Mujeres yucatecas, valientes ante las injusticias de las autoridades

Manual de Identidad Movimiento Ciudadano Nacional CMYK
Mérida, Yucatán, 7 de marzo de 2015.-
 El domingo 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, esta fecha fue instituida en 1977 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denominándola como el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Como antecedente a esta conmemoración, desde 1911, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró por primera vez el 19 de marzo 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza.

En este año 2015, en este día reconocemos la labor, el empeño, el ímpetu y la valentía de las mujeres, es un día para reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la determinación de mujeres de a pie que ha jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades.

Movimiento Ciudadano en Yucatán las siguientes consideraciones con respecto Día Internacional de la Mujer:

Las autoridades de los tres niveles de gobierno efectuaran distintas actividades para festejar a las mujeres yucatecas en su día. Con toda seguridad nos enteraremos de discursos que pretendan ser muy emotivos, actos muy vistosos y hasta espectaculares pronunciamientos. Una de las personas ausentes, en estos eventos será la exdirectora del Instituto para la Equidad de Género de Yucatán (IEGY), Rosario Cetina Amaya, quien renunció a ese cargo el pasado jueves 5 de marzo, esto para  atender el llamado de su partido, el PRI para ir en pos de una diputación local plurinominal.

El discurso emotivo y las promesas que seguramente harán los encargados de dirigir estos actos de poco sirven cuando en el Estado continúan los casos de violencia contra las mujeres. Esta espiral de violencia no se limita a la vida familiar. La mujer yucateca también experimenta día a día conductas que van en detrimento de sus derechos en el ambiente laboral y por parte de las autoridades de quienes tienen que soportar su indolencia, apatía y hasta su misoginia en algunos casos. Lamentamos que quienes debieran ser las garantes de la integridad física, emocional y económica de las mujeres son quienes más violentan sus derechos. La violencia institucional hacia las mujeres es toda una realidad en Yucatán. Por lo tanto, poco tendrían que celebrar las mujeres yucatecas en este día.

Para el actual gobierno, las mujeres poco importan, más que para ser usadas como escenografía en los montajes que se levantan para “reconocer, aplaudir y  vitorear” los logros de su fallida administración con una institución acéfala como lo es el IEGY cuya directora prefirió anteponer sus intereses personales haciendo a un lado su responsabilidad al frente de esta Institución para dar el salto cual  chapulín para ir por un lugar en la próxima legislatura local.

Las mujeres históricamente han tenido que luchar en contra de las adversidades y obstáculos que el gobierno les ha puesto en el camino. Ejemplos de mujeres yucatecas valientes  que han tenido que luchar en contra del sistema para exigir se respeten sus derechos tenemos muchos, como el caso de la Profesora Adelaida Salas, quien integrante del Consejo local del INE (Instituto Nacional Electoral) pero por resultar una consejera “incómoda” a los oscuros intereses de los Partidos Tradicionales, decidieron destituirla por medio de una injusta resolución del Tribunal Federal Electoral.

La también Profesora indígena Neyda Pat Dzul tuvo que recurrir a los tribunales y exigir justicia para conseguir ser reinstalada en su puesto de maestra frente a grupo en una primaria rural. La docente fue cesada de manera por demás injusta y arbitraria por ser una de las integrantes de un consejo que acudió a la ciudad de México a protestar por la reforma educativa de Enrique Peña Nieto. Ante la incomodidad y escozor que esto causaba a las autoridades educativas, la profesora quien acudió a esa actividad con licencia, fue destituida. Sin embargo su valentía y arrojo así como el apoyo que le brindaron muchos compañeros de profesión y ciudadanos le permitieron lograr su objetivo y fue restituida en su plaza.

También tenemos el ejemplo de otra mujer valiente, doña Ligia Canto Lugo quien fue detenida y encarcelada injustamente por medio de una acusación de fraude fabricada para favorecer a los intereses de su yerno Martín Alberto Medina Sonda quien de manera ilegal se llevó a los nietos de doña Ligia, apartándolos de su madre Emma Gabriela Molina Canto. Doña Ligia Canto, recluida en el penal de Puente Grande, Jalisco aportó pruebas para demostrar que la acusación en su contra fue fabricada y obtuvo su libertad.

Estos son solamente tres ejemplos pero en nuestro estado habitan muchas mujeres valientes. Movimiento Ciudadano Yucatán reconoce la importancia que la mujer tiene en sus múltiples actividades cotidianas con las que contribuyen a la tranquilidad y felicidad de la familia. Reconocemos, saludamos y apoyamos, en los hechos a las mujeres que pese a todas las adversidades enfrentan con valentía las injusticias  que día con día se cometen en su contra por quienes quisieran verlas postradas, serviles, sumisas, calladas, obedientes y dóciles.  

En este día más que celebrar, reflexionamos al respecto de los avances logrados y lo que aún queda por hacer porque las brechas que persisten son muchas y profundas.

Pugnamos por un Yucatán en el que cada mujer y cada niña tenga la libertad de tomar sus propias decisiones, tales como participar en la política, educarse, tener o no hijos, en fin, vivir en una sociedad sin violencia ni discriminación.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook