. Un hijo es un trozo de tí mismo. Perdí dos hijas. Perdón, pero los que dicen que un animal es inferior a un ser humano se pueden ir al carajo”.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.